Sin Senos no hay Paraíso

Morón es encarcelado

Jota, Julieta, Ximena y Paola se van a Santa Marta

Jota, Ximena, Paola y también Julieta salen de viaje para Santa Marta en busca de Noriega para quitarle el dinero. Mientras que, Camila le pide ayuda a Natalia para encontrar la fábrica de juguetes de su padre. Por su parte, Torrijos va a ver a la madre de Noriega (Doña Feli) para averiguar donde guarda éste el dinero que encontraron, además, Torrijos mató a Noriega por traidor y haberle abandonado. Como Don Jairo cree que está enfermo del SIDA y que pronto morirá; él le regala su burdel a uno de sus empleados: Don Joaquín.

Camila está obsesionada con encontrar pistas sobre su padre
Después de que Torrijos matase a Noriega por haberse escapado con el dinero; Torrijos decide ir hasta la casa de la madre de Noriega (quien no sabe aún que asesinaron a su hijo) para ir hasta el jardín de ésta y llevarse la parte del dinero que Noriega tenía en su poder, pero esta mujer es tan pesada que a Torrijos le es imposible llevarse ese dinero. Por otra parte, Doña Mariela logra comunicarse por teléfono con su hijo Albeiro, que le dice que tiene bien merecido que Doña Hilda le haya abandonado por haberse ido él sin avisarla y dejándola embarazada. Mientras que; Jota, Julieta, Ximena y Paola viajan en avión hasta Santa Marta, pero Jota y Ximena le tienen pavor a los aviones y pasan mucho miedo en el viaje, sobre todo Jota, que sueña que tienen un accidente en el avión. Entre tanto, Camila está decidida a encontrar la fábrica de juguetes de su padre, de la que la habla Jota, aunque la joven la está empezando a sospechar que su padre podría ser un hombre malo.

Jota, Julieta, Ximena y Paola van tras Torrijos
Al llegar a la playa de Santa Marta; Jota, Ximena, Paola y Julieta tienen que esconderse porque descubren que allí se encuentra el oficial Torrijos. Y Paola, Ximena, Jota y Julieta se hacen pasar por turistas para seguir al oficial Torrijos. Por otra parte, uno de los policías (aliado con Torrijos) amenaza a Johann con matar a su madre, si él no le lleva a Paola.

Jota sigue coqueteando con Julieta
En la búsqueda de pistas sobre el pasado de su padre; Camila logra contactar con el amigo de Johann, al que llaman “El Alacrán”, y la lleva hasta la fábrica de su padre (“El Hombre Oscuro”). A parte de estar tras los pasos de Torrijos; Jota y las muchachas pasan un día muy agradable en la playa de Santa Marta y, mientras Jota coquetea con Julieta; Ximena y Paola tontean con unos jóvenes extranjeros.

Pablo se obsesiona con Yésica
Aunque Catalina, Yésica, Roxana y las demás agentes intentan que los narcos se duerman para poder capturarles, ellos no se dan por vencidos y están ansiosos en acostarse con ellas, sin saber que el ejército militar está entrando en su finca para arrestarles. Y Pablo (el ahijado de Morón) está obsesionado con Yésica y la pide que se quede a vivir con él y, a cambio, ella le pide todo el dinero del mundo, y éste promete conseguírselo.

Morón descubre el engaño de Catalina y Yésica
Cuando llega la hora de acostarse con los narcos; Roxana y las demás agentes son incapaces de desnudarse y de mantener relaciones sexuales con ellas. Pero, favorablemente, la DEA con ayuda del ejército militar de Colombia llega a tiempo y comienza un tiroteo en contra de los narcos. Y Roxana y las agentes logran retener a Morón y los narcos, mientras que la DEA y el ejército se deshacen de todos los escoltas de éstos, aunque el escolta de confianza de Morón sorprende a las agentes y las utilizan como sus rehenes para salir con vida de allí sin ser capturados. Mientras que, Catalina y Yésica están abrazadas con miedo en una de las habitaciones de la finca, escuchando todo el tiroteo y cubriéndose para que no fuesen heridas por alguna bala. Y al final, Morón y los narcos descubren que Catalina y Yésica también estaban aliadas con la DEA para derrotarles porque La Negra así se los confiesa, contándoles que Catalina escondía los micrófonos en sus senos. Y Morón y los demás narcos pretenden llevarse a Catalina, Yésica y las agentes como rehenes para salir de allí, diciéndolas que las mataran cuando consigan salir con vida de ahí por haberles engañado.

