Doña Bárbara

Marisela se entrega a Santos

Santos es disparado por uno de los secuaces de El Sapo

Cuando llega Santos a “El Miedo”, él niega haber firmado para que desalojaran a Bárbara y, por eso, la policía destruye el operativo para sacar de la hacienda a Bárbara. Y poco después, Marisela le vuelve a proponer a Marisela que le dejará su hacienda a cambio de que no le haga nada malo a Santos y, esta vez, Bárbara acepta el trato que le propone su hija. Al día siguiente; Santos comienza a sospechar que un enemigo de Bárbara chantajeó al juez para que le quitara a Bárbara la hacienda y se la diese a Marisela. Cuando El Sapo descubre que Marisela hizo un trato con Bárbara para devolverla la hacienda; El Sapo se pone furioso y le pide a Balbino que mate a Santos, pero él no quiere hacerlo y contratará a un hombre para que se deshaga de Santos. Por otra parte, Gervasia le avisa a su marido (Carmelito) que está esperando un hijo suyo. Y cuando Marisela iba a firmar para cederle “La Barquereña” a Bárbara; Santos es disparado por uno de los secuaces de El Sapo y, por esto, Marisela sospecha que Bárbara mandó matarle.

El Sapo asesina a Balbino para inculpar a Bárbara
Cuando su hija la acusa de haber intentado matar a Santos; Bárbara lo niega, pero Marisela no la cree y amenaza a La Doña con matarla si Santos muere; sin saber que fue El Sapo quien mandó a uno de sus secuaces para que matase a Santos. Aunque favorablemente Santos despertó, gracias a que el Doctor Arias controló la hemorragia y extrajeron la bala que sólo le rozó una costilla. Y poco después, Marisela y Santos se reencuentran y comienzan a besarse apasionadamente, y Bárbara se pone furiosa al verlos besándose. Mientras que, El Sapo se alía con Pernalete para que le ayude en contra de Bárbara, ya que le amenaza con denunciar todas sus fechorías, además, le exige a que Josefina y Federica también colaboren con él. Aunque Pernalete (que sigue enfermo y apenas puede articular palabras), Federica y Josefa no saben qué deben hacer porque temen que Bárbara o El Sapo les haga daño si se alían con uno u otro. Y como sospechaban que Balbino estaba aliado con El Sapo y que él podría haber enviado a matar a Santos; Bárbara le manda a Melquíades para que le dé una paliza a Balbino y sonsacárselo, pero Balbino niega todo y dice que él no sabe nada. Y El Sapo mata a Balbino, clavándole en el cuello un aguijón del indio Melquíades para que todos crean que Bárbara le mató. Cuando Antonio va a ver a su hijo Toñito, se equivoca de cuarto y encuentra a su amada Cecilia desnuda y no puede evitar sentirse atraído por ella, ya que aún la sigue amando, igual que ella le ama a él y, mientras ven a su hijo durmiendo, Cecilia y Antonio no pueden resistirse y acaban besándose apasionadamente. A pesar de que Santos no cree que Bárbara haya mandado matarle; Marisela cree todo lo contrario y no la permite a La Doña que vea a su amado.

Bárbara es acusada de haber matado a Balbino
Aunque Antonio y Cecilia se dejaron llevar por sus sentimientos y comenzaron a besarse, cuando estuvieron a punto de hacer el amor; ella acaba rechazándole porque él está casado y dejó embarazada a Lucía. Por otra parte, Doña Bárbara niega que ella haya matado a Balbino y, aunque todos no la creen, Santos sí cree en su palabra porque, como ella dijo, ella no sería tan estúpida de tirar un cadáver en lugar tan visible, pero a él le mataron con un dardo como los que utiliza Melquíades, “el perro fiel” de La Doña. Mientras que, Mujiquita decide rechazar el cargo de jefe civil de El Progreso porque no soporta seguir su mandato y, por eso, él le entrega de nuevo ese puesto a Pernalete (que está más recuperado, aunque aún no puede articular bien las palabras, pero ya puede caminar con ayuda de un bastón. Y al saber todo lo que ganan Josefa y Federica en su burdel, él decide dejarlas continuar con su negocio, aunque sea un trabajo denigrante. Y poco después, Pernalete va con sus oficiales hasta la hacienda de La Doña, donde la detiene por ser presuntamente la asesina de Balbino; aunque, antes de esto, Bárbara le llama a Pernalete traidor y le da un puñetazo. Y Santos va a defender como su abogado a Bárbara a la comandancia y, por esto, Bárbara sigue admirando y enamorada de Santos. Cuando Lucía es examina por el Doctor Arias; éste le comunica a ésta y a Cecilia, que la acompañaba, que corre peligro su vida por su embarazo.

