La quiero a morir

Sansón y Manuela
se declaran su amor

Roosevelt consuela a Juliana en sus brazos

Juliana recibe todo el apoyo de Roosevelt, después de la visita que le hizo a su papá en la cárcel, porque volver a verlo le causó mucho daño e incluso no sabe si será capaz de perdonarlo.

Sergio le da una paliza a Germán
Cuando Germán sale de la cárcel planea de inmediato visitar a Manuela, pero antes se encuentra en la calle con Sergio, quien sin pensarlo dos veces le propina tremenda paliza reclamándole por el robo que le hizo. Claudio llega justo en ese momento y logra separarlos y convencer a Germán para que se abstenga de visitar a Manuela porque ella está demasiado dolida con él.

Yuri sospecha que está embarazada
Yuri continúa su relación con Stalin, pero la sospecha de un embarazo la pone a temblar porque esto podría dañar todos los planes que tiene con Sansón.

La Pola quiere comprarle la casa a Lucrecia
Sergio trata, por un lado de convencer a Lucrecia para que le venda la casa de la pensión a la Pola y por otra parte, le dice a la Pola que haga una buena oferta y así se quita el problema de encima, por lo que ella le pide a Sansón que le preste el dinero.

Lucrecia hace negocios sucios con Stalin
Entre tanto, Lucrecia tiene como espía a Stalin en la pensión de su rival, quien la mantiene al tanto de todo lo que sucede entre su esposo y su amante.

Sansón y Manuela se declaran su amor y se besan
Cecilia le cuenta a Sansón que nadie se acordó del cumpleaños de Manuela y él decide darle una sorpresa invitándola a cenar. El regalo que él le tiene preparado, la música que contrata y cada detalle de la celebración, hacen que Manuela se conmueva y lo bese tiernamente descubriendo por completo sus sentimientos ante él.

Yuri entra en cólera al enterarse de la velada de Sansón
Juliana y Andrea recuerdan a última hora el cumpleaños de su mamá y se proponen celebrarlo en casa de Lucrecia, pero Claudio las desanima cuando les cuenta que Manuela se fue con Sansón, tema que les disgusta por completo y deciden ir a la pensión de la Pola donde le tienen una fiesta de bienvenida a Jorge, quien vivirá allí como uno más de los inquilinos. Cuando las jovencitas llegan la pensión, Yuri se entera del paradero de Sansón, se pone furiosa y Stalin, su novio, es el primero en notarlo.

Katherine le propone a Sergio que pasen la noche juntos
Sergio se siente devastado porque después de todo su esfuerzo por llevarle mariachis a Manuela, ella se ha ido con Sansón, pero Katherine no desaprovecha la ocasión y le dice a Sergio que en lugar de estar buscando a otras mujeres, se fije en ella.

Lucrecia despide a los mecánicos del taller
Lucrecia decide despedir a Roosevelt, Carenalga, Raskinball y Kathy, por haber llegado tarde a su trabajo y nombra como gerente a Stalin, quien deberá negociar con los muchachos para que vuelvan a trabajar con él.

Del 20 al 31 de octubre de 2008