Todas odian a Bermúdez

Bermúdez le muestra
su lado bueno a Silvia

Gonzalo Lleras llegará a Colombia y completará el triángulo de esta historia en la que él, Arturo y Silvia, antiguos compañeros de universidad, se reencontrarán 10 años después de graduarse como periodistas. La revista ‘Hechos’ será el escenario perfecto para que los tres muestren qué tanto han avanzado en su carrera. Mientras Gonzalo llega como todo un triunfador a tomar las riendas de la revista, Arturo, recordado por su apodo “el Asco de Bermúdez” será uno de sus empleados y en su cargo de redactor deportivo intentará seguir alimentando vanamente su ego al creer que sus artimañas lo hacen irresistible ante las mujeres, sin darse cuenta que lo único que consigue es que se burlen de él.

Silvia, por su parte, es una mujer luchadora que busca por todos los medios quitarse de encima la etiqueta de “nerd” y, aunque es exitosa en su trabajo, se encuentra sumergida en una profunda soledad que la lleva a refugiarse en las salas de chat para encontrar amigos ¿y por qué no?, al amor de su vida, sin saber que su amigo del chat es Bermúdez.


Bermúdez podrá mostrarle su bondad a Silvia, en un hecho que pone en peligro la vida de los dos. A partir de este momento, la relación no será la misma y aunque Silvia sólo recuerde las burlas del pasado, será inevitable que empiece a sentir que detrás de sus fantocherías, se esconde un hombre con un corazón de oro.

Silvia se alista para ir a cenar con Gonzalo y, al no encontrar taxi, acepta el ofrecimiento de Bermúdez de llevarla en su destartalado carrito. Cuando van en camino, una camioneta los cierra en la vía y son retenidos por un par de hombres encapuchados que los llevan a una vieja bodega.

Bermúdez, al ver la angustia de su nueva jefe, muestra su lado protector, amable y con la misma consideración que trata a su papá, la tranquiliza con un abrazo que le permite a Silvia verlo con respeto.

Albita, la asistente de Silvia, desconociendo el problema en el que se encuentra su jefa, continúa en su labor de analizar las hojas de vida de los periodistas de la revista para tener varios candidatos al puesto de Jefe de redacción que está vacante y al parecer la más indicada por sus estudios y experiencia es Luz Adriana.

Todos en la revista especulan que Bermúdez será despedido en pocos días, especialmente Paola, quien afirma que tiene información de primera mano.

Doña Lola chantajea de nuevo a Lina diciéndole que se irá de la casa porque siente que no la quiere y que en realidad se ha convertido en un “estorbo” para ella, pero contrario a rogarle que se quede, esta vez Lina decide no hacerle caso para darle una pequeña lección.


Del 2 al 13 de febrero de 2009