Bárbara es trasladada a la cárcel de San Fernando
Bárbara no se atreve a decirle a Santos quien es El Sapo, que la violó cuando era joven con otros hombres a los que ya mató, ya que ella acusa a ese hombre de querer destruirla y cree que él la está tendiendo una trampa para mantenerla en la cárcel. Y como Bárbara no le dice quien es El Sapo; Santos decide no seguir ayudándola, pero le pide a Eustaquia que le diga quién es ese hombre, aunque Eustaquia tampoco le quiere decir nada. Y poco después, la policía lleva a Bárbara a una cárcel de la capital (San Fernando). Mientras que, los hermanos Mondragón deciden aliarse ahora con El Sapo para destruir a los ganaderos de la región, ya que ahora se quedaron sin patrona, pero les pide que no le digan a nadie que ahora trabajan para él, y mucho menos a La Doña, ya que El Sapo les mandó que le ayudaran a destruirla. Por otra parte, María Nieves y Pajarote vuelve a “La casa de las Muñecas” para acostarse con Josefa y Federica (respectivamente) para olvidarse de sus amadas, aunque ellos siguen acordándose de Altagracia y de Genoveva, de las mujeres que están enamorados. Y más tarde, Melesio le aconseja a María Nieves que muestre sus sentimientos a Altagracia para que ella le acepte, ya que ella está tan enamorada como él. Como Marisela siente celos al ver a Santos tan preocupado por Bárbara; Santos la deja muy claro a Marisela que él la ama a ella (a Marisela) y, poco después, Marisela decide acompañar a Santos hasta San Fernando, aunque él vaya a defender a La Doña. Mientras que, El Sapo decide ir a visitar a la cárcel a Bárbara...

María Nieves y Altagracia se declaran amor
Cuando El Sapo va a visitar a la cárcel a Bárbara; él la dice que la quiere ver destruida, pero ella le advierte que le irá igual de mal que a sus otros amigos, diciéndole que él es su último objeto de venganza y que va a tener la muerte más horrible que cualquier ser humano haya podido tener. Después de besarse apasionadamente y jurarse amor eterno; Santos y Marisela van rumbo a San Fernando para ayudar a Bárbara a salir de la cárcel. Por otra parte, María Nieves va a buscar a Altagracia para decirla que la ama, mostrando con su palabras sus verdaderos sentimientos y, después, ella se lanza sobre él y comienzan a besarse apasionadamente y acaban haciendo el amor. Y después de esto, María Nieves le pide matrimonio a Altagracia, y ésta acepta encantada y, al día siguiente, el bruto de María Nieves le pide permiso a Melesio para poder casarse con Altagracia. Al llegar al hotel de San Fernando; Santos pide dos habitaciones, una para él y otra para Marisela; aunque ella le ame y esté decidida a entregarse a él. Y cuando Santos visita a Bárbara a la cárcel; Bárbara echa de allí a Santos porque, aunque se siente bien porque su amado está preocupado por ella; ésta no quiere hablarle de El Sapo. Estando también en San Fernando; un doctor le informa a Antonio que la vida de Lucía corre peligro y que habría que decidir entre la vida de ésta o la de su hija. Ante un juez, Melquíades decide inculparse de la muerte de Balbino para que saquen a su patrona de la cárcel.

Bárbara consigue salir de la cárcel gracias a Melquíades
Cuando Melquíades decide inculparse de la muerte de Balbino para que saquen a su patrona de la cárcel; Doña Bárbara queda en libertad, mientras encarcelan al indio. Mientras que, El Sapo descubre a la hija de Bárbara (Marisela), a la que intenta seducir, además, ésta le dice que ya tiene un novio que se llama Santos, dándose cuenta de que ese hombre es el que fue amante de La Doña. Aunque sabe que su vida peligrara al dar a luz; Lucía le hace a Antonio prometerla que no va a dejar morir a su hijo, aunque ella pueda morir. Por su parte, María Nieves y Altagracia proclaman su amor a los cuatro vientos, avisando a Bartolo (el pretendiente de Altagracia) de su matrimonio, que ser celebrará en breve. Después de salir de la cárcel; Bárbara le pide a Marisela que se separe de Santos y, como ella no quiere, La Doña está dispuesta a pelearse con su hija por el amor de Santos y, en ese momento, Eustaquia le reprocha a Bárbara que actúe así con su hija y la vieja Eustaquia se desmaya.

