Doña Bárbara

Bárbara consigue sacar de
la cárcel a Eustaquia

Santos echa de su hacienda a Bárbara

Doña Bárbara llega a la hacienda de su esposo como la dueña y señora de “Altamira”,a pesar de que Marisela, Cecilia y Lorenzo no aceptan sus órdenes. Mientras que, en San Fernando; Santos es culpado por el Coronel Meléndez de estar encubriendo a unos “revoltosos”, que luchan en contra de la tiranía del estado, diciéndoles que confiscaría las tierras de los hombres que colaborasen Santos y “los rebeldes” y, por eso, los ganaderos deciden no asociarse con Santos en los nuevos proyectos que él tiene para trabajar mejor entre todas las haciendas de alrededor. Por otra parte, Antonio tiene que pelearse con Balbino, echándole a golpes, por estar espiando a la hija de su nuevo patrón (Don Encarnación). Aunque Federica intenta hacerle creer a Pajarote que él es el verdadero padre del hijo que está esperando; él se va corriendo, despavorido, ya que sólo quiere a Federica para acostarse algunas veces con ella y no quiere casarse con esa loca. Mientras que Cecilia cuida de Lorenzo, que al enfrentarse a La Doña, él tuvo una recaída; Marisela intenta echar a su madre de “Altamira”, pero ella no entra en razón y repite una y otra vez que ahora ella es la nueva señora de esa hacienda y que todos tendrán que obedecerla, por eso, Marisela decide irse de la hacienda; y Cecilia, Lorenzo y los demás trabajadores abandonan “Altamira”, yéndose todos en ese momento a San Fernando para pedirle explicaciones a Santos. Por otra parte, Eustaquia le dice a Bárbara que ella volvió a cometer una imprudencia y que por eso volverá a perder a Santos. Y poco después; Marisela, Cecilia y Lorenzo llegan a San Fernando y le dicen a Santos que Bárbara les echó de “Altamira”. Y furioso, Santos llega a “Altamira” para enfrentarse a Bárbara por haber echado de su hacienda a su familia, además, Santos se da cuenta de que su amada se adueñó de la hacienda porque sentía celos de Marisela cuando la puso al mando de la hacienda durante dos días. Y esta vez, Santos echa de su casa a Bárbara y a sus trabajadores y, aunque ella al principio se resistía, ella acaba yéndose a “El Miedo”. Por otro lado; Pajarote, Carmelito y María Nieves se disculpan con Antonio por no haberles contado que se acostaron con Federica, a pesar de que ella le acusó de haberla dejado embarazada; y éste les disculpa. En el hotel de San Fernando donde se hospedaron; Lorenzo le confiesa a Cecilia que le quedan pocos días de vida. Mientras que, Meléndez confunde a Marisela con Bárbara, ya que ella se parece a su madre cuando ésta era joven, y éste es uno de los miserables que la violó.

Doña Bárbara no podrá tener más hijos
Cuando Meléndez confunde a Marisela con Bárbara, ya que ella se parece a su madre cuando ésta era joven; ella se pone furiosa porque éste coquetea con ella, pero Marisela le rechaza, tratándole groseramente, aunque éste estuviese vestido con su uniforme de coronel. Y como Meléndez investiga a Marisela; él se da cuenta de que la joven vive en la hacienda de Santos Luzardo, por esto, él quiere viajar a El Progreso, para averiguar qué ocurre allí. A pesar de que Cecilia quería decirle a Marisela que a su padre Lorenzo le quedan pocos días de vida para irla preparando; Lorenzo le pide a Cecilia que no lo haga, ya que éste no quiera que su hija sufra por él. Y por la noche, Lorenzo le dice a Marisela que se siente muy orgulloso de ella, que la quiere mucho y que siempre va a estar a su lado pase lo que pase. Cuando Santos les advierte a sus amigos Gonzalo, Cosme y Andrés que el Coronel Meléndez va a ir a El Progreso para revisar todas las fincas de alrededor; Bárbara lo escucha y planea matar a Meléndez, como lo hizo con sus otros violadores. Y como Andrés sigue herido y ellos no pueden huir; Bárbara le muestra a Santos un pasadizo secreto que está en las caballerizas para que allí se escondan Gonzalo, Cosme y Andrés de los guardias de Meléndez que les van a ir a buscar, pero Gonzalo es claustrofóbico y, por eso, comienza a desesperarse por estar ahí encerrado y, por esto, Gonzalo tiene que dejar allí escondidos a sus amigos y él huye para esconderse en otro sitio. Y para que Meléndez no la reconozca, Bárbara se va a la capital, para después volver y matar a Meléndez, dejándole una nota a su amado Santos, diciéndole que se fue a la capital para que ellos puedan aclarar sus sentimientos. Y allí, Bárbara se hace exámenes médicos, y el Doctor la informa de que ella no podrá tener hijos, debido a la última violación que ella sufrió. Mientras que, Meléndez y sus guardias llegaron a El Progreso y comenzaron a investigar en la hacienda “Altamira” y, allí, Meléndez sigue recordando a Bárbara en Marisela, a la que agarra de la cintura porque quiere acostarse con ella, pero ella le rechaza y Santos la salva de ese bandido.

