Sin Senos no hay Paraíso

Yésica traiciona
a su amiga Catalina

Don Marcial quiere vengarse de Mauricio Contento

Cuando Don Marcial descubre el paradero del Doctor Mauricio Contento; él quiere hacerle sufrir, como él lo hizo con su Catalina, por eso, Marcial le encarga a Pelambre (su escolta de confianza) que le lleven a una la peor clínica para hacerle una “lipurraspada” en la pelvis y ponerle un par de senitos, con las peores prótesis. Mientras tanto; Albeiro y Jota intentan hablar con Ximena, Paola y Vanesa para pedirlas que sean modelos en el desfile de Doña Hilda, pero ellas regresan borrachas del burdel y es imposible hablar con ellas. Más tarde; Doña Hilda les coge las medidas a Julieta, Lina y Natalia de su cuerpo para prepararlas la ropa interior que van a lucir en su desfile. Y Albeiro y Jota deciden espiarlas por el tejado a Julieta, Lina y Natalia, que están en ropa interior, mientras Doña Hilda las toma las medidas. Y al bajar del tejado; Albeiro se accidente, torciéndose el pie.

Ramiro y La Liebre sobrevivieron al accidente
Aunque parezca imposible, Ramiro (El Hombre Oscuro) logró sobrevivir al incendio que El Titi provocó para matarle, pero está totalmente vendado pues está quemado y tendrá que estar durante seis meses como mínimo en la clínica recuperándose, mientras que La Liebre perdió todas sus extremidades, quedándose sin brazos ni piernas, por lo que ellos están desesperados y creen que fue un castigo de Dios por trabajar ilegalmente y delinquiendo. Y Jota va a visitar al hospital a El Hombre Oscuro y a La Liebre, y Ramiro se entristece al enterarse de que su perra Dolores murió en el accidente y, después, éstos le piden a Jota que les mate, practicándoles la eutanasia. Aunque el Doctor la advirtió a Catalina que tenía que esperar 6 meses para que sanasen las cicatrices de la operación; Catalina está obsesionada con tener nuevamente sus senos, y un cirujano promete operarla por 10 millones de pesos, aunque Catalina se compromete a firmar un documento para no comprometer a ese doctor por si a ella la pasa algo durante la operación. Cuando el abogado de El Titi renuncia a seguir defendiéndole porque ve que es un caso imposible; El Titi se pone furioso y comienza a golpear a su abogado en la cárcel, pero la policía consigue detenerle. Mientras que, Yésica y Catalina están muy nerviosas porque creen que El Titi, Cardona o Morón podrían pagarle mucho dinero al oficial Salgado para delatarlas ante ellos, pero Salgado no está dispuesto a recibir chantajes de los narcos. Cuando Doña Hilda descubre que Albeiro se torció el pie al saltar la tapia; ella se da cuenta de que él se accidentó por subirse al tejado para ver en ropa interior a Julieta, Lina y Natalia. En una fábrica con muy malas condiciones; mandado por Don Marcial, un Doctor de lo peor comienza a torturar a Mauricio Contento, cortándole los brazos, clavándole clavos en las piernas, inyectándole botox en su rostro.

Doña Hilda llevará por el buen camino a las chicas del barrio
A pesar de que Ramiro (El Hombre Oscuro) y La Liebre le ruegan a Jota que les mate porque no quieren seguir viviendo al verse en tan malas condiciones. Aunque Doña Hilda les convence a Ximena, Vanesa y Paola y también a las madres de éstas para que dejen la prostitución y para que comiencen una nueva vida como modelos, presentándolas en el desfile que prepara Doña Hilda. Pero, el jefe del burdel donde trabajan Vanesa, Paola y Ximena las amenaza con delatarlas a la prensa si dejan de trabajar en su burdel para convertirse en modelos.

