..:GACETA, DULCE PARAÍSO 020:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 020):


SUMARIO de esta semana
(del 17 al 23 de marzo de 2008):



NOTICIAS:

  • Angie Cepeda habla sobre su última película.
  • Javier Delgiudice no para de trabajar.
  • Elkin Díaz: recibe insultos por su papel de maltratador.
  • María Antonieta de las Nieves: "Nunca he vivido de acuerdo a mi edad".
  • Rosalinda Rodríguez: "Mi familia es mi gran apoyo".
  • Gustavo Franco: "Soy un hombre de mente muy abierta".
  • Mark Tacher: todo un chef.
  • Jorge Enrique Abello tiene una pequeña alergia.
  • Elizabeth Álvarez niega romance.
  • Sebastián Rulli se declaró enamorado.


ENTREVISTAS:

  • Rafael Novoa.
  • Marcela Mar.


RESÚMENES:

  • Victoria.
  • La Traición.
  • Montecristo.
  • La sucursal del cielo.
  • Cómplices.
  • Pura Sangre.
  • Súper Pa.
  • El último matrimonio feliz.


Encuesta de la semana: ¿Qué te gustó más de la telenovela 'Pura Sangre'?

  1. La historia (35 votos).
  2. Los actores (26 votos).
  3. Las locaciones (10 votos).

. . : NOTICIAS : . .

Angie Cepeda habla sobre su última película

Angie Cepeda
habla sobre su última película

Después de ‘Pantaleón y las Visitadoras’, la vida de esta actriz dio muchas vueltas. Su carrera se internacionalizó, creció profesionalmente y de paso terminó su romance con el cantante Diego Torres.

Se convirtió en el sueño de cientos de hombres latinos después de protagonizar el film peruano ‘Pantaleón y las Visitadoras’, de Francisco Lombardi, basada en la novela de Mario Vargas Llosa. Y no podía ser de otra forma. Angélica María Cepeda Jiménez, que es su nombre completo y verdadero, es una mujer de 33 años, alta, guapa, que desborda pasión a través de la pantalla. El pasado 6 de noviembre se estrenó en Los Ángeles ‘El Amor en los tiempos del cólera’, de Mike Newell, la última película en que actuó esta hermosa actriz. Aunque, su participación en la película es breve. Pero, de todas maneras, es un salto a Hollywood.

La actriz confiesa estar feliz de haber participado en esta producción norteamericana que tiene como protagonista a Javier Bardem, Giovanna Mezzogiorno y Benjamin Bratt. Se sintió cómoda, en casa. Y, cómo no, si la película se filmó en Cartagena de Indias, lugar de nacimiento de la actriz y, además, cuenta con dos temas de Shakira como telón de fondo.

Al escuchar hablar a Cepeda, queda claro que lo de la breve aparición a ella la tiene sin cuidado. Quedó satisfecha con su trabajo y con el elenco con el que compartió el set hace más de un año. De hecho, con entusiasmo recuerda que después de las horas de rodaje partía junto a Bardem, Bratt y gente del elenco a pasear por las calles donde jugaba en su niñez. "Con quien más afinidad tuve fue con Benjamin Bratt y Javier Bardem. Salíamos en grupo y hacíamos paseos a las Islas del Rosario, íbamos a fiestas y a comer a restaurantes de comida colombiana, que es tan sabrosa", dice.

La actriz cuenta que, para ella, ha sido un honor ser parte en estos últimos años de dos filmes basados en obras de la literatura latinoamericana. "Vargas Llosa y García Márquez son dos escritores que admiro mucho. Por eso mismo, me siento muy afortunada de haber participado en estas dos películas", explica Angie, quien actualmente vive en Los Ángeles junto a su pareja, con quien lleva año y medio de relación. Pero de eso no quiere hablar. Confirma que se trata de un actor inglés y que se siente enamorada. Nada más. Con el novio misterioso reside en una casa luminosa, amplia, desde donde se ve el mar y está rodeada de vegetación. En casa prepara con música de fondo sus personajes. Allí también le dio forma en su momento a la Viuda de Nazareth, rol que interpreta en ‘El Amor en los tiempos del cólera’ y que en la historia tiene directa relación con Florentino Ariza (Javier Bardem), el protagonista.

-Antes de filmar la película, ¿cuánto sabías de la Viuda de Nazareth?
Había leído el libro y me gustaba mucho el personaje, porque con la pérdida de su marido estaba totalmente reprimida, pero después de enfrentarse al miedo, a la histeria y sentirse desprotegida termina entregándose al amor. Y, por cierto, liberándose sexualmente. En el libro le agradece a Florentino Ariza su ayuda en ese sentido. Le dice: "gracias a ti soy una prostituta". Claro que una prostituta entre comillas porque ella no cobraba por tener sexo. La Viuda de Nazareth se sentía tan libre después de conocer a Florentino que en el libro se acuesta con los hombres que ella quiere, cuando quiere y sin ninguna culpa. Es como si hubiera vuelto a vivir y, por eso, me encantó el personaje; me parece que tiene muchos colores, que es muy rico en matices.

-¿Cómo te contactaron para participar en la película?
Unos seis meses antes de que se rodara la película tuve una reunión con el director en Madrid, quien ya había leído el libro dos veces. Yo todavía no había leído el guión, pero del libro me gustaba mucho La Viuda de Nazareth. Curiosamente, en esa reunión, el director Mike Newell me dijo que se había fijado en mí para hacer el papel de Hildebranda Sánchez, la prima de Fermina, la protagonista. Pero yo le contesté que me gustaba más éste. Y él quedó muy sorprendido por ello. Después de eso pasaron unos meses, fui a hacer el casting a Cartagena y vino el resto de la historia.

-¿Qué ocurre con este personaje en la película?
En la película es un personaje que aparece totalmente reducido y no figura como en el libro, pero a mí igual me pareció muy interesante de interpretar. De hecho, hay una escena que quitaron de la película y que es una conversación muy linda que tengo en el film con Florentino. Tuvimos que ensayar mucho con Javier Bardem, para tratar de encontrarle una vuelta que la hiciera verdadera. Se trata de una escena de amor, que tiene mucho drama, histeria, pero al mismo tiempo es muy cómica.

-¿Por qué la cortaron?
Porque la película es sumamente larga. De hecho, tiempo después de terminado el rodaje, recibí una llamada del director (Mike Newell), diciéndome que le había gustado mucho mi trabajo, pero que debía cortar esa escena porque la película estaba sobrepasada en tiempo, pero que me quedara tranquila, que iba a estar en el DVD. Es muy difícil adaptar un libro de García Márquez y por eso mismo, hay muchas cosas que obviamente el director debió dejar de lado.

-¿Qué hace enamorable al personaje de Florentino?
Javier Bardem es uno de los mejores actores que existen y creo que él hizo un trabajo muy interesante con su personaje. El hecho de envejecer en la película y demostrar que se muere de amor hasta el final por la protagonista, lo hace memorable.

-¿Existe ese tipo de hombre o sólo en la literatura?
¡Tienen que existir! El ser humano es muy complejo y uno no puede encasillar a nadie. Definitivamente, aún debe haber por ahí hombres que aún sean románticos y puros, por qué no.

-¿Qué recuerdos desenterraste en la filmación?
Cartagena es una de mis ciudades favoritas. Siempre regreso a ella, hay calles y lugares que me evocan momentos en que yo jugaba con mis amigos o salía con mi mamá (que falleció hace algunos años) a comer dulces a la Plaza Antigua. Además, me emocionaba ver que a la gente de la grabación y a los actores les encantaba tanto la ciudad. En un principio pensaban que iban a necesitar seguridad y después se dieron cuenta de que no, que la vida allí es tranquila, que hay gente muy amable y alegre. Y las mujeres son preciosas.

-¿Qué otro personaje que aparece en la literatura latinoamericana te gustaría interpretar?
Hay un libro de Pablo Coelho que se llama ‘Once Minutos’ y ahí hay un personaje que me encanta. Es el de una prostituta que se llama María. Y digo una prostituta porque a eso se dedica, pero muestra otro punto de vista.

-¿Por qué te llaman la atención esos personajes?
Son mucho más interesantes. Hay mucha vida interna en ellos, les pasan cosas, hay que saber leerlos muy bien porque a menudo lo que dicen no es lo que sienten. Es mucho más desafiante interpretarlos, te ofrecen una manera más interesante de crear.

-El año 2001 dijiste que para filmar las escenas de ‘Pantaleón y las Visitadoras’ tomabas whisky, ¿qué tomaste antes de salir a escena con Bardem?
A mí no me gusta el alcohol, pero un día, cuando con el protagonista de ‘Pantaleón y las Visitadoras’, Salvador del Solar, estábamos muy nerviosos frente a una escena, el director nos ofreció una copa pequeñita para los dos. La verdad es que cuando hice esa película estaba muy chiquita y no me sentía preparada. Ahora fue todo lo contrario. Me sentí muy cómoda y contenta haciendo las escenas.

-¿Qué ha cambiado desde esa época hasta ahora?
En la parte técnica hace tiempo que me vengo preparando, estudiando, y eso me da mucha seguridad. Sé cuáles son las herramientas con las que cuento para formar al personaje. Y yo me conozco mucho mejor internamente. La actuación, la experiencia y las clases que he tomado me han dado esa posibilidad. Eso es muy valioso porque me hace mirar la vida de otra manera.

-¿Cuáles son tus ambiciones?
Quiero tener la posibilidad de trabajar hasta el día que yo quiera y en distintos lugares. Siempre que pueda voy a regresar a trabajar a mi país, como ahora que fui a hacer cine, pero no me puedo quedar a vivir porque afuera hay más oportunidades. Este año, eso sí, fui a hacer un corto al que le está yendo increíble. De hecho, se hicieron cuatro cortos en cuatro países distintos simbolizando Latinoamérica, pero el colombiano es el más lindo

-¿Cuáles son tus proyectos?
Ahora me voy a ir a España a rodar una película. Pero como todavía no he firmado, no te puedo decir de qué se trata, es que estoy en negociaciones en este preciso instante.

-¿Cómo describirías hoy tu vida?
Estoy contenta. En pareja ya estoy hace un año y medio y me siento muy bien a su lado. La verdad es que hoy trato de disfrutar mi vida más que el trabajo, como lo hacía antes. Por muchos años me dediqué demasiado a mi carrera. Ahora estoy tratando de disfrutar más la vida en sí misma, tratando de encontrar el balance. En pareja ya estoy hace un año y medio y, sin entrar en detalles, puedo contar que es un actor inglés y me siento enamorada. Hoy trato de disfrutar mi vida más que el trabajo, como lo hacía antes.

