Marianela González


Marianela González protagoniza ‘Nadie me dirá cómo quererte’, en el canal venezolano RCTV Internacional. “María Eugenia y yo tenemos el mismo toque de rebeldía”, confiesa la actriz sobre su personaje.

La actriz da vida a una mujer progresista, llena de ideas frescas y contrarias a las establecidas socialmente en la nueva telenovela, que se ha convertido en la más vista tras su estreno.

Marianela cuenta que nunca le gustó la actuación, "lo que me gustaba era el modelaje, de hecho, desde chiquita hacía modelaje infantil. Un día acompañé a Victor Babino a un casting y yo fui la que quedó en ‘La calle de los sueños’. De ahí, vine con Eduardo Orozco a llenar la planilla en RCTV y después participé en varias novelas, como ‘Caríssima’, ‘La niña de mis ojos’, ‘Mi gorda bella’, ‘Estrambótica Anastasia’, ‘Ser bonita no basta’, ‘Por todo lo alto’ y ‘Camaleona’.

Ahora, las páginas de un diario serán las confidentes de cada una de las ideas y pensamientos incomprendidos de María Eugenia Alonso (Marianela González), la protagonista de ‘Nadie me dirá cómo quererte’, protagonizada junto a Hugo Vásquez y Juan Carlos Alarcón.

En la historia, la actriz le dará vida a una mujer controversial y de avanzada, a la que le tocará enfrentarse al puritanismo de un pueblo que se niega aceptar los cambios sociales.

-¿Cómo describes a María Eugenia, tu nuevo personaje?
Ella es una mujer revolucionaria y luchadora, que defiende sus ideales, es muy educada y refinada, confiada en sí misma, de carácter fuerte y líder por naturaleza.

-¿Qué semejanzas tiene María Eugenia contigo?
Podría decir que María Eugenia y yo tenemos el mismo toque de rebeldía, creemos en el amor cuando es verdadero y apoyamos la realización de la mujer independiente; pero, como en la mayoría de los personajes que he interpretado, he tenido que trabajar otras características que no tienen que ver con mi personalidad. Eso es lo rico de este trabajo.

-¿Todavía les queda a las mujeres un largo camino por recorrer en la lucha por la igualdad de géneros o es una lucha del pasado?
Considero que hoy en día, dependiendo del país y de su sociedad, la mujer ha conseguido llegar al punto en que los derechos y oportunidades son iguales al de los hombres; podemos ver a madres que han levantado sus hogares criando a su familia y que son grandes profesionales en distintas áreas, cosa que apoyo y defiendo completamente.

-¿Cuáles son los derechos por los que normalmente te toca luchar a ti?
No me considero idealista, pero si defiendo mis principios, lucho por ser feliz y hacer lo que me gusta en compañía de los que me quieren.

-¿Qué crees que falta conseguir en materia de los derechos de la mujer?
Todo depende de la mujer. Hemos demostrado que somos capaces de todo. Con lucha, constancia y fe, la mujer puede conseguir lo que desee.

-El pueblo al que llega María Eugenia es pacato, conservador y hasta hipócrita, ¿crees que es un espejo de la sociedad de Venezuela, tu país?
Pienso que Venezuela es un país en evolución. En nuestra sociedad podemos encontrar muchas influencias de otras culturas, pero tenemos ese toque conservador y de crítica con el que luchamos día a día. Sin embargo, a la vez nos conseguimos con un espíritu moderno y liberal, que demuestra que simplemente queremos salir de la burbuja que nos encierra.

-Personalmente, ¿qué opinas de la convivencia pre-matrimonial?
Completamente. No me he casado, pero personalmente considero necesario convivir con la pareja antes de casarse. Soy católica y creo en el matrimonio, pero en el momento correcto, para eso necesito conocer a mi pareja y no hay mejor manera que con la convivencia. Creo que es importante que las parejas convivan antes del matrimonio porque eso les ayudaría a evitar el fracaso.

-¿Qué es lo que más te atrae de la novela?
Para mí es un orgullo formar parte de este proyecto, es una novela fresca, inspirada en una gran historia, tenemos un equipo maravilloso, mucha fe y trabajamos con corazón, pero lo más bonito de este proyecto es el homenaje que se le hace a la mujer venezolana de hoy en día, que vive en una lucha diaria por defender sus principios, derechos y oportunidades.

-¿Con qué te sientes feliz y con qué te sientes triste?
Me siento feliz con la compañía, estar entre amigos y seres queridos. Y me pongo triste con la soledad.

-¿Con qué actores te gustaría trabajar?
Con Robert De Niro y Julia Roberts, a los que admiro.

-¿Cuál es tu secreto para el mantener vivo el amor?
Ser yo misma, porque creo que cuando estás con poses o actuando, en algún momento, va a salir quién eres realmente. Ser como uno es, es más natural y te da la libertad de tener tu propia personalidad.

-Un momento especial de tu vida...
Recuerdo con mucho cariño el reencuentro con mi familia en España. Mi papá era piloto de una línea aérea y todas las vacaciones iba para allá desde julio hasta octubre, pero cuando cerraron la línea aérea, pasé siete años sin ir. Cuando tuve la oportunidad de volver, ya habían pasado siete años y allá estaban pasando ‘Mi gorda bella’. Fue un viaje muy especial para mí.

-¿Qué es en lo primero que te fijas de un hombre?
Primero los labios, también me gusta verle las manos.

-¿Cómo es tu hombre ideal?
Sincero, trabajador, inteligente, que me comprenda y sepa valorar quien soy, por lo que soy y no por lo que hago o lo que tengo.

-Si no fueses actriz, ¿qué te hubiese gustado ser?
Productora de televisión.

-¿Qué sacrificios has tenido que hacer por tu carrera?
El tiempo que dejo de pasar con la gente que quiero.

-¿Y qué recompensas has tenido en el mundo artístico?
El crecer día a día.

-¿Crees en el amor a primera vista y en el matrimonio?
En el amor a primera vista no creo, pero en el matrimonio sí.