Doña Bárbara

Marisela creyó en
el perdón de su madre

Cecilia rompe su relación con Antonio
Santos se pone furioso cuando ve a su amada Bárbara besándose apasionadamente con Florencio Reyes (“El Quitadolores”) y, aunque él piensa que Bárbara debió de pagarle al cantante para que se hiciese pasar por su novio; ella se lo niega, pero él sigue furioso, además, ella le arrebató un negocio, y comienza a insultarla, diciéndola que es una cualquiera. Más tarde, Florencio le pide a Bárbara que se acueste con él, pero ella le vuelve a rechazar y le echa de su cuarto, obligándole a que siga a su lado haciendole creer a Santos que ellos son novios. Por su parte, Cecilia está muy dolida al enterarse de que Federica está esperando un hijo de su amado Antonio y, por eso, ella rompe su relación definitivamente con Antonio, ya que él la traicionó como lo hizo Lorenzo cuando eran unos jóvenes. Y por haber hecho daño a Cecilia; Lorenzo se pone furioso y amenaza a punta de pistola a Antonio, pero Cecilia no le permite que use el arma. Y cuando encuentra a Antonio y a Lorenzo, peleándose; a Santos le hace creer, Marisela, que su papá y Antonio se pelearon porque Antonio la invitó a salir juntos. Y aunque Antonio quería decirle a Santos que él está enamorado de Cecilia; ella le pide que no le diga nada a Santos. Mientras que, Lorenzo tiene una recaída cuando se estaba peleando con Antonio por su enfermedad. A pesar de que Antonio le jura que él no se pudo haber acostado con Federica porque jamás la quiso; Cecilia sí cree que Antonio pudo haberse acostado con Federica, por eso, ella rompe su noviazgo con Antonio, para que él pueda casarse con Federica. Por otro lado; Florencio (“El Quitadolores”) va a acostarse con prostitutas al burdel del pueblo, pero Bárbara va a retenerle y le lleva de nuevo a su casa, para seguir con su farsa. Por otra parte; Chepo, uno de los hombres que abusó sexualmente de Barbarita, se encarga ahora de hacer creer a los ciudadanos del pueblo que él es un profeta enviado de Dios, que es capaz de hacer milagros; pero la policía le descubre y le arrestan. Más tarde, en un concierto de Florencio; Doña Bárbara anuncia al pueblo su boda con Florencio Reyes, aprovechando que Santos la está viendo y escuchando.

El Comandante Pernalete le da una paliza a Antonio
Doña Bárbara consigue que Santos se ponga celoso al enterarse de que ella se quiere casar con Florencio Reyes (“El Quitadolores”), además, ella le hace creer a Santos que ella ya no le necesita porque es feliz junto a Florencio. Y por esto, Marisela se pone furiosa con Santos y decide irse en la camioneta de Santos, a pesar de haber conducido jamás, y Marisela llega a la hacienda Altamira, a pesar de estar a punto de estar a punto de atropellar a varias personas y animales y también estuvo a punto de tener varios accidentes. Mientras que, Florencio Reyes (“El Quitadolores”) le deja muy claro a Bárbara que él no se va a casar con ella, pero Melquíades (mandado por La Doña) le convence a Florencio, diciéndole que él podría morir si no acepta la propuesta de Bárbara. Después de que Mujiquita estuviese a punto de decirle a Antonio que él estaba borracho y dormido cuando Josefa y Federica le estaban metiendo en la cama; el Comandante Pernalete se lleva a Antonio arrestado hasta la alcaldía, donde manda que le den una gran paliza hasta que acepte que es el padre del hijo que espera Federica y, al enterarse de la paliza que le dieron a su amigo; Santos decide irse a San Fernando a denunciar al Comandante Pernalete por haber abusado de su poder para dar una paliza a Antonio. Y como estaba muy preocupada por él; Cecilia se besa con Antonio cuando le ve herido, mientras que el Doctor Baltasar Arias les observa con celos. Cuando Florencio (“El Quitadolores”) decide quedarse en “El Miedo” para casarse con Bárbara a cambio de mucho dinero; Balbino Paiba se alía con Florencio para averiguar donde guarda su tesoro La Doña y poder robárselo. Cuando Bárbara se iba a ir a San Fernando para comprarse el vestido de novia; ella descubre un cartel, en el que aparece Chepo, uno de sus violadores, que ahora se dedica a hacerles creer a las personas que es un curandero al que ha enviado Dios. Y Bárbara comienza a recordar nuevamente cuando abusaron de ella y, en ese momento, ella comienza a llorar desesperadamente y se consuela en los brazos de Santos, que se encuentra en el puerto dispuesto a ir también a San Fernando para denunciar a Pernalete.