Javier Delgiudice no para de trabajar

Javier Delgiudice
no para de trabajar

Aún concentrado en las grabaciones de la telenovela ‘Victoria’, de la cadena estadounidense Telemundo, grabada en los estudios de RTI-Colombia, el actor peruano Javier Delgiudice se dio tiempo para grabar un capítulo de la serie de unitarios ‘Sin retorno’, producción de Telecolombia para la cadena Fox. “El capítulo se llamó ‘Los ejecutivos’, y soy uno de ellos. Todos se envuelven en un negocio que termina con una sorpresa”, refirió desde la tierra de las esmeraldas y el café.

-¿Quiénes participan en ese capítulo?
Un argentino y un colombiano que no son muy conocidos. Al igual que en ‘Tiempo final’ y en ‘Sin retorno’ participan actores latinoamericanos.

-Hace semana y media grabaste el piloto de la novela ‘Lola calamidades’ con Christian Meier y Danna García, ¿qué ocurrió con ese proyecto?
Es un proyecto de RTI para Telemundo, pero eso no significa que se vaya a hacer o que se contará con todos los actores. No hay nada concreto. Grabamos la presentación en las afueras de Bogotá e hice de un abogado amigo de la protagonista, que personifica Danna García.

-Sabemos que le va muy bien a la novela ‘Victoria’ en Telemundo...
Somos primeros del rating. Nos va excelente. Es una producción con gente muy profesional y el equipo técnico y de producción es de primera.

-¿La temática de ‘Victoria’ no es muy feminista?
Es verdad, nos dejan a los hombres por los suelos (risas). Se impone la igualdad entre hombres y mujeres, y estoy de acuerdo con eso. Contribuye al éxito tener a mi lado a una mujer trabajadora.

Elkin Díaz: recibe insultos por su papel de maltratador

Elkin Díaz:
recibe insultos por su
papel de maltratador


El actor Elkin Díaz tiene 21 años de carrera. Durante un desfile del pasado Carnaval de Barranquilla, la gente le gritaba: "¡Cómo le vas a pegar a Valerie!, ¡Bájate, ven y me das a mí, hijo..., enfréntate con un hombre!".

Aun así, dice que su papel de Chucho, un hombre celoso que golpea a su esposa, interpretada por la ex reina Valerie Domínguez ha sido gratificante. "El de ellos es un amor desgastado. Está viciado. Y, aunque en los próximos capítulos se verá cómo Chucho trata de enamorarla, su único objetivo final es poseerla más no conquistarla. Y él sufre. Quizá por eso, al final la gente me hace la señal de 'bien', porque saben diferenciar entre el actor y el personaje", dice.

Para Díaz, Valerie es un diamante en bruto. Sus 21 años de experiencia le dan la autoridad para decir que tiene sensibilidad y disponibilidad. "Si realmente quiere ser actriz, tiene todo para serlo y en esta novela está muy bien rodeada. No puedo decir que ella solo aprende de mí, también yo aprendo de ella, pero acá tiene actores como Jorge Cao, Alejandra Borrero y Gloria Gómez. Hay muy buenos".

La historia de Elkin Díaz en la televisión comenzó tarde. Casi a los 24 años, después de terminar tardíamente el bachillerato, su filosofía era ser vago, hasta que se le apareció Juan Carlos Carvajal, un amigo que le propuso hacer arte. "¿Arte? ¿Qué es eso? Era como si me estuvieran hablando de astronomía. No tenía ni idea", cuenta.

Se inscribió al teatro Caretas y al año y medio viajó a Bogotá. Su mismo amigo Villamizar lo inscribió en la Escuela Nacional de Arte Dramático. Ahí su vida cambió. Ahora tiene en su haber más de 14 obras teatrales, 10 telenovelas y el mejor pago: "Aunque suene pretencioso, todos saben quién es Elkin Díaz", dice.

Aunque Elkin Díaz, el actor cucuteño que le da vida a Jesús, el esposo de Bárbara (Valerie Domínguez) cuenta que a pesar de que su personaje es un ser violento y abusivo con las mujeres, también hay personas en la calle que no deja de expresarle su admiración y cariño por el trabajo que está realizando en la novela. "Es muy divertido ir por la calle y que la gente diga lo bueno y lo malo de mi trabajo, esa es la mayor satisfacción que cualquier artista puede recibir. Por ejemplo, los hombres me dicen que soy el más envidiado del género masculino, pues tener como esposa a una mujer tan bella como Valerie Domínguez, no es ningún sacrificio o castigo, sino todo un placer. Contrario ocurre con las mujeres, pues uno se imagina que por lo violento de mi personaje, ellas se solidarizarían con ella y me reclamarían por golpearla y maltratarla, pero no, muchas me dicen no sea tan blando con ella, que me ponga los pantalones y que me imponga. Esto es algo que me deja sin palabras y me causa bastante extrañeza”, asegura el actor.

María Antonieta de las Nieves: “Nunca he vivido de acuerdo a mi edad”

Mª Antonieta de las Nieves:
“Nunca he vivido de acuerdo a mi edad”

A sus 50 años, presume de haber tenido una vida intensa que le ha hecho muy feliz. Después de haber dado vida durante más de tres décadas a 'La Chilindrina' en la serie humorística 'El Chavo del 8', la popular actriz mexicana María Antonieta de las Nieves nos ha sorprendido caracterizada como una adorable ancianita en 'Dame Chocolate'.

-¿Por qué aceptaste este trabajo?
Me gustó la historia y el elenco, pero lo pensé mucho antes de decidirme. Llevo 36 años interpretando a una niña de 8 y de pronto tenía que ser una señora de 70. Temía que después el público pensara que era mayor para continuar con 'La Chilindrina'.

-¿Resultó difícil la caracterización?
Sí, porque a mis 50 años apenas tengo arrugas. También tuve que teñirme el pelo; de hecho, se me estropeó bastante. La primera vez que mi marido me vio caracterizada dijo: "Serás una viejita hermosa". Pero yo le advertí que jamás me vería así.

-¿Eres dulce como tu personaje?
Según mi esposo, sí, pero yo creo que no tanto. Tengo un carácter fuerte y me impongo cuando hay que defender mis derechos y los de mi familia.

-¿Qué otros rasgos destacarías de tu personalidad?
Siempre he sido feliz, aunque no he vivido de acuerdo a mi edad. De niña, estaba rodeada de mayores; de joven, no iba a fiestas porque no tenía tiempo. Luego me casé y asumí grandes responsabilidades. Y ahora, que soy más madurita, voy con gorra y zapatillas.

-¿Te tomaste un descanso después de terminar la telenovela?
Eso quería, pero me propusieron incorporarme a una compañía circense para hacer una gira por Estados Unidos con mi personaje más conocido y sigo con ellos. Soy muy inquieta, aunque estoy agotada.

-¿Qué sientes al estar en contacto con un público menudo?
A pesar de llevar 28 años en el circo, los niños siguen dándome la vida. En vez de hacer travesuras en casa, las hago allí. Disfruto muchísimo y, de paso, mis hijos descansan de mí.

-¿Cuántos tienes?
Dos, Verónica y Gabriel. Y tres nietos, que incluso quieren acompañarme en las giras. Están orgullosísimos de su abuela. Por fortuna, he podido ser buena madre y, a la vez, desarrollarme profesionalmente.

-¿Alguno ha seguido tus pasos?
Mis hijos quisieron ser actores y estudiaron para ello, pero no deseaban morirse de hambre (risas), así que se dedicaron a otra cosa. De mis nietos, aún no sé decirte. También tengo dos sobrinas que cantan muy bien, pero no las veo en este mundo...

-¿Qué aprecias más de la vida?
La vida en sí y la salud, sin ella no tendríamos nada. Cada día le agradezco a Dios lo que me ha dado. He tenido sufrimientos y desilusiones y me ha costado mucho trabajo conseguir lo que tengo, pero lo he vivido intensamente. No cambiaría ni un minuto de mi existencia.

Arropada por su marido:
Lleva casada 36 años con Gabriel Fernández, que también es su productor y se deja caer con frecuencia por los platós. "Es lo mejor que me ha pasado en la vida, siempre me ha apoyado", confiesa la actriz.

Rosalinda Rodríguez: “Mi familia es mi gran apoyo”

Rosalinda Rodríguez:
“Mi familia es mi gran apoyo”

Divertida, entregada a los suyos y con un corazón enorme. Así es Hortensia Amado de ‘Dame Chocolate’ y también la actriz que le da vida. La mexicana lleva seis años casada y vive en Pembroke Pines (Miami) junto a su esposo y su hijo.

-Formáis una familia feliz y unida...
Es cierto, somos muy dichosos. Tanto mi esposo, Kenneth, como mi hijo Kevin, que tiene cinco años, me han ofrecido siempre su apoyo, en mi carrera profesional y en los momentos más duros de mi vida, como el fallecimiento de mi madre.

-¿Tu marido pertenece también al mundo artístico?
No. De hecho, al principio tuve miedo de que no aceptara verme besándome con otros hombres en las escenas, pero ahora nos reímos juntos. Él no es nada celoso.

-¿Y tú?
Sí, de una manera enfermiza.

-¿Qué te conquistó de él?
Es muy transparente. Es muy bonito saber que lo que ves es real.

-¿Te consideras una buena esposa?
Eso lo tendría que decir Kenneth. Él sabe que puede tener plena confianza en mí y que le guardo fidelidad al cien por cien.

-¿Cómo te definirías?
Como una mujer sensible y tranquila, a quien le gusta andar en vaqueros y sin maquillaje. En cuanto a mis aficiones, me encanta la decoración y la cocina y cuido mucho la alimentación de mi familia.

-¿Y qué tipo de madre eres?
Soy demasiado posesiva y sobreprotectora, no puedo evitarlo. Sé que mi hijo está aquí para hacer su propia vida, pero si fuera por mí le ahorraría todas las penas.

-Con tu papel de Hortensia te has ganado el cariño del público, ¿tenéis algún punto en común?
Sí, las dos somos muy alocadas. De hecho, para crearla saqué mi lado más excéntrico. Mis personajes siempre tienen algo de mi personalidad.

-Entonces, no te resultaría complicado meterte en su piel...
Bueno, hubo de todo. Ella era noble, entretenida y los diálogos estaban muy bien escritos, pero en ocasiones me costaba bastante interpretarla porque estaba pasando por un momento personal muy duro.