Santos descubre que Bárbara mató a sus violadores
Santos recibe una carta de un anónimo, en el que le cuentan cómo mató Bárbara a cuatro de sus violadores, sin saber que esa carta se la envió El Sapo (el único violador de La Doña que aún está vivo). Y después, Santos va a reclamarle a Bárbara por haber matado a tantos hombres, además, Bárbara le confirma a Santos que ella mató a esos violadores por todo lo que la hicieron sufrir y, después de esto, Santos se emborracha para ahogar sus penas en el alcohol por haber estado al lado de una mujer asesina. Mientras que, Melquíades consigue escapar de la cárcel, matando a uno de los policías que le custodiaba en su celda. Después de los desmayos de Eustaquia; el Doctor Arias le informa a Bárbara que Eustaquia está débil del corazón y que debe de cuidarse para que no se muera y, por esto, Bárbara está muy triste. Por otra parte; Josefina y Melesia dan a luz al mismo tiempo en la casa de su abuelo Melesio, con ayuda de las demás “Terneritas”.

Marisela se entrega a Santos
Marisela y Santos comienzan a besarse y, al final, ella se acaba entregando a él, además, Marisela y Santos hablan hasta de tener un hijo después de pasar dos días “encerrados” juntos en una habitación. Por otra parte, Bárbara planea algo y lleva a su finca para que trabajen para ella a la familia de los hermanos Mondragón (su madre Leoncia y su hermana Celeste), que se queden sorprendidos ante la visita de éstas, además, éstos la confiesan que estuvieron trabajando para El Sapo y que éste lo que quiere es apropiarse de todas las tierras de El Progreso, sin saber que La Doña llevó allí a su madre y a su hermana para que ellos no la traicionen con El Sapo; ya que, de lo contrario, ella mataría a éstas. Cuando por la noche Bárbara encuentra en el medio del campo a Marisela y Santos en una noche romántica; Bárbara se pone furiosa...

Bárbara descubre que Santos está enredado con Marisela
Doña Bárbara se pone furiosa al encontrar a Santos junto a Marisela y comienza a insultarlos, además, Santos la dice a Bárbara que ya no la ama y que ahora quiere a Marisela, diciéndola que ella le ama incondicionalmente y que quiere ser su compañera y no su duela, como Bárbara quería y, por último; Bárbara le dice a Santos que igual que ella le dio la vida a Marisela, ella también puede quitársela. Y Santos le responde a Bárbara que le deje en paz a él y a Marisela porque está empezando a odiarla como nunca pensó que llegaría a hacerlo y, por esto, Bárbara llora desconsolada en los brazos de su vieja Eustaquia. Mientras que; Melquíades, Tigre y León Mondragón le dan una gran paliza a Fausto (el aliado de El Sapo) y comienzan a torturarle para que les cuente que planes tiene su patrón en contra de La Doña y, después de varias torturas, Fausto le confiesa a Melquíades que El Sapo odia a Bárbara y quiere deshacerse de ella y, como él sólo dice eso, Bárbara le manda a Melquíades que le mate y, así, lo hace. Y arrojan al cadáver de Fausto a la cama de El Sapo cuando estaba a punto de acostarse con una prostituta, con una nota en la que le dice que no está derrotada y que está más fuerte que nunca. Después de pasar la noche juntos; Santos le propone a su amada Marisela que se alejen de ese lugar para que no sigan temiendo por lo que pueda hacerles Bárbara, aunque Marisela no quiere irse de las tierras donde nació por culpa de su madre. Cuando Santos y Marisela van juntos a misa; Bárbara va hasta allí para insultar a Marisela por estar con el hombre de su madre y, poco después, Bárbara se desmaya en plena iglesia.

Bárbara podría estar embarazada
Marisela, María Nieves, Carmelito, Altagracia, Gervasia y demás se ponen de acuerdo para que Pajarote y Genoveva escuchen sus conversaciones en la que dicen que ellos se aman, ya que están esperando a que éstos den el primer paso para ennoviarse. Después de desmayarse en la iglesia; Bárbara sigue sintiéndose muy débil y vuelve a tener una recaída cuando llega a su casa. Por otra parte, Antonio se pone celoso al ver al Doctor Arias jugando con su hijo, al lado de Cecilia, pero ella le dice a Antonio que ese niño también es suyo y puede estar con Arias si ella así lo quiere. Mientras que, Santos y Marisela tienen su primera discusión porque él quiere alejarse de La Doña, y Marisela no quiere irse de sus tierras, pero finalmente ellos se reconcilian y vuelven a hacer el amor. Y poco después, Gonzalo regresa para seguir luchando por el amor de Marisela. Después de los desmayos; el Doctor Arias le dice a Bárbara que sospecha que ella podría estar embarazada.

Del 23 de febrero al 6 de marzo de 2009