Sandra Echeverría: “Estoy alcanzando mis sueños”


La actriz mexicana decidió marcharse a estudiar a Estados Unidos tras finalizar las grabaciones de la telenovela ‘Marina’ y su esfuerzo empieza a dar resultado.

No puede estar más feliz, aunque reconoce que el camino no ha sido sencillo. Soledad, castings y duras clases de actuación y canto han dado paso a su primer papel en una película con sello americano: ‘Free Style’ (Persiguiendo un sueño). Esta historia de superación personal y rodada en Canadá ha hecho a Sandra Echeverría firmar sus primeros autógrafos en inglés. Y seguro que no serán los últimos…

-Empiezas el año con un estreno en Estados Unidos, ¿cómo te sientes?
No podría estar más contenta. Hace años dejé a mi familia para prepararme en Los Ángeles y, después de estar ‘picando piedra’ durante mucho tiempo, por fin el sacrificio empieza a dar frutos. Ha merecido la pena.

-¿Tan duro ha sido el camino?
Sí, hubo momentos en los que me deprimía, porque me sentía muy sola. Algunos días no hablaba con nadie. Trabajar en Estados Unidos es difícil porque hay demasiada competencia e infinidad de talento por todos los lados.

-¿Habrás hecho muchas pruebas?
Imagínate. Dos millones de actores se mudan cada año a Hollywood en busca de oportunidades. Así que conseguir una audición es realmente complicado; y obtener un papel, casi imposible.

-Entonces, ¿protagonizar una superproducción como ‘Free Style’ supone para ti un éxito?
Claro y lo que más me atrajo es que Alejandra, mi personaje, no es el estereotipo de la latina inmigrante. Es una chica llena de vida que procede de una familia adinerada.

-¿Cómo ha sido hacer de novia de Corbin Bleu, ídolo de adolescentes en High School Musical?
La promoción con él ha sido una locura. Las niñas se vuelven histéricas y no paran de gritar.

-Prepararías comida mexicana a tus compañeros de rodaje...
Me encanta cocinar, pero no pude elaborar ningún plato porque estábamos filmando a un ritmo realmente frenético.

-¿Qué te gusta y qué no de la cultura estadounidense?
Me llama la atención el grado de perfección y competitividad que existe, pero hay cosas en las que no estoy de acuerdo. Extraño la calidez de los latinos. Aquí, la gente se dedica sólo a trabajar y la familia no es prioritaria.

-En español, la película se titula ‘Persiguiendo un sueño’, ¿tú has cumplido los tuyos?
Estoy en ello. Desde pequeña siempre he querido cantar y actuar y vivo de ello. A pesar de que mi carrera ha estado más enfocada a la interpretación, llevo la música dentro de mí. De hecho, ahora viajo a Haití a dar mi primer concierto sola y estoy muy emocionada…

-¿Qué dirías que hace falta para lograr lo que se desea en la vida?
Paciencia y perseverancia. A mí me han servido, aunque aún me quedan metas por alcanzar. Como hacer un musical en Broadway. Es algo con lo que he soñado toda mi vida y para lo que me he ido preparando desde niña. Sé que algún día llegará.

-¿Qué recuerdas de ‘Marina’, que te hizo tan popular?
Extraño muchísimo a este personaje, que me abrió tantas puertas. Personalmente hizo que me diera cuenta de lo que era capaz como actriz. Además, todo el equipo era fabuloso.

-¿Y te gustaría trabajar en España?
Sí, y tengo una larga lista de directores: Fernando León de Aranoa, Alejandro Amenábar, Isabel Coixet, Bigas Luna y, por supuesto, Almodóvar. Y de actores, Javier Bardem, Belén Rueda, Victoria Abril, ...

-¿Cuáles son tus próximos proyectos?
Dos películas de ciencia ficción. En ‘2033’ hago de una enfermera que en realidad es una espía. Y en ‘De día y de noche’, los personajes, como consecuencia de la sobrepoblación, tienen que vivir divididos en turnos.

-¿Renunciarás a la televisión por el cine?
No me cierro a nada; si llega el proyecto adecuado, lo haría. El único problema de las telenovelas es que son largas y requieren muchos meses de trabajo.