El Rostro de Analía

Mariana comienza una nueva
vida con el rostro de Analía

Todo comienza cuando Analía, una exuberante mujer, que es agente de la policía secreta y que se hace pasar por una bailarina, pretende destruir a Montana, un narcotraficante del que ella se hizo amante, con la única intención de llevarle a la silla eléctrica desde que éste matón asesinó a su enamorado. Sospechando que su marido Daniel (un apuesto y brillante arquitecto) la es infiel; Mariana Andrade (una joven y hermosa ejecutiva a la cabeza de Angel’s, la aerolínea para ejecutivos fundada por su padre) contrata a un detective para descubrir si son ciertas sus sospechas, descubriendo que él la es infiel con su prima Sara (una mujer malvada y hermosa, capaz de hacer cualquier cosa para quitarle el puesto de trabajo a su prima Mariana), además, Sara también está involucrada con Montana, al que prometió que limpiaría su imagen, si ella consiguiese quitarle el puesto de trabajo a su prima, por eso, ambos quieren matar a Mariana. Y como Montana cree que su amante Analía le traicionó; él quiere poner a prueba a Analía, pidiéndola que mate a Mariana. Más tarde; Daniel, que es un mujeriego, por ir mirando a mujeres, él choca su coche contra el auto de Analía y se deja deslumbrar por su belleza, pero ella se tienen que ir rápidamente a cumplir con su nueva misión, pero antes ellos prometen volver a verse. Mientras que, la madre de Analía no quiere saber nada de su hija, desde que ella les dejó y al descubrir que ella es una bailarina erótica, pero Camila (la hermana de Analía) sigue extrañando y admirando a su hermana. Y poco después, en el barrio marginal donde vive la familia de Analía; unos maleantes intentan abusar de Camila, cuando ésta iba a una de sus clases, en la que iba a acudir un magistral científico de medicina; pero favorablemente Miguel (un jovencito, que poco a poco se está yendo por el mal camino) logra salvarla, además, Miguel es el hermano de Mariana, pues ellos tienen el mismo padre, aunque aún la madre de Mariana no lo sepa porque su esposo y su hija se lo ocultaron. A pesar de que Mauri le aconseja a su hermano Daniel que debería de valorar y cuidar a la gran esposa que tiene y a la hija que tienen en común; Daniel sigue dispuesto a seguir con su romance junto a Sara. Y aunque Isabel la aconseja a su amiga Mariana que no debe de darse por vencida ante la infidelidad de su esposo; Mariana acaba enfrentándose con Daniel por haberse acostado con Sara. Y Mariana, furiosa, se va en un coche que está dañado porque pierde aceite y, en el recorrido, Analía la apunta con su pistola y se monta en su coche advirtiéndola que la mandaron que la matase y, poco después, Mariana decide tirarse por un precipicio con el coche donde también se encuentra Analía y, aunque Analía muere; Mariana es salvada por el Doctor (el famoso científico), que pretende hacer un experimento científico, reconstruyéndola el rostro y el cuerpo, después de que ella se encuentra totalmente quemada. Como creen que Mariana murió en el accidente; Daniel se siente culpable de la muerte de su amada, sin saber que esa mujer es Analía. Y a pesar de que el Doctor descubre que Analía fue una pandillera, narcotraficante y bailarina de streptease; él se apiada de Analía y quiere devolverle su rostro y su cuerpo, aunque en realidad ella sea Mariana. Cuando Miguel descubre que su hermana Mariana murió; Miguel se pone furioso de la tristeza, y éste acaba haciéndose de una pandilla de maleantes, influenciado por su novia. Aprovechándose de que tienen fotos de Sara besándose con Daniel; Isabel (la abogada y supuesta mejor amiga de Mariana) le chantajea con esas fotos a la nueva presidenta: Sara, para que la contrate para dirigir el departamento jurídico de Angel’s hasta que ella lo decida. Mientras tanto, Ricky Montana está desesperado porque no encuentra a Analía, además, él piensa que ella podría delatarle a la policía, por eso, él le pide a su empleado de confianza que si la encuentra que la mate. Pasado un tiempo; Ernesto Andrade (el padre de Mariana) tiene un infarto, aunque logra sobrevivir, mientras Daniel ha cuidado de su adorable hija y visita a menudo la tumba de su esposa. Pasados cuatro años, el Doctor consigue reconstruir el rostro y el cuerpo de la supuesta Analía, quien perdió la memoria, y ella se reencuentra con Daniel en un hotel...