Gutiérrez (un narco) secuestra a Catalina y Yésica
Morón acaba matando a Lina (La Negra, que era prostituta y que las delató) y que cae fulminada a los brazos de Catalina, que comienza a llorar desconsoladamente. Mientras el ejército y la DEA sigue con su tiroteo en contra de los escoltas de los narcos; Morón, los narcos y Catalina, Yésica y Roxana huyen por una cueva que unía a la casa con una salida por la playa. Y Pablo (el ahijado de Morón) muere de una balazo de un militar del ejército, y Morón y Clavijo socorren al cuerpo del muchacho, mientras Gutiérrez (el padre de Pablo) huye en una barca motorizada armado con Catalina, Yésica y Roxana, como rehenes; aunque éste arroja a Roxana al mar cuando empieza a insultarle. Mientras tanto, el escolta de confianza de Morón se queda dentro de la finca apuntando con su revólver a las cuatro agentes infiltradas, pero favorablemente el agente Urquía rescata a estas agentes, matando al escolta rápidamente.

Morón es capturado
Aunque Gutiérrez intentó matar a la oficial, disparándola y arrojándola al mar; Roxana consigue sobrevivir del ataque. Huyendo de la policía; Morón intenta quitarse la vida con su propia pistola porque cree que ya le van a capturar, pero su socio Clavijo se lo impide y siguen corriendo por el bosque de ellos. Mientras que, Gutiérrez está aliado con unos hombres que se están haciendo pasar por militares y Gutiérrez se viste como un militar y también viste así a Catalina y a Yésica para poder huir sin levantar sospechas. Finalmente la DEA y el ejército de Colombia tiene que matar a disparos a Clavijo, mientras que Morón sigue huyendo, ya que Urquía quiere atrapar vivo a Morón para que se pudra en una cárcel de Estados Unidos. Y en busca de Morón; Marisol (una de las agentes infiltradas) pisa una mina con una explosión y muere fulminada. Cuando Morón estaba a punto de suicidarse deparándose en la boca con su revólver; la DEA y el ejército militar de Colombia detiene a Morón, al que llevaban buscando mucho tiempo por traficar con drogas.

Camila es secuestrada por Sara
Después de haber capturado a Morón; la DEA se dispone a arrestar a Gutiérrez (un socio de Morón) para meterle en la cárcel y salvar a Catalina y a Yésica, que son sus rehenes. Mientras que, Sara secuestra a Camila y la confiesa a ésta que su padre (“El Hombre Oscuro”) era traficante de droga y trabajaba con sicarios y, para vengarse de éste, Sara quiere hacer daño a Camila. Y aunque Doña Mariela y Natalia buscan a Camila; ellas no la encuentran, pero sospechan que Camila podría estar secuestrada. En Santa Marta, el degenerado de Torrijos contrata a dos prostitutas, mientras que Jota, Julieta, Ximena y Paola les siguen los pasos.

Breked se enfrenta a Morón
El Comandante Breked visita a Morón a la cárcel, donde le recuerda que por delinquir va a pasar el resto de su vida tras las rejas. Además, la DEA sigue persiguiendo a Gutiérrez, al que quieren vivo a muerto y para salvar a Catalina y Yésica, que son sus rehenes. Mientras que; Jota, Julieta, Ximena y Paola siguen persiguiendo a Torrijos para saber donde esconde el dinero y quitárselo, y acaban teniendo un problema con unos turistas de la playa. Por su parte, Natalia y una de las mujeres que salió del burdel de Don Jairo van hasta la fábrica de Sara porque creen que ella tiene secuestrada a Camila y, allí, ellas se dan cuenta de que Sara es una traficante de droga.


Del 6 al 17 de abril de 2009