Manuel José Chávez, con sueño cumplido


Manuel José Chávez es de los que no son capaces de hablar sin reír, tal como lo hacía cuando era un niño en ‘De pies a cabeza’, hace ya más de 15 años.

Ha sido protagonista de ‘Regreso a La Guaca’ y con presencia en ocho largometrajes, Manuel José sigue siendo uno de los actores más carismáticos de la televisión colombiana.

De no ser por su oficio como actor y de su pasión por la producción, Manuel José afirma que desde hace rato estaría viviendo en Medellín (Colombia), ciudad en la que tiene muchos amigos y que constantemente visita.

Manuel José Chávez tiene 27 años. Nació en Bogotá (Colombia). Y ha participado en películas como ‘Soñar no cuesta nada’, ‘Dios los junta y ellos se separan’, ‘Al final del espectro’, ‘Adiós Ana Elisa’, ‘Como el gato y el ratón’, ‘Edipo alcalde’ y ‘El arriero’.

En ‘Regreso a La Guaca’ vuelve a personificar al soldado Porras, uno de los personajes con más protagonismo en esta adaptación para la televisión de la película ‘Soñar no cuesta nada’.

-¿Fue difícil asumir ‘Regreso a La Guaca’, tras el éxito de ‘Soñar no cuesta nada’?
Era algo, que de una u otra forma, todos estábamos esperando. No sabíamos si iba a ser en el cine o bajo el formato serie y ahora se da la oportunidad de darle continuidad a la historia, que fue la gran queja de la gente, que quería saber qué pasó con los militares, y eso hace que la serie llene las expectativas del público.

-¿Cómo es tu personaje de Porras en la historia?
Es un personaje ambivalente, que se muestra como el más transparente, pero que también piensa, como sus compañeros, que la plata le pertenece. En esta segunda parte, Porras vuelve a encontrarse con su familia y se da cuenta de que el tiempo ha pasado y que las cosas han cambiado, al igual que él, y así se desencadena toda una serie de aventuras que incluye la reorganización del grupo Destroyer, que se vuelve a internar en la selva y encuentra una segunda guaca, todo basado en hechos reales.

-¿Por qué llevabas tanto tiempo fuera de cámaras?
Terminé ‘Pura sangre’ en enero de 2008 y me dediqué a participar en varios unitarios (‘Tiempo final’ y ‘Sin retorno’) y tuve la oportunidad de estar en la obra ‘La muerte de un viajante’, un montaje que presentamos en La Castellana. Fue un año muy productivo y enriquecedor para mí, que me permitió renovar fuerzas para hacer ‘Regreso a La Guaca’ y ahora ‘El Capo’.

-¿Cómo es tu participación en ‘El Capo’?
Soy el hijo de El Capo (Marlon Moreno). Un personaje que siempre ha manejado sus negocios desde el anonimato, que ha llevado una vida común y corriente, sin lujos, hasta que un periodista lo expone públicamente y ahí es cuando se dispara la historia, toda una carrera de persecución.

-¿Cuando estabas en ‘De pies a cabeza’ soñabas con lo que eres hoy?
Fue muy extraño, porque en su momento fue un juego, pero entendí muy rápidamente que quería ser actor profesional y ahora 15 años después veo que es un sueño hecho realidad. Ese juego se convirtió en mi estilo de vida, en mi forma de expresión.

-¿Qué sientes cuando ves que la mayoría del elenco infantil de ‘De pies a cabeza’ son hoy estrellas de la televisión?
Para mí es excelente, me siento muy respaldado, me hace sentir que el proceso que vivimos en ‘De pies a cabeza’, en ‘Oki Doki’ y luego en ‘Francisco el matemático’. Valió la pena, en especial cuando veo actuar a Andrea Gómez, Verónica Orozco, Carolina Acevedo, Jorge Monterrosa y Jorge Soto. Verlos a ellos es como verme a mí. Es algo que me llena de orgullo. Somos una familia, es como cuando uno ve crecer a los hermanos.

-¿Tienes proyectos después de ‘El Capo’?
Espero el próximo año volver a hacer más cine, ya tengo ocho películas encima, y empezar a dar pasos hacia la producción, estar más a cargo de los dramatizados, que actuando en ellos. Más como productor que de director.