Ana (Mariana) se reencuentra con su familia
Aunque a Daniel le sonaba el rostro de Analía; él no la recuerda, pues pasaron cuatro años, pero ellos se sienten atraídos, sin saber ninguno de los dos que bajo el rostro de Analía, se encuentra Mariana. Y a pesar de que el Doctor Armando sabe que Analía fue una asesina; él sabe que ella se quedó sin memoria y sin pasado y, por eso, él comienza a obsesionarse con ella y la cuida porque no quiere que la reconozcan sus enemigos y que la hagan daño. Mientras que, Analía (o Ana, como la llama el Doctor) ve en la playa a su hija Adriana (a la que tuvo bajo la apariencia de Mariana, con Daniel), y la niña estuvo a punto de ahogarse en el mar, pero favorablemente Analía la salvó, y Daniel acaba sacándolas del mar. Y Adriana abraza a Analía por haberla salvado, sin saber que ella es su madre; mientras que, Daniel la agradece a Analía que salvase a su hija. Por otra parte, Sara invita a cenar a Daniel, recordándole que fueron muy buenos “amigos” en el pasado, pero él la dejó cuando su esposa Mariana supuestamente murió. Y como Yoya ya es una persona mayor y no puede estar tan atenta de la niña; Daniel le ofrece a Ana (Analía) que trabaje para él, cuidando a su hija Adriana, pero en ese momento llega el Doctor Armando para llevarse a Analía, y ésta se enfada porque no quiere seguir encerrada en el laboratorio del Doctor, y Analía se va con su moto; y El Chino (el escolta de confianza de Montana) la ve a ella en la moto, a la que sigue, pues Ricky Montana sigue obsesionado con Analía. Por otra parte, Camila quiere averiguar que ocurrió con su hermana Analía (Ana Lucía), que desapareció hace cuatro años misteriosamente y, por eso, Camila quiere comenzar a trabajar en el bar donde su hermana bailaba de una manera muy sensual, seduciendo a los hombres. Y Camila consigue el trabajo como bailarina en el “El Gato Verde”, un negocio del mafioso Ricky Montana. Aunque tiene el presentimiento de que su hija podría seguir viva, Doña Carmen (la madre de Mariana) sigue lamentándose por la muerte de su hija y por su marido, quien está convaleciente tras el infarto que sufrió. En la aerolínea Angel’s; Isabel (la mejor amiga de Mariana) se enfrenta a Sara al descubrir que Sara está trabajando con mafiosos, dejándoles transportar droga en sus aviones.

El Doctor Armando quiere retener a su lado a Analía
Analía (Mariana) logra salvarse de Ricky Montana, pues aparecen unos policías y El Chino tiene que reducir la velocidad para que los agentes no les detengan y revisen el coche en el que llevan droga. Pero, por eso, Analía tiene una discusión con el Doctor Armando, pues él cree que ella puso su vida en peligro, aunque Analía ya está cansada de aguantar esa vida. Y cuando Doña Carmen descubre con la admiración que habla Daniel de la mujer que salvó la vida de su hija, por eso, Carmen llama a su sobrina Sara para advertirla sobre Ana (Analía), ya que Carmen piensa que Sara es una buena persona y la gustaría verla junto a Daniel porque cree que su hija Mariana se llevaba muy bien con su prima Sara, sin saber que Mariana la odió al enterarse de que su prima se acostaba con su esposo. Con el nombre de Ana Rivera; Analía llama por teléfono a Daniel para decirle que acepta su propuesta de trabajar cuidando a su hija Adriana. Después, Analía le agradeciese al Doctor Armando que la haya devuelto la vida, y ella le dice que aceptará trabajar con el hombre que la vio hablando, pero él no se la permite que se vea con Daniel.