Paola, Ximena y Vanesa son amenazadas por dejar el burdel
Mientras Doña Hilda y las madres de las chicas del barrio la ayudan a hacer sus diseños; Paola, Ximena, Vanesa, Julieta, Lina y Natalia comienzan a entrenar y a dar clases para aprender a desfilar. Pero, cuando Don Jairo (el jefe del burdel donde trabajan Vanesa, Paola y Ximena) descubre que ellas van a dejar de trabajar para modelar; él las amenaza con delatarlas a la prensa si dejan de trabajar en su burdel para convertirse en modelos. Por otra parte, el Oficial Salgado les advierte a Yésica y a Catalina que están ofreciendo mucho dinero a cambio de saber los nombres que delataron a El Titi ante la DEA. Entre tanto; Don Marcial está furioso porque Catalina no quiere acostarse con él hasta que ella no sea operada nuevamente de los senos. En la clínica donde están hospedados La Liebre y Ramiro; Jota les visita para animarles y decirles que él no es capaz de matarles, por lo que ellos se ponen furiosos, ya que ellos quieren morirse.

Marcial comienza a cansarse de los rechazos de Catalina
Catalina sigue lamentándose por haber perdido a Albeiro, mientras que Doña Hilda y Albeiro están cada vez más unidos, a pesar de que él no ha podido olvidar a Catalina. Además, Catalina vuelve a rechazar a Marcial, cuando éste la pide que hagan el amor y, por esto, él comienza a cansarse de los rechazos de su amada. Por otra parte, Ramiro le pide a Jota que vaya a una bodega donde guarda el dinero y que la mitad se la quede él y la otra mitad se la entregue a su hija (la hija de Ramiro), a la que tiene que buscar porque Ramiro no sabe nada de su propia hija.

Yésica comienza a coquetear con Don Marcial
Jota les echa la bendición a Ramiro (El Hombre Oscuro) y La Liebre, antes de ponerles la inyección de la eutanasia para que puedan morir. Y después de despedirse de sus amigos y de que Ramiro le dijese que en otra vida le gustaría casarse con él; Jota les inyecta la eutanasia a ambos y mueren en el momento, como ellos deseaban. A pesar de que Catalina sigue enfadada con su madre; Doña Hilda quiere invitar a su hija Catalina a desfilar en ropa interior. Después de que Don Marcial intentase hacer nuevamente el amor con Catalina y le rechazase; Marcial le dice a Catalina que se va a ir a España durante 15 días, advirtiéndola que ella podría perderle. Y como Catalina no le hace caso; Marcial comienza a fijarse en Yésica, a pesar de que antes le caía muy mal. Además, Yésica comienza a coquetear y a vestirse más provocativa, con el único propósito de conquistar a Don Marcial. Por otra parte, al Oficial Salgado le asaltan y le secuestran para exigirle que les diga quien delató a El Titi y, aunque al principio él no quiere decir nada, pero ellos le dan una gran paliza y le electrocutan en varias ocasiones. Mientras tanto, Lina va acompañada por sus padres y sus amigas a una clínica para quitarse las prótesis de sus senos. Mientras tanto, Catalina se arriesga a ponerse nuevamente la silicona en sus senos antes de 6 meses, aunque aún no hayan cicatrizado las heridas de la operación anterior. Tal y como le mandó Ramiro, antes de que muriese; Jota cumple el deseo de quien fue su patrón, adentrándose en la fábrica donde Ramiro exportaba la droga para coger el dinero de Ramiro.

Yésica y Marcial traicionan a Catalina
Marcial se lleva a Yésica hasta un apartamento y, allí, ellos acaban haciendo el amor; pero ella, antes de acostarse con él, le dice de que ella sólo traicionaría a su amiga Catalina, si él sacará de su vida a Catalina, siendo ellas nueva esposa, y Yésica le acaba convenciendo cuando Yésica le dice a Marcial que Catalina siempre estuvo enamorada de Albeiro y, además, le dice que Catalina siente asco hacia él (Marcial) y que pensó en delatarle ante la DEA y quedarse con su fortuna. Mientras que, Catalina es operada de sus senos en la clínica, donde su vida corrió peligro de muerte, aunque favorablemente el Doctor logra reanimarla. Entre tanto; Doña Hilda presiente que algo malo la podría estar pasando a su hija. Y en otra clínica distinta a la de Catalina; Natalia se opera para quitarse las prótesis de sus senos y demostrar a todos que se puede salir adelante sin tener los senos grandes.

