Doña Bárbara

Santos descubre que Bárbara
ya no está embarazada

Eustaquia le cuenta a Marisela que Bárbara perdió el bebé
Aunque Eustaquia intenta hacerla entrar en razón; Bárbara evita el tema cuando Eustaquia la dice que tiene que admitir que perdió a su bebé. Más tarde, Santos la deja muy claro a Bárbara que él no quiere saber nada de ella y que deje de hacerles creer que ahora ella cambió y se convirtió en una buena persona porque no la cree y que si ella está en su casa es porque lleva en su vientre a su hijo. Y poco después, Santos le vuelve a decir que no puede vivir sin lejos de ella porque la ama y, al final, ellos acaban besándose apasionadamente, aunque ella le acaba rechazando. Después de encontrarla desnuda en el lago donde se conocieron; Santos la dice a Bárbara que ella es el gran fracaso de su vida y, aunque ella intenta reconquistarle, él la rechaza una vez más. Cuando Carmelito, María Nieves y Pajarote van a trabajar a “El Miedo” para reconstruir la hacienda (por orden de Santos); ellos tienen que trabajar con sus enemigos Los Mondragón. Por otra parte, Gervasia se da cuenta de que Genoveva está embarazada y la da todo su apoyo. Y haciendo caso de los consejos de Gervasia; Genoveva intenta contarle a Pajarote que está esperando un hijo suyo, pero en ese momento ella descubre que él se está besando con la hermana de los Mondragón, aunque él pensaba que ella era Genoveva pues acababa de salir de la ducha y no veía porque tenía jabón en los ojos. Por otra parte, Gonzalo le lleva el periódico a Santos en el que lo acusan de haber robado dinero de la asociación de ganaderos. Finalmente, Eustaquia le confiesa a Marisela que Bárbara está enloqueciendo de dolor porque perdió a su hijo.

Eustaquia le hace recordar a Bárbara
Después de que Eustaquia le dijese a Marisela que la propia Bárbara se está mintiendo de que perdió al bebé; ellas comienzan a sospechar que Bárbara está enloqueciendo y, ahora, Bárbara trata con mucho cariño a su hija Marisela. Y cuando Marisela se lo cuenta a Gonzalo; él felicita a Bárbara por haberse hecho pasar por loca y hacerles creer a todos que ella aún está embarazada; pero, al hablar con Bárbara, él descubre que ella enloqueció. Después de que publicaran en el periódico que Santos había robado dinero a la asociación de ganaderos; Don Encarnación y los demás ganaderos van a pedirle una explicación a Santos, y éste les asegura que él jamás les robaría dinero, además, el periodista que publicó la noticia le dice a Santos que le pagaron para que publicase esa noticia en su contra y, como los ganaderos no creen en él, Santos renuncia a la presidencia de la asociación. Cuando Pajarote va a buscar a Genoveva para reconciliarse con ella; él encuentra llorando a su amada, que le rechaza por haberle encontrado besándose con la hermana de los Mondragón. En el hospital donde Lucía sigue tomando reposo; ella le pide a Cecilia que, si hay complicaciones en su embarazo, que salven a la hija que va a traer al mundo. Como cree que ella está enloqueciendo; Eustaquia le enseña a Bárbara la fotografía de sus agresores sexuales, haciéndola recordar todo su oscuro pasado.

Gonzalo descubre que El Sapo es un violador de La Doña
Por miedo a que Santos rechace a Bárbara y ésta enloquezca; Marisela no es capaz de decirle a Santos que ella perdió a su bebé. Además, Santos también comienza a sospechar que Bárbara se está volviendo loca. Y aunque Bárbara ya recordó su oscuro pasado; Bárbara les sigue haciendo creer a todos que ella perdió la razón y que no recuerda a sus violadores. Como vio a Pajarote besándose con otra; Genoveva decidió irse con Marisela a San Fernando. Al regresar a San Fernando; Marisela va con Bárbara a comprar cosas para su futuro bebé, además, Bárbara sigue comportándose muy cariñosamente con su hija Marisela. Y Bárbara se escapa, al descubrir que Marisela la quería llevar hasta un psiquiátrico. Al ver la foto de los violadores de Bárbara; Gonzalo descubre que Fidel Castel es uno de ellos y que por eso ella quiere vengarse de él, al que amenaza con delatarle si él intenta hacerle daño, además, le exige que no haga daño a Bárbara. Como corre peligro la vida del hijo que espera Lucía; el Doctor quiere practicarle una cesárea para extraer al bebé, pero ella no quiere porque cree que su hijo podría morir porque no está bien formado, ya que sólo tiene seis meses de gestación.

