..:GACETA, DULCE PARAÍSO 026:..

GACETA, DULCE PARAÍSO
(Número 026):

SUMARIO de esta semana

(del 28 de abril al 11 de mayo de 2008):


NOTICIAS:
  • Mark Tacher: "Te pueden cambiar el nombre, pero el corazón".
  • Lucero será Doña Bárbara.
  • Miguel Varoni dirigirá la versión en Telemundo de 'Sin tetas no hay paraíso'.
  • Sandra Echeverría: "Ya puedo seleccionar mis papeles".
  • Jorge Enrique Abello: Eva se quita los tacones después de 18 meses al aire.
  • Alonso Espeleta: "Me atrapó la televisión".
  • La vida de novela de Roberto Plantier.


ENTREVISTAS:

  • Norkys Batista.
  • Jean Paul Leroux.
  • Ana Karina Casanova.
  • Aroldo Betancourt.


TELENOVELAS:

  • La Trepadora.


RESÚMENES:

  • Victoria.
  • La Traición.
  • Montecristo.
  • ¿Quién amará a María?
  • Cómplices.
  • Novia para dos.
  • La Dama de Troya.
  • El último matrimonio feliz.
  • Súper Pa.


Encuesta de la semana: ¿Cómo prefieres a Miguel Varoni?

  1. De actor (con el 78%).
  2. De director (con el 22%).

. . : NOTICIAS : . .

Mark Tacher: “Te pueden cambiar el nombre, pero no el corazón”

Mark Tacher:
“Te pueden cambiar el nombre,
pero no el corazón”
El actor mexicano Mark Tacher, a quien se le podrá ver próximamente por el Canal RCN, en la nueva producción de Teleset: ‘Los Protegidos’. Será Santiago Puerta en esta historia que protagonizará junto con Verónica Orozco.

La historia dirigida por Juan Pablo Posada, Luis Eduardo Jiménez, y Rodrigo Lalinde, está basada en el día que Santiago Puerta (Mark Tacher) regresa de Italia tras realizar una especialización en Criminalística, siente que tiene un futuro sin límites. Regresa con Lina Santana (Verónica Orozco), el amor de su vida y compañera de estudio con quien piensa casarse muy pronto.

Tiene una oferta para trabajar en la Fiscalía y por fin va a poder retribuir a Bernardo, su padre, tanto esfuerzo que dedicó para que el fuera abogado y ahora experto en temas forenses. Pero al llegar, rápidamente se da cuenta de que las cosas no van a ser tan fáciles. Por un lado, descubre que su suegro está dispuesto a hacer todo lo posible por no permitir que él y Lina se casen y, por otro, que del sumiso y abnegado contador que era su padre, queda poco o nada. Ahora Bernardo es la mano derecha de un peligroso narcotraficante: Richard Calero, alias “El Kes”.

Fiel a su personalidad de hombre recto y sin tacha, Santiago convence a su padre de entregar al “Kes” ante las autoridades, desmantelar su red criminal y someterse al programa de protección de testigos. Santiago piensa que, aunque su situación es difícil, las cosas pueden salir bien y él podrá retomar sus planes de matrimonio. Pero Bernardo no decide entregar al “Kes” con la convicción de retomar las riendas de su vida. Lo hace porque se ha enamorado de “La Bandi”, la ambiciosa y maltratada amante del capo que cae por despecho en brazos del contador. Ella, que ha encontrado en Bernardo el consuelo a los malos tratos del “Kes”, acepta participar en la entrega del capo en venganza por los abusos recibidos.

Por supuesto las cosas no salen como se esperaba y el “Kes” logra evadir la acción de la justicia con el único objetivo de atrapar un día a quien lo entregó. Frente a la mirada atónita de Santiago, Bernardo con su familia y “La Bandi” con la suya, emprenden un vertiginoso camino que los pondrá frente a pruebas insospechadas.

Para Santiago el futuro es incierto y ahora deberá escoger entre el amor de su familia y el de su novia.

Tras el éxito que obtuvo en ‘La Hija del Mariachi’, Mark Tacher vuelve a la pantalla chica con esta novela que promete ser un éxito rotundo.

-¿Qué impacto esperas que llegue a tener este proyecto?:
Es un excelente producto en todos sus aspectos, tiene pinceladas de comedia, una gran cantidad de acción y suspenso, muchas historias a desarrollar y lo mejor de todo es que tiene un gigantesco elenco, muy bien actuada, la estética es impecable, las locaciones y tiros de cámara alucinantes. Si han visto los promocionales por RCN, saben que es uno de los mejores proyectos del año.

-¿Cómo describirías a tu personaje?
Es un personaje muy analítico, con mucha preparación en su campo. Muy pasional con su familia, con sus responsabilidades y con el amor. El amor es lo único que lo saca de su control.

-¿Tu personaje llega a tener algún parecido con Mark Tacher?
Me gusta mucho el análisis, me gusta estudiar de todo y cuestionarme lo entendido.

-¿Habías interpretado un personaje similar?
Nunca en mi vida. Ha sido todo un reto para mí tanto en la parte actoral y la física.

-¿Qué parte destacarías más del personaje que estás realizando en este momento?
La perseverancia de reencontrarse con el amor de su vida y el compromiso de proteger a su familia.

-¿Cómo te has sentido en esta producción?
Teleset es una empresa espectacular, es seria, arriesgada y comprometida con sus productos. Es una fortuna para mí estar trabajando con personas tan talentosa dentro de una misma empresa, me siento muy respaldado.

-¿De qué está hecho Mark Tacher?
De voluntad para conseguir lo que quiero, de luchar por labrarme un futuro en el campo de las artes, de mucho buen humor (risas).

-Después de ‘Los Protegidos’, ¿qué desearía Mark Tacher que viniera a su vida?
Quiero estudiar, prepararme más, quiero participar en proyectos alternativos, escribir, no sé, tantas cosas que ni sé. Pero, me encantaría más estabilidad y realizar los proyectos que tengo en mi cabeza.

Lucero será Doña Bárbara

Lucero
será Doña Bárbara
Lucero y Christian Meier vivirán un intenso idilio en ‘Doña Bárbara’. Después de tantas idas y venidas, al final Telemundo decidió que la actriz y cantante mexicana Lucero acompañe a Christian Meier en ‘Doña Bárbara’, telenovela que empezará a grabarse en los próximos meses en Colombia.

Lucero regresa después de tres años de ausencia en la pantalla chica en el rol estelar de la novela, inspirada en el libro homónimo del venezolano Rómulo Gallegos y cuyo estreno se dará a más tardar en septiembre.

Esta vez la intérprete del tema "Sobreviviré", encarnará a una aguerrida mujer de 40 años que se ha convertido en una villana con los hombres debido a sus terribles experiencias en el pasado. Sin embargo, esta percepción de Doña Bárbara cambiará cuando conozca a Santos Luzardo (Christian Meier), un apuesto joven que llega del extranjero para administrar su descuidada hacienda.

Miguel Varoni dirigirá la versión en Telemundo de ‘Sin tetas no hay paraíso’

Miguel Varoni
dirigirá la versión en Telemundo
de ‘Sin tetas no hay paraíso’
La versión de Telemundo, del seriado colombiano ‘Sin tetas no hay paraíso’, será dirigida por el actor colombiano Miguel Varoni, con la asistencia de Ramiro Meseses.

Además, el papel de la madre del personaje principal, interpretado por Patricia Ércole (ex esposa de Miguel Varoni) en la versión original, será en esta oportunidad para Catherine Siachoque, actual esposa de Varoni, a la que hemos visto actualmente en la telenovela ‘Pecados Ajenos’, melodrama que acaban de grabar en Miami. Parece que después de mucho tiempo la veremos en un papel de “buena”, pero ni tan buena, porque si la historia es parecida a la del Canal Caracol, al final ella termina enredada con el novio de su hija, papel protagonizado esta vez por Carmen Villalobos.

Sandra Echeverría: “Ya puedo seleccionar mis papeles”

Sandra Echeverría:
Ya puedo seleccionar mis papeles”


Es la protagonista de ‘Marina’. Esta mexicana de 27 años se siente feliz con el giro que ha dado su carrera tras su paso por la telenovela.

Su popularidad se la debe a ‘Marina’, una producción a la que tiene mucho que agradecer. Lo más importante, quizá, es que desde que la grabó su carrera se ha inclinado hacia el cine. Los proyectos en los que se ha embarcado Sandra le han fascinado tanto que ha dejado aparcado el género, esperemos que sólo de momento.

-¿Este trabajo marcó un antes y un después en tu carrera?
Totalmente. Me dio seguridad como actriz y credibilidad ante los demás, porque antes me veían como la típica chica que está empezando.

-¿Dirías que te ha abierto puertas?
Sí, incluso en Estados Unidos. Desde que protagonicé la novela todo el mundo me reconoce por la calle y han empezado a llegarme hasta ofertas de cine. Antes tenía que hacer ‘casting’ y ahora, sorprendentemente, me llaman. Puedo seleccionar mis papeles y eso es muy bueno.

-¿Qué has hecho tras ‘Marina’?
He trabajado en cuatro películas, las últimas, ‘Free Style’, en Estados Unidos, y ‘2033’, el primer filme mexicano de ciencia ficción. También he participado en el doblaje de la cinta de animación ‘Horton y el mundo de los Quien’. A mediados de abril empezaré a rodar en mi país ‘De día y de noche’. Tengo mucha suerte.

-¿Te has vuelto muy selectiva?
No se trata de eso. Lo que ocurre es que cuando empiezas tienes que hacerte un currículum y no puedes escoger. Ahora mi situación ha cambiado, pero siempre he tenido claro que no quiero meterme en ese tipo de cine en el que hay muchas escenas de sexo, desnudos... No quiero identificarme con eso.

-¿Cómo es Sandra Echeverría?
Positiva, espontánea y amante de la vida. Y todo gracias a la familia tan hermosa que tengo, a que he crecido feliz y he hecho lo que he deseado.

-Tus padres estarán orgullosos...
Sí, y muy contentos, aunque para ellos fue un ‘shock’ cuando les dije que me iba a Los Ángeles a estudiar interpretación sola con 21 años. Pero siempre me apoyaron, no me dejaron ni tres meses sola. Se emocionan con cada uno de mis trabajos, son mis grandes admiradores.

