Las Detectivas de Pepe Sánchez


Pepe Sánchez, es un hombre que nació para la televisión y, así, lo demuestra tanto en su faceta de actor como de director. Ahora le tocó dirigir la más reciente producción de RCN: ‘Las Detectivas y El Víctor’.

Sánchez es un hombre para el cual no existen los límites, es dueño de un talento y un carisma arrollador. ‘Pepito’, como le dicen cariñosamente, sus amigos, es un profesional incansable, buen amigo y conversador. Su nombre es garantía de éxito y calidad. No en vano, es considerado uno de los mejores en su oficio. Tiene la inmensa satisfacción de haber llevado sobre sus hombros, la batuta de las producciones con mayor éxito en la televisión colombiana: fue libretista, creador y director de del clásico de clásicos ‘Don Chinche’, director de ‘Café, con Aroma de Mujer’, ‘Todos Quieren con Marilyn’, ‘Guajira’, ‘La Madre’ y ‘Merlina, Mujer Divina’, por nombrar algunos ejemplos.

A lo largo de su carrera, se ha hecho merecedor de invaluables premios que lo ratifican como uno de los mejores en su oficio. En el año 2008, recibió el premio TV y Novelas al Mejor Villano por la novela ‘Pura Sangre’. También recibió el Reconocimiento ‘Glorias de la Televisión’ en la conmemoración de los cincuenta años de la televisión colombiana en el año 2004. En el 2003 recibió el Premio TV y Novelas a Toda una vida. Además ganó el Premio de la Prensa al Director del Siglo, en el año 99. Distinguido en diversas oportunidades con premios India Catalina del Festival de Cine de Cartagena. Así mismo, ha ganado varios premios como director y libretista por parte de diferentes revistas especializadas.

Cuando actúa, como lo hizo magistralmente en la exitosa telenovela ‘Pura Sangre’, en la que interpretó los personajes de Alejandro Lagos y Eusebio Beltrán, se desprendió por completo de su rol de director para seguir las indicaciones del director de esta superproducción, Herney Luna, a quien admira profundamente. “Herney es un hombre muy talentoso y creativo a pesar de ser muy joven”, afirma Sánchez.

Pese a sus innumerables éxitos, Pepe sigue siendo un hombre sencillo, alegre y descomplicado. Quienes trabajan a su lado, aseguran que tiene mucha paciencia y siempre está muy atento a los aportes que ayuden a mejorar el trabajo que se está desarrollando. “Yo acostumbro a trabajar muy armónicamente con la gente y escuchando los aportes de los camarógrafos, el ambientador, del mismo coordinador, mi estilo de trabajo es ese”, cuenta Pepe Sánchez.

-¿Qué significa en tu vida la producción de ‘Las Detectivas y El Víctor’?
Es muy importante para mí, porque es un nuevo acercamiento a algo que me gusta manejar que es la ‘cultura popular’. Esta historia se desarrolla en un barrio del sur. Desde el principio, nos propusimos que fuera un barrio concreto y escogimos el ‘Restrepo’, eso le da a toda la historia, una veracidad y autenticidad especial. Con esta novela me siento ‘en mi salsa’. Por otro lado, contamos con un elenco de comediantes realmente brillante. Toda la etapa de casting fue muy dispendiosa hasta dar con cada uno de los actores que encarnaran muy bien su personaje.

-¿Cómo ha sido el trabajo con la producción?
Esa es otra particularidad que tiene esta novela, he trabajado muy en llave con los libretistas, no he tenido ningún problema, ni recelo. Casi siempre, hay una tendencia a enfrentamientos entre los libretistas y los directores porque lo que hace el director es darle una nueva lectura a lo que escriben. Pero en este caso, no ha habido ningún problema, todo lo contrario, hemos actuado en total armonía poniéndonos de acuerdo, creo que eso casi que inaugura una nueva modalidad que se pone al margen de rivalidades tontas, lo que importa es hacer una buena producción.

