..:GACETA, DULCE PARAÍSO 013:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 013):

SUMARIO de esta semana
(del 21 al 27 de enero de 2008):


NOTICIAS:

  • Fernando Carrillo y Gaby Espino salen de 'El Engaño'.
  • Pablo Azar y Dominika Paleta se pronuncian.
  • Marlene Favela, Sherlyn y África Zavala se disputan el protagónico.
  • Amparo risales guiada por Los ángeles.
  • 'Sin tetas no hay paraíso' causa escándalo en España.


ENTREVISTAS:

  • Alejandra Borrero y Ricardo Vélez.
  • Coraima Torres y Jorge Cao.
  • Valerie Domínguez y Elkin Díaz.


TELENOVELAS:

  • El último matrimonio feliz.
  • Cómplices.


RESÚMENES:

  • Madre Luna.
  • Victoria.
  • Montecristo.
  • Sobregiro de amor.
  • La Sucursal del Cielo.
  • La hija del Mariachi.
  • Pura Sangre.
  • La Marca del Deseo.



ENCUESTAS DE LA SEMANA:

¿Quién quieres que sea el sustituto de Fernando Carrillo en la telenovela de Telemundo, en México?

  1. Christian Meier (con el 43%).
  2. Osvaldo Ríos (con el 25%).
  3. Miguel Varoni (con el 23%).
  4. Carlos Ponce (con el 9%).

¿A quién prefieres como la protagonista de 'El Engaño'?

  1. Natalia Streignard (con el 62%).
  2. Sandra Echevarria (con el 17%).
  3. Marlene Favela (con el 17%).
  4. Genésis Rodríguez (con el 4%).

. . : NOTICIAS : . .

Fernando Carrillo y Gaby Espino salen de ‘El Engaño’

Fernando Carrillo y Gaby Espino salen de ‘El Engaño’


El actor venezolano Fernando Carrillo salió de la nueva telenovela de Telemundo, ‘El engaño’, que ya había empezado las grabaciones en Ciudad de México, estrenando los primeros estudios de Telemundo en México, al lado de su compatriota, la actriz Gaby Espino. La noticia fue confirmada a través de un comunicado de prensa de la misma cadena y, aunque no explicaron en detalle la razón de su salida, los medios venezolanos especulan que fue por las exigencias del histrión.

Carrillo, de 42 años, había firmado un contrato de exclusividad por dos años con la cadena Telemundo, de NBC. Pero todo acabó cuando la cadena televisiva informó que “Estudios Telemundo ha tomado la decisión creativa de buscar una persona que esté más en línea con la novela y sus necesidades de producción”, comentaron sobre su presunto despido.

¿A Telemundo no le gustaba la manera en la que Carrillo trabajaba?
Sin embargo, las malas lenguas aseguran que, el también cantante, salió del elenco por manipular a sus compañeros en la realización de una huelga para exigir sólo ocho horas de trabajo al día. Otras de las supuestas razones que los medios venezolanos citan son sus aires de divismo, los constantes permisos para viajar y las exigencias que tenía fuera del contrato.

También se dijo que el actor ganaba cincuenta mil dólares al mes, además de su apartamento, carro, celular y la exigencia de un piano para componer. Sean ciertos o no los rumores, ninguna de las dos partes debe estar contenta con esta decisión.

Cabe aclarar que ninguno de los motivos anteriores fueron corroborados por la producción de la telenovela, lo único que dijeron al respecto fue que: “le deseamos a Fernando lo mejor en sus proyectos futuros”. Tal parece que las cosas no quedaron en muy buenos términos.

A fines del año pasado, el actor declaró que estaba “muy contento con esta nueva experiencia, con el personaje, además de que es una gran súper producción de Telemundo, NBC Universal y un excelente elenco. Mejor elenco no podía pedir, la verdad. Es una gran constelación de estrellas mexicanas”, dijo anteriormente a la prensa sin esperar semejante ocurrencia.

Gaby Espino está embarazada
Días después, se hizo pública una nueva noticia ya que, además de quedarse sin protagonista masculino para la telenovela, la protagonista Gaby Espino comunicaba que estaba embarazada. “Estoy embarazada. Estamos muy felices. Voy a ser mamá". Entre lágrimas y risas, Gaby también dijo que todo lo hace Dios, en quien ella confía, porque el que tengan que grabar la telenovela desde cero, le permite a ella, llevar su embarazo de forma normal y disfrutarlo al máximo junto al feliz y orgulloso padre, Cristóbal Lander, y sus seres queridos. "Telemundo me protege como artista exclusiva de la cadena que soy, me dieron el tiempo necesario para disfrutar mi embarazo y regresaré a cumplir mis compromisos cuando mi bebé haya nacido".

Gaby Espino y Cristóbal Lander se regresarán a su tierra, Venezuela, en los próximos días para pasar el resto de embarazo al lado de sus familiares y amigos.

Nuevos protagonistas
Como ‘El Engaño’, telenovela que Telemundo iba a emitir en breve, que comenzaron las grabaciones en noviembre del 2007, se quedó sin protagonistas: la cadena decidió empezar de nuevo a grabarla, buscando a los nuevos protagonistas y se rumoreó que Christian Meier u Osvaldo Ríos protagonizaría el dramático, junto a Natalia Streignard o Sandra Echevarría.

Pero, al parecer, Christian Meier no aceptó el papel protagónico de la nueva telenovela de Telemundo, ‘El engaño’, y Osvaldo Ríos sustituirá a su colega venezolano Fernando Carrillo en el papel de Santiago Landeros, un joven cuyo único motor en la vida es vengarse de Andrea Robles, a quien cree culpable del suicidio de su hermano. Pero, se enamorará locamente de ella.

“Significa mi regreso al mercado mexicano por la puerta grande y eso me llena de mucho orgullo y felicidad. Ya estoy buscando casa en El Pedregal, en México, y listo para la mudanza”, contó el mismísimo Ríos, quien comenzará a grabar el 28 de enero. En total son tres las producciones que hará para NBC-Telemundo, siendo la segunda la nueva versión de la novela chilena ‘Los treinta’, que iniciará en agosto.

De la salida de Carrillo, el actor opinó: “Respeto las actitudes de cada cual, es responsable de sus actos, pero ciertamente no han sido las mías en los 20 años que tengo trabajando como artista internacional”.
El elenco actoral de la telenovela quedaría del siguiente modo: Natalia Streignard (como protagonista, aún por confirmar), Dominika Paleta, Héctor Bonilla, Pablo Azar, Héctor Suárez Gomís y Salvador Pineda en los papeles principales. Esta es la primera novela que produce Estudios NBC-Telemundo México.

Pablo Azar y Dominika Paleta se pronuncian

Pablo Azar y Dominika Paleta
se pronuncian

Como la telenovela ‘El Engaño’ se quedó sin protagonistas después de que Fernando Carrillo no llegara a un acuerdo laboral con la televisora y de que Gaby Espino abandonara el proyecto debido a su embarazo.

El actor Pablo Azar, quien interpreta el papel de Juan Pablo en el melodrama, dijo que Carrillo salió de la producción debido a que estaba inconforme con las condiciones de trabajo, aunque, considera, no mostraba el interés que requería el papel estelar. “Al principio hubo un poco de problemas con un contrato de la ANDA (Asociación Nacional de Actores) que a Carrillo no le había gustado. Creo que él no estaba muy entusiasmado con el proyecto y, estar en Telemundo, sí requiere que la gente esté involucrada al cien por ciento, y la que no está al cien, es mejor que no esté. Yo creo que él tenía otras cosas más importantes que hacer y en que pensar, y no le ponía todas las ganas que el proyecto requería”, aseguró.

Azar dijo que el contrato que firmaron todos los actores que participan en ‘El Engaño’ es el que comúnmente se realiza con todas las televisoras mexicanas. “Mi contrato esta superbien, porque yo gano mi sueldo mensual y, además, ganó lo de ANDA como lo ganaría en TV Azteca o en Televisa, por eso, realmente no sé cuál era la queja de él. Mi contrato estaba hecho de la forma normal, como se hacen en las telenovelas en México”.

El actor comentó que es posible que el venezolano haya olvidado la forma en que se trabajaba en las producciones mexicanas, ya que en los últimos años laboró en el extranjero. “Como llevaba mucho tiempo sin hacer telenovelas, como siete años, a lo mejor se desacostumbró un poco, pues, obviamente, él había estado trabajando en Los Ángeles, y el sistema es diferente allá. No lo puedes comparar, pero si tú haces un contrato desde el principio, es porque te vas a comprometer con todo el proyecto”.

Aunque Gaby Espino, quien está casada con el actor Cristóbal Lander, aseguró los primeros días de enero que tenia contemplado no embarazarse hasta dentro de dos o tres años, debido a sus compromisos de trabajo, el jueves por la tarde. mediante un comunicado, la empresa Telemundo anunció que la actriz dejaría las grabaciones del melodrama. “Gaby Espino dejará las grabaciones del melodrama que se realiza en México, debido a que disfrutará de su embarazo, una de las etapas más importantes de su vida personal”, decía el boletín.

Dominika Paleta, quien será la villana de la historia, comenta que el aviso sobre el cambio de la fecha de estreno de la telenovela se dio a conocer apenas hace dos semanas. “El viernes (11 de enero) fue el último día que tuve llamado. Me dieron la noticia por teléfono de que no entrábamos al aire a finales de este mes, pero afortunadamente no entramos”, confiesa la actriz.


Mientras que se perfilan los últimos detalles de los nuevos protagonistas, los actores siguen trabajando para hacer de ‘El engaño’ una telenovela diferente llena de sorpresas y episodios curiosos para los televidentes. “No es una historia rosa, además, es la primera telenovela que se hace en high-definition en México”, cuenta Paleta, quien interpreta a Alma, una chica insegura y recelosa de la vida, que le hará la vida de cuadritos a la protagonista durante toda la trama. “Será una historia adaptada a la época, está muy actualizada y los villanos tienen más peso”.

Marlene Favela, Sherlyn y África Zavala se disputan protagónico

Marlene Favela, Sherlyn y África Zavala
se disputan protagónico


Para protagonizar una nueva telenovela, Marlene Favela, Sherlyn y África Zavala, así como Arturo Carmona y William Levy realizan pruebas.

Las actrices Marlene Favela, Sherlyn y África Zavala, realizaron pruebas de imagen y algunas escenas para la nueva telenovela de Natalie Laterliux, las tres buscan quedarse con el protagónico. Fue un casting competido por la calidad de las actrices, la historia es original, pero se parece un poco a ‘Rosa salvaje’.

"Según yo sé, sí, no he preguntado, pero tiene un poco que ver con eso, es como una chava bien despierta, un poco mentirosilla, pero no por mala, sino por justificarse y porque es un poco traviesa, está muy padre el personaje", expresó Sherlyn.

"Todos estamos acostumbrados, el chiste es dar el tipo y ver lo que quiere la productora ¿no?", agregó África Zavala.

"Hice con tres, la verdad es que ahora si que la productora es la que sabe, depende mucho el perfil del personaje y con el personaje, yo me sentí muy a gusto con los tres, el personaje es una chavita, tiene 24 años y es una súper rebelde, pícara, un personaje muy divertido", comentó Marlene.

William Levy y Arturo Carmona se disputan el protagónico masculino.

"Bien por supuesto, la competencia bastante fuerte. William es un galán que ahorita está al aire en la telenovela Pasión, lo cual está dentro del gusto de las féminas y del público, él está mostrando lo que sabe, lo que él tiene, en mi caso también, es una competencia sana, tengo el gusto de conocerlo, ahí estamos por el mismo personaje", mencionó Arturo Carmona.