Ricky Montana encuentra a Analía
Ricky Montana le exige Chanicua (la mejor amiga de Analía, que es una pandillera) que le ponga en contacto con él, pues Montana sospecha que Analía se está escondiendo de él, y ella está enredada con Miguel, al que le dan una gran paliza Montana y sus secuaces por intentar defender a su novia Chanicua. Después de convencer al Doctor Armando de hacer una vida normal, Ana se entrevista con Daniel en un lujoso restaurante, donde él la explica que perdió a su mujer en un fatídico accidente, y ella le da pocos datos sobre ella, aunque acepta ser la cuidadora de Adriana. Y en la velada aparece Sara para coquetear con él y para que Ana se dé cuenta de que ella está interesada en Daniel. Mientras que, Roberto le reprocha a su compañero (el Doctor Armando) que se haya enamorado de Analía, a pesar de saber que ella fue una pandillera, una bailarina erótica y que estuvo involucrada con mafiosos. Por otra parte, Doña Carmen no confía en la nueva niñera que quieren contratar, y comienza a sospechar que esa mujer podría utilizar a la niña para involucrarse con Daniel por su dinero. Por otra parte, El Padre Benito (amigo y confesor de Ernesto Andrade, el padre de Mariana) visita a Olga (la madre de Miguel) para decirle que sigue contando con todo el apoyo suyo y el de Ernesto, pues Ernesto fue amante de Olga y tuvieron a un hijo, que es Miguel, quien ha comenzado a irse por el camino de la mala vida. Sin saber que la mujer con el rostro de Analía se encuentra en el mismo restaurante que están ellos; Ricky Montana se reencuentra con Sara, que la pide que le ayude a encontrar a Analía, pues cree que ella se está escondiendo de él por los lugares que él no suele frecuentar, pero Sara ni siquiera sabe como es ella. Y poco después, Ricky Montana ve en el restaurante a Analía...

Cristóbal encuentra a la hermana de Analía
Cuando Ricky Montana ve en el restaurante a Analía; él no puede decirla nada porque se choca con un hombre y una mujer, y tiene una discusión y una pelea con el hombre. Mientras que, Camila comienza a trabajar como bailarina erótica del “El Gato Verde”, ocultándoselo a su madre, con el único propósito de encontrar a su hermana Analía y, esa misma noche, el agente Cristóbal va al bar de Ricky Montana para averiguar donde se encuentra su compañera y amiga Analía, ya que ellos eran policías secretos para capturar al mafioso Montana. Y en esa noche, Cristóbal y su Comandante preparan un operativo y se llevan esposado a Ricky Montana y a sus trabajadoras para que atestigüen todos y, a pesar de sabotear la casa y el negocio de Montana; los policías no encuentran nada en contra de Ricky Montana y, por eso, ellos tienen que dejarlos en libertad. Como el Doctor Armando no quiere decirla nada sobre su pasado y ella no recuerda nada; Ana (Analía) le pide a Roberto (el ayudante del Doctor) que la diga como era ella y que la cuente sobre su pasado, pero Roberto la dice que sólo la puede decir que no tiene nada que temer porque ella es maravillosa y un encanto. Cuando Daniel regresa de la cena con Ana; Isabel intenta seducir a Daniel, poniéndose provocativa y también se pone celosa al enterarse de que él está entusiasmado con la niñera. Por la noche, Ana tiene un sueño con el accidente que sufrió y siente que ella era las dos mujeres. Al entrevistar a las trabajadoras del “El Gato Verde” de Moncada; Cristóbal descubre que Camila es la hermana de Analía, y que comenzó a trabajar de bailarina para averiguar el paradero de su hermana. Cuando Ana (Mariana) va por primera vez a comenzar a trabajar como la niñera de Adriana; la niña y Yoya la reciben muy agradablemente, pero Doña Carmen aparece muy seria y advirtiéndola a Ana que ella será la persona que la enseñe a cuidar a Adriana, sin que Carmen se dé cuenta de que está frente a su hija Mariana y que ahora ella ocupa el rostro de Analía.

