María Margarita Giraldo con la mejor maestra en casa


Muy pocas personas saben que esta mujer, que interpreta a Ruca en ‘Vecinos’ (telenovela de Canal Caracol), es hija de Teresa Gutiérrez, una de las mejores actrices colombianas, y hermana del reconocido Miguel Varoni. María completó 33 años de carrera en la televisión.

Para María Margarita, el camino no fue fácil de entrada. El teatro, el baile y la actuación la sedujeron de pequeña. Pero su propia madre fue su conciencia y quien le repetía que cambiara su futuro: "Los actores no ganamos bien. Estudie algo que valga la pena". Era obstinada. A los 16 años buscó la manera de incursionar en el mundo del arte.

Un viaje inesperado la alejó de su sueño. Se fue con su familia a Argentina. Cambió el café colombiano por el mate. Estudió contabilidad y se preparó como azafata internacional. Pero era terca: quería actuar.

De regreso al país alcanzó a ejercer en los aviones. Pero su insistencia tuvo por fin éxito. Teresa Gutiérrez la llevó a presentar un casting con Guillermo Gálvez en una obra de teatro. "Él me vio talento y me dio la oportunidad de comenzar".

Comenzó en las tablas en 1975 con Carlos ‘El Gordo' Benjumea y María Eugenia Dávila, quienes ya tenían recorrido en televisión. "Luego decidí hacer radionovelas en Caracol. Trabajaba por las noches en un restaurante para sostener mis gastos", recuerda.

Pero no solo era buena actriz. También cantaba. De eso se dio cuenta en ‘Espectaculares Jes’. Jimmy Salcedo le brindó la oportunidad de interpretar música típica brasileña y fue en ese momento donde encontró su segunda pasión artística. "Vengo de una familia de artistas, mi papá es cantante de boleros y de él sí que aprendí cosas". Reconoce que sus padres fueron los mejores maestros para la larga carrera que apenas estaba comenzando.

Al poco tiempo recibió una oferta para interpretar a La Mujer Maravilla en ‘Sábados Felices’ y reconoció que allí mostraba mucha piel. "La estética es importante, no me considero una mujer fea. Con ese personaje mostraba mucha pierna, pero lo hacía con profesionalismo. Hoy en día algunas mujeres creen que esto es la feria de la silicona", dice.

Sus diferentes facetas no eran bien vistas por parte de la crítica. "Yo pelaba mucho porque los periodistas de la época me preguntaban cuál era mi especialidad, ¿cantar, actuar o bailar? y una cosa no pelea con la otra. Ahora, si un artista hace varias cosas lo consideran integral". Entre risas y con mucha ironía, añadió: "Si una actriz hace striptease es mejor. Y con esta cara no puedo ser dulce o tierna".

El trabajo es una bendición en su vida. Pero rechazó un papel que no sentía suyo. A una mujer malvada. "En ‘La Tormenta’ no acepté el papel de bruja, Tatacoa era un personaje interesante, pero tenía que fingir que estaba invocando al diablo y yo, como mujer cristiana, no quise aceptar ese rol".

María Margarita se despide. Debe volver a meterse en la piel de Ruca para ser la mamá estricta de Óscar y la vecina de carácter fuerte en el vecindario. Tal vez como lo fue Teresa Gutiérrez, quien hace 33 años no veía con buenos ojos esa profesión que hoy hace feliz a esta mujer.