Osvaldo Ríos, fuera de Telemundo


A pesar de que Osvaldo Ríos quería mantener en secreto que Telemundo hubiese cancelado su contrato, el pasado 15 de octubre de 2008, Elizabeth Hernández, la encargada de Relaciones Públicas de Telemundo, confirmó que después de negociaciones sostenidas durante un mes con el actor puertorriqueño Osvaldo Ríos, la cadena Telemundo ha decidido, en términos amigables, por mutuo acuerdo, y dentro de un marco de absoluta buena fe, culminar con la relación artística de exclusividad, que el actor tenía con la empresa.

Telemundo le desea al artista mucha suerte en sus proyectos futuros. Dejando claro, que bajo ningún concepto, esto significa que más adelante no trabajen juntos en futuros proyectos.

El actor pretendía ocultarlo, con estas palabras: “estoy negociando el acuerdo con la cadena en términos amigables. Hasta el momento mantengo mi contrato hasta que terminen las negociaciones, ya que ambos tenemos intereses artísticos diferentes”.

Ríos concluyó en agosto pasado las grabaciones de la novela ‘El juramento’, que aún se emite por Telemundo. Y ahora se encuentra ensayando para la obra de teatro ‘El beso de la mujer araña’. Además, trabaja en la preproducción de la película ‘Obsesión’, que protagonizará junto a la actriz mexicana Edith González y que se filmará en Puerto Rico a partir de enero.

Telemundo reduce su personal para enfrentar retos financieros que afectan la economía. En un comunicado oficial emitido por Alfredo Richard, VP principal de Comunicaciones y Desarrollo de Talento de Telemundo, se anunció una reducción de personal en un pequeño porcentaje para enfrentar la actual crisis financiera mundial. El comunicado dice textualmente así: "Telemundo está llevando a cabo cambios en su organización para enfrentar los retos financieros que actualmente afectan a nuestra economía. A raíz de esto, un pequeño porcentaje de nuestros empleados han sido impactados tras haber realizado una evaluación del trabajo que hacemos tanto en la cadena como en las estaciones de manera de garantizar un crecimiento continuo. Continuaremos innovando y posicionándonos estratégicamente para seguir creciendo y construyendo sobre el éxito de nuestra programación original, tal como nuestras novelas ‘Sin senos no hay paraíso’ y ‘Doña Bárbara’; así como nuestras propiedades de fútbol y cobertura de las elecciones y los debates por parte de nuestro departamento de Noticias. Estamos seguros que nuestro modelo de contenido original es el correcto para el futuro. Este modelo nos permite controlar nuestro destino y crear plataformas de crecimiento que nos diferencian y nos hacen más competitivos. Estos cambios son dolorosos, pero solidificarán a largo plazo la posición financiera y competitiva de Telemundo, como productor líder de contenido de alta calidad para los hispanos de Estados Unidos y audiencias alrededor del mundo".