Cecilia se siente celosa al ver a Antonio con Lucía
Aunque intenta disimularlo delante de ellos; Cecilia se pone celosa, al ver a Antonio con Lucía Matute (la hija de Don Encarnación). Cuando Santos descubre que Meléndez intentó sobrepasarse de Marisela; Santos se pone furioso y le exige a Meléndez que no se atreva a volverla a poner un dedo encima a Marisela. A las afueras de “El Miedo”; Gonzalo se encuentra con Juan Primito, que se ofrece a ayudarle a ir a “Altamira” y, sin importarle que los guardias estén revisando esa hacienda, Gonzalo va hasta la ventana del cuarto de Marisela para proponerla que huya con él, pero ella no acepta, además, cuando éstos estaban a punto de besarse, Santos los descubre y se pone celoso, y finalmente vuelve a llevar a Gonzalo a su escondrijo. Mientras que, Pajarote se inventa que Genoveva es su novia para hacerles creer a los guardias que él compró un libro de poemas para su amada, ya que ese libro era de Andrés, y Pajarote le estaba encubriendo. Y después, Genoveva le abofetea por haberla besado, aunque ellos se sienten atraídos. Por la noche, en la cantina del pueblo; Pernalete le confiesa a Meléndez que Marisela es la hija de Doña Bárbara, la mujer más poderosa del Arauca. Después de que Melesio le aconsejara a su hijo que aclarase las cosas con Cecilia; Antonio va hasta “Altamira” para hablar con Cecilia, pero ella evita hablar de su amor, por lo que él se pone furioso y la dice que Lucía le está empezando a gustar.

Bárbara se enfrenta a Meléndez
María Nieves se atreve de nuevo a besar a Altagracia, pero ella le rechaza y le dice que su amor no puede ser porque él es un bruto que nunca dice nada, y ella quiere a su lado a un hombre culto que la diga cosas bonitas, y no a un bruto. Cuando el Coronel Meléndez y sus guardias van hasta la hacienda de “El Miedo”, aunque ellos no encuentran nada, Eustaquia insulta a Meléndez por haber violado a Bárbara, y éste le da una bofetada a la vieja india, ya que ésta no le quiere decir dónde está Bárbara. Y cuando Marisela va a visitar a la cárcel a Eustaquia; ella le avisa de que Gonzalo y sus amigos están escondidos en un sótano de “El Miedo” y, por eso, Marisela va a llevarles comida a su escondrijo. Cuando Bárbara descubre que Meléndez apresó a su nana Eustaquia; Bárbara llega de la capital, directa a la jefatura para amenazar a Meléndez con delatar a la prensa todo el pasado de éste, dejándolo al recaudo de un abogado en la capital si a ella llegase a pasarla algo malo y, aunque ésta se lo oculte, Bárbara pretende asesinar a Meléndez, por haberla violado.

Bárbara consigue sacar de la cárcel a su vieja Eustaquia
Después de la amenaza de Bárbara; Meléndez saca de la cárcel a Eustaquia. Como Santos sigue creyendo que Bárbara le culta cosas; Santos no puede corresponderle a Bárbara cuando ellos iban a hacer el amor. Como Meléndez no ha logrado encontrar a “los revoltosos”; él le ofrece mucho dinero a Pernalete, Balbino y Mr. Danger si le ayudan a encontrarles. Como Bárbara quiere alejar a su hija de Santos; Bárbara le aconseja a Marisela que huya junto a Gonzalo, aunque Marisela sabe que su madre la dice eso para alejarla de Santos. Recordando que dos mujeres que vivían cerca de El Chepo le confesaron a Meléndez que un indio cojo y una mujer muy bella salieron del apartamento de El Chepo con una caja; Meléndez comienza a sospechar que Bárbara y Melquíades secuestraron a El Chepo y le mataron, por eso, éste comienza a interrogar en la cantina del pueblo a Bárbara, pero ella se lo niega.

