Las Trampas del amor

Mariana sufre al
reencontrarse con Alejandro

Mariana Solano (Carolina Ramírez), una talentosa abogada de una empresa de seguridad recibe la intempestiva llegada de Alejandro (Ezequiel Stremiz), su antiguo novio que tres años antes la dejó plantada cuando iban a casarse. Para ella, él simplemente la engañó, sin saber que Alejandro estuvo detenido en una cárcel española acusado injustamente por un delito. Sin embargo, Alejandro ha regresado al país para dar con los responsables de su detención y sobre todo para recuperar el amor de Mariana.

Alejandro Negret se reencuentra con su familia, y el pasado atormenta a Mariana
Después de haber estado tres años preso en España por ilícito que no cometió, Alejandro Negret (Ezequiel Stremiz) se encuentra con su familia. A pesar de la enfermedad mental que la aqueja, Josefina (María Eugenia Penagos) logra reconocer a su hijo. De inmediato, Lucrecia (Susana Torres) explota en cólera y le pide que se vaya de su casa, pues no está dispuesta a vivirá bajo el mismo techo con el culpable de todas las desgracias de su familia. Entre tanto, la vida de Mariana (Carolina Ramírez), se desestabiliza totalmente, pues el regreso de Alejandro traerá a ella todos aquellos amargos recuerdos del momento en que él la abandonó a pocos días de su boda. Elvis (Variel Sánchez) se encuentra en graves problemas, pues descubre que la bodega a la que entró es monitoreada por Seguratec y teme que toda sus andanzas queden al descubierto, por eso decide pedirle ayuda a Yurani (Mónica Gómez).

Alejandro, el nuevo subgerente de operaciones de Seguratec, y Mariana decidida a renunciar a su trabajo
El regreso de Alejandro Negret (Ezequiel Stremiz) creará molestia tanto entre sus familiares como en Seguratec, sin embargo contará con la ayuda incondicional de su tía Eugenia (Judy Enríquez), quien le dirá que sospecha que el Coronel Cañón (Germán Quintero) está relacionado con la trampa que le tendieron. Ante la confesión, Alejandro hablará con Lorenzo (Rafael Novoa) y le pedirá ayuda para que juntos descubran la verdad. Entre tanto, Mariana (Carolina Ramírez) está pensando seriamente en renunciar a su empleo, pero su padre le dirá que no apoya su decisión y que no va a permitir que arruine su carrera y todo lo que ha conseguido. Elvis (Variel Sánchez) confirma que la alarma que desactivo es de Seguratec y teme que si descubren que él estuvo involucrado en el robo, impliquen a su hermana en el ilícito.

Cañón le pide a Lorenzo que saque a Mariana de Seguratec, y Sergio amenaza a Alejandro
Cañón (Germán Quintero) nunca objeta las decisiones de Lorenzo (Rafael Novoa), pero en esta oportunidad no sólo se molestará por la contratación de Alejandro (Ezequiel Stremiz) sino por el nombramiento de Mariana (Carolina Ramírez), al punto de pedirle que prescinda de los servicios de la joven. Entre tanto, Ágata (Laura Ramos) utilizará sus encantos femenino para llamar la atención de Alejandro y aprovechará su cercanía con él para crear la discordia entre el nuevo Subgerente de Investigaciones y Mariana. Sergio (Gabriel Ochoa) amenaza a Alejandro con hacer público su pasado delictivo si acepta el trabajo en Seguratec, lastimosamente sus planes se arruinarán cuando Lorenzo se entere de la situación y lo enfrente.

Mariana renuncia a Seguratec, y Edmundo al borde de un colapso nervioso
Mientras Mariana (Carolina Ramírez) presenta su carta de renuncia a Seguratec, Edmundo (Salvo Basile) buscará a Alejandro (Ezequiel Stremiz) para exigirle que deje en paz a su hija. Instantes más tarde, Edmundo se encuentra frente a frente con Aurora (Nórida Rodríguez), la madre de sus hijos y la mujer que lo abandonó por un lanzador de cuchillos. La cabeza de los Romano no soportará tanta presión y quedará la borde de un ataque nervioso. Lorenzo (Rafael Novoa) y Ágata (Laura Ramos) seguirán adelante con sus planes para destruir a Alejandro.

Del 23 de febrero al 6 de marzo de 2009