-Llevas cinco años fuera de México. ¿Te resulta difícil?
Al principio fue duro e incluso pasé momentos de depresión porque extrañaba mucho a los míos y no soy muy sociable. Así que estaba siempre sola. Llamaba a mi padre y le decía: “No he hablado con nadie en todo el día”.

-¿Tuviste ganas de volver?
No, porque si me empeño en algo no paro hasta lograrlo. Así que me centré en mi sueño, me apunté a muchas clases para estar ocupada el día entero y llegar cansada a casa y dormir.

-¿Tanto te atraía la actuación?
Lo que pasa es que me divierte mucho, porque como soy introvertida he encontrado en la interpretación un refugio para convertirme en alguien que no soy. A veces, me gusta tanto un personaje que deseo que no termine nunca. Es como jugar a ser muchas personas.

-¿Qué vida llevas en Los Ángeles?
De lo más tranquila, es que soy muy aburrida (risas). Me encanta ir al cine con mi novio, Demián Bichir; es actor y aprendo mucho de él. También nos gusta quedarnos en casa o salir a cenar.

-¿Dónde os conocisteis?
En Estados Unidos, aunque es mexicano. Él iba a producir una obra de teatro y me invitaron a la lectura del guión. Les gusté y me llamaron. Fuimos trabajando en diferentes proyectos, nos llevábamos muy bien y al final nos dimos cuenta de que no nos separábamos. De eso hace ya dos años.

-Supongo que Demián te ayudaría a superar la soledad...
Desde luego, me salvó de eso y de todo. Empecé a ver la ciudad de otra forma; ya no era mi campo de concentración, era ir a comer con alguien, compartir todo con esa persona, verlo todo más lindo.

-¿Qué destacarías de él?
Es una gran persona, tiene todo lo que puede desear una mujer para ser feliz. Es inteligente, noble, apasionado en su trabajo y muy simpático, estamos siempre riendo. Lo veo como el hombre de mi vida.

-¿Para cuándo la boda y los hijos?
Me encantaría casarme, y él dice lo mismo, pero todavía no me lo ha pedido formalmente. Así que estoy esperando. En cuanto a tener familia, creo que sería un padre genial.

Conócela mejor...
•Fecha y lugar de nacimiento: “El 11 de diciembre de 1981, en México D.F.”.
•Una manía: “Me muerdo las uñas”.
•Un miedo: “La muerte”.
•Un vicio: “El chocolate y las galletas”.
•Tu película favorita: “El padrino II”.
•Te reencarnarías en…: “Un perro, es el animal que más cariño recibe”.
•Una faceta desconocida: “Me encanta la poesía, escribirla y leerla”.
•El mejor consejo que te han dado: “No te tomes las cosas como algo personal”.
•Un sueño: “Hacer teatro musical”.

Jorge Enrique Abello: Eva se quita los tacones después de 18 meses al aire

Jorge Enrique Abello:
Eva se quita los tacones
después de 18 meses al aire

Para ser Eva, Abello era sometido a un tortuoso proceso de maquillaje, y al uso de prótesis y pelucas. Al otro día de terminar 'Eva', el actor Jorge Enrique Abello comienza 'Aquí no hay quien viva', una serie española.

A punto de finalizar la serie, el protagonista cuenta que su personaje no solo le trajo momentos tortuosos, vestido como mujer, sino que le ayudó a superar la muerte de su padre y su separación.

Luego de obtener el premio a Mejor Actor, por su personaje de Armando Mendoza, en 'Yo soy Betty, la fea', hace casi ocho años, y de pasar los últimos 18 meses literalmente en los tacones de Eva, su pensamiento no ha cambiado. Para Abello, abandonar cada personaje que encarna le deja una sensación de libertad, más que de nostalgia.

Y eso que con este personaje logró apaciguar el hondo dolor tras la muerte de su padre, a tres días de haber iniciado la grabación de 'Eva', y a sobrellevar la decisión de separarse de su entonces esposa. "Eva me dio momentos hermosos como profesional y junto a ella soporté cosas que me cambiaron como ser humano, pero que jamás pude llevarlas al set, sino que tuve que guardarlas para mí", dice.

-Ahora tienes a Eva sobre tus hombros, ¿es difícil el reto de quitarse a esa mujer de encima?
No. Por más de que la gente trate de ver a actores camaleones o por más de que la gente trate de ver versatilidad, la realidad es que un actor tiene una cara y una voz. Se pueden hacer cosas con esa cara y esa voz, pero el alma está ahí. El actor lo que busca es hacer un trabajo honesto para que el que te vea crea que ese personaje existe. Siempre se luchará por ser otro cuando se estrena un personaje.

-¿Qué sentía cuando se veía al espejo y aparecía Eva?
Me asustaba. Cuando pasaba por una ventana grande y veía mi reflejo me asustaba. Eso pasó un par de veces, saber que ese no era yo.

-¿Cambió su percepción de la mujer después de año y medio vestido como mujer?
Por más de que yo me haya vestido 18 meses de mujer, debo admitir que a las mujeres no las entiende nadie. Sería presuntuoso de mi parte decir que sí las entendí. La esencia de la mujer es parir, la mujer da y recibe de una manera diferente, pero la sensibilidad femenina es una cosa bárbara. No sé por qué sienten, por qué escogen, por qué desechan ni por qué son tan apasionadas y entregadas.

-¿Y con Eva, qué cualidades desastrosas percibió en los hombres?
Pese a que la novela está hecha para hombres y mujeres, yo prefiero hablar de seres humanos. Creo que todos tenemos cualidades y defectos en ese sentido. La ambición, la mezquindad, el orgullo, la soberbia: somos malos y buenos, equilibrados y desequilibrados. Es decir, hombres y mujeres somos complicados.

-¿Dominó desde el principio a Eva o ese personaje le requería un ritual de preparación absoluto?
En la televisión, a diferencia del teatro, uno construye un personaje para poder repetir muchas cosas que lo hagan identificable a la gente. Y ese sentido repetitivo hace que el espectador sienta que lo que ve es real. Ante eso, cuando uno se monta en el personaje hace click y sale. Y yo hice click con Eva casi desde el principio.

-¿Además de las rutinas de maquillaje y del proceso de transformación, qué no soportaba a la hora de personificar a Eva?
Ese proceso era atormentador, me dio dermatitis, tuve que asistir a tratamientos capilares porque se me estaba cayendo el pelo por las pelucas, los dedos de los pies están vueltos nada. Pero aparte de esa transformación nada. Eva es un personaje divino, tierno, dulce, loca, divertida.

-¿Qué tanto le aportó Eva a su carrera de actor?
Muchísimo. Me regaló la posibilidad de construir un mundo de disciplina mucho más férreo. Me llenó de una paciencia infinita, debido a las horas de maquillaje, a las horas de grabación, a exponerme. Me dio seguridad. Hoy sé que puedo enfrentar otros retos muy grandes.

-¿Qué viene para Jorge Enrique? El 23 de abril es el preestreno de una obra con Patricia Tamayo en el Teatro Nacional. Y al otro día de terminar Eva, comienzo ‘Aquí no hay quien viva’, una serie española que se va a grabar en Colombia y que dirigirá Sergio Osorio. Yo seré la pareja de Patrick Delmas.

Alonso Espeleta: “Me atrapó la televisión”

Alonso Espeleta:
“Me atrapó la televisión”

“Cuando fui a México DF yo sentí que tenía que estar allá. Creo que cuando sigues el instinto y tu corazón, se te hace más fácil conseguir tus sueños”.

Desde hace cuatro años Alonso Espeleta se fue a estudiar actuación a Los Ángeles con una idea en mente: convertirse en un buen actor.

Después de varios trabajos y participaciones en obras de teatro y cortometrajes, el duranguense se fue a vivir al DF, sitio en el que contactó a Fernando Arroyo, uno de los jóvenes actores mexicanos más reconocidos de ese país gracias a sus actuaciones en filmes como ‘El Cielo Dividido’ y programas de TV Azteca.

Arroyo le aconsejó acercarse a determinada agencia y, a partir de ese momento la vida de Alonso dio un giro de 180 grados. “Estuve sólo tres semanas en el DF. Fue para finales de julio que mi perfil fue enviado a Telemundo y fui seleccionado para hacer un casting para ‘Pecados Ajenos’”.

Todo fue bastante rápido, según cuenta el actor, reveló que recién había enviado su papelería cuando ya se le había comprado un boleto de avión rumbo a Miami, donde se realiza el rodaje del melodrama encabezado por actores y actrices que Alonso admira desde muy pequeño, como Lorena Rojas, Lupita Ferrer y Mauricio Islas. “Llegué a Miami y estuve en un departamento casi todo el día con los libretos de los primeros 20 capítulos de la trama. Llegué al casting creyendo que haría lectura para el papel del hijo de la sirvienta (Ramón), pero al final iba a audicionar para Luis Mercenario, el hijo de la protagonista, un papel que me gustó mucho más desde el principio”.

Frente a los realizadores del casting, Alonso hizo la lectura del papel que le solicitaron, el de Luis Mercenario para conocer su “rango” y entonces... “Me quedé con el papel”.

Lo que ha sorprendido al joven actor, según sus palabras, ha sido la evolución del personaje que desde octubre de 2007 lo dio a conocer. “Inicia siendo muy sumiso y conforme, pero con el paso del tiempo, ha adoptado mucha personalidad y mucha confianza. Casi se ha convertido en lo opuesto de lo que inició, pero de manera positiva”.

La respuesta del público ha sido positiva, ya que según los datos, el melodrama está conquistando un horario no apto para telenovelas y, además, está adaptando temáticas más acordes con el público nocturno, ya que se emite a las 10pm/9 centro por Telemundo. “La producción anterior fue ‘Amor Mío’ y hemos triplicado la audiencia que ellos tenían y hasta ahora el raiting se ha mantenido constante y en ascenso”.

Respecto al número de capítulos que le faltan por grabar, Alonso dijo no estar seguro a ciencia cierta porque la novela se alargó, aunque cree que acabará las grabaciones en abril, pero para poder iniciar con otro proyecto inmediatamente. “‘Pecados Ajenos’ ya se vendió a 20 países y por lo tanto ya nos están viendo en lugares como Panamá y Ecuador”.

La vida de novela de Roberto Plantier

La vida de novela de
Roberto Plantier

Roberto Plantier interpreta a Charlie, el hijo de la malvada Inés en la telenovela. Lo que muchos no saben es que la vida de este joven actor podría servir de inspiración para un libreto. Conoce todos los pormenores por los que ha atravesado desde que era pequeño hasta ahora que es actor de telenovelas en Miami, relatados por él mismo.