-¿Qué te ocurría?
Durante las grabaciones a mi madre le detectaron leucemia; murió cuando estábamos a punto de acabar. Estuve varios meses yendo y viniendo de Miami a México y me encontraba tan cansada que a veces no sabía si Hortensia me estaba salvando la vida o me la estaba quitando.

-¿Cómo se portaron tus compañeros ante esa tragedia?
La convivencia fue extraordinaria y me ayudaron cuando más triste y deprimida estaba. Los extraño mucho, sobre todo a Ricardo Chávez (Diosdado), María Antonieta de las Nieves (Dulce), Gustavo Franco (Mauricio) y Kristina Lilley (Grace). Además, entablé una relación muy especial con Esther Freire, la mamá de Carlos Ponce (Bruce).

-¿Cómo conociste a Esther?
Su hijo me contó que había padecido leucemia y me puso en contacto con ella para que me animara. A partir de ese instante, se convirtió en una gran amiga y me apoyó con sus oraciones. Cuando se produjo el triste desenlace, fue la primera a quien llamé. Me consoló y la adoro.

-¿Llegaste a plantearte abandonar las grabaciones?
Sí, lo pensé antes de que mi madre falleciera, pero fue precisamente ella quien me animó a seguir. “Ve y termina. Has luchado mucho por eso y ahora no puedes dejarlo”, me dijo. Le hice caso porque pensaba que iba a vivir más, pero no fue así...

-En esta situación tan dolorosa, este trabajo no te habrá dejado muy buen sabor de boca...
En absoluto. Muchas personas me han parado por la calle para darme las gracias por haberles hecho reír y eso me hace muy feliz.

-¿Qué estás haciendo ahora?
Cuando terminé ‘Dame Chocolate’ me marché a México dos meses y medio para estar con mis seres queridos, pero ya me he instalado de nuevo en Miami. Estoy esperando que me llamen para empezar a grabar la telenovela ‘Valeria’. Seré Hilda Pérez’, la madre de la protagonista y mi vida peligrará a lo largo de toda la historia. Mi intención es concentrarme en este nuevo trabajo para salir de mi crisis existencial.

-¿Ves alguna telenovela cuando tienes tiempo libre?
Sólo en las que aparezco yo.

Gustavo Franco: “Soy un hombre de mente muy abierta”

Gustavo Franco:
“Soy un hombre de mente muy abierta”

Es un actor serio, riguroso. Así lo ha de mostrado en ‘Gata Salvaje’, ‘Ángel Rebelde’, ‘Rebeca’ y ahora en ‘Dame Chocolate’. Pero a la vez Gustavo Franco es un hombre arriesgado. Estos días se libera de la ropa masculina en un escenario de Miami, donde nos habla de su experiencia en su última novela y del travesti que encarna en ‘Las noches de una diva’, obra con la que recorre Estados Unidos.

-¿Es la primera vez que tienes que vestirte de mujer?
No, lo hice hace años para un papel similar. En este caso se trata de una comedia musical que se desarrolla en el camerino de un club gay donde actúo, canto y bailo. Soy ‘La baronesa’, la que gobierna a las demás.

-¿Te costó desprenderte del ‘uniforme’ de Mauricio?
Al contrario, la corbata y el traje siempre me han incomodado. Soy un hombre informal de pantalones vaqueros, zapatillas y camisetas. Claro que, de ahí a ponerme tacones y maquillaje. Eso sí ha sido difícil. Ahora entiendo a las mujeres que se quejan de los tacones. Es muy incómodo andar con ellos y adoptar posturas femeninas.

-¿Has convivido con homosexuales para conocerlos mejor?
Sí. Además, tengo grandes amigos gays, a quienes respeto y admiro. Soy un hombre de mente muy abierta. No podemos juzgar por la opción sexual, no tengo esa clase de prejuicios. Me interesan el corazón y la cabeza.

-Volvamos a ‘Dame Chocolate’. ¿Fue complicado tener como rival a Carlos Ponce, el protagonista?
No, al contrario. Es una de las personas más maravillosas que he conocido, sobre todo, por su humildad. Hicimos muy buenas migas.

-¿Te faltó audacia para encandilar a Rosita (Génesis Rodríguez)?
No me faltó nada, porque la conquisté de forma fraternal.

-¿En la vida real, ya has ‘triunfado’?
He estado casado tres veces y no me importaría reincidir porque me gusta vivir en pareja. Ahora, estoy solo pero abierto al amor.

-¿A qué crees que se debieron esas rupturas sentimentales?
Fueron momentos distintos y difíciles. Mi primer matrimonio duró 14 años. El segundo, tres; decidimos casarnos apresuradamente y al final nos dimos cuenta de que no congeniábamos, pero aún conservamos una bonita amistad porque tenemos una hija divina. El tercero duró sólo unos meses, pero llevábamos dos años de novios.

-¿Los consideras fracasos?
No. El amor es muy bonito e igual que uno muere, otro florece. Siento compasión por la gente que se frustra y no vuelve a querer. Creo que el matrimonio debería ser para toda la vida y me hubiera gustado tener una sola relación, pero no ha podido ser.

-Háblanos de tu hija...
En realidad, tengo dos. Isabella tiene tres años y medio y es la luz de mis ojos. Nicolás tiene veinte y es mi hijo adoptivo. Cuando conocí a su madre no había cumplido los dos y lo crié. Ahora está estudiando en Francia.

-¿Cuál es tu tipo de mujer?
Me gustan guapas, altas, delgadas y, sobre todo, con el pelo largo.

-¿Qué hay que hacer para conquistar a Gustavo Franco?
Pueden conseguirlo con una sonrisa, con detalles y con mucha pasión, porque soy un muy ardiente.

-¿Y cómo seduces tú?
Trato de ser yo mismo y siempre soy sincero. Además, me encanta mimarlas y quererlas. Alguien dijo una vez que no hay que entender a las mujeres, sino amarlas y estoy totalmente de acuerdo.

-¿Qué aficiones tienes?
Me gusta mucho el deporte, suelo ir al gimnasio y juego al tenis. Luego está la música. Ya he grabado cuatro discos y tengo mi propia banda, que se llama Gustavo Franco y su Grupo y con la que toco en fiestas privadas. Como buen colombiano, también adoro el baile y soy muy bueno.

“Kristina es una gran amiga”:
Gustavo confiesa que lo suyo con Kristina Lilley (Grace, en ‘Dame Chocolate’) fue amistad a primera vista. “Nunca habíamos coincidido en un plató y en la primera escena que tuvimos juntos nos caímos muy bien, es una gran amiga”.

Mark Tacher: todo un chef

Mark Tacher:
todo un chef
El inolvidable mariachi esta vez se robó todas la miradas en Cartagena cuando dando muestras de su gran pasión por la cocina elaboró un plato muy mexicano y que fue protagonista durante el marco del Festival Internacional de Cine y Televisión de Cartagena.

Así es, Mark Tacher se puso el atuendo de Chef y preparó un delicioso plato que compartió con los alumnos de una escuela gastronómica en La Heroica. A medida que mezclaba ingredientes y utilizaba cada uno de los utensilios principales para lograr una receta única con su toque especial, iba compartiendo con los espectadores y periodistas quienes otra vez vieron a Mark en acción pero esta vez en la cocina.

A propósito de comida, el actor mexicano más adorado por los colombianos ha adelgazado más de cinco kilos a fuerza del personaje que actualmente interpreta.

Jorge Enrique Abello tiene una pequeña alergia

Jorge Enrique Abello
tiene una pequeña alergia

Después de mucho maquillaje, pestañas postizas, sombras, pinceles y de más, Eva, el personaje del Canal RCN, parece que está poniendo en apuros a Jorge Enrique Abello.

El protagonista de ‘En los tacones de Eva’ por estos días tuvo un pequeño problema en sus ojos, pues la exigencia de interpretar a una mujer va más allá de los tacones y eso ahora está más claro, se le presento una alergia que lo obligó a reposar tres días.

La producción de la novela tuvo que hacer algunos cambios en los planes de grabación para no atrasarse y por supuesto esperar a que el actor esté en perfectas condiciones para volver a montarse en los tacones.

Elizabeth Álvarez niega romance

Elizabeth Álvarez
niega romance

La actriz Elizabeth Álvarez negó que tenga un romance con su compañero de la telenovela 'Fuego en la sangre', Jorge Salinas, tras las declaraciones de la aún esposa del histrión, respecto a que tienen una relación más allá de la amistad desde tiempo atrás. "Evidentemente es falso, no tengo nada más que decir, no tengo nada más que opinar, y bueno ya hablaré del tema, seguramente lo platicaré con Jorge", expresó la guapa actriz, quien hace poco terminó con el actor Carlos de la Mota.

A pesar de los rumores no se siente mal: "No me lastima porque no es verdad, pero no pasa nada, son cosas que pasan, desconozco porque salgan, pero yo me dedico a mi trabajo", apuntó Álvarez.

Aseguró que Jorge Salinas solamente es un buen amigo y dijo que jamás la ha cortejado. "Fíjate que no, Jorge es un buen compañero de trabajo, es un amigo mío", anotó.

Además expresó lo siguiente: "Así como de qué onda mi reina cómo estás, o sea no, para nada, siempre se ha portado muy caballeroso y nada, qué te digo, me tira la onda no, definitivamente no".

La actriz negó que haya pasado el Año Nuevo con el actor en Ciudad Juárez, al respecto comentó: "No, no pasó Año Nuevo en mi casa y sí me encontré a Jorge en el aeropuerto de Ciudad Juárez, yo venía de regreso de mi casa, y me comentó que había trabajado en Camargo", expresó. Además puntualizó: "Estoy tranquila, estoy en paz".

Sebastián Rulli se declaró enamorado

Sebastián Rulli
se declaró enamorado

Este año ha sido definitivo para Sebastián Rulli, ya que además de iniciarlo casándose con su novia, la conductora Cecilia Galliano, él grabó la gran telenovela ‘Pasión’, uno de los proyectos más importantes de su carrera artística; además, próximamente hará una obra de teatro. Tranquilo, con una hermosa sonrisa, amable y caballeroso, el actor argentino platicó con nosotros sobre cómo le ha ido en la vida de casado y de lo orgulloso que está de la familia que ha formado al lado de Ceci y su hija, Valentina. Además, nos dijo que pronto se tomará unas vacaciones, para ir a su país natal y disfrutar un viaje en moto, otra de sus grandes pasiones.

