Amaia Salamanca


Amaia Salamanca es Catalina en ‘Sin tetas no hay paraíso’ y, con sólo 22 años y un rostro angelical, esta joven madrileña ha conseguido hacerse un hueco en el corazón de muchos. Nos asegura que no ha visto montados los dos desenlaces de la serie que protagoniza. Sin embargo, la actriz, al hablar sobre un hipotético futuro sin El Duque, insiste en que la serie tiene continuidad. Telecinco no ha decidido ni cómo ni cuándo acaba la temporada. Baraja finalizarla en enero. Mientras, la expectación crece.

-¿Crees que sin tetas no hay paraíso?
Para nada. Cada uno puede buscar el éxito dentro de lo que haga y no necesita tener un físico perfecto.

-¿Qué le ha aportado su personaje?
Estoy encantada de interpretar a Catalina porque no es un personaje plano sino que va dando giros diferentes. Es un caramelito porque le puedes dar muchísimas interpretaciones diferentes.

-¿Sueles verte en televisión?
Sí, los jueves como el resto de los españoles. Lo hago para ver lo que está bien o mal y corregir errores.

-¿Qué recuerdos guardas de la primera vez que te pusiste delante de una cámara?
Muchísimos nervios. El primer casting lo hice para la serie ‘SMS’, en el plató de la serie ‘Aída’, y no sé como me escogieron porque me salió fatal.

-¿Cómo es Amaia Salamanca?

Me considero bastante tímida y vergonzosa con la gente que no conozco. Con mis amigos de toda la vida soy bastante extrovertida y me gusta hacer el tonto.

-¿La fama te ha cambiado?
He notado un cambio en mi vida, pero sigo siendo la misma y conservo los mismos amigos de toda la vida.

-¿No te parece un poco exagerado la expectación que se ha creado en torno al persona de El Duque?
Lo de Miguel Ángel ha sido espectacular, pero es normal que se haya creado ese fenómeno fan. En este sentido, las mujeres somos menos tímidas y en seguida nos abalanzamos.

-¿Ha habido muchos Duques en tu vida?
Duque como tal ninguno y espero que no los haya. Amores... sí, unos cuantos.

-¿Aceptarías una tercera entrega de la serie ‘Sin tetas no hay paraíso’ con los ojos cerrados?
Sí. Es un buen proyecto y puede mantenerse fresco.

-¿Aunque sea sin El Duque?
¿Por qué no? Ha aportado muchísimo, pero la serie no la hace una sola persona.

-¿Con qué final te quedas?
Son muy diferentes, pero el más trágico te da más a la hora de interpretar. Es una situación límite. Ahora le toca elegir a Telecinco…

-¿Y cómo afrontas los cambios de tu personaje?
Es bueno cambiar de registro y Cata te ofrece esa posibilidad. Si hay otra temporada, dará otra vuelta más.

-¿Y tu debut en el cine?
En mayo se estrena ‘Fuga de cerebros’. Me ha encantado y me gustaría repetir. Es una comedia gamberrada donde he estado rodeada de gente joven que me han tratado fenomenal. El cine es muy diferente a la tele. Ahora tengo algunos proyectos.

-¿Te gustaría terminar en Hollywood como Penélope o Paz Vega?
Sí, pero de momento es algo muy lejano porque me queda mucho por hacer en España. Creo que a todo el mundo le gusta prosperar y llegar a lo más alto en su profesión. Desde mi punto de vista, en el caso de un actor lo más alto es poder llegar a Hollywood y hacer una película.

-¿Y te desnudarías por un buen guión?
Sería un miedo que tendría que vencer porque impone mucho lo de desnudarse y me da mucha vergüenza. En ‘Fuga de cerebros’ hay una escena de sexo donde sí que se me ve el pecho, pero no es un desnudo integral.

-¿Y has pensado en hacer teatro?
Me gustaría y lo estoy valorando porque tengo muchas ganas.