El actor confiesa que estar enamorado de su profesión. "La actuación está en mi, soy dramático en todas las cosas de mi vida. Como que me gusta hacer de ella una telenovela porque me han pasado tantas cosas que parece un verdadero guión. Me encanta interpretar personajes que se comportan diferente a como tú lo harías en tu vida personal, eso es algo único. Recuerdo que desde chiquito, como a los 7 años, ponía lámparas como reflectores y le hacía monólogos y cosas así a mi mamá, por eso para mí la actuación es natural. El personaje de Charlie es maravilloso, el mejor que he hecho en mi carrera. Le han pasado cosas interesantes, tiene muchos matices".

"Tengo un tatuaje en el brazo izquierdo, es un gueko y me lo hice porque dicen que para los Mayas es el símbolo de la abundancia. Ahora tengo unas pulseras que me regalaron en México y las uso para el personaje. No me las quito para nada porque las recibí en un momento de depresión, me estaba yendo súper mal y no tenía trabajo. Me llevaron a la Iglesia de San Judas Tadeo y rezaron por mí y me dieron las pulseritas. Cuando salí me llamaron para trabajar en un bar, enseguida vino lo del reality show e inmediatamente la novela, por eso es mi Santo preferido y no me las quito por nada del mundo", confiesa el mexicano.

Roberto nos confiesa que debe de cuidar su imagen para verse bien en televisión. "Cuido mi imagen bastante, sufro muchísimo porque tiendo a subir de peso, entonces me cuido con las comidas. Me encantan los pasteles y dulces, pero no puedo comerlos porque vivo de mi imagen, además lo hago para sentirme bien en salud. Voy al gimnasio casi todos los días, tomo tres litros de agua a diario y de carnes como especialmente pechugas de pollo asada. La verdad es que sí me gusta cuidarme y verme bien".

Además, pasó muchos momentos difíciles cuando decidió mudarse a Miami. "Duré un par de semanas en casa de un amigo y después conocí a otro amigo que compraba apartamentos en obra negra y los remodelaba. Para pagar mi renta yo tenía que pulir pisos, cortar tablas, pintar y hacer cosas de construcción. En mis tiempos libres hacías mis castings. Así estuve ocho meses hasta que pasaron dos años y llegó lo del reality y ahora esta novela. Salí de mi casa desde los 18 años y duré unos años viviendo solo. Volví a vivir con mi mamá unos meses y desde hace 2 años no vivo con nadie. No he podido traer a mi perro de nombre Ron, un Golden Retriever, porque desafortunadamente el edificio donde estoy no acepta mascotas, pero lo extraño y quiero mucho".

También contó que estudió para ser abogado, pero la actuación es su profesión. "Mis papás están separados desde hace unos seis años, claro que hoy tengo una buena relación con mi padre porque anteriormente era muy difícil y muy triste. Él no quería que yo fuera actor y fue una lucha constante porque deseaba que fuera abogado, de hecho estudié cuatro semestres, pero la verdad que no era lo mío, en cambio mi mamá sí me apoyó siempre".

"Mi mamá es mi confidente, es la persona que más amo, ella sabe todo de mí, hasta el más mínimo detalle, es un amor de persona. Con decirte que para que mi papá no se diera cuenta de los castings que hacía, ella le contaba que yo estaba con amigos y así me cubría. Ella me ha inculcado el amar a mi familia y a la gente que me rodea, ser agradecido con la vida y aprender a tener una conciencia tranquila siendo honesto conmigo mismo y los demás. Mi padre me legó decir la verdad de frente y eso se lo agradezco mucho".

También, él ha sufrido por amor. "He llorado por amor, como me entrego mucho, he salido lastimado. He tenido relaciones de cuatro años con quienes he vivido y el desenlace ha sido doloroso. La relación y la ruptura de mis padres también fue una situación muy difícil. He tenido momentos únicos como trabajar vendiendo hamburguesas y en una tienda Blockbuster e incluso de cajero en un banco por 3 años. Un día entraron unos ladrones, me pidieron que abriera la bóveda y nos hicieron rehenes, se llevaron el dinero pero no pasó nada. Otro día me secuestraron en un taxi, me llevaron a los cajeros y me robaron".

Éste vivió en España e intentó hacer teatro, aunque no tuvo demasiado éxito. "Viví en España queriendo hacer teatro, pero no se dio. Para subsistir repartía publicidad en bares y comí pasta por cinco meses porque era lo más barato. Todo eso me enseñó a valorar las cosas. Viendo hacia el futuro me gustaría producir y dirigir una película, ese es mi mayor sueño".

. . : ENTREVISTAS : . .

Norkys Batista

Norkys Batista:
“Yo no me atrevo a hacer
las cosas que hace Victoria”

Norkys Batista es Victoria Guanipa en ‘La Trepadora’. Son pocas las diferencias que separan a la actriz del personaje que interpreta en la nueva telenovela de RCTV Internacional. Dueña de un carácter imponente, asegura que ni en la ficción ni en su vida personal se queda callada

Si no fuera porque sufre de fobia ante cualquier animal que se le cruce en el camino, Norkys Batista pudiera asegurar que Victoria Guanipa, el personaje que interpreta en ‘La Trepadora’, es su clon. Ambas comparten el ímpetu, el espíritu combativo, la necesidad de hacerse respetar y, ante todo, el corazón a la hora de tomar decisiones trascendentales.

-¿Cómo defines a Victoria Guanipa?
Es una mujer con mucho guáramo, con temple, muy segura de sí misma e independiente. En pocas palabras es una mujer echada pa’ lante.

-¿Has conseguido muchas semejanzas entre tu personaje y tu vida?
Desde el primer momento que leí la historia y vi la descripción del personaje me di cuenta que definitivamente Victoria Guanipa es Norkys Batista en todos los sentidos. Eso me ayuda mucho a la hora de hacer las escenas, pues es más fácil llevar adelante un personaje cuando se parece a uno. Yo creo que este es el personaje más parecido a mí que he tenido, porque ella no se queda callada ante nadie, no deja que le hagan nada, pero también tiene su corazoncito.

-Entonces, ¿no hay diferencias entre ambas?
Casi ninguna. Lo único que la hace diferente a mí es el nombre. Es increíble las veces que estoy en una escena y si le gritan a Valeria ella reacciona como lo haría yo. No se deja hacer nada, incluso, si le están echando broma se sabe defender. Ella siempre está buscando la manera de que la respeten, porque heredó el carácter de su papá, que es súper dominante y todo el mundo hace lo que él dice. Ella es la única que lo enfrenta.

-¿Cuáles han sido las principales dificultades que ha tenido a la hora de grabar la novela?
Muchas, porque yo le tengo fobia a todos los animales. Cuando me hablaron de la historia me pareció chévere y cuando leí el personaje me encantó por su temple, porque no es la típica protagonista a la que le montan la pata y se deja. Pero Victoria no le tiene miedo a nada; manipula cochinos, monta caballos, hace escenas con toros o con perros, pero a mí no me gusta nada de eso. Yo no me atrevo a hacer las cosas que hace ella. Antes de grabar esas escenas lloraba, me moría de pánico, pero cuando le veía la cara a la gente de producción comprendía que era mi obligación hacerlo y que tenía que dejar el miedo. En las escenas en las que salgo montando caballo las piernas me tiemblan, el corazón se me va a salir por la boca, la mitad del cuerpo la tengo dormida y siento que me voy morir. Grabar en exteriores también ha sido difícil. Nos ha tocado viajar hasta tres horas de ida y tres de regreso el mismo día y, como ahora tengo un hijo me preocupo porque sé que requiere atención, cuidado y muchas veces paso un día y no lo veo.

-¿Qué puede decir del desnudo que se ve en el primer capítulo de la novela?
Me pareció chévere hacerlo, soy un poquito desinhibida, no sufro de esas vergüenzas. A la hora de hacerlo me cuidaron muchísimo, pedimos un equipo de grabación mínimo y por eso me sentí tranquila y confiada.

-¿Cómo ha sido el trabajo al lado de Jean Paul Leroux, quien se está estrenando como protagonista?
Al principio fue bastante duro, porque cuando protagonizas por primera vez es como comenzar de cero. No es lo mismo ser un personaje cualquiera en una telenovela que ser el protagonista, porque toda la responsabilidad cae en ti. Él tenía experiencia en cine, había hecho cositas en televisión, pero no había sido protagonista. Sin embargo, el trabajo ha ido fluyendo chévere y nos llevamos muy bien. Él es una persona muy responsable, caballero y llega con la letra aprendida, que es algo muy importante. Cada día lo está haciendo mejor.

-¿Sigues renuente a leerte el libro que inspiró la novela que protagonizas?
Sí. No me la voy a leer porque ambas historias si bien son parecidas son muy distintas a la vez. Me da flojera leerme la historia original y más porque la que estoy haciendo es una adaptación que escribió Ricardo Hernández. A lo mejor es muy similar a la original, pero ¿qué voy a hacer yo leyendo una historia que no es la que estoy haciendo? Siempre estoy en contacto con el escritor de esta versión, le pregunto cómo quiere las escenas, para dónde quiere que vaya, me dejo llevar por lo que él me diga, de resto no tengo que saber más nada. Muchos me han preguntado si he visto la versión que hicieron hace años y les digo que no, porque verla sería imitar a alguien y no es mi estilo.

-¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la producción de ‘La Trepadora’?
Fue bastante complejo el arranque porque es una novela exigente. Igualmente, el hecho de que haya caras nuevas hizo que fuera complicado porque es difícil trabajar con gente que está empezando. Me ha encantado trabajar con Vicente Albarracín porque, a pesar de que esta es su primera novela como director general, le encanta hacer lo que no se puede y eso, aunque cuesta mucho, hace que el resultado final sea distinto. Está dirigiendo la novela con el corazón y el alma. Él nos ha motivado a hacer lo mejor.