Doña Carmen ahuyenta a Ana
Antes de que Ana comience a desempeñar su trabajo como niñera de Adriana; Doña Carmen habla muy seriamente con Ana, preguntándola por su familia y por sus estudios, confesándola que ella quiere averiguar sobre su pasado porque piensa que ella podría estar interesada en el dinero de su familia, consiguiéndolo seduciendo a Daniel y, como Ana no tiene documentación, ella tiene que irse de la mansión Montiel, dejando con la palabra en la boca a Doña Carmen. Por otro lado, el Comandante Lares tiene que dejar en libertad a Ricky Montana, al no tener pruebas en su contra, aunque el Comandante le advierte a Montana que cuando aparezca Analía, él va a responder por todos sus crímenes. Al enterarse de que Camila es la hermana de Analía; el Teniente Cristóbal le confiesa a Camila que ellos están buscando a Analía porque creen que ella quería delatar a Montana, y éste se deshizo de ella para que ella se mantuviese callada. Y Cristóbal quiere ayudar a Camila a encontrar a Analía. Cuando Daniel se vuelve a ver con su hermano Mauricio para compararle un coche; Daniel le pide disculpas a Mauricio por haber descuidado a su difunta esposa Mariana, ya que Mauricio también estuvo enamorado de Mariana y él sí la supo valorar, y Mauricio se alegra de que su hermano haya cambiado y le promete que volverán a vivir juntos. Más tarde, Sara le prepara una comida de bienvenida a la compañía de aviones Angel’s y, de repente, Sara comienza a besar a Daniel apasionadamente y, poco después, él tiene que dejar plantada a Sara porque Yoya le llama para avisarle de que Doña Carmen ahuyentó a Ana.

Doña Carmen ve como su enemiga a Ana
A pesar de que el Teniente Cristóbal no quiere que corra peligro la vida de la hermana de Analía; Camila se empecina en que quiere seguir trabajando en el “El Gato Verde” para averiguar que ocurrió con su hermana Analía, por eso, Cristóbal le dice a Camila que intentará involucrarla en la policía para que colabore con ellos en la búsqueda de Analía. Y más tarde, Camila regresa a trabajar en el bar de Montana, como bailarina erótica, además, él la sube el sueldo a Camila, ya que es la única chica que se quedó “El Gato Verde”, después de ser detenida unas horas por la policía. Por otra parte, Daniel se disculpa con Ana, al descubrir que Doña Carmen la ahuyentó cuando la preguntó sobre su pasado y documentos de identificación y, como Daniel insiste en que Ana regrese a su casa para cuidar de Adriana; ella le promete que lo pensará. Y como el Dr. Armando no quiere que Ana siga encerrada en su casa; él la propone sacarla del país para que su vida no corra peligro, además, él la dice que hará unos papeles falsos para ella de identificación, y Armando la dice que hace todo eso por ella porque la quiere, pero ella piensa que él la quiere como a una hija. Aunque Sarita le hace creer a su tía Carmen que ella es una mujer que no quiere involucrarse con Daniel porque él era el esposo de su querida prima; Sara en realidad siempre ha querido arrebatarla el puesto de la presidencia y quitarla el esposo. Y como Carmen piensa que su sobrina Sarita es inofensiva; Doña Carmen le propone a Sarita que seduzca a Daniel, inventándose un viaje de negocios, en el que ambos puedan intimar. Y poco después, Daniel le deja muy claro a su suegra Carmen que no debió humillar a Ana pidiéndola toda su documentación y, como él estaba enfadado con Carmen; ella piensa que la única culpable de ese enfrentamiento es Ana y, desde este momento, Ana se convirtió en la enemiga de Doña Carmen, sin que Carmen sepa que tras el rostro de Ana, se encuentra su hija Mariana. Y Doña Carmen le dice a Daniel que él es un hombre y que está segura de que él se siente atraído por Ana y quiere mantener un romance con ella, exigiéndole que no vuelva a llevar a ese tipo de mujeres a su casa. Por esto, Daniel la dice a Doña Carmen que él debió de irse hace mucho tiempo de su casa, tomando la decisión de irse a vivir con su hija Adriana a otro casa; pero Ernesto le pide a su esposa Carmen que no permita que Daniel se vaya a vivir a otro sitio con su nieta Adriana.

