El Rostro de Analía

Isabel descubre que
Ana es Mariana

Armando intentó ablandar el corazón de su hijo Ricky
Agustina se reencuentra con su esposo (Aguirre), quien la abandonó a ella y a sus hijas, dándose cuenta de que es un hombre millonario y que tiene a otra esposa que es distinguida, lo que podría ser ella en este momento. Cansada de los acosos de Marlene; Camila se va corriendo a su casa, donde Miguel la vuelve a insistir para que se case con él, pero Camila sigue enamorada de Cristóbal. Pero, Miguel consigue besarse con Camila, y Chanicua les descubre, que se pone muy celosa y es capaz de amenazarles con una pistola, ya que ella también está furiosa desde que Miguel la echó y la negó en la empresa. Cuando El Gordo amenaza a Ana con hacer daño a su madre y a su hermana si no retira la denuncia que interpuso ante Ricky; Ana se lo cuenta a El Doctor Armando para que la ayude. Al descubrir que Analía Camila son hermanas; Cristóbal le pide por teléfono a Ricky que no las haga daño porque él se va a casar con Camila, inventándose que por casualidades de la vida, él reunió a las hermanas porque quería retener a Analía en la casa de Camila y, aunque perdona a Cristóbal su primer error; Montana está furioso con El Chino, ya que él tampoco le contó. Y el Doctor Armando les cuenta a Ana y a Daniel que Ricky era un buen estudiante, hasta que murió su madre y le culpó a él (su padre), por no haberla podido salvar y, a raíz de esto, él se involucró en el mundo de la mafia. Y más tarde, el Doctor Armando va a visitar a la cárcel a su hijo Ricardo (como él le llama a Ricky Montana) para decirle que su madre se suicidó al enterarse de que su hijo era un narcotraficante y en un asesino y, por eso, él no pudo hacer nada para remediarlo, entregándole una carta de su madre, ya que él pretende ablandarle el corazón. Por otra parte, uno de los secuaces de Murillo descubre a Cristóbal vigilando a su patrón, mientras se entrevista con El Gordo.

Cristóbal es herido de bala
Cuando Cristóbal estaba vigilando con sus prismáticos a Murillo; uno de los escoltas del mafioso le sorprende y le detiene, intentándole llevar hasta donde está Murillo, que se encuentra en ese momento con El Gordo; pero favorablemente Cristóbal logra huir, aunque antes es disparado por ese escolta y, poco después, Cristóbal huye, matando a ese escolta. Y Cristóbal va hasta la casa de su amada Camila. En la cárcel; Montana se lamenta al leer la carta en la que su madre se despide de Armando, diciéndole que se quitó la vida al enterarse de que su hijo es un delincuente. Más tarde, Montana recibe en su celda a El Chino, que está enfadado con él por ocultarle que Camila era hermana de Analía, además, Ricky le dice a su escolta que se vengará de ellos. Por otra parte; Ana, acompañada por Daniel, intenta hablar con El Gordo, ya que ella no quiere retirar la denuncia que le puso a Montana; pero El Gordo la deja muy claro que su hermana y su madre morirán si ella no retira esa denuncia.

Carmen le dice a su nieta que Ana es una ramera
Cuando el Doctor de Cristóbal llega para llevarle de inmediato a una clínica para que le saquen la bala; ese doctor le dice a Agustina que Cristóbal es un oficial de la policía, y Miguel lo escucha y, por esto, Camila le pide a Miguel que no delate a Cristóbal porque él es un policía que trabaja encubierto. Cuando Adrianita le cuenta por teléfono a una amiga suya que su padre se va a casar con Ana y se van a ir a vivir a otro estado, además, ella le dice a su amiga que su abuela es una fastidiosa y una metiche y, por todo esto, Carmen se pone furiosa y la dice a su nieta Adriana que Ana es una ramera, que una baila en un bar seduciendo a hombres. Después de que Daniel les dejase muy claro a Carmen y a Sara que él se casará con Ana; Yoya le cuenta a Daniel que Adriana está afectada desde que Carmen la dijo que Ana era una ramera que bailaba desnuda para hombres. Y poco después, Daniel consuela a su hija Adriana, y la niña le dice que no cree a su abuela y que sabe que Ana es una buena persona, a la que sigue queriendo. Al ver que estuvieron a punto de matar a su amado; Camila le pide protección a la policía para ella y para su madre. Por la noche, Ana y Daniel se reencuentran en el yate de éste y dan rienda a suelta a su amor.

