Karoll Márquez


Si hay algo que nunca pierde el actor y cantante cartagenero Karoll Márquez, que interpreta a Monchi en ‘Oye Bonita’, es la pasión que le pone a cada cosa que realiza. Y eso, precisamente, fue lo que pesó a la hora de ser elegido como protagonista de esta producción.

Y es que ni el hijo de Iván Villazón, ni el propio Rafael Santos, hijo de Diomedes Díaz, con sus años de experiencia en la música vallenata, pasaron las pruebas para ser los protagonistas de esta historia que no contará la vida del ídolo, sino que será una trama inspirada en las letras de sus canciones. Aun así, Márquez, que no había explorado ese género musical, se quedó con el protagónico de esta historia.

Hace tres meses el actor colombiano vive en una burbuja, alejado de la realidad. Está sumergido entre grabaciones en Girardot (Cundinamarca) y Coello (Tolima), las dos poblaciones elegidas de Colombia. El actor no tiene en su cabeza la dimensión real del 'boom' en Colombia de la novela que protagoniza. Sabe que 'Oye Bonita' es locura allí. Hasta que recibió una llamada de Diomedes Díaz, personaje en el cual está basado Monchi Maestre, lo dejó feliz.

-¿Cómo te preparaste el personaje de Monchi, en ‘Oye Bonita’?
Cuando me ofrecieron el proyecto, comencé a escuchar la música de Diomedes y me di cuenta de que conocía las canciones, y le metí empeño.

-Esta historia tiene coincidencias con la vida del ídolo vallenato, por el modo humilde como comienza a surgir Ramón Segundo Maestre Urbina, ¿por qué decidieron no contar nada negativo de éste?
No nos quisimos meter mucho en su vida sino en las canciones, con las cuales hemos llorado, cantado y dedicado y creo que eso me ayudó a apropiarme del personaje.

-¿Cómo es tu personaje, que interpreta temas como ‘Amarte más no pude’, ‘Sin medir distancias’, ‘Tu serenata’ y ‘Diana’?
Monchi es un hombre soñador, con espíritu alegre, que siempre tendrá obstáculos para superarse, pero a todo le verá la cara buena.

- Diomedes Díaz, personaje en el cual está basado Monchi, te llamó para felicitarte, ¿qué te dijo en esa llamada?
No conozco personalmente a Diomedes, pero me dijo un piropo muy bonito. Me dijo que voy a llegar lejos porque tengo un especial don de gente.

-¿Cómo has asumido el éxito de la serie en Colombia?
Aún no me ‘como el cuento’. Siempre deseaba hacer un gran producto, pero recibo llamadas de muchos amigos en Colombia que me cuentan del éxito de la novela. En la moto sí ‘testeo’ el recibimiento de la gente con la producción: eso es lo mejor de grabar en exteriores. Cuando la novela no había salido al aire, ya la gente, en las poblaciones donde se graba, ya me llamaba ‘Monchi’. Eso fue muy bonito, muy emocionante.

-Tres discos y seis años de cuerpo y alma en la música te tenían alejado de las cámaras, ¿qué te hizo aceptar este proyecto para volver a la televisión?
Siempre esperé el momento justo, la oportunidad exacta para regresar con un proyecto tentador y encantador. Hay que echarle ganas al trabajo, a las cosas.

-Dos preguntas obligadas antes de despedirse. La primera, ¿quién es la bonita de su vida?
Es Mariela, mi mamá. Está muy orgullosa, cada capítulo le parece muy corto y está feliz por mí.

-Y la segunda pregunta, ¿qué le gusta más: actuar o cantar?
Me gusta actuar cantando o cantar actuando.