Jean Paul Leroux

Jean Paul Leroux:
“Esta novela esta cargada de una
tormenta emocional impresionante”

Jean Paul Leroux es Nicolás del Casal en ‘La Trepadora’. El protagonista de la nueva producción de RCTV Internacional asegura que, a diferencia de su personaje, jamás ha cambiado el rumbo de su vida por amor a alguien aunque le gustaría que le pasara

Son varios los puntos en los que convergen Jean Paul Leroux y Nicolás del Casal, el protagonista de ‘La Trepadora’. Y aunque al actor, a diferencia de su personaje, jamás le ha cambiado radicalmente la vida por amor, la lealtad, el sentido del humor, el respeto y el apego a la familia lo acercan más allá de la ficción. En esta ocasión, le tocará reclamar justicia, aunque en el camino se encuentre con que el encanto de una mujer puede ser un gran obstáculo para conseguir sus objetivos.

-¿Cómo es Nicolás del Casal?
Es un hombre que ha pasado por diversos acontecimientos; cuando era niño enfrentó la pérdida de su padre y de su madre y, de alguna manera, eso forjó el carácter que tiene hoy en día. Sin embargo, a pesar de las tragedias familiares, es alegre, cordial, curioso, y con necesidad de saber y entender su origen, su pasado, su arraigo. Su objetivo es saber de dónde viene y, mientras lo averigua, es sorprendido por la llegada del amor de Victoria Guanipa. Él nunca pensó que una mujer le cambiaría el rumbo a su vela y que tendría que tomar otro camino.

-¿Tardará mucho en averiguar quién es y de dónde viene?
Bueno, si yo todavía no sé quien soy como Jean Paul, no puedo decir cuánto tiempo tardará el personaje en saberlo. Esa es una pregunta bien filosófica porque como persona uno nunca se conoce, y creo que eso se lo he endosado al personaje. Yo ando en una búsqueda continua. Lo interesante de todo es que él dice lo que siente, pero no siempre hace lo que piensa, entonces se deja arrastrar por lo que siente. Llega un momento en que lo domina la pasión, por encima de la razón. Cuando eso ocurra tomará un rumbo carnal y visceral, porque esta novela esta cargada de una tormenta emocional impresionante.

-¿Hay muchas similitudes entre Jean Paul y Nicolás?
Las busco, así como también busco las diferencias que nos separan. Su lealtad, el sentido del humor que tiene para cambiarle la cara a una tragedia, el respeto, la educación, y el apego a una familia —aunque no la tiene —son las cosas que más nos asemejan. Las diferencias también son muchas y las respeto. Por ejemplo, esa necesidad que él tiene de buscarle muchas explicaciones a las cosas, ya yo no la tengo. Yo abandoné totalmente esa conducta.

-¿Y cómo hace ahora?
No trato de explicarme mucho las cosas. Aunque pueda sonar algo irresponsable, vivo el momento y punto. Es una manera de aligerar las cargas.

-Hasta cierto punto Nicolás está cargado por las ganas de vengarse, ¿cómo manejas personalmente ese sentimiento?
Siempre trato de buscarle la benevolencia a mi personaje. No lo veo como una persona vengativa y el trabajo que estoy haciendo es para que la gente lo vea así. Estoy trabajando en la idea de que él no quiere venganza sino justicia, y eso es válido en su posición, porque le han quitado todo lo que tenía. Nicolás aprenderá que cualquier plan puede cambiar cuando llega el amor. En ese sentido es un personaje bastante genuino, muy ligado al drama de Shakespeare. Es una especie de Romeo enamorado de Rosalinda, pero que cuando ve a Julieta no le importa más nada. Así le pasará a él, tendrá un plan de vuelo, pero cuando llegue Victoria le cambiará todo. Nicolás me llena de mucha satisfacción como actor y como hombre porque es muy sabroso que a uno le llegue el amor y pueda dejarlo todo.

-¿Te ha pasado?
No, no me ha pasado, pero me encantaría que me sucediera. He dejado muchas cosas por trabajo, pero nunca por amor a alguien, al menos no de esa manera tan carnal. Yo creo que lo haría de otra manera, porque al final sé que esa persona no me pertenece, porque lo único que me pertenece es lo que siento por ella. A mi me encantaría sentir ese campanazo que siente Nicolás.

-¿Alguna anécdota memorable durante las grabaciones de la novela?
Cuando niño tuve la oportunidad de visitar muchas haciendas de mi familia y porque mi papá era veterinario pero, como llevo más de veinte años viviendo en Caracas, siento una especie de añoranza por ese pasado. Me acostumbré muy rápido a los escenarios de la novela y, por un momento, comencé a extrañar el lugar en el que grabamos las escenas de la Cantarrana. Cuando uno busca una moto para escapar de la ciudad experimenta una sensación de libertad única, pero cuando está montado en un caballo y tiene un lago al lado y el sol encima, la sensación es superior. Llegaba un momento en el que la máquina se me quedaba colgada y me iba a otro lado con la mente. Es muy gratificante cuando entiendes que no te hace falta el celular y que no te molesta la tierra o el sol.

-¿Qué es lo que más te atrae de ‘La Trepadora’?
Lo que más valoro es la historia original de Gallegos y que la adaptación es maravillosa. Tenemos una gran semilla, pero sin duda lo que la riega es la demencia, la pasión y el tesón con el que estamos trabajando todos, desde el director, los productores hasta el equipo técnico y los actores. Le hemos puesto un gran empeño y espero se note en pantalla.

Ana Karina Casanova

Ana Karina Casanova:
“Estamos tratando de hacer una novela lo
más fiel a la obra de Rómulo Gallegos”

Con su rostro angelical y dulce voz, la actriz enfrentará un gran reto en ‘La Trepadora’: convertirse en una mujer oscura, vengativa y movida por el rencor. A pesar de su belleza, en el amor tampoco las tendrá fácil.

Ana Karina Casanova ha regresado a la pantalla de RCTV Internacional para darle vida a Florencia Zapata, en ‘La Trepadora’, una mujer a la que le tocará pasar del confort de la felicidad a la zozobra de la ira, luego de la muerte de su padre. Su belleza y encantos personales serán un arma de doble filo, que utilizará para conseguir lo que se ha propuesto. En su camino encontrará múltiples obstáculos, muchos de los cuales derribará al lado de Nicolás del Casal (Jean Paul Leroux), primero su aliado y luego su amor imposible.

-¿Cómo es Florencia Zapata?
Es la antagonista de la historia, una muchacha de belleza angelical, exuberante, que no se da cuenta que es atractiva para la gente. No está consciente de cuanto atrae a los hombres, es muy alegre y tiene una relación muy fuerte con su padre. Sus problemas comienzan cuando Hilario Guanipa se obsesiona con ella. Él está acostumbrado a tener a todas las muchachas que desea, pero con Florencia se le ponen las cosas difíciles, y por eso se le convierte en obsesión. Al principio será muy dulce pero luego, cuando matan a su padre, sufrirá un cambio. Se transformará en un ser lleno de venganza.

-¿Ha sido compleja la aproximación al personaje?
Sí, mucho, porque de haber sido un ser de luz pasará a ser una persona oscura, que quiere vengar a su padre. Ha sido complejo el proceso porque desde que comencé a grabar tuve que adaptarme muy rápido al odio que ella siente. Sin embargo, leyendo los libretos lo he ido internalizando y ahora entiendo las razones que tiene Florencia para ser como es. Ella llora mucho, es un personaje muy fuerte. Para interpretarla no estoy pendiente del look, incluso tengo que cambiar la voz, ha sido muy desgastante.

-¿En qué momento le llegará el amor a Florencia?
Como ella le jura venganza a su padre se aliará con Nicolás del Casal (que es el protagonista) para vengarse de Hilario, porque ella cree que fue él quien asesinó a su papá. A raíz de ese acercamiento, se enamorará de Nicolás, pero después le tocará enfrentarse Victoria, que es la persona de quien está enamorado él.

-¿Has encontrado alguna relación entre tu personaje y tú vida?
Personalmente no manejo sentimientos tan fuertes como el odio o la venganza y, aunque tengo que sentirlos en cada escena para que parezca lo más real posible, tengo que ponerme en mi centro de nuevo cuando termino de grabar. Jamás he pasado por una situación como la del personaje, ni quiera Dios que me pase. No soy una persona de venganza, todo lo contrario, me lleno de amor para enfrentar las cosas.

-Florencia utilizará la seducción para su beneficio, ¿cómo la manejas personalmente?
Aún no me ha tocado grabar las escenas en las que ella utiliza la seducción para vengarse y destruir a Hilario, pero puedo decir que personalmente no utilizo la seducción para conseguir nada. A la única persona que seduzco es a mi marido como parte de un juego de amor. Para alcanzar lo que me propongo utilizo otras armas como la inteligencia, la constancia y el trabajo.

-¿Qué es lo que más destacas de ‘La Trepadora’?
Todo lo que he visto y hecho hasta este momento me encanta. Estamos tratando de hacer una novela lo más fiel a la obra de Rómulo Gallegos. Me encanta el hecho de que por exigencias del libro original se tiene que desarrollar mucho en exteriores. Eso es enriquecedor para los televidentes y para los actores, porque lo disfrutamos mucho. Otro de los atractivos es que cada personaje tiene un valor justo dentro de la historia, ninguno es de relleno, todos los que se mencionan son vitales. Tiene de todo para que sea un éxito. Particularmente, me ha encantado la fotografía porque ha sido muy bien cuidada.

-¿‘La Trepadora’ en la que trabaja es una versión adaptada a este siglo de la obra original?
Creo que el tema de los años no se notará mucho porque no hacemos alusión a eso. Aunque está enmarcada en una realidad, no ocurrirán cosas que delaten en qué época estamos. Yo que leí la novela de Gallegos puedo decir que ésta me parece una copia muy fiel.

Aroldo Betancourt

Aroldo Betancourt:
“Hay mucha diferencia entre el lobo que
fui en ‘Amantes’ e Hilario Guanipa”

El actor asegura sentirse muy dichoso por trabajar al lado de tres grandes mujeres: Norkys Batista, Ana Karina Casanova, y su compañera de toda la vida: Marialejandra Martín

Aroldo Betancourt vuelve a RCTV Internacional para participar en la nueva versión de ‘La Trepadora’. Su rol será el de Hilario Guanipa, un hombre cuyo propósito es dejarle claro al mundo y a sí mismo que él no depende de nada ni de nadie; sino que por el contrario, todos dependen de él.

-¿Cuál fue tu reacción cuando te dijeron que interpretarías a Hilario Guanipa en ‘La Trepadora’?
Muy buena porque creo que todos los actores, en algún momento de su vida, quisieran interpretar a Hilario Guanipa: un personaje que viene de una hermosa historia de Rómulo Gallegos. Estoy feliz.