Armando le confiesa a Isabel que Ana es Mariana
El Doctor Armando decide decirle la verdad a Isabel, confesándola que Ana no es Analía y, después, la dice que esa mujer es en realidad Mariana, aunque ahora tenga otra apariencia porque él la reconstruyó el rostro equivocado. Y por esto; Isabel se emociona al saber que Ana es su amiga Mariana. Y Armando la aconseja a Isabel que Ana debe de recordar su verdadero pasado por ella misma, ya que ella podría desquiciarse si ellos mismos se lo dicen. Además, Armando cree que Chanicua y Ricky son los únicos que pueden saber que hacía Analía en el coche con Mariana cuando se accidentaron. Después de que trataran de matar a Cristóbal; Camila piensa que Ricky mandó matarle y, por eso, ella va a hablar con El Chino, que la dice que él no cree que intentaran matar a Cristóbal porque Montana no le dijo nada, pidiéndola que no deje de trabajar en “El Gato Verde” porque, en ese momento, Montana la mataría. Y más tarde, Agustina le pide respuestas a su hija, y finalmente Camila decide contarle a su madre que ella comenzó a trabajar como bailarina de streaptease en el mismo bar de su hermana para averiguar sobre el paradero de su hermana, colaborando con la policía, donde conoció a Cristóbal; confesándola que ahora no puede salir de ese lugar porque la podrían matar. Además, El Chino defiende a “su comadre”, Camila, pidiéndola a Marlene que no se atreva a tocar a Camila. Y Agustina se lamenta de que su hija se haya metido en ese mundo y que ahora corra peligro su vida, ya que no quiere perder a otra hija. Después de que Daniel y Ana hiciesen el amor en la habitación del yate; Sara les interrumpe y, borracha, se pone furiosa porque Daniel la dejó por Ana y, además que la insultara, Sara intenta agredir a Ana, pero Daniel no se lo permite y la echa de allí. Por otra parte, Cristóbal se lamenta en el hospital que no pueda decirle a Ana y a su familia que Analía era en realidad una policía encubierta que intentaba atrapar a Montana, involucrándose en su organización, para vengarse de él por matar a su novio Johny. Mientras Carmen sigue haciendo brujería; Isabel le confiesa a Armando que Carmen jamás quiso a su hija Mariana, a la que no dejaba hacer lo que ella quería.

Ricky acepta la propuesta de Ana
Aunque Armando pensaba que Isabel lo sabría; ella le pregunta al Doctor qué hacía Analía con Mariana cuando tuvieron el accidente, contándole a Armando que Mariana se fue en el coche muy dolida al enterarse de la infidelidad de Daniel. Cuando El Gordo (mandado por Montana) le va a entregar a Ana unas fotos en las que se ve que ella podría haber provocado el accidente de Mariana; Ana no le recibe el sobre a El Gordo porque no quiere ser de nuevo chantajeada por Montana. Y finalmente Ricky accede a la propuesta de Ana, prometiéndola que firmará un acuerdo, en el que él se compromete a no hacer daño a su familia, a cambio de que ella retire los cargos en su contra para que pueda salir de la cárcel. Cuando Camila va a la universidad; ella le agradece al Doctor Armando que haya reconstruido el rostro de su hermana Analía después del accidente que sufrió y, en ese instante, Armando descubre que Camila y Analía son hermanas. Cuando Isabel la deja muy claro a Sara que va a desacreditarla por sus malos manejos en la compañía; Sara comienza a insultar a Isabel y a Ana y, por eso, Isabel se enfrenta a Sara, abofeteándola; ya que Isabel no quiere que Sara siga haciendo daño a su amiga Mariana (Ana).

Ana e Isabel se hacen amigas “de sangre”
Cuando Chanicua intenta asaltarla; Agustina se vuelve a encontrar con su esposo Aguirre (el padre de sus hijas, que la abandonó hace mucho tiempo) y, aunque Agustina no quiere saber nada de su esposo; Aguirre se atreve a ir hasta su humilde casa para conocer a sus hijas Analía y Camila. Y Aguirre consigue ver a su hija Camila, pero Agustina le oculta que él sea su padre, haciéndola creer que Aguirre es un amigo de la infancia, además, Camila cree que Aguirre está interesado en su madre (Agustina) y bromea con su madre para que se deje querer por éste. Mientras que; Isabel se emociona cuando ve a Ana, ya que sabe que ella es la auténtica Mariana, a la que promete que ayudará a ser feliz con Daniel. Y cuando la dice a Ana que a ella la gustaría ser su gran amiga como lo fue de Mariana; Ana e Isabel hacen un juramento, diciendo que serán amigas para siempre y que jamás se traicionaran. Intentando averiguar qué hacia Analía con Mariana cuando se accidentaron; el Doctor Armando, acompañado por Roberto, va hasta el barrio de marginal para ver a Chanicua. Y después de que unos pandilleros intentasen atracar a Armando; él consigue encontrarse con Chanicua, pero ella no sabe nada de Mariana Montiel y, por eso, ella le aconseja que busque esa información en Montana. Totalmente recuperado del balazo que le dieron; Cristóbal le confiesa a Ana que él es un policía secreto, que se involucró en la organización de Montana para encarcelarlo. Y más tarde, Ana invita a su madre y a su hermana a su boda, contándoles lo enamorada que está de Daniel; además, Agustina se pone muy contenta cuando Ana la llama “mamá, aunque Ana sigue sin recordar nada de su pasado.