Santos vuelve a buscar a Doña Bárbara
Aunque Cecilia se había puesto muy cariñosa con Antonio; ella se vuelve a enfadar cuando aparece Federica, que sigue diciendo que él la sedujo e hicieron el amor, además, Federica se queda cuidando a Antonio toda la noche. Y al día siguiente, Marisela le echa por encima a Federica el chocolate por estar insinuando que Doña Cecilia ya está menopáusica. Después de que Federica le jurase a su papá que se acostó con Antonio; Pernalete sigue dudando de su hija. Finalmente, Bárbara y Santos llegan juntos a San Fernando, pero cada uno se hospeda en un cuarto distinto del mismo hotel. Y allí, Bárbara le pide al Gobernador de San Fernando que apoye a Pernalete en su alcaldía, dándole mucho dinero a cambio y, más tarde, Santos intenta denunciar al Comandante Pernalete, pero no le hacen caso. Como por la noche Bárbara y Santos no pueden evitar pensar el uno en el otro; Santos se atreve a dar el primer paso y va hasta el cuarto de Bárbara y comienzan a besarse apasionadamente y acaban haciendo el amor. Y aunque pasan una velada romántica; todo se estropea cuando Santos descubre el vestido de novia de Bárbara con el que se quiere casar con “El Quitadolores”, pero ella le promete que dejará plantado a su novio. Mientras que, en “El Miedo”; Florencio “Quitadolores” y Balbino comienzan a buscar el tesoro de Bárbara por la habitación de La Doña, pero Eustaquia y los demás trabajadores les descubren. Y Balbino les hace creer que él también descubrió a Florencio “Quitadolores” con la intención de robar a La Doña y, por eso, Florencio y Balbino comienzan a pelearse a las afueras de la hacienda de “El Miedo”. Por otra parte, Mujiquita se entristece al encontrar acostados juntos a su esposa Josefa con Pernalete, ya que ella le sedujo cuando le preguntó sobre la noche que su hija Federica pasó con Antonio. Al ver desnuda bañándose a Federica; Casilda (la empleada de “Altamira”) descubre que Federica no está embarazada, ya que Casilda conoce muy bien cuando una mujer está embarazada.

Doña Bárbara se disculpa con su hija Marisela
Santos se enfada mucho más con Bárbara al descubrir por un telegrama que ella ayudó a Pernalete para que él (Santos) no pudiese hacer nada en su contra, pero ella se ve obligada a ayudar al Comandante Pernalete porque teme que él la delate y confiese todo lo malo que ha hecho. Al enterarse por Casilda de que Federica no está embarazada; Marisela se pone furiosa y echa de “Altamira” a Federica; y Casilda y Cecilia comparan ese comportamiento de Marisela al comportamiento de La Doña y, poco después, Casilda le cuenta a Cecilia que descubrió que Federica no está embarazada porque a las mujeres embarazadas se las ponen los pechos hinchados y los pezones se las ponen oscuritos, pero Cecilia presiente que Federica está esperando un hijo de Antonio. Aunque, Cecilia se reconcilia con su amado Antonio porque acaba creyendo que él jamás se acostó con Federica. Al poco tiempo, Federica no pierde el tiempo y vuelve a hacer el amor con Pajarote en la camioneta de éste. En San Fernando; Bárbara le explica a Santos que no podrá perdonar a los hombres que la violaron una y otra vez y que acabará con todos ellos. Cuando Bárbara regresa a su hacienda; Balbino la hace creer a La Doña que Florencio “Quitadolores” intentó robarla su dinero, entrando a su cuarto. Y más tarde, Florencio “El Quitadolores” le confiesa a Doña Bárbara que Balbino la dijo que ella tenía mucho dinero y que por eso se ilusionó en quitárselo y convertirse en millonario y, cuando él la confiesa que entró por casualidad en su cuarto donde hace brujería; él la dice que conoce a Chepo, uno de sus violadores, y ella quiere usarle para llegar hasta donde se encuentra Chepo y así acabar con él. Por su parte, Marisela se pone nostálgica cuando Santos la dice que ella logra llenar de luz su vida, mientras ella recuerda que su madre la abandonó. Por su parte, las nietas de Melesio van a la fosa de los suspiros donde se baña La Doña porque quieren verse igual de bonita que ella; y Carmelito, Pajarote y María Nieves las espían con ojos deseosos. Dolido con su amigo Pernalete al descubrir que él se acuesta con su esposa Josefa; Mujiquita les cuenta a Santos y al Doctor Arias que en las elecciones anteriores no pudieron recontar los votos de los ciudadanos porque él mandó que quemaran las papeletas. Como Bárbara quiere demostrar a Santos que ella ha cambiado; Bárbara se encuentra con su hija Marisela, a la que pide disculpas con lagrimas en los ojos y la dice que ella jamás la odió y que no pudo quererla porque ella estaba llena de odio en contra de los hombres que la violaron y, poco después, ambas se funden en un cariñoso abrazo.

