La Venganza


El odio y el rencor harán que una mujer que acaba de morir reencarne en el cuerpo de otra, con el único objetivo de vengarse de quienes le hicieron daño.

El pasado lunes 29 de septiembre de 2008, después del gran final de ‘Pecados Ajenos’, llegó al Canal RCN: ‘La Venganza’, una co-producción de Telemundo y el Canal Caracol. Una historia de intrigas, mafia, acción, drama y misterio, protagonizada por Gabriela Spanic (actriz venezolana de talla internacional recordada por ‘La usurpadora’, novela que la catapultó a la fama) y José Ángel Llamas (galán mexicano que protagonizó telenovelas como ‘Amor Comprado’ y ‘Corazón Partido’, entre otras), con la actuación estelar de Jorge Cao, Catherine Siachoque, María Helena Döering, Natasha Klauss, Carlos Duplat, Pedro Rendón y Margalida Castro, entre otros.

‘La Venganza’ ha sido ganadora de múltiples reconocimientos entre los que se desataca el Premio INTE (premios dirigidos a honrar y a resaltar a todas aquellas producciones, empresas y personalidades del mercado hispano más destacadas de la industria televisiva), en las categorías de mejor actriz y actores protagónicos, y se grabó en los escenarios naturales más hermosos de Colombia, en el año 2002.

SINOPSIS:
La historia comienza cuando Helena Fontana (María Helena Döering), hija de una familia poderosa y adinerada, tiene una hija con el hijo mayor del enemigo mortal de su padre. En el parto, Helena sufre un infarto, situación que aprovecha su padre para quitarle la niña y cuando se recupere, hacerle creer que la criatura murió al nacer.

Veinticinco años después, Helena se casa con Luis Miguel Ariza (José Ángel Llamas). En la noche de bodas, su hermana Grazzia (Catherine Siachoque), quien la envidia a muerte, se las ingenia para llevarse a Luis Miguel a la cama y que su hermana los descubra. Ante esta traición, Helena sufre otro ataque al corazón y muere. Al mismo tiempo, en un pueblo cercano, una joven pero talentosa boxeadora, Valentina (Gabriela Spanic), muere sobre el ring durante encarnizada pelea que debe ganar para salvar la vida de su madre y su hermano, que han sido secuestrados por la mafia.

Durante sus últimos segundos de vida, Helena le pide a Dios que no la deje morir, y misteriosamente reencarna en el cuerpo de Valentina, la humilde boxeadora que dio su vida por salvar a su familia. Helena vuelve a este mundo con la memoria y el rencor intactos, y se convence así misma de que sólo puede existir un motivo que justifique una segunda oportunidad... Vengarse de Luis Miguel Ariza, su esposo, y Grazzia, su hermana, por la traición que le causó la muerte.