Jorge Reyes


Sin miedo al qué dirán, Jorge Reyes reconoce que se mudó a Miami por la inseguridad que se vive en Caracas (Venezuela). Pero cumplir el sueño de protagonizar una telenovela de Leonardo Padrón lo hizo regresar a la capital venezolana, al menos temporalmente. En ‘La vida entera’, producción que Venevisión estrenada el pasado 12 de noviembre de 2008, el actor interpreta el personaje de Salvador, un periodista corresponsal extrovertido, simpático y emprendedor que se enamora de Kotufa (Anastasia Mazzone).

En la adolescencia Jorge Reyes soñaba con ser bombero, después sus gustos cambiaron a querer ser director de cine pero como sus padres no tenían los recursos para proporcionarle esos estudios, desistió y empezó a cursar Informática y se graduó, hasta que acabó siendo protagonista de novela. Por cosas del destino comenzó a desarrollar carrera como modelo, la cual lo llevó a estudiar actuación; tomó cursos con Amalia Pérez Díaz, Elba Escobar, Rogelio Aponte y Nelson Ortega. De inmediato incursionó en telenovelas de RCTV como: ‘Ilusiones’ y ‘Volver a Vivir’. Venevisión lo contrató luego para que protagonizara ‘Destino de mujer’, ‘Cuando Hay Pasión’, ‘La Revancha’, ‘Guerra de Mujeres’, ‘Mambo y Canela’ y ‘Las González’. En Colombia graba la telenovela ‘Todos Quieren con Marilyn’ y, al regresar a su país natal, le ofrecen el rol principal de ‘Los Querendones’. Ahora hace su trabajo en ‘La vida entera’, el cual alterna con las tareas de cambiar pañales y hacer teteros.

Aunque esté grabando una escena de la telenovela ‘La vida entera’, él hizo un alto para hablar de lo orgulloso que se siente ahora que es papá. La bebé y la madre, Carolina Delgado, se encuentran en Caracas, por lo que el tiempo lo alterna entre los deberes que tiene como protagonista de Venevisión y los cuidados diarios que debe darle a la pequeña.

-Ahora que interpretas a un periodista en ‘La vida entera’, ¿qué nos puedes contar de está nueva incursión en la prfesión del periodismo?
El periodismo es una profesión hermosísima, y también se puede decir que peligrosa. Muchas veces por dar las noticias, los periodistas ponen en riesgo su propia vida. Me parece que hay que tener vocación para hacerlo. Es una profesión difícil y hay que amarla mucho para practicarla.

-Como actor, ¿cómo es tu vida privada en algunas ocasiones frente al dominio público?
El periodista debe hablar con base y está es una de las enseñanzas de Salvador, mi personaje. El periodista debe investigar, escudriñar la noticia antes de divulgarla. Si publicas algo que no es cierto, estás haciéndole daño a la gente. Yo creo que lo más sano que se debe hacer es contactar a la misma persona y preguntarle, investigar y tener una buena fuente antes de divulgar cosas que no son ciertas. Eso está fuera de la profesión.

-¿Has sido víctima de una información falsa?
En estos días salió una noticia que hablaba de mí y decía algo más o menos así: “No lo pudimos contactar, pero Jorge Reyes no se casó porque su mujer lo botó y le fue infiel”. ¿Por qué dicen eso? ¿Por qué no van directamente a la persona y preguntan? Mi esposa estaba en estado, se sintió mal. El médico le mandó reposo, le prohibió bailar y suspendimos la boda. Pero la hicimos después, cuando ella estuvo mejor. Eso es todo. ¿Por qué tienen que incomodar a la gente? De un tiempo para acá, simplemente no hablo de mi vida privada.

-¿Por qué decidiste mudarte a Miami?
Por la seguridad de allá. Caracas (Venezuela) es una ciudad muy insegura y prácticamente cada vez que uno sale a la calle, sale con miedo. Pero mi país es mi país y yo amo a Venezuela. Lo que pasa también es que Miami es un buen punto para el trabajo y te da roce internacional.

-¿La inseguridad de Caracas te ha afectado directamente?
Yo creo que todos los venezolanos hemos tenido problemas con la inseguridad. A cualquier venezolano que tú le preguntes si lo han robado o si ha pasado algún susto, te va a decir que sí. Todo el mundo tiene un cuento: los amigos, los vecinos, los familiares y uno va agarrando paranoia y hasta miedo.

-Protagonizaste en la Villa del Cine, ‘Miranda’, ¿no temes que te cataloguen como chavista?
Se decía que ‘Miranda’ iba a ser una cuestión chavista total. Pero ‘Miranda’ es una historia sacada de los diarios del mismo Miranda. Con respecto a lo político, nada que ver, todos los actores que llegaron ahí lo hicieron por casting. Creo que así se hacen los trabajos serios: por el talento y no por tu preferencia política.

-¿Es de los actores que prefiere mantenerse al margen de la política?
A mí no me gusta enredarme en la política. No soy de esas personas que andan expresando sus preferencias políticas. No quiero tener problemas con nadie. Yo prefiero estar neutro: trabajar, hacer lo mejor posible, y me evito problemas con cualquier bando. En Venezuela estamos como en una guerra política y hay odio. Yo no quiero entrar en ese odio. Yo hago mi trabajo para toda Venezuela, para todo el mundo.

-¿Cómo te sientes ahora que eres padre?
Es una sensación maravillosa e inexplicable. La noticia no me tomó por sorpresa, ya que desde hace tiempo lo estábamos buscando. Ya me hacía falta un heredero, bueno, en este caso fue una heredera.

-¿Qué es lo que más te sorprende de tu pequeña?
Lo que más me sorprende es la capacidad que tiene para comer siendo aun tan pequeñita. Tiene que tomarse un tetero cada tres horas porque si no forma un berrinche que te deja sordo. Lo más difícil es escucharla llorar sin saber qué le pasa. En ocasiones sabemos que es porque tiene hambre, pero a veces se toma su leche y luego sigue llorando como si tuviera cólicos o le doliera algo. Tengo que confesar que eso me desespera y lo que hago es llamar a su pediatra para preguntarle qué podemos hacer en esos casos. No me gusta verla llorar, aunque sé que es normal.

-Estuviste presente en la cesárea que le practicaron a tu pareja, ¿cómo fue la experiencia de ver nacer a tu hija?
Me dieron la oportunidad de cortar el cordón umbilical y fue en ese momento cuando experimenté la mayor emoción de mi vida. Es inexplicable, no tengo maneras expresar lo que sentí. Lo bueno es que no me desmayé. Lo único que quería era ver a mi hija, quien junto con salir me sorprendió. Era muy linda, se me pareció de inmediato a los dos, pero con rasgos de chinita como su mamá.

-¿Qué planes tienes para estar al lado de tu hija?
Por lo pronto ya planifiqué el bautizo, pues no quiero que pase mucho tiempo sin cristianizarse. También trataré de viajar cuantas veces sea posible en los momentos que la niña se encuentre fuera de Caracas. Deseo estar presente en la mayoría de sus etapas más hermosas.