-¿Cómo describirías a Hilario Guanipa?
Es un hombre con una gran dignidad y verdad hacia las cosas que está haciendo, además de tener una gran pasión y amor por su familia, independientemente del carácter y lo fuerte que sea.

-¿Cómo asumes este nuevo reto?
Más que una oportunidad es una gran responsabilidad, por ser una extraordinaria telenovela, en la que tengo la virtud de trabajar con tres grandes mujeres. Me siento como Cristóbal Colón con ‘La Pinta’, ‘La Niña’ y ‘La Santa María’, porque tengo a Norkys Batista como mi hija, a Ana Karina Casanova como la mujer provocativa que hace que uno vaya detrás de ella, y tengo el amor más grande de la vida que es Marialejandra, quien será mi esposa.

-¿Qué has aprendido de Hilario?
Que los seres humanos tenemos siempre dignidad y que el carácter no es solamente gritar.

-Tu personaje es un resentido, ¿crees que este sentimiento es más fuerte que los lazos de sangre?
No, pienso que los resentidos son personas difíciles. En el caso de Hilario no creo que sea de tal forma, porque él tenía muy claro desde pequeño quién era y qué iba a hacer una vez que muriera su padre. Los logros que él ha tenido no son los de un resentido social, sino todo lo contrario, son el producto de lo que le ha ayudado a vivir y a crecer.

-¿La venganza es un camino para resolver los problemas?
¡No! Aunque en las novelas ayuda (risas), pero en la vida personal no creo que solucione nada.

-Para Hilario Guanipa lo más importante es dejarle claro al mundo que él no depende de nada ni de nadie; sino que por el contrario, todos dependen de él, ¿crees que esa es la actitud correcta para llevar la vida?
La vida se enfrenta con responsabilidades, verdades y otras cosas más importantes como trabajar y vivir con la conciencia tranquila.

-¿Encuentras alguna relación entre Hilario y el personaje que interpretaste en ‘Amantes’?
Cada uno de los personajes tiene un detalle en particular de vida, raciocinio, inteligencia y verdad. Hay mucha diferencia entre el lobo que fui en ‘Amantes’ e Hilario Guanipa que, si bien no es tan ovejita, tiene diferentes oportunidades dentro del guión. Cada uno de los personajes que uno realiza a través de esta carrera siempre debe tener un toque de magia.

-¿Cómo es el feeling entre Maríalejandra y tu dentro y fuera del set de grabación?
Encantador. Marialejandra es una excelente compañera. Tuve la dicha de haber trabajado con ella en “Por estas calles” y somos amigos desde muy jóvenes. Es un extraordinario momento para volver a trabajar juntos.

-¿Leíste la obra original de Rómulo Gallegos?
Si, inclusive antes de leerme el guión de Ricardo Hernández Anzola lo primero que le dije fue: “No voy a tomar los libretos hasta que me lea de nuevo la historia”. Para mí es un gran reto estar aquí e interpretar nuevamente un cuento de Gallegos. Mi vida comenzó en RCTV, con ‘La hora menguada’, en la que estuve al lado de Doris Wells y Marina Baura.

-¿Qué es lo que más te gusta de esta nueva versión de ‘La Trepadora’?
Me encanta todo el proyecto. Ricardo Hernández Anzola está haciendo un extraordinario trabajo con el libreto, y el productor Jhonny Pulido ha reunido un elenco maravilloso. Es importante saber que la literatura nacional tiene un peso importante para todos los venezolanos, por eso creo que es una buena oportunidad para RCTV Internacional y para cada uno de nosotros el haber tomado en cuenta esta obra literaria.

-Ser considerado primer actor ¿de alguna manera le otorga poder?
¡No para nada!, me otorga una gran sonrisa y la satisfacción de haber crecido y desarrollado una inteligente e interesante carrera, como para que a uno lo llamen así.

. . : TELENOVELAS : . .

La Trepadora


Una intensa batalla se librará entre el imponente llano y la trepidante ciudad. Norkys Batista y Jean Paul Leroux son el centro de una historia de amor que se desarrolla en un ambiente en el que todos buscan el ascenso social por medio de la venganza, el poder y el romance.

RCTV Internacional estrenó el pasado miércoles 26 de marzo, a las 9:00 pm, ‘La Trepadora’, una historia de amor y poder protagonizada por Norkys Batista, Jean Paul Leroux, Ana Karina Casanova, Marialejandra Martín, Emma Rabbe y Aroldo Betancourt.

En la historia, Norkys Batista es Victoria Guanipa y Jean Paul Leroux Nicolás del Casal, dos jóvenes que, a pesar de los oscuros lazos que los unen, terminarán involucrados en una relación sentimental que les demostrará que hasta la persona más fuerte tiene un lado vulnerable que cede ante la llegada del amor.

La telenovela cuenta con un elenco artístico de primera línea entre quienes destacan: Ricardo Bianchi, Jalymar Salomón, Gonzalo Velutini, Johanna Morales, la primera actriz María Cristina Lozada, entre otros conocidos talentos. Igualmente reúne a un elenco juvenil entre los que se cuentan: Kimberly Dos Ramos, Luis Fernando Sosa, Gabriel López, Erick Ronsó y José Ramón Barreto, y el niño José Leal.

‘La Trepadora’, inspirada en la obra homónima escrita por Rómulo Gallegos en 1925, es una versión libre contemporánea de Ricardo Hernández Anzola, en la que el majestuoso llano y la trepidante ciudad sirven de ambiente para que germinen el miedo, los conflictos, las ansias de poder, el resentimiento, pero también la indetenible fuerza del amor.

Bajo la dirección general de Vicente Albarracín, esta telenovela ha sido grabada en imponentes escenarios de la geografía nacional. Con amplia trayectoria en el teatro y la televisión nacional, el realizador define su tarea como barroca, en vista de la complicada mirada con la que aborda algunas escenas. “Hay escenas que se pueden resolver fácilmente, pero he preferido movimientos exagerados, planos muy abiertos, posiciones complicadas. Las tomas llanas son muy pocas”, comentó.

El director de exteriores de ‘La Trepadora’ es José Manuel Carvajal, la dirección fotográfica es de Michael Montes, y la dirección de arte de Ana Rosa Gallegos. La producción ejecutiva está a cargo de Jhony Pulido Mora y la producción general es de Mileyba Álvarez, quienes acompañados por un equipo de destacados productores hacen posible el desarrollo de este nuevo dramático de RCTV internacional.

. . : RESÚMENES : . .

Victoria

Arturo queda al descubierto

Arturo queda al descubierto de sus padres
Mariana se despide de Jerónimo, abrazándole porque él le ayudó a contárselo todo a sus padres. Cuando Enrique descubre lo sucedido con su hija Mariana; Enrique, Victoria y Mariana van a la casa de Gerardo y Helena para explicarles que un amigo de su amigo Arturo violó a su hija y, por fin, Arturo les dice a sus padres que él no está estudiando y que está siempre en el bar “La Veleta”, donde ha bebido alcohol y ha tomado drogas, además, él les confiesa que él quiso ser su hijo ideal y se justifica diciendo que él es malo desde que mató de pequeño a su hermano Juan David. Más tarde, Victoria le pide a su hija Mariana que, de ahora en adelante, ella cuenta con todo su apoyo y que la debe de contar todo lo que la ocurre y Mariana acaba pidiendo disculpas a su madre por no haber confiado en ella. Finalmente, Camila sale por la noche a cenar con Bernardo Solís, su nuevo ginecólogo y se lo pasan muy bien en una discoteca, en la que va él frecuentemente a bailar.

Enrique ayuda económicamente a Victoria
Enrique y Victoria no denuncian al violador de su hija Mariana porque esa violación se produjo hace más de 48 horas y, por esto, no podrían hacer nada en contra de Pacho. Al día siguiente, Arturo se va de su casa porque piensa que es un fraude y que no sus padres no se merecen a un hijo como él. Como Enrique sigue sin aceptar la relación de Victoria y Jerónimo y ve que ella está pasando por un mal trago económico; Enrique le da dinero a Memé para que ésta se lo dé a Victoria y puedan sobrevivir, aunque Memé la tiene que decir a su hija Victoria que ese dinero son ahorros de ella, ya que así se lo prometió a Enrique. Por otro lado, el abogado de Silvia le comunica a Jerónimo que ella entabló una denuncia para quitarle la patria potestad de su hijo Martín, acusándole de maltrato físico hacia ella (ya que una vez ella la agarró por los brazos para calmarla porque estaba arrojando los platos al suelo), por no pagarla el dinero para el niño cuando él se quedó sin trabajo y por estar con varias mujeres en su apartamento cuando estaba Martín.

Santiago y Paula apoyan a su hermana Mariana
En cuanto Santiago y Paula se enteran de que su hermana Mariana fue violada; ellos la dicen que ella puede contar con su apoyo en todo momento. Por otra parte, Helena va a contarles a sus amigas, incluida Victoria, que su hijo Arturo está traumatizado desde que su otro hijo murió.

Enrique va a defender a su hija Mariana
Cuando Pancho llama a Mariana; ella comienza a insultarle por haberla violado. Y, después, Mariana sufre una crisis nerviosa y se mete en la ducha con ropa, por eso, Camila (con ayuda de Bernardo) encuentra un psicólogo para que Mariana vaya a verlo. Más tarde, Jerónimo le pide a Silvia que no le aparte de Martín, pero ella está dispuesta a irse a Australia con su hijo, aunque tenga que quitarle la patria potestad a Jerónimo. Por la noche, Enrique, acompañado de su amigo Gerardo, van a “La Veleta” en busca de Pancho y, cuando le encuentra, Enrique le da una gran paliza al violador de su hija.

Enrique y Gerardo son arrestados
Enrique y Gerardo son arrestados por haber golpeado a Pacho, y Enrique jura vengarse de él y matarle por violar a su hija y, más tarde, Tatiana logra sacar de la cárcel a Enrique y Gerardo. Más tarde, Helena recibe una llamada telefónica de su hijo Arturo para decirla que se alejará de ellos por un tiempo, además, la confiesa que él no tuvo nada que ver en las violaciones de Pacho y la pide que se disculpe con Mariana, de su parte, por haberla metido en ese mundillo. Por otro lado, Paula se vuelve a poner furiosa con Sebastián, cuando le encuentra con unos amigos y unas mujeres jugando a las cartas en su apartamento. Mientras que, Valeria se gana a Martín y le dice que debería de pedirle a su papá (Jerónimo) que abandone a Victoria, a cambio de que él se quede en el país y no se separe de su padre.