Catalina se pone unos senos demasiado grandes
Paola, Ximena y Vanesa están muy nerviosas desde que Don Jairo las amenazó con delatarlas a la prensa, si ellas dejan de trabajar en su prostíbulo para comenzar a modelar. Y después de contarle a Doña Hilda que sus mamás las miman y las consienten desde que se enteraron que ella serán modelos; Ximena, Paola y Vanesa la confiesan a Doña Hilda que ellas eran prostitutas y que ahora el dueño del burdel las está amenazando con decir a la prensa en que trabajaban antes de convertirse en promesas del modelaje y, finalmente, Doña Hilda las convence para que no vuelvan a trabajar allí, prometiéndolas que ella misma solucionará el problema. Después de que Yésica le dijera a Marcial que ella sólo se acuesta con un hombre cuando existe el amor o por algo que valga la pena; Marcial la advierte a Yésica que la mataría si ella le estuviese mintiendo, respecto a lo que le dijo de Catalina, exigiéndola que le dé pruebas para descubrir que Catalina siente asco por él. Por otra parte, Jota se adentra en la fábrica de Ramiro (El Hombre Oscuro), en busca de la fortuna de éste y, después de varias complicaciones, Jota consigue el dinero de su amigo, tal y como se lo prometió antes de que muriese. Mientras Yésica y Don Marcial vuelven a hacer el amor; en la clínica, Catalina tiene muchas molestias tras ser operada nuevamente de los senos, y Pelambre (el escolta de confianza de Marcial) es el único que se queda al cuidado de Catalina. Por otra parte, a Natalia la dan de alta después de que saliese muy bien de su operación y pretende demostrar a todos que sin los senos grandes puede llegar a conocer el paraíso. Además, Catalina se pone unos senos demasiado grandes y se siente un poco molesta. Como el Oficial Salgado sigue sin decirles quien delató a Aurelio Jaramillo (alías El Titi); los secuaces de Cardona torturan y acaban matando a Salgado. Prometiéndola que se casará con ella y que la dará todos los lujos; Yésica accede a hacer que Catalina confiese que Marcial la da asco, mientras graban a Catalina toda la conversación.

Doña Hilda vuelve a ayudar a Paola, Ximena y Vanesa
Prometiéndola que se casará con ella y que la dará todos los lujos; Yésica accede a hacer que Catalina confiese que Marcial la da asco, mientras Marcial ve la conversación por una cámara y, por esto, él se entristece y se pone furioso y, después de que Yésica le hiciese creer a Catalina que ella se va a ir porque la salió un trabajo; Yésica y Marcial se van a España, ya que él tiene negocios que tratar allí, pero Don Marcial no quiere sacar todavía a Catalina de su casa pues aún sigue enamorado de ella y ésta sigue mal de salud tras su operación. A pesar de no tener ni idea de cuentas; Jota, con ayuda de Albeiro, compran una nave en el barrio y lo convierten en un gimnasio, sobre todo para que Julieta, Lina, Natalia, Ximena, Paola y Vanesa puedan entrenar gratuitamente, ya que es gratis para todo el barrio; aunque Jota no le dice a nadie que sacó todo ese dinero y mucho más de el almacén donde Ramiro guardaba su fortuna. Por otra parte, Doña Hilda va a hablar con la Gerente del desfile de “Moda Colombia”, para confesarla que tres de las muchachas que tendrá en la pasarela fueron prostitutas, por eso, ella le pide ayuda a la Gerente para que consiga mantener eso en secreto, convenciéndola al decirla que esas jovencitas necesitan una segunda oportunidad.

Del 20 al 31 de octubre de 2008