Doña Bárbara

Cecilia da a luz

Antonio y María Nieves son encarcelados
Santos se siente muy triste por la marcha de Marisela y, ahora, Santos no quiere regresar a “El Miedo” con Bárbara y, por esto, La Doña está furiosa. Además, Cecilia le dice a Santos que debe de irse a vivir a otro lado porque no soportará estar al lado de Doña Bárbara. Mientras que; Gonzalo, Marisela, Antonio, María Nieves, Cosme, Melesia, Andrés y Josefina huyen por el bosque a otro territorio, después de bajarse de una barca que les llevó hasta allí, para cruzar la frontera; pero los policías sorprenden a Antonio y María Nieves, que los llevan a la cárcel; aunque los demás pueden cruzar la frontera. Un semana después, Cecilia se va a vivir a una casa en el pueblo El Progreso, con la intención de fundar allí una escuela. Mientras que; el viejo Melesio recibe un telegrama del Gobiernos, avisándole de que Antonio y María Nieves están presos en la cárcel de la capital. Y cuando Santos y Cecilia lo descubren; ellos y Melesio van a San Lorenzo a sacar de la cárcel a Antonio y María Nieves, a los que tienen como esclavos cavando zanjas. Y el coronel le informa a Santos que no sacará de la cárcel a Antonio y María Nieves porque son inculpados de estar aliados con “los revoltosos” para ayudarles a huir; mientras Cecilia y Melesio visitan en la celda a Antonio. Y Cecilia se emociona al ver a su amado Antonio encarcelado, confesándose el uno al otro que se aman y, poco después, Lucía visita a Antonio. Al regresar a El Progreso; Cecilia se va a vivir a su nueva casa en el pueblo, junto a Casilda (la empleada de “Altamira”) y, allí, Cecilia tiene un fuerte dolor en el vientre. Y como Santos no la avisó de que se iba a la capital; Bárbara se pone furiosa y decide instalarse en la hacienda “Altamira” sin pedir permiso a Santos, y éste se queda sorprendido al verla allí.

Cecilia da a luz
Cuando Cecilia tiene un fuerte dolor en el vientre; el Doctor Arias le pide a Cecilia que debe de guardar reposo absoluto para que no corra peligro su embarazo y, por esto, Cecilia se siente apenada porque no podrá visitar a su amada Antonio, pero ella se lo cuenta en una carta, diciéndole que estará en reposo para sacar adelante a su hijo. Aunque Santos se queda sorprendido al ver a Bárbara instalada en “Altamira”; Santos se acaba reconciliando con Bárbara haciendo el amor apasionadamente. Por otra parte, Lucía se mudó a la capital para visitar a menudo en la cárcel a Antonio, al que besa apasionadamente cada vez que le ve. Cuando Josefa pide en la jefatura una licencia para abrir un burdel de prostitutas; Pernalete y Mujiquita no le dan la licencia, pues Pernalete no quiere perder en sus próximas elecciones. Como los empleados de “Altamira no soportan a La Doña; ella se ocupa de manejar su hacienda (“El Miedo”). Mientras que, Pernalete (con trampas) volvió a ganar las elecciones para ser el alcalde de El Progreso, pero él tiene que cederle su puesto a Mujiquita porque quedó impedido en una silla de ruedas, después del infarto que le dio al descubrir que su hija Federica tuvo un hijo negrito, ya que ella también se acostó con un marinero mulato. Y finalmente, Josefa abrió un burdel con Federica y, además, ellas allí cuidan al impedido de Pernalete, quien no puede decir nada y apenas puede moverse. Por otra parte, Santos está muy cambiado y no es feliz, además, él se refugió en el alcohol para olvidar a su amada Marisela y cada vez está más distanciado de Bárbara, que está furiosa porque no puede quedarse embarazada y, ahora, Santos se hizo amigo de Juan Primito para recordar a “Su Sol” (Marisela), de la que no sabe nada porque Marisela así se lo pidió a Cecilia, con la que se escribe cartas. Pasado un tiempo, Gervasia da a luz en medio del campo, con ayuda de sus primas Altagracia y Genoveva. Y días después; Cecilia dio a luz a un niño, al que puso el mismo nombre de su padre: Toñito; mientras que Antonio sufre en la cárcel junto a María Nieves por no poder salir de allí para ver a su hijo. Pasados siete meses; Cecilia decide ir a la capital para llevar a su hijo a que conozca a su padre a la cárcel, pero ella se queda defraudada al verle besándose apasionadamente con Lucía y, por eso, Cecilia se va sin que Antonio vea a su hijo. Por su parte, Mujiquita se burla de Pernalete, diciéndole que ahora cayó el gobierno corrupto, y que ahora él es el jefe civil de El Progreso. Días después, Santos y Bárbara inauguran un tramo de carretera que une a las haciendas vecinas y, poco después, llega Gonzalo, Andrés, Cosme, Josefina y Melesia (que están embarazadas) y, cuando Santos pregunta por su amada Marisela; Gonzalo le dice que ella se fue a otro lado cuando estaban huyendo...