Lucía muere al dar a luz a la hija de Antonio
Al reencontrarse con El Sapo en la comandancia de Gonzalo; Bárbara descubre todo lo malo que vivió con ese hombre y que por su culpa perdió a su hijo y, por esto, Bárbara intenta golpearle. Como Lucía cree que morirá cuando nazca su niña; Lucía le pide a Cecilia que luche por el amor de Antonio y que cuide de su hija como si fuese de ella. Y después de darse un beso apasionado con Antonio; Lucía muere, aunque antes los doctores consiguen salvar a la niña que tenía en su vientre, por lo que, Don Encarnación culpa a Antonio por la muerte de su hija Lucía.

Doña Bárbara ya recuerda su oscuro pasado
Después de que Don Encarnación culpase a Antonio por la muerte de su hija Lucía; Antonio le dice a Encarnación que él hizo lo que Lucía le pidió: salvar a su hija, quien guarda reposo en el hospital, ya que corre peligro la vida de la bebé porque nació con seis meses. Después de que Bárbara recuperase la memoria y su oscuro pasado; Bárbara sigue haciéndoles creer a todos que ella sigue embarazada, aunque frente a Melquíades y frente a Eustaquia ya no disimula su falso embarazo. Y Marisela quiere ayudar a su madre porque cree que ella enloqueció. El día del entierro de Lucía; Cecilia decide quedarse a cuidar a la hija de Lucía y Antonio, ya que ésta así se lo pidió. Además, Antonio le da un abrazo a Cecilia por ayudarle con su hija y, al verles tan acaramelados, Don Encarnación se pone furioso porque piensa que éstos ya están enredados.

Santos intenta echar de su casa a Bárbara
Santos echa a Bárbara de su casa y la pide que se vaya a vivir a su hacienda de “El Miedo”, que ya está reconstruida tras el incendio, pero Bárbara sigue haciéndose pasar por loca para quedarse en “Altamira”, cerca de su amado Santos. Aunque Pajarote le explica a Genoveva que él no pudo acostarse con la hermana de los Mondragón porque sólo piensa en ella (Genoveva); ésta no le cree y no le perdona haberle encontrado besándose con esa jovencita. Intentando aconsejarla; Eustaquia la dice a Bárbara que no siga engañando a Santos y mucho menos a Marisela, pero Bárbara no recapacita, además, ella dice que sería capaz de matar a Marisela para recuperar a su amado Santos.

Santos lleva a Marisela hasta la playa
Bárbara le obliga a punta de pistola a Gonzalo que se haga su aliado, obligándole que se case con Marisela para separarla cuanto antes de Santos. Mientras que, Santos no puede resistirse al ver a su amada Marisela en el baño, donde ambos comienzan a besarse apasionadamente, pero ella se opone a mantener relaciones sexuales con él. Para olvidar a Genoveva; Pajarote va a acostarse con Federica, pero él es incapaz de corresponderla sexualmente, cuando Federica le dice a Pajarote que descubrió que Genoveva está embarazada, y él se da cuenta de que su amada le va a hacer padre. Y por esto, Pajarote se enfrenta a sus amigos Carmelito y María Nieves por no haberles contado que Genoveva estaba embarazada, ya que éstos lo sabían. En el hospital de San Fernando; Cecilia y la hija de Lucía reciben la visita del abuelo de la niña (Melesio), que está encantado de que “un ángel” como Cecilia cuide de su nieta. Por otra parte, Gonzalo se lleva a Marisela como acompañante a la playa a una convención de gobernadores. Creyendo que Gonzalo podría enamorar a Marisela en la playa; Santos decide ir rumbo hasta allí y, cuando se reencuentra con su amada, ellos se besan apasionadamente y van juntos hasta la playa. Y Marisela ve el mar por primera vez, donde Santos y Marisela pasan un romántico día besándose bajo las olas del mar. Y Santos y Marisela alquilan una barca para navegar por el mar. Mientras que, Bárbara está furiosa al enterarse de que Santos fue a buscar a Marisela. Por su parte, Pajarote va a visitar a Genoveva hasta San Fernando, que la reclama que no le haya dicho que estaba embarazada. Mientras tanto; Don Encarnación sigue llorando desconsoladamente por la muerte de su hija Lucía.