Del 21 al 25 de abril de 2008

La Traición

Beatriz quiere convertir
a Alcides en Hugo

Beatriz hace el amor con Alcides
Hugo (que sigue haciéndose pasar por Alcides) salva a Soledad y a su hija Aurora, cuando los ciudadanos del pueblo intentan agredirlas porque piensan que están “malditas”. Mientras que, Beatriz comienza de nuevo a torturar al verdadero Alcides, porque recuerda cuando éste la violó. Más tarde, Alcides (Hugo) le da varios puñetazos a Paquito cuando descubre que éste publicó que la hija de Soledad padecía de catalepsia para perjudicarlos. Poco después, los ciudadanos más importantes del pueblo, entre los que se encuentra Arturo de Linares, le dan dinero a Alcides (Hugo) para ser accionistas del nuevo negocio de la mina. Como Alcides sabe que Beatriz está perdidamente enamorada de su hermano gemelo; éste le propone a Beatriz que le convierta en un hombre como Hugo para poder complacerla en su gran deseo de ser la mujer de Hugo de Medina, y ella así lo hace, además, ellos hacen el amor. Por la noche, Eloísa sorprende a Hugo en su habitación, semidesnuda, y ofreciéndosele como su amante, ya que ella también cree que él es Alcides; pero él la tiene que rechazar porque Antonia va a avisarle de que Soledad fue al cementerio. Mientras tanto, Soledad va al cementerio, acompañada de su padre Lucas, de su confidente Úrsula y de su amigo Enrico a desenterrar la tumba de su amado Hugo, para averiguar si él murió en su ataúd, debido a que él padecía esa extraña enfermedad, llamada catalepsia. Y Soledad acaba creyendo que enterraron vivo a Hugo porque encuentra a un hombre dado la vuelta dentro del ataúd, sin saber que ese hombre era el celador del cementerio, que murió de un infarto al ver como Hugo se despertaba cuando pensaba que él estaba muerto. Y, después, Hugo (como Alcides) le reprocha a Soledad que haya engañado a Hugo, mientras estaba con él de amante y, cansado de estos reproches, Lucas le confiesa a Alcides (Hugo) que su hija Soledad amó sinceramente a Hugo. En un descuido de Guillermo; Helena se escapa y vuelve junto al Doctor Max, que la hipnotizó para que creyera que ella era su esposa.

El Doctor Max sospecha que Hugo se hace pasar por Alcides
El Doctor Max comienza a sospechar que Hugo de Medina sigue vivo y se está haciendo pasar por Alcides, ya que se comporta como Hugo y manejó con mucha destreza la urna en la que metió a Aurora para salvarla de un ataque de catalepsia. Para que el Doctor Max le devuelva a Helena tal y como ella era antes; Guillermo, acompañado de el enano Enrico, le roba el armario misterioso al Doctor a cambio de Helena, aunque Helena recupera la memoria y se reconcilia con su amado Guillermo, pero pierden el armario, ya que Margot (una cabaretera) se llevó el armario, pensando que es un tesoro. Cuando Alcides estaba haciendo el amor con Beatriz, él comienza a recordar cosas de su pasado y la nombra a Soledad, por lo que Beatriz se pone furiosa. Mientras, Úrsula le pide ayuda a Alcides (Hugo) que ayude a Soledad porque ella podría volverse loca, ya que se culpa de la muerte de Hugo y, como éste no quiere que le pase como a su madre, que se volvió loca al perder a su esposo; él le pide disculpas a Soledad y le brinda su apoyo, diciéndola que encontraran el remedio en contra de la catalepsia. Más tarde, Soledad va a cuidar a una campesina, ya que su hija, que también se llama Aurora, está enferma, y Eloísa la acompaña. Al final, Soledad se queda sola en la cabaña de la campesina porque tiene que defender esa casa, mientras Eloísa acompaña a la madre de Aurora en busca de un médico. Y Eloísa tira una vela al suelo para quemar la cabaña y para deshacerse de Soledad...

Hugo aconseja a Eloísa que no se case con Arturo
Aunque Soledad estuvo a punto de morir en el incendio que Eloísa provocó; Hugo salva la vida de nuevo a Soledad. Cuando llevan a la campesina al médico; el doctor descubre que la niña tiene una enfermedad contagiosa, que la podría hacer morir. Y Soledad y Hugo (como Alcides) se ofrecen a ayudar a los médicos a salvar a la niña y a combatir con esa enfermedad y, por esto, Soledad comienza a creer que Alcides realmente cambió y se volvió en un gran hombre. Por otro lado, Esther recibe una carta anónima, en la que la piden dinero a cambio de guardar el secreto de que su hija es de Jeremías de Montenegro, y no de Lucas. Poco después, Rebeca va a ver a Esther, y Antonia acusa a Rebeca de ser la amante de Lucas, pero Esther no la cree. Después de desmayarse; el Doctor Max le confiesa a Marina que ella está embarazada. Como se ha dado cuenta de que Alcides ha cambiado mucho; Eloísa comienza a sospechar que ese hombre en realidad es Hugo de Medina, pero él la hace recapacitar besándola. Y Soledad siente celos al ver a Eloísa abrazada a Alcides (Hugo).

Soledad y Hugo se besan
Lucas intenta asociarse con Alcides (Hugo) para meterse en el negocio de la mina, pero Hugo se niega a que él se asocie a ellos, ya que Hugo lo único que quiere conseguir con eso es vengarse de todos los maleantes que le han hecho daño del pueblo porque no hay nada de oro en la mina y los está engañando a todos. Después, Alcides (Hugo) se ofrece a ayudar a Soledad porque ella le dice que quiere hacer un hospital para todos los enfermos. Mientras que, Boris la promete a Marina que, después de encontrar a alguien que cuide a Don Hugo, ellos se irán y se casaran para vivir juntos y ser felices junto al hijo que ésta espera. Como Alcides (Hugo) le aconsejó a Eloísa que no se casara con Arturo de Linares; Eloísa manda a Hércules que le provoque un accidente a Arturo y, por el camino, él se cae del caballo porque Hércules le pone una serpiente en el camino y, aunque no le sucede casi nada, él debe de estar en reposo. Por otra parte, Soledad no puede resistirse al ver a Alcides (Hugo) con su hija y ve con el cabello recogido y le recuerda a su amado Hugo y se acaban besando apasionadamente, pero ella le pide que no se peine como Hugo porque no puede evitar recordar a Hugo y eso la pone mal.

Marina y Boris se casan
Pasados unos días; Marina y Boris se casan en la mansión Montenegro, con el apoyo de sus patrones Hugo y Soledad. Más tarde, Rebeca se asocia con Alcides (Hugo) en la mina, pero con el dinero de Lucas, y Hugo acepta porque cree que ese dinero es de Rebeca de Montenegro; además, por su parte, Lucas y Esther se reconciliaron y ella le da otra oportunidad, a pesar de que éste le fue infiel. Como el Doctor Max le dice a Hugo que él sabe quien es él realmente; Hugo se lo acaba afirmando y le dice que le dejará que estudie su enfermedad, aunque no le dejará que haga su estudios con su hija Aurora. Días después, Alcides (Hugo) le prepara una cena romántica a Soledad en su cuarto y todo transcurre muy bien, hasta que él la vuelve a reprochar que traicionara a Hugo. Lejos de allí, Alcides consigue agarrar un revólver e intenta matar a Beatriz, que le sigue torturando, pero esa pistola no tiene balas y no puede hacer nada en su contra. Y Beatriz, como venganza, le clava a Alcides un puñal en el pecho.


Del 21 al 25 de abril de 2008

Montecristo

Valentina le propone a David
que pasen la noche juntos

David intenta rescatar a Leticia, quien está totalmente drogada
David entra a la casa Lombardo para rescatar a Leticia, pero no puede llevar a cabo su plan porque Alberto le está inyectando a su esposa la “droga de la verdad” y ella está mareada y sin poderse mover.

Marcos es despedido del partido político y de la candidatura
Marcos vuela en cólera porque el jefe del partido le informa que debido a los escándalos recientes en los que se ha visto envuelto, él ya no será el candidato que los represente.

Santiago rapta a la Dra. Medina y le confiesa su verdadera identidad
Santiago “rapta” a Clara Medina para que los Lombardo no la encuentren y cuando ya la tiene a salvo decide revelarle que él no es Alejandro Duarte, sino Santiago. Ella, en medio de su sorpresa le confiesa que Laura nunca ha dejado de amarlo.

Valentina besa apasionadamente a David y le hace una propuesta
Valentina está muy deprimida por el estado decadente de su mamá y decide tomarse unos tragos en compañía de David. Cuando está pasada de copas le da un beso apasionado y además le propone que pasen la noche juntos.


Del 21 al 25 de abril de 2008

¿Quién amará a María?

María Consuelo y Mauricio se
refugian a solas en una cueva

Helena coquetea con Ramón e inventa cosas de Marcia
Helena, aprovecha el encuentro con Ramón, para coquetear con él y le asegura que María Angélica es frígida. Él se queda atónito con la revelación, pero no pierde su empeño en conquistarla.

Mauricio y María Consuelo deben refugiarse en una cueva a solas
Mauricio encuentra a Marcia en el bosque con el pie tronchado. Cuando intentan salir a la carretera para que un auto los auxilie se desata una tormenta y deben refugiarse en una cueva. El íntimo resguardo de la lluvia será determinante para los dos.

Silvana planea practicarse una mamoplastia en secreto
Silvana aprovecha la ausencia de su padre en la ciudad y se prepara para practicarse una cirugía de aumento en los senos con el dinero de la venta de las joyas que pertenecieron a su mamá.

Leonor se desmaya en brazos de José Alejandro
Leonor hará su mejor actuación ante José Alejandro, al desmayarse en sus brazos para lograr sacarlo del bar de Ezequiel, en donde también se encuentran Ramón y Helena.

Marina se queda a dormir en casa de Javier
Marina es invitada por Javier a hospedarse en su casa mientras se recupera, lo que no saben ambos es que allí vive la mujer que es Maria Consuelo en casa del uno y María Magdalena en casa del otro.