-¿Desde niño quisiste ser actor?
No sabía lo que quería ser. Mira, en Argentina mi abuelo tenía una fábrica de gatos para autos, entonces yo deseaba ser ingeniero industrial. En esa época veía televisión, pero nunca fui de decir: 'mamá, llévame a tal programa'. Después empecé a estudiar, pero no me gustó lo que elegí y cambié de idea, quise ser administrador de empresas, ya que mi papá es contador. Luego entré a la universidad, estuve año y medio, pero cuando surgió la posibilidad de irme a Europa a modelar, lo hice; dejé la escuela y de ahí mi vida cambió para siempre.

-¿Cuándo descubriste que podías vivir de tu imagen?
Cuando estuve en la preparatoria hice algunas obras de teatro y me gustó, aunque todo inició como un pasatiempo que me ayudaba para relajarme y conocerme más. De hecho, en mi familia no hay nadie que se dedique al medio artístico. Y siendo sinceros, me fui preparando inconscientemente, porque esto me gustaba. Cuando regresé a mi país, luego de estar modelando, hice algunos castings para la televisión y me quedé con un papel protagónico juvenil.

-¿Antes de llegar a México ya eras conocido en tu país?, porque muchos pensaron que llegaste aquí como modelo...
Estuve dos años trabajando allá, participé en cinco novelas, además seguía estudiando. Con el tiempo me entró el gusanito de viajar nuevamente, así que regresé a Europa, donde hice de todo, hasta relaciones públicas en un antro; estuve en Ibiza (España) y Milán (Italia).

-¿La actuación te ubicó como persona?
Me hizo estar consciente de lo que quería y me gustaba, de quién era, porque no solamente se trata de ser famoso. Ser actor me ayudó para no tener que ir con un psicólogo, llevar terapia y hablar sobre mí. Los ejercicios de teatro hicieron que me sorprendiera a mí mismo, me ayudaron a relajarme y sacar cosas internas.

-¿En ese entonces ya conocías a tu ahora esposa, Cecilia Galliano?
No, nos presentaron aquí. Ella también es argentina, pero nació en Córdoba, y yo en Buenos Aires. Nos conocimos trabajando como compañeros, y salimos cuatro años y medio antes de casarnos. En ese tiempo hubo truenes, reconciliaciones y un periodo donde vivimos juntos.

-A dos meses de casado, ¿cómo ha cambiado tu vida?
Sinceramente, los dos estamos felices, pero en lo personal estoy convencido de que Ceci es el amor y la mujer de mi vida (dice con emoción), independientemente de que haya un papel de por medio. Mira, hemos vivido situaciones que nos han demostrado a ambos el interior de cada uno, y nos amamos incondicionalmente (le brillan los ojos al decir esto). Por ahora me siento tranquilo, y mi vida no ha cambiado.

-¿Y en la intimidad?
Estamos igual que antes, nos damos nuestro espacio, aprovechamos los momentos que tenemos para estar juntos. Uno promueve la magia y no creo que se acabe con el tiempo, sino depende de la energía que le pongas. Aunque ahora estamos en la misma casa, eso ya lo habíamos hecho antes. Por lo tanto, en ese sentido ya nos conocemos (en ese momento interrumpe la entrevista, ya que Cecilia le habla a su celular para comer juntos). Cambió en cuanto a que he dado el paso para demostrar que realmente quiero estar con esa persona, digo, es un papel, pero para nuestra cultura es importante el hecho de decir: 'estamos casados.

-¿Hay un compromiso hasta que la muerte los separe?
Claro, venimos de dos familias con papás que se han casado una sola vez y tienen muchos años de matrimonio, al igual que mis abuelos, así que tenemos una cultura semejante. Aparte, creemos en lo mismo, estamos conscientes de que van a haber altas y bajas, pero la idea es acompañarnos y vivir de aquí en adelante como pareja.

-¿Ya tuvieron su primer pleito desde la boda?
No, porque cada uno es respetuoso de las decisiones y el trabajo del otro. Hay mucha comunicación entre nosotros, por las noches siempre platicamos de cómo nos fue en el día, es el modo en que hacemos las cosas. Tampoco es todo perfecto, porque a veces no estamos de acuerdo, pero son tonterías de si ir a tal o cuál lugar. La vida es corta y hay que buscar lo que a uno le da placer, tratar de ser feliz hoy, y tampoco ir buscando el problema.

-¿En los asuntos de la casa, quién es más ordenado?
Yo soy más disciplinado, ella es mucho más relajada en ese sentido, pero no tenemos problemas con eso.

-¿Le cocinas o te gusta llevarle el desayuno a la cama?
Ahorita no hay tiempo para eso, porque Cecilia está trabajando muchísimo, se levanta a las 5:30 de la mañana y no desayuna, porque debe estar en el estudio a las 7, lo cual es un gran sacrificio para ella, pues le encanta dormir. Y en cuanto a mí, la rutina en este momento es despertarme e irme como a las 8 al gimnasio, donde estoy una hora, y después atender mis pendientes; eso lo hago de lunes a viernes. La cocina sí me agrada, pero tampoco hay chance porque entre semana cuido mucho mi alimentación; en cambio, Cecilia no hace dietas, no es nada estricta en cuanto a la comida, pero tiene una genética increíble, porque tampoco le gusta hacer ejercicio, come lo que se le antoja cuando quiere y está hermosa.

-¿Qué momentos del día tratan de compartir?
En la noche y al medio día, depende de los compromisos de ella. Nos damos nuestras escapadas para disfrutarnos, pero estamos tranquilos, aunque ahora me toca apoyarla porque le está yendo súper bien. Por eso está menos tiempo en nuestro hogar, pero los fines de semana nos vamos a Valle de Bravo (Estado de México), ya que nos encanta la naturaleza y hacer actividades para despejarnos de la ciudad. Otra veces nos quedamos en casa viendo películas; te digo que depende del estado de ánimo.

-¿Y qué diferencia hay ahora con la relación de antes?
Cuando eres novio tratas de ser espléndido en todo y hacerle creer a la otra parte que todo es bonito, pero eso no es posible. La convivencia es la verdad, ya que todos los seres humanos tenemos nuestros errores, pros y contras, entonces eso sale en la vida diaria. Puedes estar en el personaje de 'novio' o 'galán' todo el tiempo, pero ahí no sabes si realmente quieres estar con alguien o no, si haces click o hay química. Lo importante no son los hábitos de limpieza o las costumbres de cada quien, sino la cuestión del carácter, porque te puedes lavar el cabello diario o verte muy bien sin maquillaje, pero eso no es lo trascendental, sino la forma de ser. Hay días en que te levantas de malas y son momentos para darle espacio al otro o compartirlo. No todo es perfecto.

-¿Les gusta salir a divertirse?
No somos de irnos a antros, preferimos el cine o una cena y por lo general nos dormimos a las 11 de la noche, por el ritmo intenso de trabajo que llevamos actualmente.

-¿Todavía no han tenido su luna de miel?
Es que Ceci está súper ocupada. Yo tenía pensado irme con unos amigos a esquiar, pero no se pudo. Aún no planeo mis vacaciones porque apenas hace unas semanas terminé de grabar, me quedaron mil pendientes y hay cosas por hacer. He tratado de equilibrar eso, y si Dios quiere, para Semana Santa, podremos irnos unos días.

-¿Quién lleva los pantalones en la casa?
Mi mujer es más apasionada y con carácter fuerte, pero para decidir algo, lo platicamos entre los dos.

-Noté que ya usas anillo de casado...
En realidad no, traigo uno que nos compramos ella y yo en un viaje, es algo especial, pero no es una argolla matrimonial de las tradicionales. Eso será cuando nos casemos por la Iglesia.

-¿Tú te encargas de llevar a Valentina (hija de Cecilia) a la escuela?
Tiene un transporte que la recoge en la casa y la trae de regreso, y cuando hay reuniones escolares, como hoy, la acompaño como cualquier padre de familia. En las tardes tiene actividades deportivas y a veces también estoy ahí, pero a las juntas escolares vamos los dos, cuando se puede.

-¿Cómo te llevas con la niña?
Valentina fue el nexo que nos mantuvo unidos y conectados cuando no teníamos comunicación. Ella es independiente a nuestra relación, porque cuando rompí con Cecilia, la niña y yo nos mantuvimos como dos personas que se quieren y deseaban verse. Entiendo que ahora está feliz, consciente de su familia y al pendiente de mí; es una niña adorable.

-¿Te dice papá?
Sí (responde tiernamente y con orgullo), eso es algo maravilloso, porque no lo dice por obligación. Creo que es algo que no tiene precio, ya que el amor de un niño no se puede comprar. De verdad, no hay nada que la obligue, y tampoco es por conveniencia.

-Además los niños siempre hablan con la verdad, ¿no?
Te cuento que en una ocasión mi esposa me dijo: 'con los niños, si quieres recibir amor, tienes que darlo', y eso me quedó claro. Los pequeños son como esponjas, entonces, tener el amor de Vale es un premio después de haber pasado por tantas cosas.

-¿Quieren volver a ser papás pronto?
Eso será cuando Dios lo mande, porque no es sencillo llamar a la cigüeña (ríe), hay que coordinar esfuerzos y vendrá cuando Él quiera que aparezca el bebé. No estamos planeándolo pero tampoco esquivándolo, nos sentimos relajados.

-¿Ya no se están cuidando?
Estamos enamorados, practicando y haciendo la tarea diario. Me gustaría tener un Sebastián, ya que es el sueño de mi vida y un objetivo a cumplir. Creo que lo más importante que le puede pasar a alguien es dejar algo en este mundo, transmitir esa experiencia a un hijo y verlo crecer. Hoy por hoy, puedo decirte que me siento maduro, seguro del amor que nos une y de todo lo que hemos hecho. Considero que el matrimonio es importante, y un hijo sería el paso a seguir.

-¿Para cuándo será la boda religiosa?
Sí nos gustaría y lo deseamos, aunque no sabemos cuándo, si este año o el que viene. Eso se programa con más tiempo, teniendo en cuenta nuestra disponibilidad, así que no hay apuro. Aparte, mi mujer está agotada, no tiene tiempo ni necesidad de ello.

-Por último, ¿de dónde viene tu pasión por las motocicletas?
Me la contagió Cecilia, porque ella tenía una. En total hemos comprado cuatro, nos gustan las Harley Davidson y ella es súper buena manejándolas. Es una emoción que compartimos, incluso mi primera moto la compré por Ceci, renté una en Cancún, cuando estaba grabando ‘Rubí’, y me hice fanático. Es algo que me da placer, paz, no te sientes atrapado, vas a tu ritmo, aunque debes estar concentrado; es vivir la vida.