"Bien, bien, no sé pero yo en los casting me pongo nervioso, no pero bien, súper bien he sentido bonita química con las compañeras, la productora, con todo el equipo de producción", dijo William Levy.

Sherlyn aprovechó la oportunidad para aclarar que está soltera y que por el momento la atención de su corazón la tienen tres cosas, atrás quedó la idea de casarse. "Muy bien, muy bien, tranquila, trabajando mucho. Enamoradísima de mi trabajo, enamoradísima de mis amigos, de mi familia. No, por lo pronto no, ya cuando vuelva a haber planes de boda se los diré, por lo pronto no hay planes, no me puedo adelantar tanto, tengo 22 años".

Arturo Carmona sólo dijo que no tiene pareja. "Todo tranquilo, todo tranquilo, estoy contento, soltero y sin prisas".

Y Marlene Favela no quiso aclarar su situación con Jorge Kahwagi. "Ay, es que se dicen tantas cosas, ¿no?, lo que te puedo decir es que estoy contenta, estoy bien y empezando el año muy bien", finalizó la actriz.

Amparo Grisales guiada por Los ángeles

Amparo Grisales
guiada por Los ángeles

En una profesión donde la vigencia está condicionada a la edad y el cuerpo es objeto de culto, la actriz Amparo Grisales pudiera considerarse la excepción a la regla.

Sus 50 años no fueron impedimento para que accediera a posar desnuda y, mucho menos, para que regresara después de diez años alejada de la pantalla chica a las telenovelas. En ‘Madre Luna’, una mega producción de la cadena Telemundo, en la que representa ese poderío que emana de la naturaleza y que traslada a la crianza de sus hijos.

Motivada por la historia de Julio Jiménez (escritor de telenovelas como ‘Pasión de Gavilanes’ y ‘El Cuerpo del Deseo’), Grisales está de vuelta a su natal Colombia, instada por el consejo de sus ángeles, a los que conoció, precisamente durante su estancia de seis años en Los Ángeles, California.

“Los Ángeles me ayudan mucho. Cuando me fui de Colombia lo hice un poco para encontrarme, buscar mi identidad. Cuando uno está en este ajetreo desde pequeñito, no sabes bien quien eres y yo busqué ese espacio”, confesó la artista. Quien habla sin reparos de su relación con los arcángeles Gabriel y Miguel, revela que su nexo esotérico se dio de manera orgánica.

“La parte metafísica la venía desarrollando desde pequeña. Siempre tuve gran conexión. Luego decidí darme unos años sabáticos, leer, aprender a canalizar (mis energías) y realmente se logran milagros”, establece.

“El mundo angelical es maravilloso. Me encontré conmigo misma. Ellos son mis amigos, mis protectores. No es que sean diferentes a Dios, son características de Dios y todo esto que está pasando en mi vida, todos mis éxitos, son ellos quienes me guían y me siguen llevando de la mano”, dijo con convencimiento, quien asegura que son “sus ángeles”, los que la protegen incluso durante las grabaciones de la telenovela.

“Cruzar los pantanos de arroz no es fácil y me ha tocado hacerlo corriendo. Es mucho lodo y es muy difícil, pero lo he logrado sin caerme, me concentro y la verdad es que nada me toca y son mis ángeles”, aseguró la actriz, quien comparte estelares con Gabriel Porras, Michel Brown y Saby Kamalich, entre otros.

Grisales, quien la última vez que se le vio en una telenovela fue en “Dos mujeres” (1997), cuenta con una larga trayectoria en ese género, así como en teatro y cine.

Según compartió, “Madre Luna” le ha dado la oportunidad de reencontrarse con su natal Colombia y redescubrir sus bellezas, así como empaparse de los pormenores de la industria arrocera en la que se enmarca la historia. “Es fascinante ver toda la zona arrocera colombiana. Tolima, Giraldod son un espectáculo y ver cómo cruza el río Magdalena. He aprendido muchísimo, también del arroz, de lo trabajoso que es y como cualquier plaguita puede echar a perder todo un sembradío”, concluyó quien cuenta con más de tres décadas de trayectoria artística.

'Sin tetas no hay paraíso' causa escándalo en España

'Sin tetas no hay paraíso'
causa escándalo en España

A juzgar por los comentarios del público en la página creada por Telecinco para promocionar la serie, el tema de narcotráfico y belleza ha llamado la atención de los españoles.

Se conservan algunos nombres de la versión original colombiana del 2006, como Catalina y Jessica, y la trama básica es la misma, pero el contexto de la historia muestra algunas modificaciones. Por ejemplo, Catalina se dirige a sus amigas y dice 'vosotras' y, en lugar de llamarlas 'parceras', les dice 'tías'.

Catalina, la española, es una chica de ciudad, rubia, de un estrato social medio, un poco más alto que el de Catalina, la colombiana. Trabaja en un almacén que vende ropa de marca. En el primer capítulo se encuentra con un mafioso español, un cambio que se agradece cuando casi todos los narcotraficantes de las pantallas extranjeras son colombianos, al que conocía de años atrás.

Está también Jessica. Una Jessica española, pelirroja, gran amiga de Catalina, que le abrirá las puertas del soñado y esquivo paraíso. En la primera emisión del miércoles 9 de enero de 2008, terminó en la cama con 'El Duque', como se conoce al mafioso.

Detrás de todo se ve el complejo de Catalina por la carencia de un pecho prominente, que se muestra como la solución a todos los problemas.

Los protagonistas de la adaptación de la exitosa novela del colombiano Gustavo Bolívar son Amaia Salamanca, Miguel Ángel Silvestre, María Castro, Cuca Escribano y Fernando Guillén Cuervo.

. . : ENTREVISTAS : . .

Alejandra Borrero y Ricardo Vélez

Alejandra Borrero y
Ricardo Vélez

Seis matrimonios de todas las clases sociales con una sola cosa en común: todos están en crisis. Esta es la historia de ‘El último matrimonio feliz’, la nueva novela del Canal RCN que promete ser un éxito. Un grupo de 12 actores de lujo interpretará a las seis parejas que se meterán en el corazón de los televidentes próximamente.

La consagrada Alejandra Borrero y el polifacético Ricardo Vélez tendrán el peso central de la historia, que marcará el debut en ‘ligas mayores’ de la ex reina Valerie Domínguez, quien interpretará a una esposa maltratada. Pero aparte de las seis parejas hay más sello de calidad: Marcelo Dos Santos, Alina Lozano, Marlon Moreno, José Luis Paniagua, Fabio Rubiano, Cecilia Gómez. Definitivamente es un elenco espectacular…



Alejandra Borrero:
“Me gusta que me reten como actriz”.


‘El último matrimonio feliz’ marca la ratificación en el Canal RCN de una señora actriz: Alejandra Borrero (‘Café, con aroma de mujer’, ‘Punto de Giro’, ‘El Fiscal’, ‘Merlina, mujer divina’ y, por último, ‘La Hija del Mariachi’). Ella, esta vez, será el eje central de la historia, encarnará a Antonia, quien a los 40 años tiene los ingredientes de la perfección: una excelente esposa, una madre pendiente de su hija y exitosa en su trabajo con un buen sueldo.

-¿Cómo es el personaje de Antonia en ‘El último matrimonio feliz’?
Es la mujer que todas quisiéramos ser: inteligente, amorosa, con una familia maravillosa como su esposo e hija, exitosa en el trabajo, independiente, a quien la vida le hará una mala jugada y la va a tocar por donde más le duele. Su matrimonio inicialmente es genial: en 20 años de casada se sigue riendo con su pareja, es su cómplice y su vida sexual está muy bien.

-¿Cree que su nombre es sello de garantía en cualquier producción?
Muchas gracias por el cumplido. Ojalá que nos vaya bien: Me gusta escoger proyectos y ser cuidadosa en lo que hago. Me gusta que me reten como actriz.

-¿Por qué hay que ver ‘El último matrimonio feliz’?
Porque tiene un gran elenco, porque todas las historias se cuentan en profundidad y porque cada pareja de la historia es sensacional.




Ricardo Vélez:
“Son historias de la vida misma”.


Al lado de Alejandra Borrero, estará Ricardo Vélez (‘Hombres’, ‘Francisco, el matemático’, ‘Yo soy Betty, la fea’, ‘La viuda de la mafia’, ‘Los Reyes’), en el papel de Francisco, el esposo de 43 años. Es inteligente, guapo, informal y con buen sentido del humor. Jamás se pone corbata y prefiere andar en moto que en carro. Trabaja independiente como abogado.

-¿Cómo es su personaje de Patricio?
Patricio es un abogado felizmente casado con una mujer que adora (Antonia) y una hija que quiere (Adelaida). Es una serie sobre relaciones entre personas y sobre relaciones fracturadas y en dificultad. Son historias de la vida misma y un corte transversal de la sociedad.

-¿Cómo construyo su personaje?
Siempre uno busca dentro del saco de vivencias cosas que le sirven al personaje. Hay cosas que yo presto. Patricio es un personaje con un amor muy grande por la vida.

-¿Por qué hay que ver ‘El último matrimonio feliz’? Porque es una historia en la que todo el mundo encontrará elementos con los que se identificará y referentes directos del corazón, despojados de truculencia. Se verán personas normales que aman, sufren y luchan contra los obstáculos de la vida misma.

Coraima Torres y Jorge Cao

Coraima Torres y
Jorge Cao

Una muñeca llena de lujos, pero carente de amor, llamada Camila Andrade, que aún sueña con la adolescencia que le robaron y con su libertad será el papel que interpretará la venezolana Coraima Torres, quien tendrá como pareja y de paso verdugo en la historia a Manuel Gómez, interpretado por Jorge Cao, un ambicioso dueño de una inmobiliaria que está a acostumbrado a ver a las personas como fichas y que tendrá a su esposa viviendo como una princesa sin importarle su infinita tristeza. El hijo de ellos, Sebastián (Juan Manuel Lenis), no mostrará respeto por su madre, pero será la gran debilidad de su padre. Todos ellos llegarán a las pantallas de RCN el 21 de enero de 2008.



Coraima Torres:
“Los libretos están muy bien hechos”.

En la historia, Camila es una de las figuras mejor vestidas y más atractivas del jet-set criollo. Es la esposa de Manuel Gómez, el jefe de Antonia, propietario de una gran empresa de bienes raíces. Ella se la pasa entre cocteles, reuniones y viajes. Lleva una vida aparentemente feliz, pero en el fondo es una verdadera desgracia que comenzó cuando era adolescente por un origen turbio y lleno de sufrimiento. Su marido aprovechó eso para hacer una alianza que la dejará maniatada a él de por vida.

-Coraima, ¿cómo ve usted al personaje de Camila?
Es una mujer inteligente, pero no es valiente ni emprendedora y se acomoda a las circunstancias. Está adaptada a obedecer, hacer caso y dejarse moldear. Ella no sabe quién es. Las parejas suelen hacer concesiones en el matrimonio y sacrificios, pero ella misma perdió cualquier privilegio. Creo que con el transcurso de la vida va a conseguir herramientas para ser esa persona que está buscando.

-¿Cómo se siente trabajando con Jorge Cao?
Ha sido maravilloso. Es un hombre profesionalmente impecable. Además es divertido, jovial y está lleno de profesionalismo.

-¿Por qué hay que ver ‘El último matrimonio feliz’?
Porque puede brindar a los televidentes varias opciones de historias en un solo proyecto e identificarse con alguna de ellas o simplemente observar la que más le guste. Además, los libretos están muy bien hechos y el elenco es maravilloso.



Jorge Cao:
“La historia es tremendamente humana”.