Del 21 al 25 de abril de 2008

Cómplices

Javier es atropellado

Francisca y Mario tienen su primera noche de amor
Francisca está feliz con su plan de conquista. Mario acepta viajar con ella a su “luna de miel” y pasan juntos su primera noche de amor.

Javier es atropellado por un carro
Javier busca a Sebastián para intentar aclarar sus sentimientos, pero una fuerte discusión entre los dos, lo deja en la calle muy entristecido y no logra ver el carro que lo enviste repentinamente.

Emilia le propone a Harvey que vivan juntos
Emilia le propone a Harvey convertirse en su socia e irse a vivir juntos y compartir los gastos, él se aterra con la proposición.

Andrea interroga a Gonzalo sobre la relación que tuvo con su mamá
Andrea investiga con Gonzalo que clase de relación tuvo con su mamá, mientras él chantajea a Soledad pidiéndole más dinero a cambio de su silencio, pero ella, tiene otros planes para él.

Manuel tiene un excéntrico cambio de look
Manuel no abandona su idea de recuperar a Alicia, así que renueva su look para lograr llamar su atención y sí que lo hace, porque sus nuevos pantalones plateados no pasan inadvertidos para su ex esposa.


Del 21 al 25 de abril de 2008

Novia para dos

Margarita pasa
la noche con Toño

Adrián tiene un amanecer típico de la familia Ríos con baño en el patio con manguera y agua fría, mientras que Margarita pasa la noche con Toño

Margarita (Manuela Gonzáles) planea quedarse en el apartamento de Adrián (Lincoln Palomeque) pero no propiamente con él, sino con Toño (Lincoln Palomeque). La abuela de Margarita facilitará las cosas al tomarse un somnífero en lugar de la pastilla para la migraña, así es que Ana (Mabel Moreno), la hermana de la arquitecta, quedará encargada de vigilar el sueño de la abuela, pero ella también aprovechará para hacer de las suyas. Mientras tanto, Adrián tendrá un amanecer típico de la familia Ríos y deberá aguantar los regaños de la mañana por parte de Leo (Luces Velásquez), su mamá, así como el baño a punta de manguera en el patio de atrás. Todo esto y más aguantará el presidente de la constructora, quien no piensa marcharse de allí hasta hablar con Leo, poniéndola así en aprietos.

Víctor y Leonor tienen su propia versión de los hechos del pasado para Toño y Adrián
Víctor (Manuel Busquets) llega muy tomado al apartamento de su hijo dispuesto a preguntarle la razón por la que ahora se interesa por la señora Leonor Ríos (Luces Velásquez). Sin saber que quien se encuentra en el apartamento es Toño (Lincoln Palomeque), el papá de Adrián (Lincoln Palomeque) insistirá en hablar sobre eso a pesar de que el obrero se ha encerrado en el cuarto por orden de Margarita (Manuela González), quien ahora dirige todo por celular, luego de que su suegro la ha sacado de allí. Víctor le contará a Toño, detrás de la puerta, que Leonor Ríos fue la culpable del incendio hace 30 años en el Parque Zea. Él no puede creer que su mamá haya hecho eso, pero Víctor le asegura que él la vio provocando el gran desastre. Mientras tanto, Leo no puede evadir más a Adrián y a pesar de que hace todo para evitar la conversación, termina hablándole sobre el tema más reservado para ella. Adrián entonces se entera que su papá es un ejecutivo que no iba a renunciar a sus privilegios por nadie y Leo le asegura que de haber sabido su futuro, ella hubiera hecho hasta lo imposible para no involucrarse con él, ya que ese hombre se fue con la mitad de su alma. Adrián observa el sufrimiento de su mamá y se conmueve.

Adrián comprará propiedades a nombre de la familia Ríos y el “Doc” le cuenta a Toño que su hermano estuvo con Tania
Luego de la triste conversación con Leo (Luces Velásquez), Adrián (Lincoln Palomeque) irá hasta la notaría en donde firmará varias promesas de compraventa de los apartamentos del Parque Zea para Toño (Lincoln Palomeque), Leo, Cuper (Marco López) y su familia. Luego de esta acción, Adrián regresará a la casa de Toño en donde se encontrará con la pasión de Tania, quien quiere enloquecer a su novio cada minuto que está a su lado. Por otro lado, Toño finaliza la conversación con Víctor (Manuel Busquets), el padre de Adrián, y llega hasta la construcción en donde se encontrará con el Doc (luis Fernanado Hoyos). Luego de contarle su historia por el mundo millonario de su hermano, el Doc le revelará que Tania (Natasha Klauss) llegó, que su familia le hizo una fiesta de bienvenida y que Adrián fue quien disfrutó de tal celebración. Toño enfurecido no dudará en irse a su casa para aclarar las cosas, lejos de imaginarse la situación en la que podría encontrar a su novia con su hermano.

Tania, convertida en una conejita, descubre que con quien se acuesta no es su novio, y Toño quiere matar a Adrián
Una verdadera sorpresa tendrá Tania (Natasha Klauss) cuando Toño (Lincoln Palomeque) entre en su cuarto y la encuentre disfrazada de coneja jugando con Adrián (Lincoln Palomeque). Ella no entenderá qué es lo que está pasando y Adrián correrá por la habitación para que Toño no le dé su merecido. Sin embargo, la agilidad de Toño alcanza al presidente de la constructora y será inevitable el carnaval de puños entre los hermanos Ríos. Tania intenta darle explicaciones de lo que ha pasado pero Toño sólo quiere amarrar a Adrián para llevarlo a donde pertenece. Por su parte, los primos de Adrián se reúnen para continuar discutiendo el plan para sacar al Presidente de su cargo. Pero Silvia intentará calmar los ánimos con argumentos convincentes que podrían persuadirlos para que desistan de su interés. De otro lado, lejos de imaginarse lo que está pasando en su casa, Leo escucha una discusión pero Yuri le dice que Tania es gritona y que todavía está celebrando su llegada con Toño, así que es mejor dejarlos tranquilos.

Adrián y Toño convierten la volqueta de Picón en un ring de boxeo, y Silvia confiesa su infidelidad
“De Toño Ríos (Linconln Palomeque) nadie se burla” y eso se lo dejará claro a Adrián (Linconln Palomeque) cuando se lo entregue amarrado a Margarita (Manuela González), quien ignora todo lo que ha hecho su novio en la casa de su hermano. Tania (Natasha Klauss) conocerá a Margarita justo en este tenso momento y no le importará tener una posición retadora con ella desde el primer momento. Toño incita a Adrián para que le cuente a la doctora todo lo que hizo en su casa, además de decir todo lo que debió hacer Margarita para retenerlo. Adrián no se quedará con los brazos cruzados y nuevamente subirá a la volqueta convirtiéndola en un ring de boxeo. Por otro lado, Bernardo (Nicolás Montero) ya no aguanta la actitud de su esposa y la confrontará diciéndole que él vio cuando se acostaba con Adrián. Aunque Silvia (Natalia Ramírez) intentará evadir su responsabilidad, terminará confesándole su infidelidad y pidiéndole perdón. Por otra parte, Tania recrimina a Adrián por haberla engañado y él le dirá el plan que tiene para solucionar todo el daño que ha hecho.

Del 21 al 25 de abril de 2008

La Dama de Troya

Sebastián coquetea
con Patricia

Pierre querrá averiguar cuál de sus mujeres lo traicionará; y Patricia y Sebastián se vuelven a enfrentar

Pierre (Claude Pimont) no recobrará la calma, hasta que Aymará (la vidente del pueblo) le diga cuál de sus tres hermosas mujeres será la que lo traicionará, y Antonio (Rolando Tarajano) le dice a Gabino (Ronald Ayazo) que Patricia (Cristina Umaña) no lo reconoció y que posiblemente no tenga la más mínima idea de quién sea el asesino de su esposo. En la manga de coleo, Sebastián (Andrés Juan) llega con Sultán, el caballo pura sangre más caro de la hacienda de su familia, y acepta el correr contra Patricia y su yegua.

Por una imprudencia de Simón, la boda de Sebastián y Nena podría cancelarse. Antonio defenderá a su hijo contra viento y marea
Por una nota amorosa que Simón (Rodolfo Valdez) le deja a Nena (Valentina Acosta) debajo de la almohada de su cama, Sebastián (Andrés Juan) empezará a dudar de la fidelidad de su prometida. Instantes más tarde, Sebastián será victima de una golpiza que le propinará uno de los apostadores que perdió todo su dinero en la carrera donde supuestamente el joven hizo trampa. Ofendido por este hecho, Antonio (Rolando Tarajano) se tomará la justicia por sus manos y con sangre le hará entender al ganadero que con la familia de La Torre nadie se mete.

Mientras Patricia se baña en el rió, su belleza cautiva a Sebastián y Pierre sigue desconfiando de sus mujeres
Por accidente, Sebastián (Andrés Juan) irá a refrescarse al río donde Patricia (Cristina Umaña) se baña, y lejos de imaginarse del lío en que se meterá por ver a esta recia mujer desnuda, quedará impactado con su belleza. Después de este suceso, Patricia acusará al joven de pervertido y antes de que el incidente pase a mayores, lo echará de la hacienda. En el Bar Pirarucú, Pierre (Claude Pimont) le encomienda una importante misión a Centella (Jairo Ordoñez), por lo que a partir de ese momento, él deberá convertirse en la sombra de sus tres mujeres y no desampararlas ni de día ni de noche.

La vida de Antonio estará en manos de Patricia, y Simón se convierte en una pesadilla para Nena
Los planes de Antonio (Rolando Tarajano) se saldrán de control y contrario a lo que podría pensar, Patricia (Cristina Umaña), la mujer a la que violó e intento matar, será la única persona que podrá salvarlo. Sin embargo, no hay nada escrito y quizás esta sea la oportunidad que Patricia estaba buscando para encontrar al hombre que acabó con sus ilusiones. Entre tanto, Nena (Valentina Acosta) habla con Mariana y le cuenta que Simón (Rodolfo Valdez) está decidido a impedir que ella y Sebastián (Andrés Juan) sean felices.