Bárbara está preocupada de Marisela, por Meléndez
A pesar de que Bárbara niega haber matado a El Chepo; Meléndez está seguro de que ella le mató y amenaza con inculparla, pero ella no le teme. Y aunque Pernalete intenta ocultárselo, Meléndez se da cuenta de que el gobernador de El Progreso es aliado de La Doña y, poco después, Pernalete le confiesa a Bárbara que Meléndez está interesado en Marisela y que quiere deshacerse de Santos Luzardo, por esto, Bárbara le dice a su hija Marisela que debe de tener mucho cuidado con Meléndez porque él está interesado en ella, y ese coronel es un sádico, asesino y torturador, ya que está preocupada por su hija; confesándola a su hija que ella no quiere que ella sufra como ella porque quiere su felicidad y alegría. Mientras que, Lucía comienza a coquetear con Antonio y, aunque él la rehuye, porque ella es la hija de su nuevo patrón (Don Encarnación); ella le cita a Antonio por la noche a las orillas del río, y éste va hasta allí y, cuando ésta le dice que se está enamorando de él, Lucía besa apasionadamente a Antonio, pero él la acaba rechazando, diciéndola que no quiere estar al lado de otra jovencita caprichosa que le haga infeliz. Entre tanto, Santos se sigue sintiendo atraído por Marisela, aunque no quiera aceptarlo, y mucho más cuando la ve empapada, ya que “las Terneras”, jugando, la tiraron a la laguna. Entre tanto, Federica y Josefa se pelean después de insultarse, llamándose “churnia” la una a la otra, echándose en cara que ambas son unas mujeres que coquetean con todos los hombres del pueblo. Y poco después, Meléndez tiene el descaro de llevarse a Josefa al mismo hotel de Mujiquita, y Josefa se acuesta con Meléndez, sin importarle que su esposo Mujiquita está cerca de ellos, sabiendo lo que están haciendo. Y después, Meléndez la sonsaca a Josefa que Doña Bárbara se convirtió en la mujer más rica y poderosa del Arauca, a base de seducir a hombres y robándoles sus tierras, contándole también que. Como el poeta Andrés se empeora porque es alérgico a las medicinas que le están dando; Santos lleva al Doctor Arias al escondrijo donde se esconden Gonzalo, Cosme y Andrés, para que cure a Andrés.

Santos se enfrenta a Meléndez por Marisela

Cuando Meléndez ve a Bárbara unida y aconsejando a su hija Marisela; él se da cuenta de que Marisela es el punto débil de Bárbara. Como Meléndez les ofreció mucho dinero para capturar a “los revoltosos”; Mr. Danger encuentra el lugar secreto donde éstos se esconden, ya que sigue a Santos hasta que éste va con el médico del pueblo al escondrijo y, aunque éste no le dice nada a Meléndez; Mr. Danger se da cuenta de que Bárbara y Santos están escondiendo a “los revoltosos”, por eso, Mr. Danger le pide a Bárbara que le entregue a Marisela, “su chusmita”, a cambio de su silencio; pero él no está dispuesta a complacerle, además, Bárbara se enfrenta a sus peones (León y su hermano) por confabularse con Balbino Paiba para vigilar a Santos y capturar a “los revoltosos”, exigiéndoles que no se atrevan a traicionarla. Como los soldados intentaron aprovecharse de Marisela y “Las Terneras”, los muchachos de “Altamira” les defendieron, por lo que todos fueron a parar a la cárcel, pero favorablemente Bárbara les sacó de allí y, por este acto de su amada, Santos se siente orgulloso de ella y hacen el amor toda la noche, pero al día siguiente Bárbara se pone furiosa al oír a Santos que él en sus sueños nombra a Marisela, a la que se refiere como “Mi Sol” y, aunque ella no le dice nada, Bárbara teme que pueda perder a su amado. Al día siguiente, Marisela les prepara un pastel a Gonzalo y sus amigos y, de camino a “El Miedo”, los guardias la detienen y se comen su pastel, pero favorablemente Juan Primito ve como arrestan a “la niña de sus ojos” y, de inmediato, éste avisa a Santos. Después de descubrir que Balbino está siguiendo a Santos; Bárbara amenaza a Balbino con matarle si se atreve a traicionarla. Como María Nieves quiere conquistar a Altagracia; él la pide ayuda a Cecilia para que le enseñe a leer, escribir y hablar bonito y, así, lograr ser un poeta para su amada Altagracia, y dejar de ser un campesino bruto. Cuando encarcelan a Marisela, con la excusa de que ella le rompió una botella en la cabeza a un guardia, aunque ésta lo hizo porque él intentó aprovecharse de ella; Marisela es interrogada a solas por el Coronel Meléndez, y ésta le hace creer que ella no conoce a Gonzalo Suluaga. Mientras que, Santos llega furioso a la jefatura y se atreve a quitarle el arma a un guardia y amenazarle a punta de pistola para que le deje ver a Marisela y, poco después, amenaza con esa misma pistola a Meléndez para que deje en paz a Marisela.


Del 15 al 26 de diciembre de 2008