Uno de los antagonistas de ‘El último matrimonio feliz’ será Jorge Cao, que interpreta a Manuel Gómez, el dueño de una inmobiliaria muy prestigiosa. Tiene 58 años, siempre viste impecable, sólo con ropa de marca y cuida mucho su figura en una forma casi obsesiva. La gente tiene una idea de él, pero pocos saben realmente cómo es. Hipócrita, narcisista, nadie está a su altura. Por eso, es hombre de pocos amigos. Siempre se le ha conocido por ser un hombre de mucho poder, con una gran habilidad para los negocios y con un sentido de la diplomacia envidiable, así después entierre el cuchillo.

-Jorge, ¿cómo es su personaje de Manuel?
Es el dueño de una inmobiliaria y la línea dura de la novela. Crea a su antojo a Camila, a quien convierte en una gran dama. Lo paradójico es que las dos mujeres a las que les da la mano lo quieren abandonar.

-¿Qué opina del elenco de la novela?
Es un grupo de “actores-actores”. Hemos vuelto a la atmósfera de las grandes series con este reparto. La clave de una buena novela es crear el elenco justo para cada personaje. Los actores son magníficos.

-¿Cree que un actor extranjero debe exigirse más en Colombia?
Cuando llegué a Colombia llevaba 32 años viviendo de esto: actuar. Es difícil comenzar desde cero y tuve la suerte de presentar mis credenciales con mi trabajo. Le debo mucho a la televisión colombiana porque cuando ella viajó por el mundo mis personajes también lo hicieron.

-¿Cómo es trabajar al lado Coraima Torres?
He visto todo lo que ha hecho y solo me queda decir que es una gran actriz, que oye, ve y piensa en el escenario. Es muy grato y fácil trabajar a su lado. Cuando el coordinador dice “acción” estamos muy sintonizados.

-¿Por qué los televidentes deben ver ‘El último matrimonio feliz’?
Tiene una trama tremendamente humana y realista de lo que puede ser la sociedad colombiana actual. Los televidentes podrán ver las confrontaciones de la mujer como madre, esposa y trabajadora, y sus conflictos en la sociedad. El tema es atractivo y contemporáneo. Está muy bien escrita y dirigida. Está hecha con ganas, amor y rigor profesión.

Valerie Domínguez y Elkin Díaz

Valerie Domínguez y
Elkin Díaz

Una mujer de clase media de 33 años llamada Bárbara Mantilla, alegre, divertida, torpe, con una baja autoestima pero con muchas ganas de vivir y también con deseos de separarse de su marido, que la maltrata física y emocionalmente… Este fuerte papel con una alta carga dramática es el nuevo reto de la espectacular Valerie Domínguez, quien tendrá como pareja en la historia a un señor actor, Elkin Díaz, quien como ella misma dice “me ha llevado de la mano”.


Valerie Domínguez:
“Elkin Díaz me lleva de la mano”.

Valerie interpretará a Bárbara, una mujer de una belleza increíble de 33 años: alegre, divertida y torpe, con una baja autoestima y muchas ganas de vivir. Pero, en su propia casa, conocerá el infierno porque el ángel que tiene de marido comenzará a sacar el demonio y la maltratará física y emocionalmente.

Todo lo que tiene y hace Valerie Domínguez enamora: una espectacular belleza latina, un carismático y exitoso año de corona en el Reinado Nacional de la Belleza entre 2005 y 2006, una divertida participación en ‘El Factor X: Batalla de las Estrellas’, en donde fue más lo que gozó que lo que cantó, y un corto pero contundente debut en la actuación en ‘Hasta que la plata nos separe’ en el 2007. Gracias al Canal RCN, esta versátil y carismática mujer, seguirá enamorando. Ahora vuelve a la actuación por la puerta grande en un papel cargado de altos tintes dramáticos y emotivos en ‘El último matrimonio feliz’.

-Valerie, ¿cómo se siente en su primer papel grande como actriz?
Es una experiencia buenísima y la gente de la novela es maravillosa. El elenco es muy bueno por la combinación de experiencia y juventud y todos me apoyan, especialmente Elkin Díaz, quien interpreta a mi pareja. Me ha ayudado mucho y me lleva de la mano.
-¿Cómo es el perfil de Bárbara, el papel que usted interpreta?
Es una mujer alegre, pero con un drama y una gran interna que no puede sacar. Su gran problema serán los maltratos físicos y emocionales a los que la someterá su esposo.

-¿Por qué hay que ver ‘El último matrimonio feliz’?
Estoy segura que los televidentes se van a identificar con las historias de esta novela, pues son seis parejas diferentes y es imposible que alguna de ellas no genere sentido de pertenencia.

-¿Cómo se siente de pasar de las pasarelas a los estudios?
Ahora que estoy comenzando respeto mucho la actuación. No soy de una escuela de formación de actores como casi todos mis compañeros, pero tuve dos brazos derechos que me ayudaron mucho con las bases: los actores Nicolás Montero y Ramses Ramos. Espero que sus consejos, la orientación del director y el talento de mis compañeros salga adelante.


Elkin Díaz:
“Valerie tiene a su favor la
disposición
para aprender”.

El papel del desequilibrado Jesús Espinosa lo interpreta Elkin Díaz (Calderón en ‘Juegos Prohibidos’). Se tratará de un hombre celoso, obsesivo y alcohólico, que siempre ha estado deslumbrado con la belleza de su mujer, pero nunca la ha sabido amar por otro camino que no sea la fuerza. La maltrata físicamente cuando ella no le obedece. Es contador de varias empresas y ha logrado tener buenos ingresos que gasta en su mamá, en tomar trago y, de vez en cuando, en darle gusto a Bárbara, sobre todo si está arrepentido de haberle propinado alguna golpiza.

-Elkin, ¿cómo es su personaje de Jesús?
Jesús es el esposo de Bárbara. Es un hombre muy enamorado, pero extremadamente celoso que comenzará a hacerla sufrir. Espero que los televidentes no lo odien tanto porque de todos modos él tiene su propio drama.

-¿Qué tal es la experiencia de trabajar con Valerie Domínguez?
Desde el primer casting hubo buena química entre ambos. Valerie tiene mucho talento y tiene algo a favor que es clave: su disposición para aprender y dejarse aconsejar. No tiene escuela actoral, pero sí muy buena disposición y nos hemos entendido muy bien.

-¿Por qué los televidentes deben ver ‘El último matrimonio feliz’?
Porque es una historia en la que los televidentes podrán entender y hasta aprender de los conflictos de pareja. Todos van a identificarse con alguno de los dilemas que ellos enfrentan.

Detrás de cámaras en ‘El último matrimonio feliz’:
Elkin Díaz, quien interpreta a Jesús Espinosa, al parecer es uno de los hombres más afortunados en la más reciente producción del Canal RCN, ‘El último matrimonio feliz’. Su pareja es Valerie Domínguez, quien le da vida a Bárbara y con quien tiene que pasar la mayoría de su tiempo. Sin embargo, por la fuerza dramática de los perfiles de los personajes, Elkin podría llegar a ser el más odiado por el género masculino cuando Jesús entre en acción y maltrate a su bella esposa, por culpa de sus malditos celos. Para estas escenas los dos actores coinciden en que las cachetadas y los gritos deben ser reales, así que Valerie pone la cara y Elkin el golpe. “Esto no es nada fácil porque los dos nos damos nuestros coñazos”, revela el actor, quien además es conciente de que tiene la mano pesada y que tiene que medirse porque es justo a la reina a quien se la pone.

. . : TELENOVELAS : . .

El último matrimonio feliz

EL ÚLTIMO
MATRIMONIO FELIZ:
Este lunes 21 de enero, después de ‘La hija del mariachi’, en el Canal RCN, no se pueden perder el gran estreno de ‘El último matrimonio feliz’. La novela que cuenta la historia de seis matrimonios de todas las clases sociales con una sola cosa en común: todos están en crisis.

Con la participación estelar de Alejandra Borrero, Ricardo Vélez, Valerie Domínguez, Elkin Díaz, Coraima Torres, Jorge Cao, Cristina Campuzano, Juan Pablo Espinosa, Diego Vélez, Carmenza Gómez, Quique Espinosa y Yuli Ferreira, entre otros. Bajo la dirección de Luis Orjuela, libretos de Adriana Suárez y Pedro Rozo; y la producción ejecutiva de Silvana Orlandelli.

SINOPSIS:
Seis matrimonios de todas las clases sociales con una sola cosa en común: todos están en crisis, para uno el problema es la plata; para otro, la infidelidad; en otros las causas van desde el desempleo, hasta el maltrato físico y emocional. Pero, el único matrimonio que aparentemente puede decir que después de veinte años está felizmente casado es el de Antonia (Alejandra Borrero) y Patricio (Ricardo Vélez). Sin embargo cuando Antonia se vuelve el salvavidas de todas las mujeres de estos matrimonios, el suyo también comenzará a tambalear.

Antonia, Bárbara, Paulina, Camila, Yorley y Margot, las mujeres protagonistas de esta historia, tienen algo en común: no viven de acuerdo a lo que piensan y sienten. Todo el tiempo ocultan su verdadero yo para no sentirse débiles y para no aceptar que se equivocaron, como si equivocarse fuera un pecado. De las seis, Antonia Palacio (Alejandra Borrero) es la única que todavía puede decir que sigue felizmente casada. La pregunta es, ¿hasta cuándo le va a durar la dicha? Y Paulina (Valerie Domínguez) es la que decide luchar, aunque de manera equivocada, pues ella cree que la hace más mujer luchar por una igualdad frente al sexo masculino, así tenga que sacrificar el amor de su vida.

Estas seis mujeres se casaron, como muchas otras, con el sueño de tener un matrimonio feliz y ahora como muchas otras, ya no están tan seguras de que esto sea posible en la vida real.

¿Y a quién echarle la culpa: a los hombres, a las viejas costumbres?... Quizá la culpa es de ellas mismas, pues cada una sabe en el fondo, que su pecado es callar lo que realmente sienten y piensan.

PERSONAJES:
Antonia Palacio
(Alejandra Borrero):
Casada con el trabajo (la mujer que todas quisieran ser porque lo tiene todo, pero sin su hija y sin su esposo no tiene nada). Antonia es una mujer alegre, emprendedora, profesional y con una familia envidiable. A sus 40 años se siente plena: tiene un excelente matrimonio desde hace 20 años con Patricio, su esposo extremadamente fiel, cómplice en todo sentido y con quien disfruta el sexo al máximo. Es madre de una hija con algunos problemas en el estudio, pero nada grave. Y es exitosa e indispensable para su jefe en la inmobiliaria en la que trabaja.

Patricio González
(Ricardo Vélez):

El marido ideal (un hombre que tiene en su esposa el amor perfecto, pero que la verá alejar por su trabajo y un terrible secreto que ella no compartirá). Inteligente, informal y con buen sentido del humor, tiene 43 años. Jamás se pone corbata y prefiere andar en moto que en carro. Trabaja independiente como abogado y resultó ejerciendo su profesión en el mundo del espectáculo. Asesora empresas de eventos especiales. En su época de juventud, tuvo muchas novias, todas muy bonitas, pero con ninguna duraba mucho tiempo. Sus padres le habían dado una formación algo bohemia a través de los libros, del arte, del cine y los muchos viajes que le ayudaron a ver el mundo con otros ojos. Con veinte años de matrimonio, Patricio sigue enamorado de su mujer, cada vez que puede se lo dice y no le importa expresarlo delante de quien sea.

