Carolina Gómez


Después de ser virreina universal, Carolina Gómez ha tenido una exitosa carrera como modelo y actriz. Colombia la conoció por primera vez en 1993, cuando quedó como virreina universal de la belleza en el concurso que se celebró en Filipinas. De ahí en adelante ha incursionado en diversas actividades; ha presentado programas de televisión, actuado en telenovelas y series internacionales, y ahora incursiona en el cine de Hollywood.

En la actuación, hemos podido ver a la actriz protagonizando ‘El auténtico Rodrigo Leal’, que da vida a la conductora de un ‘reality’ y fue una engañada esposa en ‘La viuda de la mafia’. Y próximamente veremos a la actriz interpretando a Eugenia Koppel en la serie para el Canal RCN: 'Amas de casa desesperadas'.

-Algunas personas creen que el trabajo de una modelo es algo que cualquiera podría hacer y que no es extenuante, ¿qué nos puedes decir de esto?
Es falso. El éxito de una modelo se basa en crear personajes diferentes en cada toma de fotos que se haga, sin repetirse a sí misma, dependiendo de lo que editorialmente se necesite. Para ser modelo se necesita tener una estricta disciplina, estar pendiente del cuerpo, del peso y de la salud. Si hay gente que sentada en un escritorio se preocupa por bajar 1 kilo para que un vestido le entre bien, imagínate lo difícil que es mantener una talla durante toda una carrera.

-¿Qué es lo que más le gusta de una sesión de fotos?
Lo que más me gusta es poder imaginarme de diferentes maneras. Sacar un personaje que se refleja por la piel, sacar a relucir diferentes personalidades escondidas que a veces uno ni sabe que tiene.

-¿Cuál es la época que mejores tendencias de la moda has tenido?
Es muy relativo, ya que una tendencia nunca es mejor que otra. Sin embargo, la tendencia actual me gusta mucho, porque maneja un concepto individualista de la moda, donde no hay una sola preferencia sino que cada persona tiene su propio estilo con el que refleja su personalidad. Me encantaban los vestidos de finales de los años 50. Las faldas anchas con cintura estrecha y cinturones anchos que se usaban en los años 60 también me encantaban.

-Tu incursión en el cine sigue creciendo, ¿con qué te quedas: con la televisión o el cine?
Ambas tienen su propio “appeal”. El cine muchas veces magnifica la emoción que se pierde en la televisión, pues explota la esencia del actor y refleja más el movimiento interno que uno trabaja, la personalidad detrás del personaje.

-¿Qué pasos debe seguir un hombre para conquistar a Carolina Gómez?
Es más fácil de lo que muchos creen. El buen sentido del humor es clave, me encanta que me hagan reír. Tiendo a dedicarle mucha atención a la persona con la que estoy, y es por eso que me seduce alguien con quien pueda construir mi vida.

-Durante ‘Miss Universo’ en Filipinas, ¿recuerdas qué te preguntaron?
Era una de esas típicas preguntas de reinado. Me preguntaron cuál era, en mi opinión, la esencia de la mujer. Yo contesté que la feminidad y la maternidad. Hoy en día contestaría lo mismo, pero sería más concreta y estructurada pues la edad va afianzando las creencias. Cuando fui al reinado sólo tenía 18 años.

-Si no hubieses sido actriz y modelo, ¿a qué te estarías dedicando hoy en día?
Quería estudiar derecho, ser abogada. No litigar, pero sí iniciar una carrera diplomática con la que tuviera que viajar mucho. Me gustaría ser agregada cultural de alguna embajada o trabajar en el mundo del arte internacional.

-¿Tienes miedo de hacer un personaje que sea totalmente diferente a ti?
A la hora de arriesgarme en la actuación. Nunca sabré de lo que soy capaz, sino hasta que me mido a hacerlo. Ahora me siento mucho más actriz.

-¿Y cómo ha sido tu experiencia en el cine?
La experiencia en el mundo del cine es interesante y enriquecedora porque es un trabajo a otro ritmo, con más detalle y mucho más cuidado. Fue bueno empezar en la televisión. En el cine todas las historias, los actores y los equipos de producción tienen sus propios códigos. Es un enriquecimiento constante. En cada escena, cada gesto y cada texto tienen una importancia única y eso es lo que quiero aplicar ahora en la televisión.

-¿Tu familia te apoya en tu profesión?

Tengo la fortuna de tener un hijo y una pareja que entienden muy bien mi trabajo, que saben que estoy en pleno desarrollo. Me apoyan, me quieren y les gusta lo que hago. No puedo pedir más.

-Después de grabar la serie 'Amas de casa desesperadas', ¿nos puedes adelantar que pasará en esta segunda temporada con tu personaje?
En esta temporada, una vez con su marido muerto y encargada del hogar y de sus hijos, Eugenia muestra quién es ella realmente, de dónde viene, su parte humana, sus inseguridades y acepta que algo en ella no está bien.

-¿Te hubiese gustado interpretar a otro personaje de la serie?
Aunque me siento contenta con el papel de Eugenia de Koppel, otro personaje interesante por interpretar habría sido el que en esta temporada realiza Flora Martínez, es decir, el de Lina Yepes.

-¿Con qué compañera te llevaste mejor?
Con la que mejor me lleve fue con Flora Martínez. Eso sí, todas vivimos pendientes la una de la otra. Hubo hermandad. Allí no estábamos preocupadas por saber quién era la más bonita. Cada una de nosotras tiene una carrera sólida y no necesitamos estar opacándonos para sobresalir.

-Eugenia de Koppel, tu personaje en 'Amas de casa desesperadas' tiene un estricto orden en la casa, no solo con el aseo sino con sus cosas personales, ¿te pareces en algo a ella?
Me gusta que mi ropa esté por colores para que sea fácil de encontrar y en el clóset tengo las camisas negras a un lado, las rojas al otro, las verdes arriba y las azules abajo. Limpiar una cocina en la serie me fluye porque me gusta que todo esté limpio. Ahí radica el punto de contacto con Eugenia. En cambio, la otra parte de la personalidad de Eugenia, esa que muestra a una mujer perfecta, que mantiene el control de su hogar pero que vive en una falsa verdad, la he trabajado a punta de libretos.

-Ruddy Rodríguez hizo este personaje en la primera temporada, ¿has visto otras versiones para crear tu personaje?
No podría decir que me he sentado a mirar qué fue lo que hizo Marcia Cross para este personaje (en la versión gringa de la serie), porque no fue así. Tampoco vi lo que hizo Ruddy Rodríguez en la primera temporada. Creo que uno debe respetar el trabajo de los demás y este es un trabajo personal mío. Yo no puedo sentarme a tratar de copiar lo que alguien ha hecho, así como tampoco estoy reemplazando a Ruddy. El personaje de Eugenia ya tiene unas características y una personalidad definida y cada una de las actrices que la ha interpretado le ha puesto lo suyo

-Grabaste la serie en Argentina, ¿extrañaste Colombia durante ese tiempo?
Viajé después de mi último trabajo en un capítulo de 'Sin retorno' y, aunque extrañé "terriblemente" mi hogar, viví en un apartamento lindo, y las jornadas de grabación eran justas y por eso cada vez que tenía tiempo llamaba a mi familia. Aunque he tenido la suerte de que mi familia viaje, mi hijo Tomás, mi pareja Camilo Matiz, pero hogar es hogar y no fue lo mismo.