La Dama de Troya

Sebastián teme
perder a Patricia

La vida de Patricia y Sebastián pende de un hilo, y Silvia se roba la atención de Antonio
Después de soportar los reclamos de Patricia (Cristina Umaña) por sus alocados planes románticos, Sebastián (Andrés Juan) intentará prender desesperadamente el motor del planchón, pero este explota y ellos sólo tendrán dos salida morir quemados o lanzarse al rio en medio de fuertes corrientes y remolinos. De otra parte, Antonio (Rolando Tarajano) queda sorprendido con las grandes habilidades de Silvia (Yury Vargas) como jinete y de paso se deslumbra con su belleza. En La Dorada, Esther (Myriam de Lourdes) le confiesa a Gabino (Ronald Ayazo) que sospecha que Susana (Marcela Agudelo) es la amante de su esposo.

Mientras Sebastián intenta revivir a Patricia, Gabino besa a Esther
Sebastián (Andrés Juan) logra sacar a Patricia (Cristina Umaña) a la orilla del río, pero a pesar de sus esfuerzos no logra hacer que su amada reaccione. Al parecer los esfuerzos del hacendado son infructuosos y Patricia no sobrevivirá a este accidente. Entre tanto, Esther (Myriam de Lourdes) que ha desahogado sus penas en el alcohol, tiene una sentida conversación con Gabino (Ronald Ayazo), que terminará en un romántico beso que el peón se atreverá a darle a la señora de la casa y esposa de su patrón. Con escopeta en mano, Jacinta (Adriana Ricardo) intentará evitar que Marcos y sus malhechores se roben el ganado de la hacienda, pero ellos además de llevarse las reses también querrán violarla.

Patricia recobra el sentido, y Jacinta le cuenta a sus compañeros lo que le sucedió
Pierre (Claude Pimont) y Jacinta (Adriana Ricardo) se enteran de que la lancha en la que iban Sebastián (Andrés Juan) y Patricia (Cristina Umaña) se accidentó y temen lo peor. Aunque un poco adolorida, Patricia logra recuperarse del golpe que recibió luego de que la lancha en la que viajaba con Sebastián se estrellara, sin embargo, tendrán que idear la manera de buscar ayuda para salir del lugar en el que se encuentran. Después de lo sucedido con doña Esther (Myriam de Lourdes), Gabino (Ronald Ayazo) decide ahogar sus penas en alcohol, en ese momento llega su hijo Simón (Rodolfo Valdez) y al verse se abrazan. Gabino nota que su hijo está resentido de un brazo y le pregunta qué le sucedió, pero Simón le oculta la verdad diciéndole que se cayó de un caballo. Mientras tanto, Fabián (Mauricio Figueroa) intenta averiguar con la recepcionista del Hotel para dónde se fue Mariana (Lina Angarita), en ese momento golpean a la puerta y para sorpresa de este hombre aparece Ramón (Gerardo de Francisco) que su amigo le dé posada, pues después de que su esposa Yolanda (Martha Silva) lo echó de la casa no tiene a dónde ir. Jacinta les cuenta a Alcaraván (Jorge Cárdenas), Silvia (Yuri Vargas) y a Melinda (Angeline Moncayo) que de no haber sido por Martín (Roberto Cano) la habrían violado unos malhechores que intentaban robarse el ganado.

Susana aprovechará la desaparición de Patricia y Sebastián para fraguar un macabro plan y así quedarse con parte de la fortuna de los de la Torre
Perdidos En medio de un lugar desconocido, Patricia (Cristina Umaña) comenzará a reprocharle a Sebastián (Andrés Juan) por el hijo que Nena (Valentina Acosta) espera de él, pero este hombre tampoco se quedará callado y le reclama por haberle ocultado que ella ya había estado casada. En medio del dolor y rabia que siente, Sebastián le dice a su esposa que la dejará libre, pero ante la posibilidad de perderlo, Patricia le dice que lo ama y juntos se fundirán en un apasionado beso. Mientras tanto, Esther (Myriam de Lourdes) y Antonio (Rolando Tarajano) quedarán destrozados al saber que no hay señales de vida de su hijo y su esposa. Susana (Marcela Agudelo) y Nena no salen de su asombro al enterarse de la noticia, sin embargo, Susana le dice a su hija que si Sebastián y Patricia están muertos, ella podrá acceder a la herencia que le corresponde por el supuesto hijo que está esperando y le dice que debe quedar embarazada a como dé lugar. Nena sorprendida no puede creer los alcances de su mamá. Jacinta (Adriana Ricardo), Pierre (Claude Pimont) y Martín (Roberto Cano) no descansarán hasta dar con el paradero de los desaparecidos.

