Sin Senos no hay Paraíso

Doña Hilda sigue
a la espera de Albeiro

Morón se interesa por Catalina

Como la hija de ‘El Hombre Oscuro’ (Ramiro) está estudiando para abogada; Camila y Jota comienzan a planear como podrían denunciar a Don Jairo por intentar extorsionar a las prostitutas que trabajaban en su burdel, y Julieta se pone celosa al ver tan unido a Jota con Camila. Por otra parte; Ximena, Paola y Lina consiguen que los oficiales Torrijos y Noriega las saquen de la cárcel, chantajeándoles con mostrar las fotos en las que ellos las estaban manoseando. Además, éstas les citaron a los guardias para que les entreguen el dinero de Jota. Y uno de los guardias, Noriega, guarda un oscuro secreto, que no le ha contado a nadie, por las noches se transforma en Ágata y se enreda con hombres; y tenía fotos en la caja fuerte que le robaron, y teme que estas muchachas le delaten frente a sus superiores. Lejos de allí, Morón se interesa por Catalina, tratándola muy bien, y la dice que él volvería a pagarla una operación de sus senos, mientras que sus compañeras están un cuarto, donde las mandaron que se desnudaran para ellos.

Morón vuelve a escaparse de la DEA
Al quedar totalmente incomunicadas; Breked y Urquía deciden hacerse pasar por unos técnicos de teléfonos para entrar en la finca de Morón, aunque los secuaces de Morón los retienen a las afueras, mientras Clavijo y Morón huyen porque sospechan que la DEA está cerca de ellos. Y aunque a Roxana se siente impotente por no poder atrapar a Morón; ellas siguen haciéndose pasar por “prepagos” y se van al aeropuerto de regreso a su destino.

Albeiro telefonea a Hilda, pero es incapaz de decirla algo
Cuando los secuaces de Clavijo y Morón requisan a Urquía y a otro agente de la DEA; ellos no les encuentran nada extraño, porque Urquía le hace creer a éstos que ellos son técnicos que iban a revisar la telefonía de la zona. Y aunque Morón y Clavijo siguen huyendo; ellos planean en volver a llamar a Yésica para acostarse con ellas, ya que afortunadamente ellas se libraron de acostarse con ellos cuando éstos sospechaban que la DEA estaba tras sus huellas. Por su parte; Doña Mariela (la madre de Albeiro) sigue ilusionando a Doña Hilda, haciéndola llegar unas flores a Doña Hilda con el nombre de Albeiro y pidiéndola que no se olvide de él. Y poco después, Albeiro consigue unos centavos para llamar a Doña Hilda, pero él sigue avergonzado por haberla abandonado y es incapaz de decirla algo.

Jota va tras las huellas de Noriega y Torrijos
Al encontrar a una familia que iba a trabajar en el campo; Albeiro decide irse con ellos a trabajar a una zona cafetalera. Mientras que, Jota (que consiguió su antiguo coche) va con Paola y Ximena, siguiendo a los guardias Noriega y Torrijos, creyendo que ellos les llevaran hasta donde éstos esconden su dinero, ya que ellos creen que irán a por el dinero que ellas les pidieron para no sacar a relucir esas fotos que se hicieron tan sensuales, ya que ellos están casados y también temen que les echen de la policía; aunque Torrijos y Noriega planean ahora matar a Paola, Ximena y Lina. Al encontrar a Camila (la hija de Ramiro) recién salida del baño de la casa de Jota; Julieta sigue teniendo celos porque cree que Jota podría estar enredado con Camila, aunque él ni siquiera estaba allí. Además, Natalia y Julieta consiguieron comprar los coches de los perros calientes para que empiecen a trabajar las prostitutas que sacó Jota del burdel de Don Jairo. Después de que Morón se volviera a escapar; los agentes de la DEA (Breked, Urquía y Roxana) creen que Morón quedó enloquecido con Catalina y creen que volverá a llamarla y que, en ese momento, podrán capturarle.

Del 16 al 20 de febrero de 2009