Las Trampas del amor

Ágata se obsesiona
con Alejandro

Edmundo entra a cirugía y un olvido de Marlon podría dejar al descubierto su engaño

Mariana (Carolina Ramírez) se alarma cuando la enfermera le avisa que en los próximos minutos su padre entrará a cirugía, pues ella sabe que la CPS no ha autorizado el procedimiento. Los inconveniente aun no terminan para Alejandro (Ezequiel Stremiz), Marlon (Carlos Manuel Vesga) y Norma (Sandra Hernández), ya que después de huir de Coprovida, Marlon se da cuenta que no desconectó el desviador de llamadas y que en cualquier momento pueden detener la cirugía de Edmundo (Salvo Basile).

La vida de Elvis y Mónica pende de un hilo, y Mariana sigue con la idea de demandar a la CPS
Aunque Yurani (Mónica Gómez) llama a Elvis (Variel Sánchez) para avisarle que Cacharro, el delincuente que terminó en la cárcel por culpa del menor de los Romano, está buscándolo y que para evitar una tragedia lo mejor es que se vaya por un tiempo de la ciudad. Lastimosamente su recomendación llegará muy tarde, pues Elvis y ella terminarán en medio de una peligrosa disputa. De otra parte, mientras Mariana (Carolina Ramírez) habla con Marlon (Carlos Manuel Vesga) y le asegura que seguirá adelante con la demanda hacia la CPS a la que está afiliado su padre, Montes, el Gerente de Coprovida), habla con Palacios (Diego León Hoyos) y le cuenta que la fiscalía descubrió sus negocios sucios y que en cualquier momento todas sus andanzas quedarán al descubierto. Alejandro (Ezequiel Stremiz) está dispuesto a hablar con Mariana y contarle lo que él, Norma (Sandra Hernández) y Marlon hicieron para que operaran Edmundo (Salvo Basile).

Elvis y Yurani viven una desenfrenada noche de pasión
Lorenzo (Rafael Novoa) espía a Ágata (Laura Ramos) y se da cuenta que la mujer se está obsesionando con Alejandro (Ezequiel Stremiz) y sin ningún reparo la enfrentará por el hecho. En ese mismo instante, después de huir de Cacharro, Elvis (Variel Sánchez) y Yurani (Mónica Gómez) se dejan llevar por la pasión que los consumen y vivirán una desenfrenada noche de lujuria y deseo. Al hablar con Palacios (Diego León Hoyos), Montes, el Gerente de Coprovida), se da cuenta que fue víctima de un trampa y que la fiscalía no lo está investigando.

Alejandro en el ojo del huracán
Ahora que la trampa que Alejandro (Ezequiel Stremiz) le tendió a Montes, gerente de Coprovida, quedó al descubierto, Palacios (Diego León Hoyos) irá a Seguratec a hablar con Negret para pedirle que le pagué los quinientos millones de pesos que por sus acciones ilegales perdió su compañía. Además, Montes descubre que Mariana Romano (Carolina Ramírez) acaba de ser ascendida a Subgerente jurídica en la compañía y utilizará esto para chantajear a Alejandro. Sin saber, Mariana terminará metida en un lío que podrá en peligro su trabajo y enlodará su buen nombre. En la clínica, Edmundo (Salvo Basile) empieza a delirar y sus hijos se enteran que su padre guarda sigilosamente un secreto que le roba la tranquilidad.

El futuro de Alejandro estará en manos de Lorenzo
Palacios (Diego León Hoyos) habla con Lorenzo (Rafael Novoa) y lo amenazará con entregar a la fiscalía las pruebas que tiene de todas las canalladas que Alejandro y Mariana (Carolina Ramírez), en nombre de Seguratec, hicieron en su compañía, sino le pagan los quinientos millones de pesos que Coprovida perdió. Lorenzo no sabrá si ceder a los chantajes de Palacios o dejar que Alejandro y Mariana, sin tener conocimiento de la situación, queden a deposición de la policía. Ágata intentará convencer a Lorenzo de que encubra a su primo. Mientras Norma (Sandra Hernández) le dice a Alejandro (Ezequeil Stremiz) que organizará un encuentro entre él y Mariana; Elvis (Variel Sánchez) le pregunta a su hermana si alcanzó a entregarle a Edmundo (Salvo Basile) el sobre que en días pasados le llego a su casa.

Si Alejandro no cede a los chantajes de Palacios, Mariana pasará una larga temporada tras las rejas
Mientras Lorenzo (Rafael Novoa) le dice a Alejandro (Ezeqeuil Stremiz) que deben hablar con Mariana (Carolina Ramírez) para que se vaya del país lo antes posible, Palacios (Diego León Hoyos) le comenta a Montes, Gerente de Coprovida, que si Negret no le da los mil millones de pesos que le pidió, Mariana terminará en la cárcel. Entre tanto, Mariana y sus hermanos deben ir al CPS a la que está afiliado su padre, pues les informan que hay algunos problemas con la autorización que extendieron para la intervención de Edmundo (Salvo Basile). De otra parte, Lorenzo invita a cenar a Mariana y le pregunta si a pesar del tiempo sigue amando a Alejandro.

Alejandro se convierte en doctor, y Mariana se confiesa con Lorenzo
En su afán por intentar solucionar el problema con Coprovida, Alejandro (Ezequeil Stremiz) se hará pasar por doctor en la clínica donde está recluido Edmundo (Salvo Basile). Sin embargo Norma (Sandra Hernández) se percatará del engaño y lo encarará. Alejandro no tendrá otra opción que develarle su gran secreto a la jovencita para que lo siga ayudado en sus misiones. Entre tanto, Mariana (Carolina Ramírez) le confiesa a Lorenzo (Rafael Novoa) que después de la traición del joven Negret no cree en el amor y que aun no entiende como se pudo enamorar de un hombre que fue capaz de llevar a su padre, a una de las personas que más adoraba, a la muerte.

Alejandro acepta la propuesta de Lorenzo para acabar con Palacios, pero pone sus condiciones
Para evitar que Mariana (Carolina Ramírez) se entere de la trampa que él, Norma y Marlon hicieron para salvarle la vida a Edmundo (Salvo Basile), Alejandro acepta la propuesta de Lorenzo (Rafael Novoa) para acabar con Palacios (Diego León Hoyos) y no pagarle los mil millones de pesos que pide por su silencio. No obstante, Alejandro pondrá su condiciones y le exigirá a su primo dejar a la familia Romano por fuera del asunto. De otra parte, Mariana llega a la oficina de Alejandro y le dice que hay algo que debe decirle.


Del 23 de marzo al 3 de abril de 2009