Alejandro Chaban, de gordo a galán


El actor venezolano Alejandro Chaban revive en su publicación las situaciones que enfrentó por ser obeso. Alejandro revivió episodios dolorosos de su adolescencia en el libro ‘De gordo a galán’.

Aunque su intención es lograr una identificación entre las personas con sobrepeso y él, no encasilla su publicación en la categoría de autoayuda porque dijo, “le ofrecerá al público otras herramientas para bajar de peso”.

No es sólo de autoayuda, porque habla de alimentación y, sobre todo, de mi experiencia cuando tenía entre 15 y 16 años de edad, comentó el actor, quien para esa época se encontraba obeso y llegó a pesar 242 libras y, más tarde, rebajó 132. “En el libro cuento las razones. No quiero dar detalles porque no tiene chiste y no adquirirán el libro. Pero puedo decir que la decisión vino de verme en el espejo y decir: No quiero ser así. Tomé la decisión de rebajar porque era la burla en el colegio, me hacían sentir ridículo, me quedaba afuera en todo y me quedaba en la banca en el juego de fútbol. Quiero decir cómo lo logré y qué hice”, expresó el actor de las telenovelas ‘Viva la Pepa’ y ‘Prisionera’. Chabán padeció la crueldad que se escuda tras la inmunidad de la niñez. “Tenía baja autoestima y ese gordito, tenía un alma con miedo al mundo, hasta que un día dije ‘basta, ya no más’”, compartió el autor de este libro, donde explicará el porqué de su obesidad y cómo logró combatirla hasta convertirse en uno de los cuerpos más admirados de la televisión hispana.

Aclaró que su decisión para rebajar no tuvo relación con su anhelo de emprender una carrera en la actuación. Igualmente, dijo que el libro participan varios artistas, quienes revelarán sus estilos de vida para mantenerse en el peso ideal. “Quise incluir gente que inspira y yo quiero inspirar a los demás”, contó sobre el libro que saldrá a la venta en febrero.

Por si fuera poco, “mi papá no quería que fuese actor y me fui por mi cuenta a hacer mis cosas, a estudiar actuación. Me quitó mis beneficios de mantenido y hasta vendí trajes de baño para vivir”, expresó quien incluso, “hice mi primera película en Hollywood en inglés sin saber, aprendiéndome los diálogos por fonética”.

Alejandro Chaban, por otra parte, está inmerso en la grabación de la telenovela ‘El rostro de Analía’, de Telemundo, en Miami. En este culebrón, original de Humberto Olivieri, que muestra a una joven que sobrevive a un intento de asesinato y queda irreconocible después de un accidente; Alejandro Chabán interpreta a Miguel, un joven pandillero cuya vida dará un giro de 180 grados. “Él es como un héroe moderno porque va por lo que quiere. Empieza como pandillero, pero su vida se transforma y dejará ese mundo para alcanzar sus sueños”, dijo el artista cuyo interés romántico en la novela es Ximena Duque, novia de Julián Gil en la vida real. “Miguel es uno de esos personajes que todos los actores queremos que nos llegue. Está en el mundo de las pandillas, pero tiene la oportunidad de cambiar, de reivindicarse. Es un niño de la calle con unos sentimientos muy bonitos. El corazón no se le ha llenado de pandillas ni rabia. Es un ejemplo para la juventud de que sí se puede. No tienes que quedarte con ‘lo que Dios te dio’, hay que ser persistentes”, dijo al tiempo que destacó la importancia de compartir escena con Elluz Peraza, Flor Núñez, Zully Montero y Daniel Lugo, a quienes considera “unos maestros”.

La mayoría de las oportunidades artísticas de Alejandro Chabán han surgido en el mundo de las telenovelas, pero quiere ser parte del medio cinematográfico. “Quiero hacer las dos cosas porque soy un actor y lo que tengo es que cambiar la técnica dependiendo del medio. Mucha gente tiene sus reservas con las novelas porque dicen que son sobreactuadas y lo más barato del género de la actuación, pero a mí me han dado mucha satisfacción y experiencia”, señaló quien aparece en el film ‘The Perfect Game’ (2008). En ese medio espera por el estreno en verano del cortometraje ‘The End’, en el que es guionista, productor y actor. En la cinta participa la actriz Adriana Barraza.

Contra todo pronóstico Alejandro Chabán se ha labrado un camino en la actuación. Superó las múltiples burlas de las que era objeto en sus años de estudiante por su sobrepeso; luego, la oposición de su padre a que ingresara al ambiente artístico y por último, logró participaciones en filmes norteamericanos sin hablar ni una palabra en inglés. “Hoy puedo decir que valió la pena todo el esfuerzo”, dijo el actor venezolano.

Sobre su natal Venezuela, “el lazo lo llevo adentro más que todo. No se ha dado la oportunidad de trabajar allá por ahora”. Concluidas las grabaciones de ‘El rostro de Analía’, tiene propuestas para dos proyectos en la pantalla grande y otro para una telenovela. No obstante, prefiere “no contar los pollos antes de nacer”.