Marisela cree en el perdón de su madre
Cuando Bárbara y Marisela se ponen nostálgicas y se dan un abrazo como reconciliación; ellas comienzan a charlar para conocerse mejor. Y Doña Bárbara regresa llorando desesperadamente a su hacienda, aunque rápidamente cambia de actitud y le dice a Eustaquia que su hija Marisela es una estúpida porque la creyó sus disculpas, pero Eustaquia no la sigue permitiendo a La Doña que siga burlándose de Marisela, diciéndola que la única estúpida es ella (Bárbara), además, Eustaquia se enfrenta a ella y tiene una recaída, al decirla que Marisela es una mujer valiente porque, a pesar de no haber tenido a una madre, ella es una jovencita dulce, que la perdonó sin ningún tipo de rencor. Y a pesar de que Marisela está muy contenta porque cree que su mamá la quiere; Lorenzo la dice a su hija que no la crea porque Bárbara le quiere engañar, aunque Cecilia apoya a Marisela. Además, Santos la dice a Marisela que Bárbara podría haberse acercado a ella, sólo para hacerle daño a él. Por otra parte, Mujiquita quiere ayudar a Santos Luzardo y al periodista que él trajo para desenmascarar al Comandante Pernalete, al que odia desde que descubrió que él se estaba acostando con su esposa, Josefa. Mientras tanto, a Bárbara y al cantante Florencio les entrevista un periodista para publicar un reportaje sobre la próxima boda. Desobedeciendo las órdenes de su padre; Marisela se va a cenar con su madre, y Bárbara la ofrece alcohol a su hija y acaba emborrachándose.

Antonio es arrestado, acusado de haber violado a una mujer
Al ir a buscar a Marisela; Santos se pone furioso al ver que Bárbara dejó e incitó a Marisela para que se emborrachara, pero ella no quiere irse y ella se queda a dormir en la hacienda de su madre. Pero, Eustaquia le advierte a Santos que no deje mucho tiempo a Marisela en la hacienda de Bárbara. Y aunque Bárbara no quiere reconocerlo; Bárbara comienza a sentir amor por su hija Marisela, además, Bárbara cree que Santos tiene razón cuando la dice que ella es un “monstruo”, ya que recuerda todo lo malo que le hizo a su hija, de lo que está arrepentida. Por otra parte, la policía arresta a Antonio, ya que una mujer le acusa de haberla violado y haberla dejado embarazada, aunque Antonio ni siquiera conoce a esa mujer, ya que todo fue una trampa del Comandante Pernalete para poder encerrar en el calabozo a Antonio. Y al enterarse de esto; Cecilia confía en Antonio, y cree que todo esto debe de ser una trampa. Cuando Florencio “Quitadolores” intenta escaparse de la hacienda “El Miedo”; Melquíades, Balbino y los demás trabajadores de La Doña detienen a Florencio, y éste regresa a dormir a su cuarto, ya que le advierten que podría morir si no hace lo que Bárbara quiere. Al día siguiente, Gervasia le aconseja a Marisela que no se quede a vivir con Bárbara porque allí nadie quiere a nadie, y esto lo escucha Bárbara y, por eso, ella abofetea a Gervasia. Aunque pretenden ayudar a su amigo Antonio; Carmelito, Pajarote y María Nieves no quieren decir que ellos se acostaron con Federica, por si Pernalete les obliga a casarse con ella. Por otra parte, Florencio “Quitadolores” comienza a coquetear con Marisela, pero ella le rechaza, recordándole que él es novio de su mamá. Mientras que, Bárbara se lamenta porque ve reflejada a Marisela en ella cuando ella aún era joven, viéndola tan pura, inocente, buena y tierna, a pesar de no haberla tenido a ella como madre y de haberla echo tanto daño. Aunque después la dice a Eustaquia que odia a su hija Marisela porque no la puede amar, y esto lo escucha Marisela...

Marisela descubre que su madre la engañó
Cuando Marisela la escucha a su madre como la dice a Eustaquia que odia a su hija porque no la puede amar y que le llevó a su casa sólo para retener a su lado a Santos; Marisela se entristece y se va con corriendo a lomos de su caballo. Y en ese momento, Marisela se da cuenta de que Bárbara es muy mala y que podría hacer mucho daño a Santos. Y una culebra se interpone en el camino de Marisela y ésta se cae del caballo y, aunque logra deshacerse de la culebra, su caballo huyó despavorido y ella se torció el pie. Mientras tanto; Lorenzo, Santos, Cecilia y sus trabajadores buscan a Marisela desesperadamente por el llano, además, comienza una gran tormenta, pero ella logra llegar hasta La Virgen de La Corteza, donde la pide a La Virgen que proteja a su papá y a Santos.

