El Rostro de Analía

Ana descubre que era
una oficial encubierta

Camila no quiere hacer el amor con Miguel hasta que se casen

Isabel le exige a Roberto que le entregue las pruebas que demuestran que Ana es Mariana, ya que él y Armando tienen la obligación de ayudarla, porque ellos se equivocaron al ponerla otro rostro; pero Roberto no quiere porque destruiría la carrera del Doctor Armando. Aunque él al principio no quería nada con ella; Sara seduce nuevamente a Daniel y acaban haciendo el amor. Pero, después, Daniel echa de su yate a Sara, además, ésta le dice que Adrianita le escribió una carta a Ana, y que se la entregó a Isabel para que se la diese en la cárcel. Mientras que, el subdirector de la cárcel intenta abusar sexualmente de Ana, pero favorablemente una de las oficiales le descubre y salva a Ana. Aunque ella no le soporta; Aguirre le lleva a su grupo musical para cantarla a Agustina para reconquistarla, pero ella se pone furiosa con él, y le dice que jamás le perdonará que la haya abandonado a ella y a sus hijas. Además, Aguirre le confiesa que su esposa se murió y que la mujer con la que le vio el otro día era su representante. A pesar de que Miguel intenta acostarse con Camila; ella le dice a Miguel que ella es virgen y que no quiere hacer el amor hasta que se casen.

Mauricio descubre que Ana es Mariana
Isabel, el Doctor Armando y Roberto le llevan al laboratorio a Mauricio y le cuentan que el Doctor rescató a Mariana de su accidente y, por una equivocación, le pusieron el rostro de Analía y, al descubrir que Ana es Mariana, y aunque él no lo acepta al principio, él acaba yéndose enfurecido hasta donde tuvo el accidente Mariana y, allí, él se deshago con Isabel, a la que suplica que tiene que hacer lo posible por sacarla de la cárcel. Antes de que Antonia muriese tras tener una recaída; Antonia le pide a Ana que le entregue un libro a Yoya para que se lo dé a su hermana Dionisia (la bruja de Carmen), donde ella cuenta todas sus fechorías, incluido, que ella le robó a Olga a su hija para entregársela a Carmen, aunque Ana no lee ese libro. Y al enterarse, Carmen se alegra de la muerte de Antonia porque cree que ya nadie revelará su pasado, además, Dionisia la pide a Carmen que se encargue del entierro de su hermana Antonia. En la cárcel, Rogelia les roba a las guardias las llaves de las celdas y saca a Ana para matarla, pero la oficial Joyes, que siempre protege a Ana, detiene a Rogelia y la pone seis meses de castigo sin salir al patio de la cárcel. Como el Capitán Lares ordenó que Analía les tiene que seguir ayudando como policía encubierta para seguir con su misión; Cristóbal le pide al Detective Brown que vayan a ver a Analía para contarla cuál es su verdadero pasado para convencerla de seguir ayudándoles en la captura de Ricky Montana.

Isabel sospecha del turbio pasado de Doña Carmen
Cuando Isabel visita a Ana en la cárcel; a Ana la hace mucha ilusión recibir una carta de Adrianita, dándose cuenta de que la niña la apoya y que sigue queriendo que ella sea su mamá. Más tarde, Carmen va a recoger los objetos personales de Antonia a la cárcel, donde se encuentra con Ana e Isabel en la celda de ésta y, allí, Carmen insulta a Ana, tratándola de asesina y diciéndola que hará que se pudra en la cárcel, además, Ana se atreve a decirla que ella sabe que la llamaban “Carmen, La Griega”, por lo que se pone muy nerviosa. Más tarde, como venganza por no poder haber abusado sexualmente de ella; el subdirector acaba encerrando en la celda de castigo a Ana, donde está rodeada de ratas. Aunque Daniel quería dejar su puesto de trabajo de vicepresidencia en Angel’s; Daniel decide quedarse en la empresa, cuando Miguel le dice que él y su asistente Vicky descubrieron que Sara está robando a la compañía, aliada con Montana y llevando ese dinero a empresas en Suiza. A pesar de que Mauricio intenta que no se le note que él está a favor de Ana; Daniel acaba descubriendo que Isabel logró poner a su hermano a favor de Ana, que le pide que se quede por Adrianita, ya que Daniel está decidido a irse lejos de allí con su hija. Mientras que Carmen, a través de otra persona, encarga a Rogelia que mate a Ana. Además, Isabel le va a preguntar a Yoya por la relación que tenía Carmen con Antonia, pero Yoya la dice que sus labios están sellados. Y cuando ve a Isabel en su casa, Carmen se pone furiosa y la echa y, en ese momento, Isabel le reclama a Carmen que amargara a Mariana por ser tan dura con ella, e Isabel está preocupada por la relación que tenía Carmen con una ladrona de niños.