Bárbara va a buscar a su hija Marisela a la capital
Como ya es un país democrático, al cambiar de presidente, Gonzalo y sus amigos pudieron regresar, sin tener que seguir escondiéndose de las autoridades. Y Gonzalo le confiesa a Santos que Marisela se separó de ellos porque ella no le amaba y le utilizó para poder separarse de Bárbara y de Santos y, por esto, Santos está muy preocupado por el paradero de Marisela. Y cuando descubre unas cartas de Marisela para Cecilia; Santos le pide a su tía que le diga dónde se encuentra Marisela, pero Cecilia le dice que no puede decírselo porque así se lo pidió ella. Y Santos se emborracha para olvidarse de Marisela, y todos sus amigos temen que Santos se convierta como en el difunto Lorenzo. Y Gonzalo regresa a la capital, aunque Cosme y Andrés deciden quedarse con sus esposa: Melesia y Josefina. Por otra parte, Bárbara manda a Melquíades a que le robe a Cecilia las cartas que Marisela le envió para saber dónde se encuentra ésta. Al leer las cartas de Marisela; Bárbara descubre que su hija está en la capital y, por eso, ella viaja para verla, aunque le haya hecho creer a Santos que iba a la capital para hacerse revisiones con un Doctor para saber si puede quedar embarazada. Pero, al darse cuenta de que Bárbara viajó a la capital; Cecilia y Santos descubren que Bárbara la robó la correspondencia para ir a ver a su hija y, buscando por la hacienda esas cartas; Santos descubre un documento de Bárbara en el que dice que La Chusmita tiene petróleo. Mientras que, Bartolomé (el sobrino de Mujiquita) llega al pueblo El Progreso, piropeando a las mujeres con su poesía. Al llegar a la capital; Bárbara va a la casa de Morís para ver a su hija Marisela, ya que allí se escondió ella...

Santos descubre algunas de las mentiras de Bárbara
Como Bárbara no encuentra a su hija Marisela en la casa de Morís (el primo amanerado de Luisana); Bárbara decide ir a ver a un Doctor de la capital, que la vuelve a decir que no podrá tener hijos. Y Morís le hace creer a Bárbara que Marisela se fue a estudiar a Nueva York junto a Luisana. Entre tanto; un hombre y sus secuaces golpean a Balbino Paiba para sonsacarle información sobre La Doña, que le dice que ella está perdidamente enamorada de Santos y que ella mató a varios de sus violadores. Mientras que, Altagracia está muy ilusionada con el sobrino de Mujiquita y se siente atraída por él porque piensa que es un hombre muy culto y simpático. En el pueblo; Mujiquita descubre que Orestes Prieto fue asesinado con una cerbatana, y Santos sospecha que Bárbara mandó al indio Melquíades que matará a Orestes y, cuando Santos se lo pregunta a Eustaquia, ella se pone muy nerviosa y no le dice nada de eso. Y finalmente, Bartolomé (el sobrino de Mujiquita) queda al mandato de la alcaldía del pueblo El Progreso. Al regresar, Eustaquia le dice a Bárbara que Santos sabe que ella podría haber matado a Orestes y a Mr. Danger para quedarse con el petróleo que podría haber en “La Chusmita”.

Santos y Marisela se reencuentran
Bárbara encuentra borracho a Santos en “La fosa de los suspiros” y, allí, ella le niega todas sus sospechas en contra de ella, pero él sabe que todo es mentira y decide romper definitivamente su romance con Bárbara. Además, ella le hace creer que le estaba guardando la sorpresa de que encontró petróleo en las tierras de “La Chusmita”, y que se lo iba a decir en su boda. Mientras que, Cecilia descubre a Melquíades entrando en su casa para dejarle las cartas que le quitó de Marisela. Y Cecilia se lo cuenta a Santos, por lo que ella se pone furiosa con Cecilia, y Bárbara la da una bofetada, aunque al día siguiente Bárbara se disculpa con Cecilia. Y poco después, Bárbara le suplica a Santos que no la abandone, pero él se va de “Altamira” y, después, él se va a la capital en busca de sus amigos ya que, gracias al nuevo gobierno democrático, Antonio y María Nieves son liberados de la cárcel. Y Bárbara culpa a Melquíades de que Santos la haya abandonado, ya que descubrió algunos de sus delitos. Más tarde, Balbino va a reclamarle a La Doña que le dé una recompensa, pidiéndole “La Chusmita”, pero ella no acepta y, por esto, él pretende traicionar a Bárbara. Y por la noche; Eustaquia tiene que consolar a Bárbara, que tiene de nuevo una pesadilla con sus violadores, y ésta teme que vaya a morir sola. Y Bárbara planea recuperar a Santos haciendo una buena acción, como siempre lo ha hecho. En la capital; Lucía consigue que saquen esa misma noche a Antonio de la cárcel y, después de pasear por la ciudad, ellos acaban haciendo el amor en el hotel de ésta y, a la mañana siguiente, Lucía le dice a Antonio que él fue el primer hombre al que se entregó. Mientras que, Cecilia no puede dejar de pensar en el padre de su hijo: Antonio. Además, Cecilia se atreve a leer la carta del difunto Lorenzo, que va dirigida a Marisela y que la pide a su hija una voluntad, y Cecilia cree que ya es hora de enviar esa carta a Marisela. Y cuando Santos va a recoger a Antonio y María Nieves en la cárcel; Santos se encuentra a Marisela a las afueras de la cárcel...


Del 26 al 30 de enero de 2009