Sara y Doña Carmen quieren hacerle la vida imposible a Ana
Daniel insiste en que Ana sea la niñera de su hija Adriana y, por eso, él va a buscarla para invitar a Ana a una cena con su familia, ya que Ernesto así se lo dijo y, por esto, Carmen se pone furiosa, además, ella regaña a su nieta Adriana, y ésta se enfada con su abuela porque la habló mal a ella y también a Ana, pero Yoya (la niñera de Adriana y que también lo fue de Mariana) la dice a Adriana que debe de perdonar a su abuelita Carmen porque ella debe de estar celosa porque cree que Ana la quitará el cariño que siente por ella. Mientras tanto, Ernesto se acuerda de su hija Mariana y se pone nostálgico, al ver como su nieta Adriana se parece cada vez más a Mariana, pues a Adriana la gusta mucho estudiar y leer poesía, como a Mariana. Por otra parte, el Padre Benito (el amigo y confesor de Ernesto) le aconseja a Miguel que estudie y que deje de drogarse y de andar con pandilleros, pues Ernesto, aunque no le haya reconocido como su hijo, él quiere que su hijo Miguel esté preparado para ocupar un lugar importante en su familia. En el bar “El Gato Verde”, el Teniente Cristóbal va a ver a Camila bailar, que la felicita porque ahora está bailando muy bien y diciéndola que si la vida de ésta en algún momento corriese peligro ella debería de salir del operativo en el que buscan a Analía, y Marlene (la asistente personal de Montana) les sorprende en el camerino, pero Cristóbal tiene que besar a Camila y se hace pasar por un borracho que se enamoró de Camila para que no los descubran. Y más tarde, Camila le confiesa a Cristóbal que él fue el primer hombre que la besó y que jamás pensó que su primer beso iba a ser de mentira. Mientras que, Agustina escucha en las noticias que fueron detenidos los dueños del bar “El Gato Verde” porque eran sospechosos de la desaparición de Analía y, por esto, Agustina sigue guardando esperanzas de que su hija Analía siga viva, pero tiene el presentimiento de que su hija podría haber muerto. Cuando Doña Carmen y Sarita descubren que Daniel está empecinado en llevar a la casa a Ana; ellas se comprometen la una con la otra en hacerla la vida imposible a Ana, mientras ella esté cuidando a Adrianita.

Ana comienza a recordar su pasado
Cuando Ricky Montana y su escolta de confianza, El Chino, iban a recoger un cargamento de cocaína; la policía intenta atraparlo en esta ocasión, pero Ricky se da cuenta a tiempo y, después, Ricky se encuentra con su padre (que resulta ser el Dr. Armando Rivera), al que apunta con un revolver al pensar que el Doctor es su enemigo. Y aunque Armando esconde a su hija Ricardo, como su propio padre le dice, para que la policía no le encuentre; Ricky aún no le ha perdonado a su padre que dejase morir a su madre, quien fue la esposa de Armando. Pero, hieren con una bala a Ricky y, por eso, su padre Armando le tiene que llevar urgentemente a su clínica para extraerle la bala. Y en ese operativo; Cristóbal y el Capitán Lares tienen que acabar con Murillo y sus secuaces, cuando comienzan a dispararles, además, Cristóbal le salva la vida a su Capitán. En la cena de bienvenida de Ana; ella vuelve a simpatizar con la niña Adriana, cuando defiende a la jovencita porque Sarita siempre ha llamado “Enana” a Adrianita y a la niña nunca la ha gustado, y Ana le dice a Sara que todos merecen respeto, ya sean niños o adultos y, como Daniel y Ernesto apoyan a Ana; Sara se pone furiosa y decide dejar la cena, además, Sara la hace creer a Carmen que Ana debió convencer a Daniel para que se fuese a vivir a otro lugar, por esto, Doña Carmen quiere hacerle la vida imposible a Ana para que ella misma se vaya de su casa, y Sarita promete ayudarla. Cuando Adrianita le estaba enseñando su habitación; Ana comienza a llorar al ver el rostro de la madre en un retrato que la niña tiene en su cuarto y, después de esto, Nieves (el chofer de los Andrade) le confiesa a Ana que la esposa de Daniel murió quemada en un accidente de coche, y ella sigue recordando el sueño en el que estaba la esposa de Daniel y ella en el coche que se accidentó, aunque ella siente que ella era las dos mujeres que estaban en el coche. Y por eso, Ana le exige a Armando que la diga que relación hay entre ella y la esposa de Daniel Montiel, aunque él lo único que la dice es que ella no tiene nada que ver con Mariana. Mientras que, Daniel consuela a su hija Adriana, cuando ésta comienza a llorar porque extraña a su madre, pero él anima a su hija diciéndola que su mamá sigue velando por ella desde el cielo, además, Daniel y Yoya se confiesan al decirse que siguen extrañando a Mariana, y ellos están seguros de que Ana será una gran cuidadora de Adriana, aunque saben que Doña Carmen podría hacerle la vida imposible a Ana porque Carmen sigue desconfiando de ella. Cuando se despierta de la anestesia tras su operación; Ricky amenaza a Roberto con matarle con un bisturí y, en ese momento, Roberto tiene que llevarle hasta donde está Armando.

Del 20 al 31 de octubre de 2008