. . : ENTREVISTAS : . .

Rafael Novoa

Rafael Novoa:
“Quiero casarme y tener hijos”


El actor bogotano de 35 años, es un seductor profesional, sabe que es bello y carismático y que las mujeres cuando lo ven se mueren por él. Y lo sabe y lo aprovecha.

Derrite con su mirada penetrante. Él es un hombre complejo, intenso y apasionado y, aunque no revela mucho de su esencia cuando habla, sino que sus actitudes lo delatan.

Rafael acaba de oficializar su rompimiento con su novia, la modelo colombiana Lorena Pulecio, ellos no habían terminado de inaugura su restaurante en Bogotá, cuando decidieron terminar su romance. Se pensaba que estaban en luna de miel, porque hace poco inauguraron su restaurante y realizaron un banquete para los medios para promocionarlo, pero decidieron quedarse como socios y amigos.

Después de vivir tres años en Venezuela, donde protagonizó las telenovelas ‘Se solicita príncipe azul’ y ‘Cosita rica’, se radicó en Nueva York, donde tomó clases de inglés y clases para bailar rap. En la actualidad, Rafael Novoa protagoniza Eduardo Montenegro, el personaje protagónico de una de las producciones que lideran el prime time de la televisión colombiana: ‘Pura Sangre’.

-¿Eres consciente lo que les inspiras a las mujeres?
Sí y no me molesta. Antes de que saliese al aire ‘Pura Sangre’, muchas mujeres me preguntaban por la calle cuándo me iban a ver en la televisión. Ahora es la locura. Hace unos días en Barranquilla, llegué a una discoteca y el ambiente se alborotó de una forma impresionante. La verdad es que en estos momentos de mi vida no me molesta el acoso de las mujeres. El día que eso pase, me asustaré.

-¿Está en sus planes casarse y tener hijos?
Sí, lo he pensado mucho. Quiero casarme y tener dos o tres hijos.

-¿Y cómo debe de ser la madre de sus hijos?
Es una búsqueda complicada. Lo más importante es que tenga valores y principios que considero fundamentales, como el matrimonio, la vida en pareja, el respeto mutuo, ...

-¿Eso significa que cuando se case será absolutamente fiel?
Sí. Si soy realmente feliz con ella, seré fiel.

-¿Le gusta que una mujer sea quien lo conquiste?
Me encanta que la mujer tome la iniciativa, eso me parece clave. Lo que no me gusta es la intensidad.

-¿Qué lo enfría de una mujer?
Que no tenga nada adentro, que sea sólo una fachada, porque eso se pierde con el tiempo.

-¿Cómo le gusta que lo seduzcan?
Soy un hombre de tacto. Me gusta que me toquen, que me consientan y, claro, me gusta tocar y consentir. También soy un hombre olfativo, el olor de una mujer me parece clave, demasiado clave.

-¿No es de aquellos hombres que se enamoran por el estómago?
Me podría enamorar de una mujer que me cocine cosas ricas, pero sólo si lo hace de corazón, si esa es su esencia. No funcionaría si cocina sólo como una estrategia de conquista.

-Estuvo a punto de casarse con la presentadora Tatiana Ariza, ¿qué ocurrió?
Nos arrepentimos. Y mejor porque no hubiera funcionado. Sólo llevábamos siete meses juntos, cuando tomamos la decisión de casarnos. Así que fue un acto bastante impulsivo, causado tal vez por el hecho de que nos habíamos conocido cuando éramos niños, crecimos juntos y siempre fue mi amor platónico.

-¿Y qué pasó con su novia venezolana Jessica Grau?
Estuvimos muy bien, fue una excelente relación, pero no sé que ocurrió. Hay personas que sienten que cuando todo está demasiado tranquilo, es porque algo no funciona.

-Sabemos que cuando estuviste viviendo en Nueva York tomaste clases de rap, ¿aprendiste?
Claro que sí, soy muy juiciosos y disciplinado cuando me meto en algo. Eso no quiere decir que sea el más experto bailando rap, pues es bastante complicado. Pero, sí soy muy coordinado.

-Después de tantos años fuera de Colombia, ¿por qué decidió regresar?
Me hacía mucha falta Colombia y tenía inmensas ganas de trabajar acá. Cuando se presentó la oportunidad de ‘Pura Sangre’, dije que sí enseguida. Su director, Herney Luna, me parece un genio, así que estuve feliz de trabajar con él. Además, me encantó mi papel en la telenovela, pues fue una especie de protagónico-antagónico. Eduardo Montenegro no es un personaje plano ni aburrido. Se sale totalmente del esquema. Estoy feliz con este personaje porque he logrado sacarles lágrimas a los televidentes en algunas escenas. Es impresionante. La gente lo entiende y comprende por qué hace lo que hace. Eduardo ha logrado conmover al público y éste lo apoya en su venganza.

-¿Esperaba el éxito que está teniendo ‘Pura Sangre’?
Para mí, el éxito no tiene que ver con el rating. Lo más gratificante es ser parte de una excelente producción, con buena historia, magníficos actores y un director tan impresionante como Herney. Claro que desde un principio supe que ‘Pura Sangre’ iba a tener una buena acogida, pues el presidente del Canal RCN, Gabriel Reyes, cuando vio el primer capítulo, quedó tan enganchado que pidió desesperadamente el segundo. Lo mismo le pasó al señor Carlos Ardilla, el dueño del Canal RCN.

Marcela Mar

Marcela Mar:
“Protagonizar ‘Pura Sangre’ ha sido
un sueño hecho realidad”


Tras el éxito de la telenovela del Canal RCN, ‘Pura sangre’, en la que Marcela Mar interpreta a Florencia Lagos, la protagonista de esta historia colombiana, melodrama que llegará a su fin próximamente en Colombia.

El cambio de nombre le trajo a la antes Marcela Gardeazábal una nueva energía. Cuenta que lo cambió porque fuera del país, su apellido era impronunciable para muchas personas y no generaba recordación. ‘Satanás’ fue el primer trabajo en el cual su nuevo nombre salió en los créditos.

Marcela Mar regresó a la pantalla de los televisores colombianos más radiante que nunca. Sus ojos parecen que hablaran por ella y brillan más que antes, su madurez profesional se siente en su primer protagónico. En la actualidad, ella se siente enamorada, feliz y con alegría de ver recompensado su trabajo de muchos años.

-¿Cómo se siente de protagonizar una telenovela de éxito?
Me siento la más agradecida con la vida, el año pasado y éste han sido increíbles para mí. Es el fruto de mucha constancia y disciplina, de estar 20 años actuando. Dios me está dando más de lo que hubiera podido pedir. Es un sueño hecho realidad. Siempre había querido protagonizar porque es lo más alto que una actriz nacional puede obtener en televisión, pero no había llegado el protagónico que era. ‘Pura Sangre’ llegó a mi vida en el momento ideal, porque ya tenía la experiencia necesaria para asumir esta responsabilidad.

-¿Por qué se alejó de la televisión, después de ‘Todos quieren con Marilyn’?
Después de hacer una novela quedo exhausta, los horarios son demasiado fuertes y también me parece que hay que dejar descansar al público. Luego de ‘Todos quieren con Marilyn’ me fui de gira internacional con dos obras de teatro: ‘Carta de una desconocida’, con la cual estuvimos en España, y ‘Dos hermanas’, con la que estuvimos en Panamá y Guatemala. También me mudé a Estados Unidos y volví a Colombia cuando me escogieron para ser parte del elenco de la película ‘Satanás’.

-Estuvo viviendo en Miami, ¿cómo le fue, se quedaría allí a vivir, como otros actores colombianos?
En Miami vive mi mamá y mi hijo nació allá, tengo hermosos recuerdos de esa ciudad, mientras viví allí, saque mi visa de trabajo, hice algunos contactos. Ahora pienso radicarme en Los Ángeles.

-En varias entrevistas, has dicho que te cambiaste el nombre de Marcela Gardeazábal a Marcela Mar porque es más sonoro y fácil de pronunciar, ¿cómo se siente con el nuevo nombre, ya te acostumbraste?
Me siento muy bien, es como reinventarse, es una nueva identidad. Me parece ante todo, muy divertido. El nuevo nombre me ha traído nuevos frutos, genera más recordación y ha sido exitoso. En la pasada entrega del festival internacional de cine de San Sebastián, me gané una mención de honor por mi actuación en ‘Satanás’ y, ahora, mi crédito aparecerá al lado de grandes figuras del cine en la película ‘El amor en los tiempos de cólera’.

-Ese cambio fue tan fuerte en todos los aspectos. Luce una figura espléndida que nunca habíamos visto, ¿cómo se ha cuidado para lograr tener ese cuerpazo?
Con muchísima dedicación. Me fascina hacer ejercicio, practico pilates en movimiento y bandas elásticas en sep ahead, además, juego basketball en el parque, hago yoga y soy vegetariana hace tres años.

-¿Es consciente que la belleza es fundamental para su carrera, ha sido esclava de su físico?
La belleza ha sido fundamental para mi. Cuidar de mi físico es algo que disfruto, no lo siento un sacrificio y hace parte de mi estilo de vida.

-¿Qué es lo mejor y lo más difícil de ser actriz?
Lo mejor es que se puede ver varias perspectivas, cada nuevo personaje es una aventura y un reto por descubrir, además de los viajes, lo que he conocido del mundo ha sido a través de mi trabajo como actriz. Lo más difícil es aprender a manejar la incertidumbre que trae este oficio, nunca se sabe qué sigue realmente, hay que estar presente en el presente y no apresurarse.

-Ya que están de moda los artistas integrantes y usted inició su carrera presentando ‘Panorama’, para después convertirse en actriz, ¿ha pensado en cantar?
Mi padre es músico y crecí en medio de rockeros, aunque podría eventualmente cantar para interpretar a algún personaje, pero no está en mis planes por ahora.

-¿Existen los amigos en este medio tan competitivo?
Sí, existen, pero son muy pocos. Es un medio que maneja muchos egos y muchos celos.

-¿Se considera tierna como Florencia (en ‘Pura Sangre) o ardiente como Briggitte (de ‘Todos quieren con Marilyn’)?
Yo tengo un poco de cada uno de mis personajes. En un momento mágico de mi vida, soy en verdad muy afortunada.

-Vives un gran momento profesional, pero cómo te va en tu vida personal, ¿estás enamorada?
Sí, estoy enamorada, tengo una relación estable de un año y me siento plena.