Susana aprovechará la desaparición de Patricia y Sebastián para fraguar un macabro plan y así quedarse con parte de la fortuna de los de la Torre
Perdidos En medio de un lugar desconocido, Patricia (Cristina Umaña) comenzará a reprocharle a Sebastián (Andrés Juan) por el hijo que Nena (Valentina Acosta) espera de él, pero este hombre tampoco se quedará callado y le reclama por haberle ocultado que ella ya había estado casada. En medio del dolor y rabia que siente, Sebastián le dice a su esposa que la dejará libre, pero ante la posibilidad de perderlo, Patricia le dice que lo ama y juntos se fundirán en un apasionado beso. Mientras tanto, Esther (Myriam de Lourdes) y Antonio (Rolando Tarajano) quedarán destrozados al saber que no hay señales de vida de su hijo y su esposa. Susana (Marcela Agudelo) y Nena no salen de su asombro al enterarse de la noticia, sin embargo, Susana le dice a su hija que si Sebastián y Patricia están muertos, ella podrá acceder a la herencia que le corresponde por el supuesto hijo que está esperando y le dice que debe quedar embarazada a como dé lugar. Martín (Roberto Cano), logra encontrar a Sebastián pero pensando que le pudo haber causado daño a Patricia, lo golpeará dejándolo inconsciente.

Martín logra encontrar a Patricia y a Sebastián
Martín (Roberto Cano) llega hasta el lugar donde se encuentra Patricia (Cristina Umaña) con Sebastián (Andrés Juan) cargado al hombro, cuando ella lo ve siente un gran alivio, pero le pregunta que le pasó a Sebastián, él le dice que lo golpeó pensando que le había hecho daño. Patricia se enfurece con Martín por lo que hizo e intenta desesperadamente que su esposo vuelva en sí. Ramón (Gerardo de Francisco) recibe la llamada del Comandante Pérez, quien le informa que ya encontraron a los responsables del robo del ganado. El Comandante Moreno se entera de que el alcalde tiene pistas sobre los sospechosos del robo y preocupado le cuenta a Esteban (José Narváez) lo sucedido y le dice que debe hacer algo para que no descubran que ellos están implicados. A Simón (Rodolfo Valdez) Bruno y a Marcos se los llevan presos como principales sospechosos del robo a la Hacienda La Dorada.

Sebastián se reencuentra con su familia
Sebastián (Andrés Juan) se reencuentra con su Esther (Myriam de Lourdes) y Antonio (Rolando Tarajano) sus papás quienes celebran que tanto él como Patricia (Cristina Umaña) estén vivos. Sebastián les cuenta que gracias a Martín (Roberto Cano), lograron salir vivos de ese lugar. En agradecimiento por haber salvado la vida de su hijo. Antonio invita a la familia de Patricia a su Hacienda. Mientras tanto, Melinda (Angeline Moncayo) angustiada le cuenta a Silvia (Yuri Vargas) que Camila la dueña del burdel donde ella trabajaba tiene serios problemas con Yolanda (Martha Silva) la esposa del alcalde, quien no le permite el acceso a los clientes y que quiere que ella le solucione el problema o de lo contrario le contará a todo el mundo que ella trabajó en ese lugar. Al enterarse de que Sebastián y su esposa están vivos, Susana (Marcela Agudelo) y Nena (Valentina Acosta) buscarán la manera de empañar su felicidad. Patricia le cuenta a Jacinta (Adriana Ricardo) y a Pierre (Claude Pimont) que ama a Sebastián y desistirá de su sed de venganza contra Antonio de la Torre. Por su parte, Antonio queda impactado con la belleza de Silvia.