Camila Andrade
(Coraima Torres):
Vive en una jaula de oro (una muñeca llena de lujos pero carente de amor, que aún sueña con la adolescencia que no pudo vivir y con la libertad). En la actualidad Camila es una de las figuras mejor vestidas y más atractivas del jet-set criollo. Es la esposa de Manuel Gómez, el jefe de Antonia, propietario de una gran empresa de bienes raíces. Tiene 40 años. Ella se la pasa entre cócteles, reuniones y viajes. Lleva una vida aparentemente feliz, pero en el fondo es una verdadera desgracia que comenzó cuando era adolescente por un origen turbio y lleno de sufrimiento. Su marido aprovechó eso para hacer una alianza que la dejará maniatada a él de por vida. Camila tiene una relación distante pero cordial con su marido. Cumple con lo que le toca, hasta tener sexo. No siente nada, no le inspira nada, para ella Manuel es el papá de su hijo y el hombre que sacó a su mamá de la mala vida. Su hijo de 23 años se llama Sebastián y apenas si la determina, pues la ve como una mujer de asuntos de la casa.

Manuel Gómez
(Jorge Cao):

Si hay dinero hay poder (las personas son sólo fichas que se pueden mover a un lado o al otro dependiendo de su conveniencia, menos su hijo Sebastián). En su juventud era un hombre físicamente muy atractivo y a los 58 años lo sigue siendo. Siempre viste impecable, sólo con ropa de marca y cuida mucho su figura en una forma casi obsesiva. Es un camaleón. La gente tiene una idea de él, pero pocos saben realmente cómo es. Hipócrita, narcisista, nadie está a su altura. Por eso, es hombre de pocos amigos. Siempre se le ha conocido por ser un hombre de mucho poder, con una gran habilidad para los negocios y con un sentido de la diplomacia envidiable, así después entierre el cuchillo. Por diez años, trabajó con Antonia y aprovechó todo el potencial de ella como vendedora para hacer negocios muy importantes con inversionistas nacionales y extranjeros. En algún momento las mujeres que él moldeó le sacarán las uñas y se sentirá desafiado y herido, puesto que no está acostumbrado a rodearse de personas que no tengan precio. No está dispuesto a disminuir su capital cuando Camila pretenda enfrentarlo y usará una estrategia que se le puede devolver. El talón de Aquiles de Manuel es definitivamente su hijo: Sebastián. Es lo único que verdaderamente lo desarma; por él está dispuesto a hacer lo que sea.

Margot Álvarez
(Carmenza Gómez):
Engañada, pero dará la pelea (pensó siempre en todos, menos en ella misma. Jamás se ha cuestionado si es feliz o no. La traición de su esposo la hará hacer cosas extremas). Esta ama de casa no es una mujer feliz, pero vive con lo que siempre soñó: una familia. Tiene un esposo y dos hijos (niño y niña), con los que tiene que lidiar desde que se levanta a las cinco de la mañana para luego salir corriendo a trabajar como secretaria hasta por la noche, y finalmente regresar a su hogar a seguir trabajando incansablemente hasta caer rendida y empezar el mismo trote al día siguiente. El estrés le crea una ansiedad hacia la comida y no hay semana donde no engorde un kilo y no tenga que llevar su ropa donde la costurera porque ya no cabe en ella. A sus 50 años, jamás se ha cuestionado si es feliz o no. Todo le parece normal: hasta la frialdad de su esposo con el que lleva más (mucho tiempo) de se meses sin hacer el amor. Lo que ella no sabe es que Armando, que es taxista, ya tiene su sucursal: una amante veinte años menor que él y que trabaja como operadora en la empresa. A ella, que educaron sin pensar nunca en el divorcio, el abandono de su marido por la otra le traerá problemas laborales como llegadas tarde y pérdida de memoria. Para reconquistar a su marido pensará en todo tipo de tratamientos de belleza, pero terminará engañándose a sí misma y ahí comenzará una nueva vida.

Armando Salgar
(Diego Vélez):

Una pasión a las carreras (la rutina de la vida dentro de un taxi lo llevará a los brazos de una mujer mucho menor, sin reflexionar en la familia que deja atrás). Taxista, esposo de Margot y papá de César David y Jenny. Armando es un hombre que entra en la crisis de los cincuenta, cuando descubre que su vida se ha vuelto prácticamente autómata y carente de pasión. Su relación con Margot se ha limitado tanto al problema del trabajo, del dinero y de la rutina, que Armando termina por cambiarla por Mireya, una mujer de 25 años que le inyecta a su vida toda la pasión que le hacía falta. Cuando Armando conoció a Mireya, su relación era sólo sexo. De motel en motel, tratando de que nadie los viera porque él era un hombre casado y ella era la telefonista de la empresa de taxis donde Armando trabajaba y los podían echar a los dos. Pero, ella lo pondrá entre la espada y la pared: o la esposa o ella. Sin embargo sus hijos no le dejan el camino fácil. Entre los dos y por motivos diferentes, Jenny porque lo necesita y le hace falta y César David por el odio que le tiene, deciden hacerle la vida imposible.

Bárbara Mantilla
(Valerie Domínguez):

Tan hermosa y tan maltratada (Una mujer muy de malas: su marido le pega, las mujeres la envidian por ser bonita y los hombres solo quieren acostarse con ella). Bárbara es una mujer de una belleza increíble y no tiene hijos. Tiene 33 años, alegre, divertida, torpe, con una baja autoestima, pero con muchas ganas de vivir y de separarse de su marido, que la maltrata física y emocionalmente. Creció en una familia de clase media con muchas carencias económicas fuera de la capital y era la menor de tres hermanas, por lo tanto jamás estrenó: siempre heredó de ellas la ropa y hasta los juguetes. Pero, su belleza es su gran gancho y la envidia de sus amigas. Cansada de pelear con su familia por sus malas notas en el colegio y de ser castigada por sus escapadas frecuentes a fiestas con sus amigos, encontró en Jesús a su salvación, y él le prometió cumplir sus dos sueños: ser modelo profesional y estudiar Diseño de Modas. Él descubrió sus carencias y le prometió esta vida y la otra con tal de que se casara con él. Bárbara aceptó sin saber que, a cambio de sus sueños, iba a vivir un infierno peor del que ella creía que estaba viviendo. Cansada de tanto maltrato, Bárbara se propone una nueva meta en la vida. Pero, una nueva golpiza la hará tomar la decisión de reiniciar como llegó a la ciudad: sola.

Jesús Espinosa
(Elkín Díaz):

La bestia de la bella (este encantador de serpientes y egoísta, no conoce otra forma de amar sin torturar a la mujer que todos desean y alentado por su mamá). Tiene 33 años. Es el esposo de Bárbara. Celoso, obsesivo y alcohólico. Jesús siempre ha estado deslumbrado con la belleza de su mujer, pero nunca la ha sabido amar por otro camino que no sea a la fuerza. La maltrata físicamente si ella no hace lo que él quiere. Jesús es contador de varias empresas y ha logrado tener buenos ingresos que gasta en su mamá, en tomar trago y de vez en cuando en darle gusto a Bárbara sobre todo si está arrepentido de haberle propinado alguna golpiza. Y es que Jesús siente que Bárbara le pertenece en cuerpo y alma. Le permite que se vista sólo de cierta manera, y puede verse sexy siempre y cuando se vaya a la cama para estar con él. Tampoco la deja trabajar, ni que lave un sólo plato en la casa. Bárbara es su muñeca prácticamente para que lo complazca sexualmente. Cando se iba a casar con ella, Jesús le prometió que su mamá no viviría con ellos y que le iba a comprar una casa, pero no fue capaz de cumplir su palabra. Matilde siempre se inventa algo para que no la deje viviendo sola. Pero en el fondo, el que no quiere vivir sin ella, es él. Se siente cómodo y tranquilo porque Matilde es alcahueta, le resuelve todos sus problemas económicos cuando los tiene, no paga arriendo y sabe que ella siempre está pendiente de lo que haga Bárbara para mantenerlo informado de todo.

Paulina Flórez
(Cristina Campuzano):

Su marido será su competencia (vendería su alma al diablo por ser la mejor en el trabajo y pasar por encima de todos, incluso de su marido en la misma empresa). Paulina, que tiene 29 años, siente que el mundo algún día va a estar a sus pies: aunque nació en una familia clase media con muchas privaciones, gracias a su tenacidad escaló posiciones: graduarse con honores en Administración de Empresas. Es arribista: jamás se conformó con tener ropa que no fuera de marca y así tuviera que empeñar lo que fuera, pero ella tenía que tener lo mejor. En la Universidad, conoció a Carlos, su esposo, su “alma gemela”: han pasado por situaciones muy similares para cumplir con sus sueños, pero él es menos apasionado que ella y tenía claro que no iba a pasar por encima de nadie para cumplir sus metas. Un profesor la recomendó en una Multinacional y el sueño cumplido: un buen sueldo, no más deudas, no más vida austera y no más clase media. Desde ese momento, Paulina se concentró en comprar cosas: ropa, joyas, carro y, para no sentir que Carlos se había quedado atrás, le consiguió a él puesto en la empresa. Lo único que los diferenciaba a los dos era Manolo, el perro que Carlos había comprado a pesar de que Paulina odiaba a los perros. Lo que no se imaginaban era que sus carreras profesionales se iban a cruzar y que solo uno de ellos se podrá quedar con un puesto en la empresa…

Carlos Alberto García
(Juan Pablo Espinosa):

Ambicioso, pero de buen corazón (la vida lo pondrá a competir con quien más ama y tendrá de nobleza de compartir lo que ha obtenido, menos a su perro). Esposo de Paulina, de 30 años. Es el típico yupi de clase media, que gracias a su perseverancia y su ambición logrará volar alto. A pesar de que Carlos se siente mal de ver la frustración profesional de Paulina, no puede evitar sentirse orgulloso de haber triunfado laboralmente ni vanagloriarse de cada lujo que se va dando en tanto su nivel de vida va subiendo. Sin embargo, Carlos es un hombre tierno y noble, profundamente enamorado de su esposa y dispuesto a recuperarla cuando la ambición esté por encima del amor. Pero, en el camino y con la frustración de haber perdido a su mujer, conocerá a Chantal, una mujer tan hermosa como Paulina, pero completamente opuesta a ella en cuanto a su personalidad. Su otra adoración será Manolo: su perro.

Yorley Zuñiga
(Yuli Ferreira):
El progreso es su lema (esta luchadora no conoce la pereza y sueña con una casa propia, así su marido no se crea digno para hacer lo que no estudió). Ha vivido más que muchas otras de su edad y poder tener una casa es su gran sueño. Vive con Mario, el amor de su vida y con quien tiene una hija de 10 años (Olivia). Ella sueña algún día con conseguir una estabilidad económica básica: una casa en dónde meter la cabeza, una educación y una vida decente para su hija y un mejor futuro para ambos. A pesar de ser su origen humilde, Yorley es una mujer llena de sueños, es infatigable. Desde que repartía leche de casa en casa en el campo, hasta que decidió irse con Mario para la ciudad. A sus 26 años, tiene dos trabajos: de día sirve tintos en la empresa de Antonia y, por la tarde, limpia pisos en el salón de belleza de Harold. Aunque por la noche termina agotada, no le queda otra salida que seguir “partiéndose el lomo” hasta que Mario no consiga trabajo. Aquí comienza el dilema, porque Mario logró estudiar, hizo una carrera en el SENA y, gracias a eso, pudo trabajar en “screen” (estampados de camisetas y pasacalles) durante muchos años y se ganaba un buen sueldo hasta que la fábrica cerró. Mario, desde entonces, no ha podido conseguir otro empleo porque no quiere sino trabajar en eso. Cualquier otra cosa le parece que no está a su altura: mesero o portero.

