Michel Brown se va de España a Colombia


Michel Brown, que interpretó a Miguel Belaza (el profesor de teatro del colegio Zurbarán) en la serie ‘Física o química’, que se emitió en España por Antena 3, protagonizando un triángulo amoroso entre Blanca e Irene, pero su permanencia en la serie es un tanto incierta.

Al actor argentino le hemos podido ver protagonizando telenovelas, como ‘Pasión de gavilanes’, ‘Amores de mercado’ y ‘Madre Luna’, entre otras. Y al finalizar las grabaciones de ‘Física o química’, el actor regresó a Colombia para protagonizar una telenovela en el Canal RCN, con su inseparable compañera Ana Lucía Domínguez, con la que ya ha trabajado en tres telenovelas.

-¿Qué es lo que más le ha marcado de esta segunda temporada de ‘Física o química’?
Personalmente me han pasado muchas cosas. Primero, una forma totalmente distinta de trabajar a como se hace en Latinoamérica, segundo haber encontrado una veta de humor que tenía escondida y con la que me divierto mucho y tercero haber encontrado un gran grupo de amigos.

-¿No le ha costado adaptarse?
Al principio me dio miedo porque era un grupo muy sólido y yo venía a ocupar el espacio que dejaba Fele Martínez. Me miraron con lupa de pies a cabeza, pero con muy buen rollo después. Me divertí mucho porque los veía con los 17 ó 18 años que iban a echarse atrás.

-Finalmente tu personaje en la serie, no llegó a decantarse ni por Blanca ni por Irene...
Miguel estuvo mareado y como le costó decidirse, él no se decantó por ninguna porque a las dos las quiere un poquito. Los espectadores se sorprendieron porque no creo que nadie descifrara ni un poquito el final de la temporada.

-En la vida real, ¿qué tipo de mujer le atraería más: Irene o Blanca?
Las dos, porque Irene tiene ese rollo macarra y es muy espontánea. Blanca tiene un lado intelectual, divertido y muy tierno. Me parecen alucinantes.

-¿Cuál fue la mejor arma de seducción de tu personaje?
Su guiño de ojos. La mía creo que está en la mirada también.

-¿Qué es lo que te sacó de quicio de Miguel?
Que no lo escuchen.

-¿Crees que tu personaje cae bien a la audiencia española?
A mí no me cae bien y eso que en un principio yo lo defendí. A veces uno se enamora tanto de los personajes que intenta defenderlos como se defendería a uno mismo.

-¿Te pareces en algo a Miguel, tu personaje?
A esta última parte no y, de hecho, me ha sorprendido mucho. Ha sacado un lado en el que juega mucho con los sentimientos de Blanca, un personaje que me parece adorable. Hubiera preferido que se enamorase de ella, pero el guionista no soy yo.

-¿Seguirá en la tercera temporada?
No lo sé. Quiero ver qué voy a hacer yo también porque tengo una vida esperándome al otro lado del charco. Una novia, una casa, un perro... y estoy viendo cómo compaginar la tercera temporada con otros proyectos.

-¿La serie refleja la realidad de lo que sucede en las aulas?
Sí. El otro día una mujer me dijo que cómo no me daba vergüenza hacer una serie donde pasan este tipo de cosas. Me parece alucinante que, después de lo que uno ve en las noticias, se asusten de ver a un compañero fumando un porro, dos hombres besándose... la serie muestra una realidad muy clara de lo que está pasando.

-¿Qué piensa de las asociaciones que critican tanto todo eso?
Si la serie hubiera sido condescendiente, la otra gente habría dicho que por qué la hacen tan condescendiente. Si es agresiva, esta gente dice que por qué es demasiado agresiva. Esto es un medio de comunicación y cada productor y cada canal expresa las cosas de la manera que cree. Siempre va a haber polémica, pero creo que esto ayuda también. Si quitan esas cosas, se pierde la física y la química de la serie.

-¿En el colegio vivió alguna situación como las de la serie?
Me hubiese encantado, pero no tuve la ocasión. Recuerdo que tenía en geografía una profesora que usaba minifalda y era un bombón...

-¿Qué envidia de Miguel?
La soltura que tiene para vivir y la facilidad que tiene para llorar. A mí me cuesta mucho más que a él.

-¿Cómo lleva la fama que tiene en España?
Estoy muy agradecido. Es cierto que se pierde la privacidad, pero el día que a uno dejen de pararle en la calle... desearía que le volviesen a parar como en este momento.

-¿Qué actor tiene como referente?
Me parece alucinante, como actor y como persona, Johnny Depp.

-¿Qué suele ver en televisión?
Soy un enfermo de las noticias, sobre todo del CNN en español. La gente se ríe porque, a parte de eso, lo único que veo es 'Operación Triunfo'.

-¿Participaría en algún reality?
Ni loco. No soy bueno para la convivencia y me parece que las miserias, en casa. Soy un desastre y voy dejando todo tirado como un striper y no me gusta lavar los platos... así que imagina si tuviera que convivir en una casa con 20 personas más.

-Si no hubiese sido actor, ¿a qué se habría dedicado?
Cantante, porque me encanta la música.

-¿A qué edad supo que quería ser actor?
Fue de casualidad. Acompañé a un amigo a un casting y allí me preguntaron si quería hacer una prueba para un programa infantil... y así comenzó todo, pero nunca me lo hubiera imaginado.