Lincoln Palomeque


El actor colombiano Lincoln Palomeque, que terminó hace unas semanas el rodaje de la telenovela que protagonizó para el Canal RCN, ‘Novia para dos’, en el que representó a dos personajes, interpretando a Adrián Zea y a Toño Ríos, dos hermanos gemelos que vivieron en mundos completamente opuestos, pero unidos por la construcción.

Lincoln también ha estado en ‘Francisco el Matemático’, ‘Retratos’, ‘Me amarás bajo la lluvia’, ‘Lorena’ y su exitoso papel fue el de Dandy en la novela ‘Hasta que la plata nos separe’.

Por otra parte, el carismático actor nos habló en esta entrevista de sus amoríos en la vida real, pues su listado de conquistas es amplio y envidiable, todas son bellas y exitosas, como Angelly Moncayo, Zharick León, Katherine Porto y la actual: Carolina Cruz.

-Lincoln, ¿cómo se sintió con esta doble faceta, la doble interpretación de personajes en una misma novela exige un doble esfuerzo con respecto a un actor normal?
Claro, es la primera y no sé si única vez, porque no se sabe si a uno le llegue muy seguido esta oportunidad de interpretar a dos personajes y más si son gemelos, pues deben ser idénticos físicamente, pero a la vez diferentes en su entorno por el mundo en el que nacieron y vivieron y por lo que los rodea. Es un trabajo que para cualquier actor es una gran responsabilidad. Lo tomé como un regalo de Dios impresionante y estoy feliz al personificar dos personajes porque además me divertí mucho en ese mundo de los obreros y las construcciones.

-¿Cómo se sintió en el tema de la construcción, tiene habilidad con las manos?

Descubrí nuevas cosas, nos tocó hacer un curso en el Sena, ir a obras de construcción, empaparnos bastante del tema y creo que no me ha sido difícil. Pero hubo escenas en las que se necesitaron ‘dobles’, como cuando hubo que caer desde varios pisos. Pero en la medida en que yo pude, traté de hacerlas. Hice mis saltos y caídas.

-¿Cómo sería tu mujer ideal?
Lo importante es que te haga sentir tranquilidad, que te coja la manito y vaya contigo para el mismo lado, que entienda tu oficio. La vida se encargará de ponérmela en el camino.

-¿Se considera escurridizo?
No. (Risas) He tenido dos relaciones duraderas, lo que pasa es que no se ha dado.

-¿Qué tácticas de seducción utilizas?
Más que tácticas, eso es una magia. Cuando alguien me atrae, me gusta mirarla a los ojos.

-¿Cuándo piensas casarte?
Tengo como meta tener una familia, como cualquier persona.

-¿A qué edad te gustaría casarte?
La edad en que voy a querer organizarme puede ser los 35 años, y tengo 31... ya dentro de poquito.

-¿Cuántos hijos te gustaría tener?
Yo creo que una parejita.

-¿Cuál es tu noche perfecta?
En la playa, luna llena, una fogatita, sin ropa y sin nadie alrededor.

-¿Cuál es el beso que más recuerda?
Los besitos jugando “botellita”. esos no los voy a olvidar nunca porque tenía como un cosquilleo en el estómago. Además, en esa época uno daba un piquito y se enamoraba. También, recuerdo mucho un aniversario. Fue una noche mágica, estábamos en un paraíso lleno de velas, botella de vino y sobre todo amor.

-¿Te gusta que lo seduzcan?
Claro. Eso es acción-reacción: entrar desprevenido al cuarto y que lo tiren en la cama y le quiten la ropa.

-¿Qué no soporta de una mujer?
Que no sea auténtica o no sea ella.

-¿Le gusta alguna mujer en especial?
Me gustan las mujeres lindas; sería hipócrita decir que no me fijo en el físico.

-¿Entonces una fea no clasifica?
No, ahí sí hay una cosa que es como un 'clic'. No hay nada más bonito que despertar y tener al lado una cara bonita.

-¿Y alguna vez has sido infiel a tu pareja?
Sí, he puesto los cachos, menos en las dos relaciones más importantes que he tenido. Y que yo haya visto, no; pero seguro que a mí también me los han puesto.

-Has tenido varias novias, ¿por quién has llorado más?
Por la que más he llorado es por Zharick León.

-¿Cómo fue tu relación con la hermosa Zharick?
Estábamos en Medellín (Colombia), la relación con Zharick ya estaba en crisis, nos pusimos una cita, hablamos, nos despedimos y me ataqué a llorar porque sabía que se me estaba yendo una gran mujer, un ángel.

-Después de oficializar tu relación con la bellísima actriz y empresaria Carolina Cruz, ¿cómo empezó esta relación?
Nos conocíamos desde hacía tiempo en el canal RCN, nos saludábamos, habíamos estado en algunos desfiles y eventos, pero nada más. Y hasta en noviembre, durante el reinado de Cartagena, salimos a comer con nuestros respectivos novios: yo con Kathy Porto y ella con Daniel Arenas, nos llevábamos muy bien. Pero desde hace unos días hubo un clic entre ellos y los dos esperan que la relación se afiance y dure. La verdad es que no queremos hablar mucho de esto que nos está pasando, sino tomárnoslo con calma. Por ahora vamos despacito. A mí me gusta reservar cosas de mi vida y mucho más sobre mis relaciones, pero por ejemplo solo salí en fotos con Zharick cuando llevábamos como un año y medio. Con Caro queremos esperar.

-¿Cómo definirías a Carolina?
Es una mamacita y una berraca: trabajadora, talentosa y exitosa.