Mario Herrera
(Quique Mendoza):
Un orgullo que no da plata (dicen que el estudio es la puerta del trabajo, pero el problema es vivir del recuerdo y quedarse esperando sin dar el primer paso). Mario, de 28 años, es el esposo de Yorley. Medio gruñón, a veces impaciente e intolerante, pero en el fondo noble, de buenos sentimientos. Toda la amargura y frustración que siente por su vida la olvida a la hora de estar con su hija Olivia, con la que se derrite y se vuelve el más tierno y comprensivo de los papás, hasta el punto de ser muchas veces alcahueta de sus travesuras. A pesar de que lleva once años viviendo con Yorley, jamás le ha pedido que se casen y no porque no la quiera, sino porque cuando decidieron vivir juntos no tenían ni con qué comprar. Mario creció en una familia del campo, machista, donde la carga del hogar la lleva el hombre, pero junto a Yorley aprendió que, entre los dos, era más fácil. Sin embargo, después de que quedó sin trabajo, comenzó a cambiar de idea. Mario se sentía pequeño, débil, al lado de su mujer que en vez de uno, tenía dos trabajos. Y, en vez de solucionar su propio conflicto lo agravó más, se rehusó a conseguir un trabajo que no fuera como el que tenía antes o mejor. Él ya no estaba para ser mesero o portero. No se había quemado las pestañas para eso y le daba rabia que Yorley no lo apoyara, sino que lo presionara para que se empleara en lo que primero saliera.

Cómplices

CÓMPLICE$
Cómplice, así lo llamarán cuando encienda el televisor y conozca el plan de Ruddy Rodríguez, para engañar y robar toda la fortuna de Jimmie Bernal en ‘Cómplices’, la nueva producción del Canal Caracol que se estrena el próximo lunes 21 de enero, después de ‘La sucursal del cielo’.

SINOPSIS:
Vaciados, desempleados y con más culebras que plata en el bolsillo, nueve colombianos víctimas del desempleo en todas sus facetas, deciden hacerse pasar por la familia que tanto busca Harvey, un gringo millonario, recién llegado al país que quiere encontrar a sus padres biológicos.

Este engaño ha sido ingeniado por Soledad, una fina estafadora interpretada por Ruddy Rodríguez, quien se propone hacerle creer al gringo que ellos son su verdadera familia para obtener de él toda su fortuna. Jimmie Bernal interpreta a Harvey un gringo mamagallista, excesivamente tacaño, con sombrero texano y muy buen español que viaja a Colombia al enterarse que es adoptado.

Harvey llega al seno de la familia Espinoza y siente una fuerte atracción hacia Soledad (su supuesta hermana menor), quien también tendrá que luchar entre su deseo por hacerse millonaria en corto tiempo engañando a Harvey o aceptar que sus sentimientos son más fuertes que la ambición.

‘Cómplices’ es una novela de humor fino, escrita por Héctor Rodríguez y Gerardo Pinzón. Bajo la dirección de Diego Mejía y John Barrios, se encuentran actores de la talla de Luis Fernando Montoya y Marcelo Cezán, quienes interpretarán a los otros “hermanos” del gringo, así como Orlando Valenzuela, Pedro Pallares, Carlos Torres, Fernando Arévalo, Jaime Santos, Mauro Urquijo, Julio César Herrera, María Emilia Kamper, Johana Bahamón, Samara de Córdova, Aida Morales, María Cristina Pimiento, Claudia De Hoyos, Lina Luna, Valentina Rendón, Martha Isabel Bolaños y Norma Nivia.


PERSONAJES:
Harvey Slater:
El gringo es un auténtico buena vida por naturaleza, millonario por adopción y avaro por elección. Asegura ser dueño de una inmensa riqueza como producto de pozos petroleros explotados durante años por su familia adoptiva en Dallas, Texas. Por lo menos eso es lo que él dice, pues con sus acciones parecería demostrar todo lo contrario porque cuando todos esperan a un millonario derrochador y generoso, se encuentran con un personaje que para que suelte un mísero dólar es toda una odisea.

Soledad Espinoza:
Ante los ojos de cualquiera, Soledad es una exitosa comerciante de bienes raíces, pero en realidad es una hábil y carismática estafadora, aunque eso sí, con principios y una ética muy particular. Con este último golpe piensa conseguir el dinero suficiente para retirarse de su larga carrera de estafas y dedicarse a vivir una vida cómoda junto a su única hija Andrea. Nunca ha interpuesto el corazón en sus negocios, pero el gringo le logra mover el piso. Ella tiene que disimular su atracción porque es la “hermana” de Harvey. Es inteligente, atractiva, coqueta y seductora.

Andrea Espinoza:
Es la caprichosa hija de Soledad. Escasamente terminó el bachillerato y no quiso estudiar una carrera profesional, porque lo único que sabe hacer en la vida, es estafar tal como le ha aprendido a su mamá de quién es una alumna aventajada. Pelea continuamente con su mamá y su afán de independencia la llevan a pensar en abandonarlo todo, pero sabe que si se retira no tendría lo suficiente para darse los lujos que está acostumbrada a tener.

Cristóbal Zapata:
Es un negociante de esmeraldas, tiene su propia joyería. Es un hombre tosco, y rudo, cree que todo lo puede arreglar a los puños. Se le mide a cualquier negocio que se le proponga, y entre más sucio mejor pues sabe que hay más dinero de por medio. Para él lo más importante en la vida es hacer plata, porque con ello y entre otras cosas, llegarán más y más mujeres. Es el novio de Soledad, pero está tan confiado de su amor que coquetea con cuanta mujer se le cruza por el frente. Pero poco a poco la situación comienza a cambiar y se le va saliendo de las manos cuando se va dando cuenta de la fuerte atracción que Soledad siente por el gringo. Tiene una amante que se llama Rocío.

Gonzalo Hincapié:
Está desempleado por edad. Trabajó durante muchos años en una empresa, hasta que lo despidieron cuando consideraron que su ciclo productivo había terminado. Su objetivo es conseguir el dinero necesario para pagar las deudas que amenazan con dejar a su familia en la calle. Soledad fue el gran amor de su juventud, situación que pone en riesgo su matrimonio. Las mujeres siempre han sido su debilidad. En sus épocas de juventud fue un galán pero ahora tiene menos pelo y más barriga. Intenta ser elegante pero se le nota la crisis económica. Ama a su familia y por defender a los suyos es capaz de hacerse matar. Es un hombre honesto, responsable y con valores muy definidos pero le falta fortaleza en el carácter. Se hace pasar por el hermano mayor de Harvey Slater.

Francisca Bernaloer:
Francisca es una mujer compulsiva. Compra compulsivamente, come compulsivamente, inventa historias fantasiosas sobre ella compulsivamente y culpa a los demás compulsivamente!. Se graduó como periodista y aunque oportunidades de trabajo no le han faltado, no ha durado en ningún puesto. Dentro de la farsa tendrá que hacerse pasar por esposa de Mario, de quien se enamora verdaderamente aunque en la vida real él tiene esposa e hija a quienes quiere mucho. Es alegre, divertida y ante los demás aparenta que vive en un mundo de rosas. La falta de hijos entre la falsa pareja hace pensar a Harvey que entre ellos existen problemas de fertilidad.

Irma López:
Es una mujer de 65 años quien se hará pasar por la mamá de Harvey. Es ama de casa, no sabe hacer nada porque en su juventud era una damita de la sociedad que se la pasaba en el club, pero ahora está en verdadera decadencia y su salida es tomar traguito cada vez que puede. Lucha por recuperar el estatus y la clase social que alguna vez tuvo y que perdió gracias al irresponsable jugador de su marido, que donde no se hubiera muerto ahora estaría en la ruina total. Conoce a Enrique en quien ve un buen prospecto para reemplazar a su difunto esposo. Irma es divertida, encantadora y dueña de un excelente buen humor.

Mario Zuluaga:
Es un ingeniero civil que está desempleado. Quiere demostrarles a su esposa y a su suegro que puede responder económicamente por su familia. Debe participar en una farsa con la que no está de acuerdo, sólo para obtener el dinero que necesita. Se enamora de Francisca, su esposa en la ficción y por este sentimiento pone en riesgo el hogar por el que está luchando. Es un hombre trabajador, aunque la falta de experiencia en el campo y la ausencia de “palancas” le han cerrado las puertas para obtener un trabajo relacionado con la carrera que estudió. Alejandra, su esposa, le demanda un nivel de vida alto, que él no alcanza a sostener con esporádicos empleos mal pagos. En la farsa de Soledad actúa como uno de los hermanos de Harvey. Su papel dentro de la familia ficticia adquiere una importancia que él no imagina.

Alicia Sánchez:
Está desempleada porque Manuel, su esposo, nunca la dejó trabajar. Lo que busca es conseguir dinero para hacerse cirugías estéticas en todo el cuerpo y liberarse de su obsesivo esposo. Vive preocupada con su figura, se siente vieja y pasada de kilos. Le aterra llegar a los cuarenta (tiene 39). Quiere recuperar la silueta que tenía a los veinte años y empezar una nueva vida como dueña de su propio salón de belleza. Es alegre y descomplicada, se divierte con facilidad y se goza cada momento, sin embargo, la envidia la carcome cuando se fija en las demás mujeres. Se hace pasar como la esposa de Gonzalo y madre de Sonia, con quien se encariña verdaderamente. Dejó de amar a su esposo Manuel. Busca reiniciar su vida al lado de otro hombre.

Sonia Manjares:
Recién cumplió su mayoría de edad. Por ahora no busca trabajo, pero necesita dinero viajar a Estados Unidos y convertirse en una diseñadora de modas reconocida. Siente resentimiento por sus padres, los culpa por la mala crianza que le dieron. Nació en la Costa Caribe colombiana pero vive en Bogotá desde los diez años. Es caprichosa y afronta las consecuencias de un libertinaje sin freno que le fue ofrecido desde pequeña. Es pícara, disfruta haciendo maldades con su amiga Andrea. Le gusta cruzar límites, vivir aventuras, quemar adrenalina en situaciones de peligro. Dentro de la falsa familia finge ser la hija de Gonzalo y Alicia.

. . : RESÚMENES : . .

Madre Luna y Victoria

Flavia asfixia a Román

Demetrio y Dulce descubren que Zulma es la novia de Ángel
En 'Madre Luna'; Román sigue con encontrar y matar a Zulma, por haberlo traicionado con Ángel. Cuando las amigas de Flavia y Trinidad las cuentan que Alejandra está incumpliendo con las leyes que tenían en el molino porque paga más de la cuenta a los trabajadores, aunque el arroz esté defectuoso; Trinidad quiere impedir que Alejandra siga haciendo lo que quiera con el molino. Mientras que, Anabel invita a Zulma a conocer a Alejandra Aguirre, pero Zulma no acepta la invitación, ya que sigue con temor de que la descubran. Por otro lado; Tirso y “Cicatriz” siguen empecinados en capturar a Elfo para que les entregue la fortuna de Román. Más tarde; Alejandra, Angustias, Valentín, Anabel, Demetrio y Dulcelena van al restaurante de Bebo Cantillo a comer y, después de que Anabel les dijera que la novia de Ángel está viviendo en la casa de su tío Leonardo y que se llama Zulma Moreno; Demetrio y Dulcelena se dan cuenta y, así, se lo cuentan a los demás que la novia de Ángel es una de las bandidas de la sierra y que ella les ayudó a escapar.