-¿Por qué decidisteis escoger a Gregorio Pernía y a Paola Rey como protagonistas?
Hay la tendencia de darle prelación a la belleza y a la figura, entonces escogen unos churros masculinos y femeninos impresionantes, pero que generalmente no encajan dentro de la atmósfera. Estos dos actores de indudable belleza y talento, encajan perfectamente en el barrio Restrepo y se ven ‘criollos’, nuestros. Yo creo que la gente muy pronto se va a familiarizar con ellos, los van a aceptar y están teniendo una verdad en lo que hacen, porque han asumido y preparado sus papeles de una manera muy profesional. Han tenido un período de entrenamiento y de ensayos hasta lograr dar con los personajes.

-¿Qué experiencia te quedó del doble papel que realizaste en ‘Pura Sangre’?
Fue una experiencia difícil, yo creo que le llegó a la gente, eso fue como un bache en mi labor de dirección, porque fundamentalmente me considero director. Pero había que llenar esa necesidad en ese momento y me escogieron a mí y acepté. Fue una buena experiencia, trabajar con un excelente director como Herney Luna.

-¿Qué siente un director al ser dirigido?
En mi caso, asumir el papel de actor y obedecer todas las indicaciones, actuar de acuerdo a una perspectiva que tiene otra persona. Es cuestión de asumir que se está del otro lado y olvidarme de cómo lo haría yo si estuviera dirigiendo.

-¿Qué recuerdos tienes de haber dirigido ‘Café, con Aroma de Mujer’, una de las novelas más exitosas en la televisión colombiana, que ha sido vendida a más de 80 países?
El recuerdo de un trabajo en equipo excelente y está ocurriendo lo mismo con ‘Las Detectivas y el Víctor’, se ha formado una hermandad, una familia a pesar de que hay dos unidades. Hay un común acuerdo de todo el mundo, creo que eso parte de no trabajar ni bajo presión, ni bajo conflicto, de no imponer voluntades. Lo mismo me sucedió en ‘Café...’ y eso creo que produjo un efecto ante el público, porque la gente trabaja sin tensiones, comprometida con lo que está haciendo y eso arroja siempre un buen resultado.
-¿Cuáles son los principales atractivos de esta producción?
Es muy descomplicada, es una historia sencilla, enmarcada en un ambiente totalmente real, sin distorsiones, que se desarrolla en su gran mayoría en exteriores, en las calles y en ciertas casas de los barrios, eso le da mucha velocidad y mucho poder de identificación con los televidentes. Hay también un elenco formidable. Creo que ahí no hay personaje malo. A partir de los libretos, los personajes están muy bien definidos y en el trabajo que se hizo de preparación, se le terminó de adjudicar a cada personaje, una característica que lo distinguiera de los demás, hay creación de parte de cada uno de los actores, creo que eso le va a llamar mucho la atención a los espectadores.

-¿Qué es lo más complicado de dirigir?
Creo que el objetivo final, es que cada cosa que uno hace sea creíble. Hay que meterse mucho con el diálogo, afortunadamente, los libretistas en este caso no tiene ningún problema con que se modifiquen los diálogos. La idea es llevar a cada personaje a que encuentre su propio lenguaje y lo maneje, creo que ahí está lo complicado de la dirección.

-¿Cuáles son los ingredientes de esta novela?
Tiene acción y humor, pero algunas veces la comedia puede llegar a convertirse en una tragedia según como se mire. Esta historia encierra todo un conflicto de parejas y de delitos, visto con un tono un poco jocoso, sin trascendentalismo.

-¿Crees que las mujeres se van a sentir especialmente identificadas con la historia, dado que parte de la temática está enfocada en las detectives que buscan alguna evidencia de infidelidad?
Sí, yo creo que esa actitud de dependencia de la mujer que tienen ciertas novelas en Colombia no se aplica, todo lo contrario van a ser muy liberadas. Aquí los que van a sufrir realmente son los hombres.

-¿Cuál es el mensaje que se quiere transmitir con esta novela?
El mensaje es que muchas veces las relaciones de pareja no prosperan por malos entendidos, pero en el fondo las relaciones son muy sólidas y en la mayoría de los casos, vale la pena luchar para salvarlas.

-¿En qué radica tu éxito?
Creo que asumir lo que se hace sin engaños, porque si el público descubre que lo están engañando, lo cobra muy caro. Manejar todo logrando una autenticidad sin trucos.