-Háblanos de tu ultima película ‘El amor en los tiempos de cólera’...
Actuar en otro idioma fue lo más difícil, es ser convincente en una lengua ajena, otra respiración, otra dicción, en fin, fue un gran reto, aunque quiero seguir profundizando y estar cada vez más segura actuando en otra lengua. Cada trabajo trae unas consecuencias y espero que éste me abra puertas en el cine en general.

-¿Cómo fue trabajar con Javier Bardem?
Javier fue un gran compañero, abierto a recibir propuestas, arriesgado, único, un monstruo de actor, vulnerable en su actuación como el más sencillo de los mortales.

-¿Cuál de los actores besa mejor, con los que le ha tocado hacer una escena romántica?
Rafael Novoa besa muy bien.

-¿Si le concedieran un deseo, cuál pediría?
Larga vida en compañía de los seres que amo.

-¿A qué actor le gustaría encontrarse en la calle y pedirle un autógrafo?
No le pediría un autógrafo a ningún actor, me da pena. Aunque, tal vez a Mick Jagger de los Rolling Stones.

. . : RESÚMENES : . .

Victoria

Tatiana se casa con Enrique

Fernanda es maltratada por su esposo
Robert llega muy violento y comienza a golpear a su esposa Fernanda porque piensa que ella le fue infiel con Enrique, al verla junto a él en la calle, cuando ella le pidió dinero para que puedan sobrevivir, además, él la obliga a irse con él, pero Victoria la pide a su hermana Fernanda que debe de denunciarle y, como ella no quiere, Victoria se lleva a su hermana a su casa para que él no vuelva a golpearle. Por otro lado, Enrique telefonea a su hija Paula para pedirla que vaya a su matrimonio con Tatiana, aunque ella no sabe que hacer. Aunque Santiago y Mariana no quieren ir a la boda entre su papá y Tatiana. Más tarde, el doctor le informa a Enrique que padece de la andropausia (la menopausia masculina), por lo que él no podrá mantener relaciones sexuales en algunos momentos, por eso, le pide al médico que le recete la viagra para poder ejercer de un buen esposo con Tatiana. Mientras que, Jerónimo le confiesa a Camila que no puede vivir lejos de Victoria, y ella le aconseja que debe de esperar a que ella tome una decisión, además, ella bromea cuando le dice que la única manera de ser felices es matando a Enrique. Y Camila le confiesa a Jerónimo que está ilusionada con Francisco, (un arquitecto, de 30 años e inteligente). Aunque Jerónimo la pide a Victoria que quiere luchar con ella para ayudarla a que saque adelante a su familia; Victoria le dice que por ahora no puede y quiere estar sola. Finalmente, Robert intenta llevarse a su esposa Fernanda a la fuerza; pero Victoria, Camila, Santiago y Paula no se lo permiten, aunque él promete que regresará a por Fernanda.

Victoria tiene que acatar las órdenes de Enrique
después de hablar con su consejera y vecina, Doña Dorotea; Jerónimo la descubre muerta en la casa de ésta, y él está muy entristecido porque ella era como una madre y una amiga para él. Y Jerónimo, acompañado de su amigo informático (Henry), son los únicos en acudir al velatorio de Doña Tea. Después de que Santiago consigue un poco de dinero para dárselo a su mamá; Santiago le aconseja a su madre que no debería de haber roto su relación con Jerónimo. Al día siguiente, Victoria se reúne con Enrique en una cafetería y le pide que la dé el dinero que la corresponde, porque ella ya dejo a Jerónimo, aunque ella le siga amando. Además, Victoria le dice a Enrique que, aunque no pueda ver más a Jerónimo, ella siempre le recordará porque es lo mejor que le ha pasado en la vida, después de sus hijos. Además, Enrique comienza a darla órdenes para sus hijos y ella, como anteriormente, tiene que aceptar todo lo que él la dice, aunque ella no soporta tener que hacerle caso al insoportable de su ex marido.

Fernanda denuncia a su marido Robert
Victoria le da todo su apoyo a su hijo Santiago con su relación con Estrella y, por eso, ellos planean una cena para que el padre de la joven conozca a su familia. Después de que Carlota la dijese que escuchó muy triste en la radio porque se murió Doña Dorotea; Victoria decide ir a brindarle su apoyo a Jerónimo al entierro y, aunque le deja muy claro que no puede haber nada entre ellos, Jerónimo la dice a Victoria que la va a esperar toda su vida. Cuando Robert vuelve a llamar a la casa de Victoria y amenaza a Fernanda con tomar represalias en contra de ella; Fernanda le dice al violento de su esposo que le denunciará a la policía. Finalmente, Fernanda, acompañada de Victoria, Camila y Helena, van a denunciar a Robert por haberla pegado.

Enrique y Tatiana se casan
Robert convence a su suegra Memé para que le ayude a regresar con Fernanda, asegurándola que él ama a Fernanda, pero la pegó porque ella la abandonó, y ésta quiere ayudarle a reconciliarse con Fernanda. Aunque Gerardo y Paula no querían acudir a la boda entre Enrique y Tatiana; finalmente ellos van a acompañar a Enrique. Al igual que Valeria, que acude para firmar como testigo. Porque así se lo pide Tatiana. Y finalmente Enrique y Tatiana se casan por el juzgado y, poco después, ellos se van de viaje a Hawai de luna de miel. Mientras tanto; Victoria, Camila, Helena y Fernanda van juntas a una sauna y después al club para que Fernanda se anime, aunque ella ahora no sabe como explicarles a sus hijos que se separó de Robert porque él la golpeó, además, cree que su hijo se pondría del lado de su esposo porque es muy parecido a él, aunque está casi segura de que su hija la apoyaría en todo. Más tarde, Victoria prepara todo para la cena donde conocerá a la familia de Estrella, la novia de su hijo, mientras que Santiago está muy nervioso por lo que puede suceder y, en ese momento, aparece la insoportable Memé, que se escandaliza de que su nieto esté enredado con una muchacha pobre. Abatido por la tristeza, Jerónimo llama por teléfono a Valeria para que le haga compañía. Por la noche, Camila va a cenar con Francisco a un restaurante, con el que tiene esperanzas de tener un romance, pero (para sorpresa de ésta) él la presenta a su novia Lina, además, Francisco le presenta a su padre, y ella está sorprendida porque es un hombre mayor y a ella la gusta los jóvenes.

Del 10 al 13 de marzo de 2008

La Traición

Esther es secuestrada
Hugo sigue desconfiando de Soledad
Gladis visita a su hijo Arturo a la cárcel para reclamarle que se haya metido en una casa para robar, y éste le pide a su madre que le saque de la cárcel y ella está dispuesta a hacerlo a como dé lugar. Y, cuando Gladis se entera que Soledad denunciará a su hijo; ella toma la decisión de vengarse de en algún momento de Soledad. Aunque Úrsula está disgustada con su patrón (Lucas), al descubrirle besándose con Rebeca; ella le dice que no se preocupe porque no le delatará ante Doña Esther. Además, después, Rebeca vuelve a visitar a Lucas, y él la exige que no se vuelva a involucrar con su familia porque él no quiere nada con ella. Cuando iban a abrir la tumba de Hugo de Medina para averiguar si estaba su cadáver; Soledad se opone a que desentierren a su amada, completamente segura de que él está muerto y, al final, ella lo consigue; mientras Hugo observa como lo defiende Soledad ante todos, y Hugo cree que Soledad debería de saber que él sigue vivo, pero se arrepiente cuando le escucha decir a Paquito y a Eloísa que Soledad era amante de Alcides, mientras ella estaba también junto a Hugo. Por otra parte; los Burke se llevan los libros de Jeremías y unas figuras, robándoselos de la casa de los Obregón. Y, poco después, Hércules les exige a los Burke que le devuelvan los objetos que se robaron de los Obregón, ya que él cree que ellos tienen los libros de Jeremías, que les podrían conducir a su tesoro a él y a Rebeca y, cuando descubre que a los libros les faltan hojas, Hércules intenta matar a los Burke, pero favorablemente el Doctor Max les salva la vida para irse con la pareja al cementerio y desenterrar a Miguel para no meterse en líos. Además, Paquito sigue empeñado en abrir la tumba de Hugo para demostrarles a todos que él sigue vivo. Por la noche, Hugo visita a Soledad, mientras ella duerme y, en un momento, ella se despierta y ve a Hugo...

Esther es secuestrada
Cuando Soledad se despierta y descubre a Hugo en su cuarto; ella piensa que está soñando y ambos comienzan a besarse, pero él se va de su habitación cuando recuerda que ella le traicionó con Alcides. Y, poco después, Soledad comienza a sospechar que no fue un sueño y, luego, ella tiene una recaída y siente un gran dolor en su vientre y, aunque favorablemente, no pierde a su hijo. Y cuando el Doctor Max va a la casa de los Obregón para revisar a Soledad; Esther le hace creer al Doctor que Soledad está esperando un hijo de Alcides, además de hacerle creer que Soledad estaba con Alcides, antes de comprometerse con Hugo; mientras que Hugo escucha esta conversación. Mientras que, Hércules recupera los libros que le faltaban de Jeremías para acceder al tesoro, pero Eloísa se da cuenta de que arrancaron unas páginas de los libros y sin ellas no pueden averiguar donde se encuentra el dinero del difunto Jeremías. Además, el enano Enrico no consigue descifrar las hojas que arrancó de los libros para saber donde escondió su patrón el tesoro. Lejos de allí, Beatriz quiere trabajar como enfermera porque Fabio derrochó todo el dinero que tenían en mujeres y en el juego, pero él quiere conseguir dinero de otra manera. Entre tanto; Paquito está convencido de que Hugo sigue vivo y, por eso, intenta desenterrar su tumba y, como los Burke y el Doctor Max piensan lo mismo, ellos van al cementerio para hacer lo mismo; pero mientras Paquito huía para que no descubriesen sus planes, unos hombres acusan de ser los profanadores de tumbas a los Burke. Creyendo que Soledad es la única culpable de sus desgracias; Hugo le hace una especie de tumba en el río, donde se separó de él, pensando que Alcides está muerto tras ser arrollado por el río, además, Hugo se lamenta de no haberse llevado bien con su hermano. Al día siguiente, unos hombres golpean a Lucas y secuestran a Esther, mientras que, al presenciar esto, Soledad se pone nerviosa y vuelve a tener un dolor en el vientre.