Bárbara se interpone de nuevo entre Santos y Marisela
En la playa, Santos y Marisela acaban haciendo el amor apasionadamente, mientras que Gonzalo y Bárbara (cada uno por su lado) los buscan desesperadamente, y no pueden ir a buscarlos porque nadie quiere salir en barco por el temporal. Y tras una tormenta; Santos y Marisela tienen que quedarse en la playa y se refugian bajo un cobertizo. Aunque Melesio intenta que entre en razón; Don Encarnación cree que Antonio y Cecilia engañaron a su hija Lucía, por lo que él quiere quitarle a la bebé. Mientras que, Antonio le da un puñetazo a Pajarote por haber dejado embarazada a Genoveva. Y al enterarse, Melesio le obliga a Pajarote a casarse y hacer feliz a Genoveva, pero ella se opone a casarse con él porque no quiere que él se vaya a casar con ella por compromiso, es decir, por haberla dejado embarazada. Por su parte, Cecilia y Antonio no pueden reprimir sus sentimientos y acaban besándose, pero ambos se dejan de besar porque creen que aún tienen que esperar para amarse libremente. Al día siguiente, Santos y Marisela regresan de la playa y, en el puerto, les esperan Gonzalo y Bárbara, que están furiosos por lo que haya podido pasar con ellos. Aunque Bárbara sigue haciéndose pasar por una buena persona y la dice a Marisela que si Santos la deja, ella sería capaz de quitarse la vida...

Juan Primito le cuenta a Santos que Bárbara perdió al bebé
Bárbara sigue haciéndose la loca, le dice a Marisela que Santos es su padre porque él es el único hombre de su vida. Aunque Don Encarnación se oponga a su relación; Antonio y Cecilia están dispuestos esta vez a defender su amor y ser felices juntos. Más tarde, Marisela y Santos intentan huir juntos, pero ella le pide a Santos que se olvide de ella porque no quiere hacer daño a su madre. Y Marisela sigue comprometida con Gonzalo y se van juntos a San Fernando. Como sospecha que ella está mintiendo; Santos enfrenta a Bárbara, pero ella sigue haciéndole creer que ella perdió la razón y, al hablar con ella, Santos comienza a sospechar que Bárbara podría haberle engañado también con respecto al hijo que ésta espera. Y poco después, Santos habla con Juan Primito, que le confiesa que el día después del incendio de “El Miedo”, Bárbara se desmayó y que arrojó mucha sangre y, en ese momento, Santos descubre que Bárbara le ocultó que perdió a su bebé. Después de emborracharse para ahogar sus penas porque Genoveva le rechazó; Pajarote acaba acostándose con la hermana de los Mondragón. Por otra parte, Marisela le cuenta a Gonzalo que se acostó con Santos y, por eso, Gonzalo se pone furioso, y Marisela le acaba pidiendo que se separen. Al día siguiente, Santos consigue llevar a Bárbara hasta la clínica del Doctor Arias para pedirle que la haga una prueba a Bárbara y, así, demostrar que ella está embarazada.

Santos rompe con Marisela
Creyendo que Antonio y Cecilia siempre han sido amantes y que él se casó con Lucía para heredar el dinero de su familia; Don Encarnación se enfrenta a éstos, aunque Antonio le deja muy claro que él jamás ha querido el dinero de la difunta Lucía. Como sigue amando a Santos; Marisela rompe su noviazgo con Gonzalo, entregándole el anillo de compromiso. En la clínica del Doctor Arias; Bárbara se pone furiosa con el Doctor, demostrando que sigue siendo “una devoradora de hombres”, al demostrar que ella ya no está embarazada y, al enterarse de eso, Santos abandona definitivamente a Bárbara, echándola de su casa a ella y también a Eustaquia, con la que está furioso por haberle ocultado que Bárbara ya no estaba en estado. Y antes de irse de “Altamira”; Bárbara le dice a Santos que su hija Marisela es igual que ella y que también le engañó. Después de acostarse con Celeste (la hermana de los Mondragón); Pajarote abandona a ésta y se lamenta de haber mantenido relaciones sexuales con Celeste y, por haberse acostado con su hermana; los Mondragón comienzan a pelearse con Pajarote. Como Bárbara descubre al aliado de El Sapo (Fausto) hablando con los Mondragón; ella les advierte a sus peones que si la traicionan, ella misma les matará. Cuando Marisela va a encontrarse con Santos a “Altamira”; Marisela se da cuenta de que Santos está molesto con ella porque no le contó que Bárbara perdió al bebé que llevaba en su vientre. Y por esto, Santos ya no confía en Marisela, y él rompe su relación con ella, pidiéndola que se aleje de nuevo de su lado.

Del 6 al 17 de abril de 2009