Sara tiene pruebas en contra de Analía
Los secuaces de Sara secuestran a Isabel y les hace ir hasta la parroquia del Padre Benito, donde golpean duramente al cura, exigiendo que les diga donde se encuentran las pruebas en contra de Sara. Después de contarla que se casará, Ana va con “su madre” (Agustina) a varias tiendas para comprarla la ropa a ella y a Camila para que luzcan hermosas en su matrimonio. Y cuando se iba de la casa de Agustina; Analía se encuentra con Aguirre, y éste la confiesa que él es su padre y, como ella no recuerda nada, él la cuenta que las abandonó porque necesitaba legalizarse y se tuvo que casar con una gringa. Refugiada bajo un pañuelo para que no la descubran allí; Sara se atreve a ir hasta la cárcel, donde Montana la espera y, después de que ambos hicieran el amor apasionadamente en una celda; Montana le entrega las pruebas que inculpan a Ana de la muerte de Mariana, ya que así se lo prometió, pues ambos quieren desenmascarar a Ana para destruir su matrimonio con Daniel. Además, Montana le cuenta a Sara que, cuando ella le pidió que matase a su prima Sara; él mandó a Analía que lo hiciera, como prueba de su lealtad. Y Sara cree que conseguirá derrotar a Ana, cuando muestre las fotos a Daniel, en las que Ana apunta con una pistola a Marina en el coche que después se accidentó, y Sara quiere mostrar esas fotos en la boda entre Daniel y Ana, antes de que se den el “sí quiero”. Mientras tanto, Ana y Daniel pasan una tarde romántica juntos, en la que bromean con tener un hijo.

Miguel y Cristóbal se pelean por Camila
Después de que Isabel lograse escapar; ella llama a la policía para avisar que están golpeando al Padre Benito y, aunque los secuaces de Sara escapan de los guardias, el cura consigue salir sano y salvo de la golpiza, sin conseguir las pruebas que guarda éste en contra de Sara. En el hospital; el Capitán Lares (que sigue recuperándose de las quemaduras que sufrió) que, cuando comenzó a trabajar como policía secreto; unos mafiosos mataron a su mujer y a su hijo, aconsejándole que debe de apartarse de Camila por el momento, hasta que caiga Montana, ya que en ese momento será cuando pueda ser feliz con Camila, sin correr peligro. Por la noche, como Camila sigue bailando en el Night Club de Montana; Miguel va a ver el espectáculo de Camila en “El Gato Verde” y, allí, él la pide matrimonio, entregándola un anillo de compromiso, y ella esta vez sí acepta la propuesta, bajo la mirada celosa de Cristóbal y, poco después, Cristóbal y Miguel se pelean, después de que Cristóbal le dijese que le iba a vigilar para que no hiciese sufrir a Camila. Mientras que, Isabel va a visitar a Celestino (El Gordo) para entregarle una copia del contrato que le hará firmar a Montana, en el que se compromete a no seguir haciendo daño a Ana y a su familia y, finalmente, Celestino acepta el contrato que le hará firmar a Montana. Cuando Carmen visita a la bruja Dionisia; ésta le informa a Carmen que ella y Ana están ligadas por un lazo muy fuerte y que ese lazo desaparecerá, cuando una de ellas dos muera. Entre tanto, Yoya se confiesa con el Padre Benito, contándole que ella compró a una niña (Mariana), mandada por Carmen, ya que ésta quería retener a Ernesto a su lado, haciéndole creer que la dejó embarazada; además, Yoya le dice que Olga Palacios es la verdadera madre de Mariana y que su comadrona se la robó y después se la entregó a Yoya para vendérsela. Por su parte, Adrianita está muy feliz, con su nueva mamá: Ana, y ambas salen de compras.

Sara le hace creer a su tía que Ana mató a Mariana
Al salir de la cárcel; Montana tiene muy claro que no va respetar el acuerdo que firmó con Analía, ya que está obsesionado con ella. Cuando la informa que se va a casar con Camila, contándola que ella es hermana de su amiga Analía; Miguel la insinúa a Chanicua que quiere seguir siendo su amante, aunque se case con Camila, ofreciéndola mucho dinero; pero Chanicua esta vez le rechaza porque ella no quiere su dinero a cambio de favores sexuales, pues ella está enamorada de él. Cuando se encuentran en el cementerio, donde ambas visitan la tumba de Mariana; Yoya se atreve a decirle a Olga que Mariana no era hija de Carmen, aunque no la dice que Mariana es hija suya (de Olga). Por otra parte; Sara finge estar desolada ante su tía Carmen; haciéndola creer que, antes de que estallará el coche, Ana asesinó a Mariana.