Beatriz quiere conquistar a Hugo

Luego del secuestro de Doña Esther; Lucas se da cuenta de que los secuestradores son los secuaces de Arturo de Linares, por eso, Lucas le dice a Gladis que le pide a Arturo que no haga daño a Esther y que se la devuelva, además, Gladis le exige a Lucas que Soledad debe retirar los cargos en contra de Arturo y, aunque él haya intentado matar a Soledad, la joven hace lo que Gladis le pide a cambio de que les devuelvan a Esther. Como el Doctor Max no quiere que los Burke le delaten ante la policía; él va a visitar a los Burke a la cárcel para envenenarlos, pero Boris llega en ese momento para impedirlo, además, Boris paga la fianza y saca de la cárcel a Guillermo y Helena Burke. Por otro lado, Fabio y Beatriz se convierten en delincuentes y comienzan a robar a las personas, pero a Beatriz eso no le gusta. Y, cuando Fabio iba a robar a Hugo, pensando que éste es Alcides; Beatriz, que se da cuenta que él es Hugo, se va junto al hombre que siempre ha amado. Y, cuando consiguen hospedaje, Beatriz comienza a besar y a seducir a Hugo, pero él la rechaza porque sigue pensando en Soledad, aunque Beatriz aún sigue guardando esperanzas, además, Fabio los acaba encontrando. Aunque Esther intenta escaparse de los secuaces de Arturo; él encuentra de nuevo a Esther, y Arturo la quiere matar. Mientras que, el enano Enrico la dice a Soledad que presiente que Esther está en peligro.

A Soledad la reclaman el dinero que les debía Alcides
Cuando Arturo iba a tirar por el precipicio a Esther de Obregón; Gladis se opone a que su hijo hiciese eso, por eso, él la deja huir, pero la exigen a Esther que no los delate o, de lo contrario, se vengarían de ella. Mientras tanto, el enano Enrico se da cuenta de que a Soledad le están robando sus pensamientos. Además, Enrico va recolectando las pistas que le dejo Jeremías. Por otro lado, Paquito y Eloísa planean que ella conquiste ahora a Arturo para quedarse con su dinero. Después de que Hugo y Fabio se pelearan, en un forcejeo con la pistola, entre Fabio y Beatriz, la pistola se dispara y es herida Beatriz, y Fabio huye. Poco después, Hugo la lleva a Beatriz hasta una clínica para que la salven, aunque ella está muy grave. Por otro lado, Boris y Marina la dicen a Soledad que desconfían de ella, después de que ella se casara con Alcides, tras la muerte de Don Hugo y, aunque ella intenta explicarles la verdad, Esther no se lo permite, además, Marina le roba un anillo. Buscando el dinero el dinero de Alcides, los Burke van a la mansión Montenegro para encontrar allí el dinero del difunto, pero no encuentran nada, aunque usan los vestidos de Alcides y Soledad; además, allí se encuentran con Enrico, que sigue buscando pistas para encontrar el tesoro de su patrón. Cuando los ciudadanos del pueblo se enteran que Alcides murió en la mina, ellos van a la casa de Soledad a reclamarle a ella todo el dinero que él les debía.

Soledad le regala la mansión Montenegro a Boris
Después de falsificar unos documentos para traspasárselos a Sebastián Montes porque Hugo se hace llamar ahora así; Boris descubre que Marina le robó un anillo a Soledad, por eso él decide volver a ver a Soledad para devolvérselo. Pero, cuando llegan a la casa de los Obregón, Boris tiene que ofrecerse a darles el dinero que Alcides le debía a los ciudadanos del pueblo, ya que éstos intentaron sabotear la casa de los Obregón porque ellos no podían pagarles el dinero que Alcides les debía. Y Soledad quiere pagarle esté favor a Boris, regalándole la mansión Montenegro. Después de escapar de los Burke porque le querían sonsacar donde se encontraba el tesoro de Jeremías Montenegro; el enano Enrico es capturado por Rebeca y Hércules, que le dan una gran paliza, pero los Burke rescatan a Enrico porque ellos también están interesados en el tesoro, aunque Enrico logra escabullirse de ellos después de encontrar la siguiente pista del tesoro, la primera la encontró en los libros de éste, después en el joyero de Soledad y, por último, en las conchas que Jeremías coleccionaba. Aunque Beatriz estuvo a punto de morir en la clínica, Hugo la salva la vida con una técnica que él aprendió en Oriente. Pero, Beatriz se aprovecha de su recaída y le hace creer a Hugo que se siente muy mal y que se va a morir para que Hugo cumpla su último deseo de ésta: casarse con él...

Del 10 al 14 de marzo de 2008

Montecristo

Lola y su hija vuelven
con Alberto

Matías está deprimido porque Laura y Marcos lo engañaron

Matías decide irse de la casa al enterarse que Marcos no es su verdadero padre y, aunque Laura se siente muy mal, respeta su decisión.

Alberto quiere mantener drogada a Leticia
Alberto consigue unas pastillas psiquiátricas para mantener a Leticia fuera de la realidad y evitar que entorpezca sus planes.

Lola se va a vivir a casa de Rocamora
Camila vuelve a casa de su padre, así que Lola le pide posada a Rocamora para no descuidar su territorio.

Santiago le juega una broma pesada a Luis y a Leonardo
Santiago y David, sin revelar sus identidades, golpean a Leonardo y a Luis para hacerles creer que fue Marcos quien lo hizo.

Victoria tiene una cita con Ricardo
Victoria acepta una invitación de Ricardo pero se siente muy incómoda porque debe aparentar que es una mujer casada.

Del 10 al 14 de marzo de 2008

La sucursal del cielo

Samuel le pide
matrimonio a Mariela

Eddy le cambia el look a Pedro

Eddy le pide a Ángela, la diseñadora de modas, que le haga un cambio de imagen a Pedro ahora que es un locutor famoso. Cuando Pilar lo ve se muere de los celos al ver lo simpático que quedó Pedrito.

La gente del barrio se burla del peinado de Checho
Emilio Fernández de Soto, periodista de ‘El País’ entrevista a Checho, quien en la década de 1940 ganó un concurso como el mejor peinado de Cali. La nota sale al otro día en el periódico y todos en el barrio se burlan de él.

Doña Susana muere de los celos por culpa de Pilar Peláez
Doña Susana entra en depresión porque se siente vieja y arrugada, además se da cuenta que Pepe sigue enamorado de Pilar Peláez, su ex-novia de la época de colegio.

Sole se va a casar con Cuco
Soledad confiesa que el matrimonio con Cuco es un plan para que él pueda reclamar la herencia que le dejó su abuelo.

Samuel le pide matrimonio a Mariela
Mariela se pelea con Samuel porque lo escucha diciendo que aún ama a Soledad, pero él se arrepiente y termina pidiéndole a su negrita que se convierta en su esposa.

Del 10 al 14 de marzo de 2008

Cómplices

Soledad reduce el salario
de “su familia”

Una voluptuosa mujer se desnudará ante Harvey
Rocío Cruz, la sexy secretaria de Cristóbal, aprovechará el ofrecimiento de su “padrino” de escoger el vestido de novia para la boda y con su agradecida figura lo seducirá. El pobre de Harvey se verá en aprietos cuando en el almacén la prometida de su primo se desnude ante él, y sin duda lo dejará con la boca abierta, a él y a más de uno.

Javier besa a Andrea, y Sebastián a Patricia
Sebastián decide echar de su apartamento a Javier y para olvidarse de la fuerte discusión que tuvieron, acepta la invitación de Patricia a comer, con tan mala suerte que en el restaurante al que llegan está su ex pareja con Andrea. Muerto de los celos Sebastián besa a Patricia, y Javier para provocarlo hace lo mismo con “La morsa”.

Emilia utiliza su poder de seducción
Harvey desea olvidar a Soledad y para conseguirlo busca a Emilia después de enterarse de su injusto despido, invitándola a un hotel lejos de la ciudad. Allí, Emilia le propone que hagan el amor y Harvey acepta, pero cuando están a punto de vivir su apasionado encuentro, Soledad aparecerá para frustrarlo.

Amanda secuestra a Ozzy
Amanda secuestra a Ozzy, la ardilla de Catalina, para vengarse de sus mordaces comentarios y cuando planea dejarla libre, un carro la atropella. Preocupado, recorre las veterinarias hasta conseguir su reemplazo pero su dueña se da cuenta que la ardilla que antes era una hembra se ha convertido en macho.

Sonia sospecha del romance de Gonzalo y Soledad
Sonia descubre por accidente una foto que Gonzalo guardaba de Soledad de 20 años atrás, creyendo que la pareja tuvo un romance, decide investigar.

Hay recorte de salarios para los Espinoza Trujillo
Cristóbal y Soledad reúnen a la familia para pagar el segundo mes de sueldo, con la sorpresita que los salarios se han reducido casi a la mitad. Decididos a entrar en huelga, los miembros de la familia amenazan con contarle toda la verdad al gringo, en especial a Irma que le dice a Harvey que Soledad y Cristóbal los tienen sometidos y les bajaron el sueldito.

Del 10 al 14 de marzo de 2008

Pura Sangre

Eduardo,
al borde de la muerte
En medio de su desespero, Paulina decide acudir a Eusebio para encontrar a su hija
Siguen las intrigas de ésta espectacular producción que está en su recta final. La malvada Paulina (Kathy Sáenz) se reunirá con la única persona que puede ayudarle a dar con el paradero de su hija, Eusebio Beltrán (Pepe Sánchez), quien le dirá que Renato (Alejandro López) no tendrá más remedio que negociar con ellos pues es su única salida. Por otra parte, Florencia (Marcela Mar) decide ir a visitar a Renato a la cárcel, y él le pone como condición para rebelar dónde se encuentra Lucía (Alejandra Sandoval), que “la hiena” renuncie a todo lo que le corresponde de la familia Lagos, pues él quiere verla destruida. Y un imprevisto hecho hará que Arístides saque a Lucía de su lugar de encierro. Finalmente, una ambulancia sacará del reclusorio a un hombre gravemente herido.

La encerrona a Paulina y la liberación de Lucía
Una ambulancia llegará a la cárcel para llevarse en muy mal estado al nuevo enemigo que Eusebio (Pepe Sánchez) ordenó castigar. Por su parte, Aristides (Carlos Hurtado) negociará con Paulina (Kathy Sáenz) la libertad de la dulce Lucía (Alejandra Sandoval) y se la llevará de su escondite, pues tendrá encima la presión de quienes la quieren liberar. Pero Paulina hará una salida en falso al olvidar los papeles de su verdadera identidad y tendrá que someterse a una encerrona de Florencia (Marcela Mar), quien descubrirá todas las verdades de su madrastra, y Simón (Manuel José Chaves).

