Juan Alfonso Baptista, ‘El Gato’, reaparece


De Juan Alfonso Baptista, El 'Gato', han dicho que le pidió perdón a Natalia París, que está entregado a la vida nocturna y que tuvo una pelea en un bar.

Pero, El 'Gato' está tranquilo. Mirándolo todo desde el tejado; riéndose incluso de todo lo que dicen; ahora, parece que su apodo tuviera mucho que ver en su vida pues, como buen gato, prefiere andar solo, de un lado a otro, sin preocuparse mucho por el mundo. Acercándose a sus amigos, pero alejándose cada vez que sus impulsos así se lo indican. Relajado, ‘El Gato’ está viviendo sus siete vidas.

-Después de la ruptura con Natalia París, poco volvimos a saber de ti, ¿dónde estabas?
Me fui de Bogotá tres meses; primero estuve en México haciendo una campaña de ropa y visitas a diferentes casas de cine. Me ofrecieron hacer parte del elenco de 'Trainspotting', la versión en teatro de la película que están haciendo en México, pero no llegamos a un acuerdo. Luego rodé 'Primera plana', un corto con un director que se llama René Bueno. De México pasé a Venezuela; fui a visitar a mi mamá y estuve en algunas productoras de cine. Después llegué a Miami a descansar, a organizar mi vida, a arreglar lo de mis bienes inmuebles. Finalmente fui a Los Ángeles, a participar en el Festival de Cine (estoy analizando la posibilidad de estudiar un rato en esa ciudad). En ese tiempo también visité Panamá, porque allá se está viendo 'La marca del deseo' y ahora regresé a Bogotá.

-Eso desmiente el rumor de que usted está escondido...
No estoy escondido, no tengo que esconderme de nadie. Nunca he estado acá de tiempo completo.

-¿No tendrán que ver los rumores de que ahora no está junto a Natalia?
La gente me relaciona mucho con una mujer que es sumamente conocida en el país. Ahora estoy tranquilo teniendo un poco más de privacidad. No sabes cuánto agradezco tener la ausencia de medios. Dependemos mucho de los medios, pero ahora quiero estar conmigo mismo.

-Se aseguraba que a ‘El Gato’ sólo se le veía de noche y en fiestas...
Casualmente, la misma gente que sale es la misma gente que me ve. Ahora vivo otros tiempos. Son procesos. Cuando me separé, salía; pero ya no me está gustando salir tanto. El problema es que si no estoy en las fiestas estoy ausente, pero si salgo estoy excediéndome. Tengo una vida normal.

-Mucho se habló de una pelea en una discoteca...
De ese tema no hablo. Los comentarios van y vienen. No tengo nada qué decir.

-¿De dónde cree que sale todo lo que dicen de usted?
Yo tuve una relación con Natalia París y ella es la mujer más deseada en este país. A ella la siguen; finalmente, sin querer o no, ese estilo (el de la exposición permanente ante la prensa) se involucró en mi vida y nosotros hicimos una relación muy pública, para los demás; no sé si fue un error. La gente seguramente quiere seguir viéndome de la misma manera, pero yo prefiero no enterarme de eso, yo voy por la vida tranquilo.

-¿Cabe una novia en esta etapa?
No. Acabo de cumplir 32 años y es una edad en la que uno empieza a tomar las riendas del asunto. Ahora quiero estar enfocado en mí, en estar más en contacto con la tierra, con mis propias cosas. Sin ser egoísta, uno tiene que estar abierto a las posibilidades, pero este no es el momento para tener una novia.

-¿Volverías a tu natal Venezuela?
Estuve con mi familia visitándolos, pero Bogotá es mi sede, siempre me voy, pero acá vuelvo. En Colombia siempre quiero estar. De Colombia no me voy.

-¿A dónde quiere llegar?
Me veo, en unos años, con una familia. Quiero tener hijos y mis negocios independientes, que ya los estoy haciendo. Estoy comprando y vendiendo finca raíz.