Antonio decide no matar a Patricia, y Sebastián no descansará hasta que Patricia lo perdone
Después de estar al borde de la muerte y de reconocer que gracias a Patricia (Cristina Umaña), está vivo, Antonio (Rolando Tarajano) decide no matarla. Sin embargo, Gabino (Ronald Ayazo) insistirá en que dejar viva a esta mujer pone en riesgo todos sus planes y además presiente que hay algo que su patrón le está ocultando y que es lo que realmente lo ha motivado a cambiar de decisión. En “El Potrillo”, Sebastián (Andres Juan) sigue cantándole sentidas melodías llaneras a Patricia para conseguir su perdón, pero contrario a cumplir con su cometido, terminará en medio de una divertida discusión con el “Aclaraban” (Jorge Cárdenas), quien no permitirá que el acaudalado jovencito intente burlarse de su amiga.

Del 21 al 25 de abril de 2008

El último matrimonio feliz

Patricio sigue demostrándole
su amor a Antonia
El paradero de Camila sigue siendo un misterio para Manuel, y Harold le compra la moto a Daniel
Mientras Camila (Coraima Torres) intenta vender la ropa que tiene para obtener algo de dinero, Manuel (Jorge Cao) y Andrés (Marcelo Dos Santos) intentan por todos los medios averiguar el lugar donde está Camila, ya que a pesar de sus averiguaciones, no han podido ubicarla. Entre tanto, Daniel (Felipe Kalero) logra su cometido y aunque Harold (José Luis Paniagua) es conciente del trato extraño y distante de su joven amante, decide comprarle la moto que tanto anhela. En “En casa” durante la reunión que Antonia (Alejandra Borrero) convocó para informarles a sus empleados la liquidación de la empresa, Yorley (Yuly Ferreira) debe soportar los comentarios malintencionados de Wilmer (Carlos Hurtado) sobre su supuesta cercanía con Torres (Marlon Moreno), y Paulina (Cristina Campuzano) sigue creando enemistades.

Margot al borde de un colapso nervioso por las peleas entre sus hijos, y Patricio seguirá demostrándole su amor a Antonia
César David (Biassini Segura) le recrimina a su madre por secundar a su hermana en el almuerzo que ella ha organizado para su padre y de luchar absurdamente por una reconciliación con él, aun sabiendo que el caballero le fue infiel con una jovencita que podría ser su hija. Jenny, sin importar los reclamos de su hermano, hace que Margot (Carmenza Gómez) invierta el poco dinero que tiene en una faja para que se vea más estilizada. De otra parte, Carlos (Juan Pablo Espinosa) le confiesa a Patricio (Ricardo Vélez) que se siente atraído por Chantal (Estefanía Borge) y este a su vez le cuenta sobre los problemas que tiene con su esposa. Como muestra de su amor y apoyo incondicional, Patricio pone en venta la casa que sus padres le dejaron como herencia, para que Antonia pueda salir de sus líos económicos.

Armando entre la espada y la pared, y Margot se someterá a todo con tal de recuperar a su esposo

Mientras Jenny (Marianela Quintero), César David (Biassini Segura) y Margot (Carmenza Gómez) ultiman detalles del almuerzo que han organizado para Armando (Diego Vélez); el caballero tendrá que ingeniárselas para que su adorada Mireyita (Catherien Mira) no sospeche del compromiso que tiene y no defraudar a su hija. Instantes previos a su viaje, Sebastián (Juan Manuel Lennis) recibe la llamada de Camila (Coraima Torres), quien insiste en ir a despedirlo al aeropuerto, sin embrago el jovencito, haciendo gala de la arrogancia que lo caracteriza le dirá que no es necesario y que mejor no pierda su tiempo. De otra parte, Andrés (Marcelo Dos Santos) logra localizar la pensión donde se está quedando Camila y Margot sufre al ponerse una minúscula faja para verse más esbelta cuando su marido llegue a almorzar, ser bella cuesta y esta sufrida mujer se arriesgará a todo con tal de recuperar su matrimonio.

Armando le falla a su familia, y Andrés encuentra a Camila
Por cumplir los caprichos de su “abejita”, Armando (Diego Vélez) le fallará a su hija y la dejará con el almuerzo que ella y su familia han preparado especialmente para él. A pesar de la ilusión que tenía y de todos los esfuerzos que hizo para que su madre luciera más hermosa y que su hermano aceptará compartir un delicioso almuerzo familiar, Jenny (Marianella Quintero) no tendrá más remedio que aceptar la cruel realidad. Mientras Margot (Carmenza Gómez) se aflige por el desaire de su esposo, César David (Biassini Segura) acepta ayudar a sus amigos en el robo que han planeado. De otra parte, Andrés (Marcelo Dos Santos) encuentra a Camila (Coraima Torres) y al verla quedará impactado pues ha cambiado radicalmente su forma de vestir. Durante la charla que sostendrán, Andrés no perderá oportunidad para recriminarla sobre su papel como madre y por haber “utilizado” a Manuel (Jorge Cao) por más de veinticinco años.

Sebastián deja aflorar sus sentimientos, y Jenny le declara la guerra a Mireya
Aunque le cueste aceptar el dolor que le ha producido la partida de sus madre, Sebastián (Juan Manuel Lenis), en un momento de debilidad, le confesará a su padre lo solo y confundido que se siente desde que Camila (Coraima Torres) se fue de la casa. Ante dicha confesión, Manuel (Jorge Cao) no tendrá otra opción que decirle a su hijo que al igual que a él, su vida ya no es la misma. De otra parte, después del desplante que Armando (Diego Vélez) le hizo a su familia, Jenny (Marianela Quintero), culpará única y exclusivamente de todas sus desagracias a Mireya (Catherine Mira), la amante de su padre. Sin pensar en las consecuencias de sus actos, César David (Biassini Segura) comete su primer ilícito.

Del 21 al 25 de abril de 2008

Súper Pa

Antonia se quiere ir
a vivir con su novio

Antonia y su nueva faceta de empresaria
Antonia (Patricia Bermúdez), planea tomar un local en arriendo con su novio Julián y su mejor amiga con el fin de montar un bar, el problema que tienen es que el arriendo les cuesta 3 millones de pesos, suma que ni Antonia ni sus dos nuevos socios tienen en sus bolsillos. Ella recurrirá a la ayuda de su “Súper Pá” para que le preste el dinero, cuando él se entera de los nuevos planes que tiene su hija, se opone rotundamente, pues no quiere que ella descuide sus estudios, pero al parecer la terquedad de Antonia no tiene límites y aunque Nicolás (Juan Pablo Gamboa) se oponga, ella agotará todos los recursos para conseguir el dinero, hasta el punto de pedirle ayuda a Cristina (Ángela Vergara) la novia de su papá, pero no consigue ningún resultado. Finalmente, y después de pensarlo mejor, Nicolás decide ayudar a su hija y no sólo le presta el dinero del arriendo sino que además le colabora junto con la tía Norma (Patricia Castaño), Maribel (Aura Helena Prada) la niñera y toda la familia para hacer realidad su sueño.

Los celos se apoderarán de la familia cortés
Nicolás (Juan Pablo Gamboa), Juliana (Juliana Velásquez) y Alfredo (Julio Sánchez Cóccaro) no soportan algunas situaciones de la vida. Por un lado, Camila (Laura Torres) le pide permiso a su papá para quedarse en casa de una amiga y, aunque temeroso de lo que le pueda pasar, la deja ir. Sin embargo, le arruina la noche cuando pasa a buscarla en casa de Laura, pues sus amigas no paran de burlarse de la sobreprotección de Nicolás. De otro lado, Juliana no soporta la idea de que su perrita Ramona tenga cachorritos, pues piensa que si llegara a tenerlos, la mascota se alejaría de ella. Por tal motivo, la pequeña hará hasta lo imposible porque no consiga novio. Para terminar, Alfredo empieza a sentirse incómodo con la forma de vestir de Fernanda (Viña Machado), pues todos los hombres la halagan al verla pasar y esta situación lo incomoda.

En un arranque de locura, Antonia planea irse a vivir fuera del país con su novio
Una noticia partirá en dos el corazón de Nicolás (Juan Pablo Gamboa), pues no entiende a qué hora su hija mayor se le salió de las manos. Luego de escuchar la experiencia de Mike, un primo de Julián (novio de Antonia) que vive hace seis años en Miami, Antonia (Patricia Bermúdez) quedará ilusionada y con ganas de irse para esta ciudad. Mientras ella y su novio ven Miami como la tierra de las oportunidades, Nicolás piensa que es una locura abandonar la familia, los estudios y todo lo que tienen en Colombia para irse a aventurar, por esta razón, desaprobará la nueva idea de su hija mayor. Preocupados por la negativa de este hombre, el par de novios deciden que casándose podrán solucionar todos los inconvenientes. Ante tanta insistencia, Nicolás termina aceptando el matrimonio, pero a pocos días de la boda, Antonia se arrepiente y renuncia a la idea de casarse y de irse a vivir con Julián a la ciudad del sol.

Las tres hijas de Nicolás sufrirán por amor
La soledad y el desengaño harán de las suyas en esta divertida serie, pues las tres princesas de Nicolás (Juan Pablo Gamboa) sufrirán por amor. Aunque Antonia (Patricia Bermúdez) decidió no viajar a Miami, su novio Julián continúo con el plan y se fue, desde entonces no se ha comunicado con ella y eso la tiene triste y desconsolada y piensa que no tiene sentido seguir viviendo. De otro lado, Camila (Laura Torres) conoce al amor de su vida, pero éste chico no le pone atención, situación que la tiene muy desanimada. Por su parte, Juliana (Juliana Velásquez) se pelea con Jerónimo, pues no soporta que sea un ‘machista’. Nicolás una vez más intercede por sus hijas y ante tanto sufrimiento amoroso decide subirles el ánimo, pero el remedio resulta peor que la enfermedad.

Una nueva amiga de Antonia pondrá en serios problemas a Nicolás
Aunque Nicolás (Juan Pablo Gamboa) tiene tres pequeñas y una de ellas es adolescente, en ocasiones las actitudes de los jóvenes lo desconciertan. Antonia (Patricia Bermúdez) lleva a su casa una nueva amiga, se trata de Daniela, quien resulta ser la hija de Nacho, el mejor amigo de Nicolás en su época de universidad. Pero este reencuentro en lugar de alegrar a Nicolás lo único que le traerá son problemas, pues Daniela se obsesiona con él, lo acosa y no piensa parar hasta que este Súper Pá le ponga atención. Ante su rechazo, Daniela decide entrar a su cuarto y ponerlo en una situación comprometedora, tanto que Antonia al verlos, piensa lo peor de su papá, y lo tildará de acosador de adolescentes.


Del 21 al 25 de abril de 2008