Santos descubre que Marisela le ama
Después de todo un día de búsqueda; Santos encuentra a Marisela entre la lluvia y, en ese reencuentro, ellos estuvieron a punto de besarse en los labios; mientras Bárbara les observa celosamente y, poco después, Marisela se desmaya en los brazos de Santos, al estar durante tanto tiempo bajo la lluvia y, más tarde, el Doctor Arias les informa a la familia de Marisela de que la joven se enfermó y que tiene neumonía, pero el Doctor les da unos medicamentos para que poco a poco se cure. Aunque Josefa intenta convencer a Antonio para que se case con Federica y así que Pernalete le saque de la cárcel; Antonio la deja muy claro que jamás se casará con Federica. Cuando estaba cuidando de Marisela; Santos escucha como ella le dice que la ama y, poco después, así se los confirma Cecilia, que le pide que tome decisiones para no hacerla más daño a Marisela. Al descubrir que León maltrata a Gervasia; Eustaquia se lleva a Gervasia a su cuarto, para que ella duerma allí, y éste no vuelva a hacerle daño. Aunque el cura no quiere casar a Doña Bárbara porque sabe que ella hace brujerías; ella le amenaza con matarle y, por eso, él acepta casarlos el próximo domingo. Cuando Cecilia va a la cárcel a visitar a su amado Antonio; Federica la dice que ya es demasiado vieja para estar enredada con un muchacho que podría ser su hijo, por eso, Cecilia le da una bofetada a Federica.

Bárbara no consigue darle celos a Santos
Federica se pone furiosa cuando Cecilia la abofetea y cuando ésta y Antonio la dicen que no la creen que esté embarazada, además, éstos se besan delante de Federica. Por otra parte, Marisela le confiesa a su madre (Doña Bárbara) que ella la escuchaba como la decía a Eustaquia que ella la hizo creer que la quería para retener a su lado a Santos. Además, Doña Bárbara la dice a su hija Marisela que ella es su gran fracaso como mujer y, aunque quiso haberla querido, jamás pudo amarla, ya que cinco desgraciados la violaron y la mataron la ternura. Pero Marisela se enfrenta a Bárbara, diciéndola que ella es una cobarde porque se excusa en la violación que sufrió para hacer todas sus maldades. Y aunque Bárbara la dice a su hija que Santos es suyo; Marisela la deja muy claro a Bárbara que ella ama a Santos y que va a luchar por su amor, por lo que ella se pone furiosa e intenta abofetear a su hija, pero Marisela la detiene y no la deje que la golpee. Y después, Doña Bárbara reúne a todos los que viven en “Altamira” para invitarlos a su boda, y Santos le echa de su casa, diciéndola que les deje en paz. Mientras que, Marisela sigue recuperándose de la neumonía en su cuarto. Cuando Florencio “Quitadolores” intenta acostarse con una de las prostitutas del burdel del pueblo; él se da cuenta de que no puede porque siente miedo de que La Doña le descubra. Desde que descubrió que su hija Marisela quiere conquistar a Santos; Doña Bárbara está dispuesta de matar a su hija si se interpone entre ella y Santos. Por otra parte, Mijiquita descubre quien es el esposo de Matilde Cabezas y el padre del hijo de ésta, quien inculpó a Antonio de haberla violado, confesándole a Santos todo esto y diciendo que Pernalete la prometió que sacaría a su esposo de la cárcel, si denunciaba a Antonio de haberla violado. Por la noche, Bárbara sigue dándole celos a Santos, cuando ella se va al bar del pueblo con su supuesto novio (Florencio “Quitadolores”) y comienza a besarlo apasionadamente, pero Santos lo que hace es brindar por el nuevo matrimonio de la pareja, por lo que Bárbara se entristece y cree que jamás podrá recuperar a Santos. Como está cansada de los maltratos de León; Gervasia le pide a Carmelito que la ayude a escapar de “El Miedo”. Mientras que, León y Balbino se juegan a las cartas a Gervasia, ya que Balbino quiere acostarse con la muchachita. Por su parte, Marisela le pide ayuda a Santos, para que él sea su abogado y les ayude a recuperar “La Barquereña”, la hacienda que Bárbara le quitó a su padre Lorenzo y a la que llamó “El Miedo”. Cuando Florencio “Quitadolores” le dice a La Doña que le da lástima porque está enamorada de un hombre que la desprecia; ella se pone furiosa y abofetea a Florencio y, después, ella comienza a besarle y a arrancarle la ropa...

Del 20 al 31 de octubre de 2008