Trinidad se opone a ser la asesina de Quintana
Tirso y “Cicatriz” se dan cuenta de que Anabel se hospeda en la hacienda de Leonardo Cisneros, al verla besándose con Valentín; aunque, poco después, “Cicatriz” entra a la hacienda, con la excusa de estar buscando trabajo y ve a Zulma, sabiendo de quien se trata, ya que es la misma mujer que Román le describió. Mientras tanto; Anabel y su abogado van a la finca de Flavia y Trinidad para interrogarlas sobre la muerte de Abel Quintana y, aunque Doña Trini al principio no quiere decir ni una palabra, acaban convenciéndola, pero ella niega que haya encerrado a Anabel en el cuarto con el cadáver de Abel Quintana para inculparla. Cuando Flavia se entera de que Román se va con “Cicatriz”; ella le pide a Jorge que siga a Román para averiguar donde se encontrará con él, ya que Román no se lo quiere decir a ella.

Leonardo la dice a Alejandra que se quiere casar con ella
Anabel presenta a Zulma y Valentín, que (aunque él no la recuerda) ella recuerda que Valentín es el hijo de Alejandra, al que hirieron los bandidos de la sierra cuando secuestraron a Leonardo, Ángel y Demetrio. Después de decirle, en el bar de Violeta, a Román que Zulma se encuentra viviendo en la casa de Leonardo Cisneros; “Cicatriz” recibe unos inesperados disparos de una mujer que estuve en la cárcel por su culpa, además de deberla bastante dinero y, al final, ella mata a disparos a “El Cicatriz”. Y, para ocultar a su hermano de la policía, después del revuelo que se formó en el bar, tras matar a “Cicatriz”; Violeta esconde a Román en el cuarto de Juana y, allí, Román y Juana hacen el amor desenfrenadamente y él se tiene que quedar toda la noche allí, ya que los policías vigilan los alrededores del establecimiento. Mientras tanto; Leonardo visita a Alejandra para aconsejarla que, aunque ayude a sus amigos de los pajonales, no debería de darles tantos lujos, pero ella no está dispuesta a hacerle caso y, después de una discusión, Alejandra y Leonardo la dice que logrará casarse con ella y se besan apasionadamente y, al poco tiempo; Demetrio, Dulcelena y Angustias les descubren. Y Demetrio y Valentín se molestan con Leonardo por haber besado a su madre, pero Angustias les deja muy claro que ese hombre es su padre y que no sucede nada porque ellos se hayan besado. Aunque ella sepa que Zulma era una de las integrantes de los bandidos de la sierra; Ángel la dice a Anabel que Zulma fue un rehén de los bandidos de la sierra, pero ella no quiere decir aún lo que sabe.

Flavia le dice a Román que Zulma se encuentra con Ángel
Jorge le informa a Flavia que Román se encuentra en el bar de Violeta, desde que sucedió un asesinato y, aunque ella quiere ir a buscarlo, Trinidad no se lo permite; mientras que, Román sigue haciendo el amor con Juana, una de “las florecitas” del bar de Violeta. Por la noche, al llegar a su hacienda; Leonardo le confiesa a su hijo Ángel que ama a Alejandra y, como él siente que ella le corresponde en ese amor, él está dispuesto a seguir luchando por ella. Más tarde; Zulma no quiere hacerle daño ni perjudicar a Ángel, por eso, ella intenta marcharse, sin decirles nada, aunque Anabel la encuentra cuando ella intenta huir y la pide que se quede al lado de Ángel, porque ella sabe que ellos (Zulma y Ángel) se aman, aunque sepa que ella fue una integrante de los bandidos de la sierra, y Zulma decide quedarse. Al día siguiente; Flavia decide ir a buscar, furiosa y a la fuerza, al bar de Violeta y, al final, la propia Violeta lleva a Flavia hasta el cuarto donde se hospeda Román, acostado junto a Juana, completamente desnudos y abrazados. Totalmente destrozada por la infidelidad de Román; Flavia decide vengarse de Román que, después de pegarla por ir a buscarlo al bar; Flavia le confiesa a Román que Zulma se encuentra viviendo con Leonardo y Ángel en la finca, además de decirle que Zulma sigue siendo la mujer de Ángel.

Román busca a Zulma
Planeando que el comisario Ortega detenga a Román Garrido; Flavia va a la comisaría, totalmente ensangrentada, después de que Román la golpease y, acompañada de su madre Trinidad, que denuncian a Román de haberlas asaltado, ya que Flavia y Trinidad piensan que así mataran “dos pájaros de un tiro”, al pensar que Román matará a Zulma y a Anabel y, después, el comisario le meterá a Román en la cárcel. Mientras que, Alejandra y Leonardo no han podido dejar de pensar en el último beso apasionado que se dieron. Cuando encuentran a un trabajador muerto, en la hacienda; todos se alertan y creen que les está rondando un asesino y, mientras Valentín y Ángel le buscan por los alrededores; Anabel y Zulma se esconden dentro de la casa y, cuando Zulma va a coger un arma en su cuarto, Román (escondido debajo de la cama) agarra del pie a Zulma y ella pierde de sus manos la pistola...

Román es disparado
Román le pide a Zulma que se vaya con él a la sierra, aunque ella le rechaza y le dice que nunca le quiso y, cuando él intenta abusar sexualmente de ella, Zulma agarra la pistola de éste y, aunque no puede dispararle, poco después, le vuelve a quitar la pistola y le dispara, hiriéndole en el estómago. Pero, Román coge a Valentín como rehén, escondiéndose por la hacienda, pero Leonardo, que llega en ese momento a la hacienda, se arriesga y comienza a pelearse con Román y, al final, los policías tienen que disparar a Román Garrido y, aunque haya recibido varios disparos, Román sigue vivo. Poco después, Zulma intenta decirle a Leonardo que Flavia estuvo enredada con Román y lo encubrió, además de ser su amante desde que estuvieron en la sierra; pero Ángel no se lo permite porque él no quiere perjudicar a su madre. Mientras tanto; Trinidad y Flavia se lamentan de que ni Román, ni Zulma, ni Anabel, ni Leonardo hayan muerto.

Flavia y Trinidad planean acabar definitivamente con Román
Alejandra Aguirre impone sus normas, ya que les quiere dar nuevas viviendas a los trabajadores de los pajonales, para que estén más cerca de su trabajo, aunque los demás accionistas del molino se oponen que los trabajadores estén cerca de ellos y, al final, nombran a Leonardo Cisneros para que se ocupe de ese asunto, ya que no logran ponerse de acuerdo. Aunque Román recibió varios disparos, él sigue agonizando en el hospital. Mientras que, Violeta visita a Flavia y Trinidad para exigirlas dónde se encuentra Román, confesándolas que ella es la hermana de Román, aunque ellas no la ayudan a encontrar al bandido. Aunque se haya dado cuenta de que ninguno de los hombres, a los que ha amado, no la quieren; Flavia sigue obsesionada con Román y Leonardo; aunque los odia, a la vez que los quiere. Más tarde; Ángel va a ver a su madre para pedirla que la diga quién le dijo a Román que Zulma vivía con él, y ella le hace creer a su hijo que “Cicatriz” fue quien le dijo a Román donde se encontraba Zulma. Y, después de decirla que no confía en ella porque cree que ella no le quiera, a pesar de ser su hijo; Ángel se despide de su madre y la pide que no haga daño a Zulma o, de lo contrario, la denunciaría. Al día siguiente; Flavia y Trinidad planean matar como sea a Román Garrido para que no las delate, por si despierta del coma.

Flavia asfixia a Román
Flavia consigue ir al hospital, con la excusa de una revisión médica, y consigue entrar en la habitación donde Román se está recuperando y; aunque la dicen que, si se salva, Román se quedaría inválido, Flavia, sin que nadie la vea que entró en el cuarto, asfixia a Román Garrido y él muere. Aunque Luzmila está felizmente casada con Elfo; ella sigue pensando en Valentín, ya que está enamorada de él, por eso, algunas veces desprecia a Elfo. Por la noche; Tirso se adentra en la casa de Flavia, sin que nadie se entere, apareciendo por sorpresa en la habitación de ésta y vuelve a aliarse con Flavia, y vuelve a aliarse con Flavia y Trinidad para derrotar a sus enemigos. Por otro lado; Violeta, acompañada de sus “florecitas”, reclaman el cuerpo de Román Garrido para velarlo y darle cristiana sepultura, además, Violeta está furiosa por la muerte de su hermano Román y jura vengarse de las personas que le hicieron daño.



Mariana es arrestada

Paula quiere abortar
Victoria y Jerónimo van a ver cantar y tocar a Santiago, ya que ella le quiere observar para asegurarse si su hijo es gay y, aunque ninguno lo quiere creer, acaban pensando que Santiago es homosexual, aunque, al día siguiente, Santiago le explica a su madre que está enredado con una mujer, aunque no la dice que es una mujer mayor que él y que se trata de Camila, la mejor amiga de Victoria. Por otro lado; Tatiana invita a sus amigos a su apartamento, pero Enrique no les simpatiza y, aunque Valeria la dice a Tatiana que Enrique es insoportable, Tatiana está muy enamorada de él, aunque se haya enfadado con él por tratar mal a sus amigos. Por la noche, en una discoteca; Mariana toma droga, que le compra a Pancho (el amigo de Arturo), para desinhibirse y lo logra y, al final, ella se besa con Arturo (el hijo de Helena), lo que ella esperaba, aunque por estar besándose ellos chocan contra otro coche, aunque huyen y, al día siguiente, Arturo les dice a sus padres que un coche le chocó. Poco después, Mariana descubre que su hermana Paula va a abortar y, con mucha frialdad, Mariana se lo confiesa a Santiago, que le pide ayuda a Sebastián y a Jerónimo para encontrar a Paula y hacerla recapacitar sobre el aborto.

Enrique no acepta que Paula esté embarazada
Al final, Sebastián encuentra y abraza, apoyándola en todo, a Paula, con la ayuda de Santiago y Jerónimo. Y Paula le da la noticia de que ella no pudo abortar por miedo. Al día siguiente; Paula y Sebastián les cuentan a sus padres que ella está embarazada, y Enrique se pone furioso y cree que su hija jamás podrá conseguir ser abogada por haberse embarazado, además, él inculpa a Victoria por haber malcriado a sus hijos. Pero, Victoria celebra felizmente la noticia de que su hija esté embarazada. Por otro lado; Fernanda, la hermana de Victoria, regresa al país y se hospeda en casa de su madre Memé, que la cuenta que Victoria se separó, que sus hijos han caído a la deriva y que ella está enredada con un joven vividor, refiriéndose a Jerónimo.

Santiago se enfrenta a Claudio (el amante de Camila)
Cansada de que Enrique la culpe de haber maleducado a sus hijos; Victoria, furiosa y muy decidida, le dice a Enrique que jamás pensó que él la abandonase porque ella siempre ha intentado ser la mujer ideal (ocupándose siempre de sus hijos), aunque su matrimonio se haya destruido. Aunque Camila no quería volver con su instructor de pesas; el caradura de Claudio consigue reconquistar a Camila y ambos se vuelven a entregar desenfrenadamente y, poco después, Santiago acude al apartamento de Camila, y Claudio comienza a ponerse celoso y violento con Camila, y golpea a Santiago, acto seguido, Claudio también golpea a Jerónimo, que llega en ese momento para encontrarse allí con Victoria y, allí, Jerónimo se da cuenta de que Camila está enredada con Santiago (el hijo de la mejor amiga de ésta). Mientras tanto; Memé y Fernanda hacen una visita inesperada a Victoria, aunque ella no se encuentra porque se citó con Jerónimo, y Mariana les dice que Paula está embarazada y, por esto, Memé desvaría, que también culpa a Victoria por no poner reglas en su familia. Por otro lado; Enrique se aburre muchísimo cuando Tatiana le lleva a una discoteca con los amigos de ésta, a los que él considera que son insoportables. Cuando Victoria llega a la casa de Camila; la amiga de Victoria se pone muy nerviosa cuando descubre que su mejor amiga será abuela. Más tarde; Victoria y Jerónimo se van al departamento de éste y, después de conversar, ellos se vuelven a besar.