A Ana la meten en una celda de castigo
Por defender a la oficial Joyes para que sacase de la celda de castigo a Ana; el subdirector echa de su puesto de trabajo a ésta por un mes y, además, sin sueldo. Mientras que, Ana sigue sufriendo mucho en esa celda de castigo donde está rodeada de ratas, además, el subdirector la dice que podría sacarla de allí si acepta irse al lado de Ricky Montana. Después de que Miguel le aconsejara a Vicky que fuese menos chismosa y que hable menos para no seguir metiendo la pata; Miguel y Vicky se ponen de acuerdo para seguir investigando sobre los robos de Sara a la compañía.

Cristóbal le cuenta a Camila que Analía era una oficial encubierta
Cuando Rogelia consigue ir hasta la celda de castigo para asesinar a Ana, confesándola que se lo encargó la misma persona que la mandó matar a Antonia; el subdirector consigue retener a Rogelia para que no matara a Ana. Después de sacar de la celda de castigo a Ana y obligarla a bañarse; el subdirector le entrega a Ana al Detective Brown, que se la lleva y, a la salida, Ana se reencuentra con sus padres (Agustina y Aguirre), y Agustina se emociona al ver a su hija y la abraza, dándola todo su apoyo. Y después, Ana le confiesa a Brown que el subdirector de esa cárcel de mujeres viola y tortura a las presas, por lo que le pide que le investigue. Mientras que, Cristóbal decide contarla a su amada Camila que su hermana Analía era una oficial de la policía encubierta, a la que levantaron un prontuario policial falso y se adentró con los pandilleros para llegar hasta Montana, al que quería encarcelar, como venganza por matar a su novio Johny. Por otra parte, Isabel y Mauricio se ponen de acuerdo para no decirle aún a Daniel que Ana es Mariana, ya que no quieren que Ana enloquezca al descubrir que ella es Mariana con el rostro de otra mujer por una equivocación del Doctor Armando.

Ana descubre que era una oficial encubierta
Cristóbal se atreve a confesarla a Analía (Ana) que ella en su pasado era una oficial de la policía encubierta, que estaba tras los pasos de Montana y, por eso, tiene ese prontuario policial, diciéndola que ella quería vengarse de él porque Montana mató a su novio Johny, pidiéndola que acepte de nuevo trabajar con ellos y que nadie debe saber que ella era una policía encubierta, para derrotar a Ricky Montana. Y aunque al principio ella no quería aceptar la propuesta de seguir trabajando como oficial encubierta para capturar a Montana; ella acaba aceptando al ver el video, en el que ella se ve con su novio Johny y entrenándose para derrotar a este mafioso, pero antes pide hablarlo con Isabel, su amiga y su abogada. Y cuando Isabel iba a verse con Ana; unos secuaces de Montana secuestran en su propio coche a Isabel, escondiéndola y atándola en el maletero de su auto. Una vez más, Sara le pide a Montana que se deshaga de Isabel porque ella podría descubrir sus negocios sucios en la empresa. Furioso porque Chanicua sigue asegurándole que está embarazada de él; Miguel le tira unos cuantos billetes, exigiéndola que le deje en paz.

Del 16 al 20 de febrero de 2009