Mauricio Ochmann está enamorado


Meses después de separarse, el corazón de este mexicano lo ocupa ahora la actriz colombiana Adriana Campos, a la que conoció en el rodaje de la telenovela ‘Victoria’, donde hizo de su novia española Penélope.

Atrás quedaron sus problemas con las drogas. Actualmente, Mauricio Ochmann es otro hombre, ansioso por enfrentarse a nuevos retos y, por qué no, utilizar su experiencia para ayudar a los demás. Su vida personal también ha dado un cambio, que le ha aportado tranquilidad y esperanza.

El actor está preparando un monólogo que representará en Colombia. Además, Mauricio Ochmann quiere descansar un poco de la televisión y se ha dado a la tarea de formar ‘Tierra Nueva’, su propia productora de cine, en sociedad con Carlos Rodríguez, con quien ha echado a andar un cortometraje que en breve darán a conocer junto con el lanzamiento de su empresa cinematográfica.

-Las grabaciones de ‘Victoria’ finalizaron en julio, ¿qué has hecho desde entonces?
Además de promocionar la telenovela en Latinoamérica, he montado una productora de teatro y cine en México con un amigo. Se llama ‘Tierra Nueva Producciones’.

-En Colombia también probaste suerte como empresario, ¿qué tal fue esa experiencia?

Mal. Durante el rodaje abrí una tienda de decoración con un socio, pero no funcionó. De todos modos, de los fracasos se aprende.

-¿Es cierto que otro de tus proyectos es un centro de rehabilitación?
Sí, es mi sueño. Lo intenté en Bogotá y no se pudo concretar, pero espero encontrar pronto las condiciones y la gente adecuada para que ese deseo se haga realidad.

-Ahora que tu adicción a las drogas es agua pasada, ¿duele mirar atrás?
No. Mi pasado es mi mayor fortaleza y, igual que me ayudaron a mí, creo que tengo la responsabilidad de echar una mano a los demás.

-¿Ves a menudo a tu hija Lorenza?
Estoy con ella prácticamente quince días al mes, así que en ese aspecto estoy satisfecho y tranquilo.

-Hablemos de ‘Victoria’, ¿qué recuerdas con más cariño?
El trato con el resto del equipo. Encontré gente fantástica, desde los técnicos a los directores, pasando por los compañeros de reparto. Trabajar con Victoria Ruffo, ha sido un placer. Es una gran actriz y un ser humano maravilloso.

-¿Cómo fue trabajar con Victoria Ruffo y Arturo Peniche?
Trabajar con Victoria, para mí, fue una experiencia muy linda, ella es un excelente ser humano, una gran actriz, tuvimos una química divina, pudimos jugar mucho, y con Penichón, qué puedo decir, lo quiero mucho, aparte de ser un gran compañero, somos muy buenos amigos.

-¿Existe el amor para ti en Victoria?
El amor existe y no importa dónde se encuentre, si llega, es como un regalo y hay que atesorarlo, no importa si es una mujer mayor, no importa la religión y el extracto social, esas fronteras que el ser humano se ha impuesto, no vale la pena tomarlas en cuenta, en lo personal fue muy rico interpretar a este joven periodista, me divertí mucho, Victoria es un excelente ser humano.

-¿Es sencillo hacer amigos para toda la vida en este mundo?
En los rodajes formas parte de una familia, pero de modo temporal. Luego, la producción acaba y cada uno sigue su camino. Sin embargo, yo creo que el cariño queda impreso. En mi caso, tengo dos amigos desde hace mucho tiempo con los que siempre he mantenido el contacto: Mauricio Islas (Los Plateados) y Héctor Suárez Gomís (El Zorro).

-¿Qué similitudes hay entre Jerónimo Acosta y Mauricio Ochmann?
Sobre todo el sentido del humor; ambos tratamos de pasarlo bien y no nos tomamos la vida demasiado en serio. Antes sentía que estaba en una carrera contra el tiempo, como si hubiera un hueso que perseguir, pero desde hace año y medio estoy disfrutando de la vida sin prisa.

-¿Mauricio es tan desastroso como Jerónimo en las tareas del hogar?
No, soy bastante más organizado. Me encanta tener la casa muy bien arreglada y limpia.

-¿Cocinas?
Sí, lo que mejor se me da, sin duda, son los desayunos. Es mi momento del día preferido.

-Al ser la primera vez que trabajabas fuera de México, ¿echas de menos tu tierra?
Más que nada echaba de menos a mi hija; en cuanto podía, me escapaba para verla. En Bogotá me he sentido como en casa, pero debo estar cerca de Lorenza, así que fijaré mi residencia donde ella se encuentre.

-Si tu hija quisiera ser actriz, ¿la apoyarías?
Claro, pero cuando sea mayor. Ahora sólo tiene cuatro años y pienso que los niños no han de trabajar desde tan pequeños. Prefiero que disfrute y, luego, ya veremos.

-¿A ti te apoyó tu familia?
Bueno, al principio a mis padres no les hizo mucha gracia, pero cuando vieron que era una decisión meditada y me fui a Los Ángeles a estudiar interpretación, no tuvieron más remedio que aceptar.

-Y mientras estabas en Estados Unidos, debutaste en Hollywood...
Sí, participé en una serie de televisión con Paul Sorvino, ‘That’s Life’, y me dieron un pequeño papel en la película de Kevin Costner: ‘Mensaje en una botella’. Sin embargo, aunque es cierto que todo actor busca la proyección internacional, sobre todo en el cine, yo ya no persigo eso. Hollywood no me quita el sueño.

-¿Cuál es tu género predilecto?
Lo que más me gusta es el teatro, pero reconozco que donde más dinero se gana es en la televisión, al menos en Latinoamérica.

-¿Sueñas con interpretar algún papel en particular?
Me encantaría dar vida a algún personaje que haya existido. Por ejemplo, estaría genial hacer la biografía de James Dean.

-¿Te veremos pronto haciendo otra telenovela?
Probablemente el año que viene; ahora estoy volcado en la preparación de un monólogo teatral que ha escrito un amigo mío, ‘Odín Dupeyrón’. Él lo está representando en México y mi intención es montarlo e interpretarlo en Bogotá. Lleva por título ‘A vivir’.

-¿Sigues en Telemundo?
Sí, sigo con Telemundo, sólo que ahora estoy en periodo de descanso de la televisión y, por otro lado, tratando de levantar ‘Tierra Nueva Producciones’, nuestra productora de cine, teatro y televisión, sólo que con un concepto más humano y lleno de valores, por lo cual estamos armando un esquema en el que participará todo un gran equipo compuesto por sicólogos, maestros y gente interesada por el bienestar del ser humano y sus valores, empresa que trabajara desde México.

-¿Cómo llevas tu divorcio con María José, la madre de tu hija?
El divorcio es un proceso, se ha dado en términos muy buenos y lo hacemos por nuestra hija, mi ex sabe que la quiero mucho, que le reconozco que es una excelente mujer, una gran madre.

-¿Tienes pareja?
Sí, me he enamorado de nuevo, así que estoy contento y feliz. Tengo una pareja desde hace cuatro meses, ella es actriz y se llama Adriana Campos, nuestra relación es muy linda y tan, tan… no voy a decir más, son cosas íntimas que sólo me atañen a mí.