Tatiana le dice a Enrique que ella no es Victoria
Cuando Jerónimo y Victoria se besan en el apartamento de éste; ella se arrepiente y se va tristemente de allí, alegando que ella está llena de imperfecciones y, por eso, ella cree que no puede estar con un hombre menor que ella. Mientras que, Santiago no está dispuesto a renunciar a Camila, aunque ella le rechace varias veces porque no quiere hacer daño al hijo de su mejor amiga y, por eso, Santiago se refugia en el alcohol para olvidar a la mujer que ama desde hace mucho tiempo. Cuando Victoria va a ver a su madre y a su hermana Fernanda; ella acaba yéndose muy enfadada porque no soporta que su madre la humille, diciéndola que todo lo hizo mal, todo lo contrario que su hermana. Después de que Enrique le exigiese a Jerónimo que no se volviese a meter en su vida; Tatiana se está cansando que Enrique la trate como a Victoria, es decir, como su criada, y ella le deja las cosas bien claritas.

Jerónimo renuncia a su trabajo, por culpa de Enrique
Victoria les confiesa a sus amigas que va a terminar definitivamente con Jerónimo porque no cree que él la acepte como es ella físicamente, aunque Camila le pide a Victoria que se olvide de todo. Mientras tanto, a Jerónimo le bajan de categoría profesional porque Enrique chantajeó al presidente de la emisora para que le destituyesen, por eso, Jerónimo renuncia a seguir trabajando en la emisora. Cuando acude a su ginecólogo; el doctor le dice a Victoria que, aunque aún ella n tiene la menopausia, ahora podrá disfrutar más satisfactoriamente del sexo. Por otro lado; Tatiana teme que la rutina entre ella y Enrique acabe matando el amor entre ellos, como sucedió entre él y Victoria. Mientras que, Enrique también se plantea cambiar para que no se destruya el amor que siente por Tatiana.

Mariana es arrestada por comprar drogas
Jerónimo está desesperado porque lleva varios días sin verla ni oírla, por eso, él va a ver a Camila, que le aconseja que llame a Victoria porque, aunque ella le rehuye, ella está enamorada de él. Mientras que, Santiago no puede sentirse en pie desde que se emborracha desde que no ve a Camila, y Victoria se da cuenta de que su hijo se está emborrachando por culpa de un amor. Después, Jerónimo aconseja a Camila, que no sabe que hacer con Santiago, pero él la dice a Camila, que si fue la primera vez de Santiago, él tendrá que desilusionarse de ella con el tiempo; además, Jerónimo la promete que hablará con Santiago. Y, aunque Santiago le confiesa a Jerónimo que Camila no fue la primera mujer con la que hizo el amor, Santiago le confiesa a Jerónimo que ama a Camila, pero Jerónimo le pide a Santiago que recuerde con mucho amor a Camila y que seguro que encontrará a otra mujer. Por otro lado; Mariana está abandonando los estudios, por pensar tanto en Arturo, incluso, Mariana le quita dinero a su madre (sin su permiso) para comprar drogas y desinhibirse delante de Arturo. Cuando Victoria se entera de que Jerónimo estuvo hablando con su hijo Santiago para aconsejarle sobre sus amoríos; Victoria decide llamar a Jerónimo para agradecerle, pero Martín (el hijo de 11 años de Jerónimo) le esconde el teléfono a su padre para que no se comunique con Victoria, ya que Martín sigue guardando las esperanzas de que su padre y la insoportable de su madre (Silvia) se reconcilien. Poco después, Camila le dice a Victoria que despidieron de la emisora de radio a Jerónimo, por culpa de Enrique. Cuando Tatiana y Enrique van a ver la casa que se compraran; ella le dice a Enrique que le gustaría tener un hijo suyo. Finalmente; Jerónimo se reencuentra con su amada Victoria en la casa de Camila y, allí, ella le dice que se siente muy apenada porque le hayan echado del trabajo por culpa de Enrique y, después de prometerle que intentará que le devuelvan el trabajo, ellos se besan. Cuando Mariana iba a comprar las drogas, acompañada de su amiga Elisa; la policía las detiene y, después, Enrique y Tatiana van a recoger a Mariana a la cárcel, a pesar de que Enrique se niega a creer que su hija sea drogadicta y la quiere sacar cuanto antes de ahí.

Enrique encuentra a Victoria con Jerónimo
Enrique, furioso, busca a Victoria a la casa de Camila, que la encuentra en bata y comiendo comida china con Jerónimo. Y, después, Enrique culpa a Victoria de la situación en la que están sus hijos por la conducta inmoral que tomó desde que él la abandonó y, cuando llegan a su casa, Enrique pone sus reglas a sus hijos: que le exige a Sebastián que no vuelva a visitar a Paula en la noche y también le dice a Santiago que, si sigue emborrachándose, se tendrá que ir de su casa. Aunque Victoria le exige que no le ponga sus normas y que no la inculpe porque él nunca supo comprender a sus hijos, Enrique sigue sin entender que abandonó a su mujer y que no puede seguir reclamándola. Y, cuando Enrique se va; Paula le confiesa a su madre y a Santiago que Mariana la chantajeó pidiéndola dinero y suponen que quería el dinero para comprar drogas. Mientras que, Enrique quiere comenzar con los trámites del divorcio para no seguir manteniendo a Victoria y sus hijos y, así, él piensa que ellos dejarán de hacer locuras. Mientras tanto; Mariana y Elisa viven una noche caótica en la cárcel, ya que las presas comienzan a quitarlas dinero y parte de su ropa.

Del 10 al 18 de enero de 2008

Montecristo

Victoria descubre que Alberto es el asesino de sus padres

Leticia llega a la casa Lombardo simulando que está loca
Todos están muy sorprendidos por la aparición de Leticia, especialmente Lola que es la más perjudicada porque Alberto le dice que por el momento no se casará con ella. Pero, el gran temor de Lombardo es que su “esposa” cuente todo lo que sabe y lo denuncie con la policía. Victoria y Rocamora rescatan a Leticia y la esconden, mientras se ingenian la forma para que ella pueda volver a su casa en busca de sus hijos, a quienes ama infinitamente. Es así como llega a la casa Lombardo y finge estar loca, cosa que Alberto, Lola, Valentina y Marcos creen ciegamente.

Victoria descubre que Alberto es el asesino de sus padres
Victoria visita a la psicóloga para que les ayude en el engaño de la supuesta locura de Leticia, para esto le cuenta todo lo que sabe sobre Alberto Lombardo, pero Clara poco cree en sus acusaciones, entonces Victoria decide contarle que descubrió que sus padres fueron asesinados por Alberto y que tiene como comprobarlo. Clara sigue dudando, pero todo lo que le cuenta Victoria le queda sonando, especialmente cuando relaciona a Lombardo con todos los engaños en los que se ha visto envuelta su amiga Laura, quien se acaba de enterar que Leonardo no es su verdadero padre.

Marcos cree que se convertirá en padre
Milena visita al médico para cerciorarse que sí está embarazada, y Victoria, sin querer escucha que el doctor se lo confirma, ella no lo puede creer, pero disimula su sorpresa. Milena está feliz, pero cuando el doctor le dice que tiene aproximadamente dos meses de embarazo, se queda muy pensativa porque las cuentas no le cuadran. Erika al enterarse del embarazo de Milena la perturba con sus frases insultantes, y cuando se ve con Marcos no desaprovecha la oportunidad para contarle que va a ser padre, o eso es lo que ella cree, aunque Milena se lo niega diciéndole que el bebé que espera es de su “novio”.

Santiago aparece en un potrero muy malherido
Siguen buscando a Santiago, quien se encuentra tirado en un potrero, muy malherido, y finalmente lo encuentran en el momento en que un ladrón lo está robando. Lo llevan de urgencia en una ambulancia a la clínica, en donde le practican los primeros auxilios y, al llegar, es Laura quien lo atiende, pero no lo reconoce por la máscara de oxígeno y, en el momento que se la van a quitar, la interrumpen y no lo puede ver. Victoria atiende a Santiago desesperada por salvarle la vida, pero no lo logra. Santiago pierde sus signos vitales, pero Victoria insiste y, en medio de las lágrimas, le practica electrochoques y Santiago revive.


Del 21 al 25 de enero de 2008

Sobregiro de amor

Julián y Paula hacen el amor

Alfonso es hospitalizado
La noticia de la cancelación de la fusión entre los bancos le ha provocado un agudo dolor en el pecho a Alfonso y debe ser internado de urgencia en la clínica con advertencia de infarto. Martín y Julián no esperaban que el estado de salud de su padre fuera tan crítico y temen que se agudice, al igual que la relación con los Bustamante.

Julián y Paula hacen el amor
Paula, sumida en una profunda depresión, se refugia en una cabaña de la familia, lejos de la ciudad y bebe alcohol desesperadamente. Julián, su cuñado, se entera de su estado y aprovecha los tragos de más que tiene Paula para sorprenderla en su casa y terminar en un frenesí de besos y un apasionado encuentro. Al despertar, Paula se resiste a creer que pasó la noche con el hermano del hombre que lloró el día anterior.

Fidel golpea a Martha
Martha llega a su apartamento y Fidel, que la observa desde la ventana, se da cuenta que se baja del carro de un hombre y se enfurece. Apenas la mujer cruza la puerta de su casa, Fidel le recibe con reclamos y termina propinándole una golpiza sin entender explicación alguna. Martha huye despavorida hacia la casa de Liliana. Y Horacio protege a Martha y, una vez más, se enfrenta al esposo de la mujer que ama.

Blanca se va a vivir con Wilson
Para Wilson y Blanca la relación mejora y los miedos a un encuentro íntimo desaparecen entre la ternura y pasión de una mágica noche, con tan buenos resultados que deciden irse a vivir juntos.

Del 21 al 25 de enero de 2008

La Sucursal del Cielo

Mariela y Samuel admiten que son novios
Al regreso de su gira, Mariela se ve con Samuel y deciden que lo mejor es decirles la verdad a todos. Pero las cosas salen peor de lo que pensaban. Por su parte, Soledad le comenta a su familia que terminó con Samuel e igualmente, les muestra su cambio de imagen, ahora usa una pinta hippie que los sorprende tremendamente.

Pedro tiene una oportunidad como locutor
Fulvio, el escritor de radionovelas más exitoso de la ciudad, le comenta a Pedro, que le va a dar la oportunidad de trabajar como locutor para su nueva historia. Fluvio, está muy ilusionado porque verá a Perla Pinet, la voz sensual, pero cuando la conoce se decepciona porque es una mujer cuarentona y pasada de kilos.

Pilar es coronada la reina del Carambolo
Pilar, es coronada como la reina del Carambolo, toda la familia se alegra, pero todo resulta ser una broma hecha por grupos comunistas. Como Caliche se siente culpable, decide ayudarla y habla con su padre y los socios del club, para que la acepten como verdadera candidata.

Siguen en huelga en la Universidad del Valle
En la Universidad del Valle siguen en huelga por la muerte de los estudiantes. Soledad se encuentra con Cuco, quien le dice que le quiere enseñar el verdadero significado de la vida: “amor y paz” y la invita a una fogata para mostrarle su ideología, la cual supone cambiar el mundo.