Carmen quiere inculpar a Ana de la muerte de “su hija”
Aguirre sigue insistiendo en ver a sus hijas y, por eso, él la lleva a Agustina comida del mercado y regalos para sus hijas, contándole que ya habló con Ana Lucía y que la dijo que era su padre y, por todo esto, Agustina se pone furiosa y echa a empujones al que fue su marido. Mientras compran el vestido para Camila; Ana le confiesa a “su hermana” que encontró a su padre, y que él quiere ocuparse de ellas, y Camila descubre que ese hombre que vio en su casa es su padre. Y Camila le pide a Ana que no ayude a su padre, ya que él las abandonó cuando eran muy pequeñas y su madre sufrió mucho por él. Como Carmen descubrió una tarjeta de presentación de Analía, que guardaba Daniel; Carmen y Sara creen que Ana y Daniel eran amantes y, por eso, Ana se deshizo de Mariana. Y Carmen quiere denunciar a Ana, pero Sara la dice que podrían humillarla mucho más el día de la boda con Daniel, denunciándola ese día para que la policía la detenga en la iglesia, delante de todos los invitados. Cuando Montana llega a su negocio; él comienza a interrogar a Cristóbal, que le hace creer que retuvo a Analía en la casa de Camila para obligarla a retirar los cargos que ella puso en su contra, es decir, en contra de Montana. Además, Cristóbal le dice que fue disparado por uno de los secuaces de Murillo, cuando intentó matar a El Gordo (Celestino), aunque Cristóbal los estaba vigilando para saber que tramaban y el hombre que le disparó le sorprendió allí. Cuando Camila le cuenta que se va a casar con Miguel; Ana le aconseja a “su hermana” que ella debería de casarse con el hombre al que verdaderamente ama, y no casarse con un hombre por despecho. Cuando Don Ernesto invita a su hijo a un restaurante para que le presente a su novia; Miguel se enfurece (aunque intenta ocultarlo) porque su padre aún no le quiere llevar a su casa y reconocerlo como su hijo. Por otra parte; Carmen comienza a hacer brujería en contra de Ana; y Yoya la descubre y la reprocha que sea una mala mujer. Y cuando descubre que Yoya le contó al Padre Benito que Carmen la robó a Olga a su hija Mariana; Carmen amenaza a Yoya con matarla cruelmente si se atreve a contárselo a alguien más. Mientras que, Sara planea volver a conquistar a Daniel, y pretende recordarle toda la vida que estuvo a punto de casarse con la asesina de su esposa Mariana. Entre tanto, Ana y Daniel visitan la gran casa que compraron para ellos, para vivir juntos y felices, planeando tener muchos hijos después de su boda.

Carmen denuncia a Ana
Buscando respuestas; el Doctor Armando y Roberto van hasta el lugar donde Mariana y Analía tuvieron el accidente y, aunque hacen el recorrido de la casa de Mariana hasta aquel lugar, ellos no encuentran ninguna pista. Por otra parte, Carmen decide ir a comisaría para denunciar a Ana por haber matado a su hija Mariana, confesando que Ana y Daniel eran amantes y que, por eso, Ana la mató y que ahora ella finge tener amnesia y se casará con su yerno, pero el Detective Brown no la cree, aunque la promete que investigará para saber si es cierto, ya que ven el prontuario policial asombrante de Analía, lleno de delincuencias. Y cuando Carmen se lo cuenta a su sobrina; Sara y René disfrutan de la noticia porque les esté saliendo bien el plan que tienen para hundir a Ana. Después de comprar la casa de sus sueños; Ana y Daniel festejan en el yate de éste, donde hacen el amor apasionadamente. Mientras que, Carmen se encuentra con Isabel en su casa (que fue a visitar a su ahijada Adrianita) y la dice que es una traidora por apoyar la boda entre Daniel y Ana; e Isabel se enfrenta a Carmen diciéndola que ella jamás se comportó como una madre ni como amiga para Mariana, advirtiéndola que algún día Mariana se las cobrará todas. Después, Isabel va a ver a Armando y Roberto, que llegan a la conclusión de que ahora Mariana es feliz en el cuerpo de Ana porque tiene un marido que la adora, porque Daniel antes no la quería como debía y, además, olvidó los maltratos de “su madre” (Carmen). Mientras que, Carmen ve al espíritu de Mariana reflejada en el espejo de su cuarto...

Del 12 al 23 de enero de 2009