Susana y Nena sobornarán a un médico para que las secunde en sus planes
Susana (Marcela Agudelo) y Nena (Valentina Acosta) abordan al Dr. Ospina y sin ningún reparo, Susana le dirá que necesita que le certifique un aborto a su hija. El médico queda absorto con la propuesta y se niega rotundamente. Melinda (Angeline Moncayo) no tendrá más remedio que hablar con su novio Daniel (Pedro Falla) y pedirle que hable con su mamá y que les permita a las mujeres del burdel trabajar tranquilas, aunque Daniel no está muy seguro de que eso le convenga para su carrera política, Centella (Jairo Ordoñez) le dice que esa puede ser una meneara de que gane adeptos en el pueblo. Martín (Roberto Cano) habla con su prima Camila a quien le dice que debió haber matado a Sebastián (Andrés Juan) en la selva pues siente muchos celos de ver a Patricia (Cristina Umaña) en sus brazos. Daniel llega a la Alcaldía para hablar con su mamá y pedirle que deje en paz a las mujeres del burdel. Esteban (José Narváez) buscará la manera de coquetearle a Mariana (Lina Angarita) ahora que ella está trabajando en el frigorífico. Nena busca a Mariana para pedirle dinero prestado y así sobornar al médico para que le certifique el aborto.

Nena y Susana arruinan la luna de miel de Patricia y a Sebastián
Luego de haber convencido al Dr. Ospina de que le certificara el aborto, Nena (Valentina Acosta) llegará a casa de Sebastián (Andrés Juan) y le dice que necesita hablar con él, Esther (Myriam de Lourdes) interviene diciéndole que deje en paz a su hijo pues él le dejó las cosas muy claras. Sin embargo, él accede a hablar con Nena quien lo trata de la peor manera y lo amenaza con cometer una locura con el hijo que está esperando si él la sigue tratando mal. Sebastián se enfurece y le dice que no le va a permitir que lo siga manipulando. Martín (Roberto Cano) llega a la Hacienda Dorada sigilosamente y armado buscando a Sebastián, pero alguien lo toma por detrás y lo amenaza con un arma. Cuando Patricia (Cristina Umaña) y Sebastián se disponen a salir para su viaje llega Susana (Marcela Agudelo) muy alterada para decirles que Nena está en el hospital y abortó el bebé que esperaba y culpará a Sebastián por lo sucedido. Patricia decide cancelar su viaje de luna de miel. Susana llega hasta el hospital donde está Nena y le cuenta que sus planes dieron resultado.

Sebastián teme perder a su esposa Patricia
Después de lo ocurrido con Nena (Valentina Acosta) con respecto al supuesto aborto que se realizó, Sebastián (Andrés Juan) queda muy preocupado con la actitud que ha tomado Patricia (Cristina Umaña) de cancelar su viaje de luna de miel. Ahora él teme perder a su esposa. Betsy (Nicole Santamaría) le cuenta a Simón (Rodolfo Valdez) lo que sucedió entre Nena y Sebastián. Y este hombre a su vez aprovecha que Patricia ha llegado a La Hacienda La Dorada y que no hay nadie para indisponerla en contra de Sebastián, contándole que su esposo le dijo a Nena que se deshiciera del bebé, noticia que dejará a esta mujer impactada. Mientras tanto, en el hospital Nena recibe la llamada de Simón, quien le reprocha por lo que ha hecho, y le advierte que de seguir con esa mentira podría meterse en graves problemas. Mariana (Lina Angarita) seguirá dándole celos a Fabián (Mauricio Figueroa) con Esteban (José Narváez), diciéndole que es un hombre muy inteligente y atractivo, lo que desata la furia de Fabián quien le dice que Esteban sólo busca aprovecharse de ella. Sebastián y Esther (Myriam de Lourdes) van a visitar a Nena al hospital y ella finge sentirse muy mal para hacerlo sentir culpable. Por otro lado, Daniel (Pedro Falla) se prepara para dar su primer discurso como candidato a la alcaldía y le pedirá a su novia Melinda (Angeline Moncayo) que lo acompañe, aunque ella se niega por temor a que todo el mundo se entere del secreto que oculta, su novio le pide que no lo deje sólo en este importante paso en su carrera política.

Del 20 al 31 de octubre de 2008