Eduardo será atacado por los asesinos de Eusebio
Por fin, después de su liberación y de tantos momentos de angustia, se reencontrarán Simón (Manuel José Chaves) y Lucía (Alejandra Sandoval), quienes mantienen intacto su amor. Por su parte, Eusebio (Pepe Sánchez) le devolverá sus verdaderos papeles de identidad a Paulina (Kathy Sáenz), en los cuales aparece que su nombre real es Regina Castaño. Y finalmente el malvado Eusebio mostrará su lado más oscuro y más despiadado: ordenará asesinar a Eduardo Montenegro (Rafael Novoa). Sus matones recibirán la orden y lo esperarán justo cuando esté llegando a la guarida donde se esconde Arístides (Carlos Hurtado). Justamente la última persona que se conozca la noticia será Margarita (Jenny Osorio), quien enterará de la situación a Florencia (Marcela Mar) y saldrá a tratar de impedir que Eduardo llegue a su destino. Pero reaccionará muy tarde.

Eduardo, al borde de la muerte; Lucía, por fin, frente a sus malvados padres
Aprovechando el bello reencuentro, Simón (Manuel José Chaves) le contará a su amada Lucía (Alejandra Sandoval) toda la verdad sobre Paulina (Kathy Sáenz), su madre biológica: quien mató a Genoveva de Lagos, que inculpó de eso a Irene (Helga Díaz) y que manipuló a su esposo Alejandro hasta el momento de su muerte para quedarse con toda la herencia de la familia. Por su parte, Mike (Jason Chad) llegará hasta la casa de Ortegón (Fernando Arévalo) para hacerle una propuesta indecente en contra de Paulina. Un momento muy tenso se vivirá cuando Florencia (Marcela Mar), enterada por Margarita (Jenny Osorio) de la sentencia de muerte dictada sobre Eduardo (Rafael Novoa) y lo encuentre herido después del atentado que en su contra ordenó el despiadado Eusebio (Pepe Sánchez). En su desesperación acompañará a la ambulancia que lo lleva hasta la clínica para recibir primeros auxilios, pero recibirá malas noticias. Y finalmente Lucía se envalentonará y llegará hasta donde están sus padres, Paulina y Eusebio, para contarles todo lo que sabe sobre ellos.

Del 10 al 14 de marzo de 2008

Súper Pa

Nicolás se pelea
con su mejor amigo
Un capricho de Antonia provocará la pelea entre Nicolás y su mejor amigo
La terquedad de Antonia (Patricia Bermúdez) y la complicidad de Alfredo (Julio Sánchez Cóccaro) en esta ocasión tocan fondo, pues Nicolás (Juan Pablo Gamboa) no permitirá que su hija mayor y su mejor amigo pasen por encima de sus órdenes. Un ‘caprichito’ de la mayor de las hermanas Cortés, hará que por primera vez en tantos años de amistad, Alfredo y Nicolás se peleen, pues a ella se le ha metido en la cabeza aprender a manejar carro y su padre no está de acuerdo con esta loca idea, claro está que ésta idea no se le habría ocurrido de no ser por su amiga Paula quien la incitó para que lo hiciera.

Nicolás hará pasar una vergüenza a su hija Antonia en la universidad
Nicolás (Juan Pablo Gamboa) no quiere aceptar que el tiempo ha pasado y que sus pequeñas ya crecieron, motivo por el cual actuará como en sus épocas, ésta situación pondrá en apuros a Antonia (Patricia Bermúdez), pues querrá llevarla a la universidad y dejarla en la puerta para que no se pierda. Ella por supuesto, se negará rotundamente y se irá con su amiga Toti, pues no quiere que desde el primer día de clase sus compañeros se burlen de ella. Sin embargo, Nicolás no soportará el rechazo de su hija y decide seguirla para cerciorarse de que llegue bien, pero por más de que intente esconderse, Antonia lo descubre. De otro lado, Camila (Laura Torres), practicará su primer beso con Plutarco, pero las cosas no salen como lo planeó y al final se quedará con los crespos hechos, pues aún no está preparada para esta situación.

Camila estará en problemas al intentar ocultar a su amigo Plutarco en su casa
Camila (Laura Torres) y Plutarco (Camilo Echeverri) vivirán el peor susto de sus vidas, luego de que el muchacho en un ataque de rebeldía se escape de su casa, y llegue a pedir posada al hogar de los Cortés. Desde el momento en que el joven cruza la ventana del cuarto de Camila, ella empieza a vivir momentos de angustia, pues no sólo tiene que esconderlo debajo de su cama y luego en la cocina, para evitar que su tía Norma (Patricia Castaño) quien esa noche se quedó allí no lo descubra. Sin embargo, la mujer ve una sombra y pensando que se trata de un ladrón, se alarma e incluso intentará llamar a la policía. Pero como siempre, Maribel (Aura Helena Prada) llegará en el momento preciso para salvar a los dos jóvenes de esta gran travesura.

Juliana se encuentra muy deprimida por la pérdida de su perrita
Luego de un día difícil, Nicolás (Juan Pablo Gamboa) llegará a su casa para seguir solucionando problemas, su pequeña Juliana (Juliana Velásquez) está desconsolada, pues no soporta la pérdida de su perrita Ramona que fue robada mientras la niña salía a dar un paseo al parque con Maribel (Aura Helena Prada), y aunque todo parecía estar en calma, dos tipos de apariencia poco agradable, llegaron en una moto y se llevaron el animal. Ahora una complicada misión les espera a Nicolás, Maribel, Antonia (Patricia Bermúdez) y a Camila (Laura Torres), encontrar a Ramona en una ciudad tan grande. Y aunque los ladrones son capturados por la policía, el pequeño animalito no aparece por ninguna parte, pues en el momento de la detención ésta huye desesperadamente. Preocupados por Juliana, su papá, Alfredo (Julio Sánchez Cóccaro) y Maribel deciden conseguir otra perrita para reemplazarla, pero la menor de las hermanas Cortés se da cuenta y esto empeora las cosas.

Nicolás hará todo lo que esté a su alcance para salvar al colegio donde estudia su hija Camila de la crisis económica
El colegio donde estudia Camila (Laura Torres) está en graves problemas económicos, por ésta razón, Nicolás (Juan Pablo Gamboa) y cada uno de los padres de familia harán hasta lo imposible por ayudar a la institución, pues ninguno quiere que sus hijas se queden sin estudio. Para ello convocan a una reunión donde discutirán cuáles serán las actividades que realizarán para el recaudo de fondos de la obra social del colegio. Los padres de familia en cabeza de Nicolás, sacarán sus ases bajo la manga, incluso las ex alumnas aportarán su granito de arena.

Del 10 al 14 de marzo de 2008

El último matrimonio feliz

Antonia se enfrenta
a su enfermedad

Antonia tomará una decisión que podría dejar al descubierto su enfermedad
La vida de Antonia (Alejandra Borrero) se partirá en dos y antes de que las secuelas de su penoso padecimiento queden al descubierto, ella optará por cambiar radicalmente su apariencia. Junto a su inseparable, fiel y valiente confidente y estilista, la “Súper mujer” le dirá adiós a uno de sus más grades atractivos femeninos. Con una mezcla de sentimientos y en pro de evitar el sufrimiento de sus familiares y amigos, Antonia experimentará una dura y desgarradora experiencia. Aunque Harold (José Luis Paniagua) es conciente que después de ayudar a su señora Antonia, su reputación quedará en entre dicho, esto no le importará si ella logra su cometido. Entre tanto, Camila (Coraima Torres) enfrenta a su esposo y le dice que con la muerte de su madre el pacto que él hizo con ella llega a su fin. El carro de Torres (Marlon Moreno) atropella a Yorley (Yuly Ferrerira) y Patricio (Ricardo Vélez) aun no termina de entender el porqué del drástico cambio de actitud de su esposa.

Antonia enfrenta la realidad, y Camila se rehúsa a seguir acatando las órdenes de su esposo
Después de tomar la decisión de cortarse el pelo y enfrentar los efectos secundarios de la quimioterapia, Antonia (Alejandra Borrero) deberá soportar los comentarios malintencionados e imprudentes de Paulina (Cristina Campuzano), quien en presencia de Bernardo, le dirá que su nuevo look no le favorece, que su estilista es el peor de todos, pero que a final de cuentas esto no importa pues Patricio (Ricardo Vélez), su esposo, la ama sin importar su apariencia. Entre tanto, mientras Torres (Marlon Moreno) se lamenta por el accidente que tuvo con Yorley (Yuly Ferreira), Manuel (Jorge Cao) le dice a Camila (Coraima Torres) que dos días con sus familiares fueron suficientes para sacar a flote la pueblerina que lleva en su interior.

Mario se va de la casa, y Torres no deja de preocuparse por Yorley
Después del accidente de Yorley (Yuly Ferreira), Bernardo (Marlon Moreno) no deja de pensar en el bienestar de la jovencita y auque ella le hace saber que se encuentra bien, él hará todo lo que esté a su alcance para corroborar que esto sea cierto. Entre tanto, mientras Paulina (Cristina Campuzano) centra toda su atención en la búsqueda de Manolo (El perro), Oliva, la hija de Yorley y Mario, recibe su primer sueldo y planea entregárselo a su padre cuando llegue a la casa. Sin embargo, la pequeña y su madre se llevarán una gran sorpresa cuando descubran que Mario (Quique Mendoza) ha dejado la ciudad en busca de una atractiva oferta laboral.

Oliva culpa a Yorley de la partida de su padre, y Armando tiene que confrontar a su familia
Después de leer la carta que Mario (Quique Mendoza) le dejó, Yorley tiene que decirle a Oliva que su papá decidió aceptar el trabajo de minero que le ofrecieron y que por un tiempo estará fuera de la ciudad. Sin embargo, la pequeña no entenderá razones y antes de que su madre le pueda dar mayores explicaciones, la culpará de lo que esta ocurriendo. Entre tanto, a pesar de la negativa de Mireya (Catherine Mira), Armando (Diego Vélez) decide ir a hablar con su familia, aunque la bienvenida que su hijo le dará no será para nada alentadora. Paulina (Cristina Campuzano) sigue buscando desesperadamente al perro Manolo, y Antonia (Alejandra Borrero) deberá soporta los comentarios negativos e imprudentes de su hija sobre su nuevo look.


Del 10 al 14 de marzo de 2008