Checho se jubila y decide dedicarse a otros oficios
Doña María y Doña Susana deciden ponerse a trabajar haciendo caspiroletas, con el fin de venderlas y ganar platica. Como Checho se queda sin trabajo, decide hacer oficios varios, entre los cuales se encuentra ser el contador del negocio de las señoras, a quienes les propone rendir los materiales para tener más ganancias, cosa que no funciona.


Del 21 al 25 de enero de 2008

La hija del Mariachi

Emiliano y Rosario viajan
a México

Emiliano le ofrece matrimonio a Rosario
Como si se tratara de un sueño, los mariachis del bar Plaza Garibaldi, Rosario y demás invitados a la reinauguración del establecimiento, no darán crédito a lo que sus ojos ven. A Emiliano Sánchez Gallardo (Mark Tacher) libre y dispuesto a luchar por lo que más quiere, por Rosario (Carolina Ramírez). Después de pedirle matrimonio por tercera vez, Emiliano y Rosario fundirán sus cuerpos en uno solo y darán rienda suelta al amor que los consume y que durante once meses y cinco días los mantuvo vivos. Mientras esto sucede, Sigifredo (Luis Eduardo Arango), Fernando (Mario Duarte), Coloso (Gregorio Pernía) y El Mañanitas (Horacio Tavera) deciden buscar a la parejita de tortolitos en la pensión de Don Genaro para darles una serenata que nunca olvidarán.

El final se acerca y empiezan las sorpresas
Mientras Raquel (Alejandra Borrero) le entrega a Emiliano (Mark Tacher) las cartas que Rosario (Carolina Ramírez) le escribió durante el tiempo que estuvo en la cárcel y que él nunca quiso leer; Macías (Nicolás Montero) se entera de los pormenores del regreso triunfal del mexicano. Poco a poco, Emiliano empezará a retribuirles a sus amigos la ayuda y apoyo incondicional que le brindaron durante el momento más duro de su vida. Los primeros beneficiados serán Fernando (Mario Duarte) y Coloso (Gregorio Pernía). El primero recibirá un apartamento para que él y Leticia tengan su propio nidito de amor, y el segundo tendrá el carro que siempre soñó. Pero, como las cosas entre estos dos personajes no se pueden solucionar sino es a los golpes, esta no será la excepción y, después de una cruenta disputa, el Coloso recibirá un lujoso vehículo.

Rumbo a México
Después de hablar con Raquel (Alejandra Borrero) y de contarle sobre sus planes para el futuro, Emiliano y Rosario (Carolina Ramírez) partirán a México, país en el cual piensan radicarse después de la boda. Emiliano aprovechará este viaje con su prometida a su tierra natal, para que sus padres se disculpen por haber pensado mal de ella y por la forma tan descortés como se comportaron el día en que la conocieron. El Lucerito de México quedará en shock cuando conozca el mundo al que el ejecutivo y su familia pertenecen. Antes de este viaje, Emiliano y Rosario vivirían una idílica noche de rancheras dedicadas exclusivamente al amor.

Un mundo de ensueño
Los lujos y las comodidades en que vive Emiliano (Mark Tacher) dejarán a Rosario (Carolina Ramírez) sin palabras. Antes de encontrarse con sus padres, Emiliano pasará un romántico día en compañía de la mujer que le robó el corazón y que le mostró el verdadero sentido de la vida. En Colombia, Raquel (Alejandra Borrero) no se encuentra muy cómoda con la presencia del chofer que Emiliano le dejó, pues no está acostumbrada a tener personal que le sirva y mucho menos a que se convierta en su sombra. El joven además de ser el chofer de la señora Guerrero, se convertirá en el amigo inseparable de Lucía (Laura Torres).

Perdón y olvido
A puertas del gran final de la novela número uno de los hogares colombianos, Rosario (Carolina Ramírez) se encontrará con los padres de su prometido y en medio de una emotiva conversación Roberto (Guillermo Munrray), Gabriela (Paloma) y Cristina (Tanya López) Sánchez - Gallardo se disculparán por haberla juzgado sin conocerla. Después de este encuentro, la pareja de enamorados viajará a Colombia para finiquitar los detalles de su boda. Entre tanto, Raquel (Alejandra Borrero), Lucía (Laura Torres) y el apoderado de Emiliano buscarán el apartamento que el mexicano les obsequiará. Mientras Virginia (Estefania Borge) se entera de la gran boda de Emiliano y Rosario por el periódico, Macías (Nicolás Montero) vivirá la peor humillación de su vida.

El bar plaza Garibaldi se viste de gala para recibir a la familia Sánchez-Gallardo
Después de haber limado asperezas con la familia de su prometido y de conocer a su cuñada y a Felipe (Luis Caballero), Rosario (Carolina Ramírez) y demás integrantes del bar Plaza Garibaldi, incluyendo a Eulalia en el rol de “La Vengadora”, preparan un show si precedentes para recibir a los familiares del “Príncipe de México”. Aunque Gabriela (Paloma), Cristina (Tanya López) y Felipe intentan acoplarse a la situación, Roberto (Guillermo Murray) quedará al borde un ataque al corazón cuando escuche algunas historias de vida de los nuevos amigos de su hijo. Entre tanto, por culpa del doctor Bahamón, el jefe de Rosario en el banco, la pareja de tortolitos tendrán una discusión que podría arruinar todos sus planes. Los celos de Emiliano (Mark Tacher) y el aguardiente no serán buenos consejeros.


Del 14 al 18 de enero de 2008

Pura Sangre

El juramento que nunca quiso hacer Eduardo


Florencia se enterará del nombre del gran enemigo
Florencia (Marcela Mar) quedará profundamente afectada, cuando Eduardo (Rafael Novoa) le confiese el pacto que tuvo que hacer con Paulina (Kathy Sáenz) para poder conocer noticias de Irene (Helga Díaz). Pero lo que más la sorprenderá será enterarse de que el gran enemigo de la familia Lagos es Eusebio Beltrán y que, según un diario de hace muchos años, podría tratarse del hermano medio de Alejandro Lagos (Pepe Sánchez). Por su parte ‘La Hiena’ terminará de darle las instrucciones precisas al humillado Renato (Alejandro López) para que la ayude con su plan de sacar del convento a Lucía (Alejandra Sandoval). Y finalmente Margarita (Jenny Osorio) seguirá furiosa con su hermana Rosa (Marcela Benjumea) porque no le cuenta qué pasó en el carro con Marco Vieira.

Una inesperada visita a Samuel
Eduardo (Rafael Novoa) quedará preocupado e inquieto por las reflexiones y confesiones que le hizo el despiadado Eusebio (Pepe Sánchez) sobre la injusticia y la crueldad, así como del odio hacia la familia Lagos. Y le contará que la difunta María (Carmenza Gómez) era la última persona en saber su verdadera identidad. Mientras tanto, Paulina (Kathy Sáenz) le recomendará a Camilo (Andrés Juan) que su matrimonio con Venus (María Fernanda Yepes) les conviene para afianzar la sociedad con Power Milk y para saber a ciencia cierta quién es y qué quiere Marco Vieira. De otra parte, Lucía (Alejandra Sandoval) le explicará a la hermana Dora el origen de Renato (Alejandro León) y el motivo por el que se le hace extraña su visita al convento. Federico (Juan Pablo Gamboa) visitará al maleable Samuel (Manuel Sarmiento) y se enterará que la ‘rata’ de Renato sigue haciendo puntos para ganarse su destrucción. Y Florencia (Marcela Mar) abordará a su cuñada Susana (Silvia de Dios) para hacerle una pregunta que la dejará helada.

Eduardo y Florencia: un nuevo beso estratégico
Por tercera vez desde que se conocen Eduardo Montenegro (Rafael Novoa), bajo la identidad del enigmático Marco Vieira, se besará con Florencia (Marcela Mar), el amor de su vida. El beso será idea de Florencia. ¿El objetivo? Esperar que la malvada Paulina (Kathy Sáenz) los descubra para hacerle creer en ese momento que entre ambos solo existe una atracción, cuando también hay una estrategia para salvar a Irene (Helga Díaz) de las garras de 'La Hiena' y de Eusebio (Pepe Sánchez). Por otro lado el arrogante Federico (Juan Pablo Gamboa) le contará a su esposa Susana (Silvia de Dios) la forma como su padre dejará la herencia: 60 por ciento a Paulina y 40 por ciento al hijo que Susana espera. Por esa pensará en la manera de deshacerse de Samuel (Manuel Sarmiento), el padre biológico del bebé que viene en camino, porque el compromiso para recibir la multimillonaria fortuna es que se no se separen.

Samuel: el enemigo número uno de Federico
La ambición desbordará a Federico (Juan Pablo Gamboa): la multimillonaria herencia que prometió su padre al primer nieto Lagos hará que el arrogante hombre le pida ‘un favor especial’ a su cuñado Renato (Alejandro López) que no será otra cosa que ‘desaparecer’ a Samuel (Manuel Sarmiento), el verdadero padre biológico del bebé que espera su esposa Susana (Silvia de Dios). Por su parte, y después de destapar toda la olla podrida y armar el rompecabezas de odios que proviene del temible Eusebio (Pepe Sánchez), Eduardo (Rafael Novoa) y Florencia (Marcela Mar) se reunirán en un restaurante campestre para pensar en sus estrategias, sin imaginar que en el mismo sitio se encuentran una amigas de Silvia (Juliana Galvis), que los reconocerán y les tomarán fotos con un teléfono celular. Y Silvia seguirá ilusionada con sus preparativos para la boda.

Eduardo y su propuesta descabellada a Florencia
Renato (Alejandro López) seguirá adelante con su plan para sacar del convento a las buenas o a las malas a Lucía (Alejandra Sandoval), según el encargo que le hizo Paulina (Kathy Sáenz). Para esta misión y, después de la fallida visita a la joven en el claustro, contratará a unos hombres. Pero, cuando se encuentre con ella tendrá una conversación que lo pondrá a reflexionar cuál lado le conviene más. Florencia (Marcela Mar) quedará sorprendida con la propuesta aparentemente descabellada que le hará Eduardo (Rafael Novoa) para convencer a su papá de dejarle toda la herencia a Paulina y, así, recuperar su confianza, pensando en recuperar a Irene (Helga Díaz). Silvia será citada por una de sus amigas que vio a Eduardo y Florencia en un restaurante y a quienes les tomó una foto con su celular. Finalmente, Eduardo llegará al seminario para ser bautizado y se reencontrará con el Padre Matías (Diego Vélez), quien le hará ciertas confesiones. Y finalmente Samuel (Manuel Sarmiento) le dirá a su amada Susana (Silvia de Dios) que está muerto del susto de que Federico (Juan Pablo Gamboa) le arrebate a su hijo.

El juramento que nunca quiso hacer Eduardo
La visita de Eduardo (Rafael Novoa) al padre Matías (Diego Vélez) traerá más consecuencias de las esperadas: después de ser bautizado como requisito para el matrimonio que lo espera con Silvia (Juliana Galvis) y, cuando estén a solas, el párroco le hará jurar a su amigo que después de la boda por conveniencia que lo espera se olvide definitivamente de buscar al gran amor de su vida: Florencia Lagos (Marcela Mar). Después de secuestrar a Lucía (Alejandra Sandoval) del convento, Renato (Alejandro López) cambiará los planes para buscar el verdadero motivo del interés de Paulina (Kathy Sáenz) por la jovencita. Finalmente Florencia enviará a su secretaria Rosa (Marcela Benjumea) al convento a buscar información, y se encontrará con una gran sorpresa.


Del 14 al 18 de enero de 2008