Nataly Umaña con su primer antagónico


Cuando somos apenas unos niños, siempre soñamos con lo que nos gustaría ser cuando seamos grandes. Y en el caso de Nataly Umaña, este sueño no fue la excepción. Desde muy pequeña, la actriz ibaguereña, supo que quería ser actriz. Su pasión por el arte, la heredó de su padre William Umaña, quien hizo teatro con destacados directores y actores de la televisión colombiana. Fue así como la bella y talentosa joven de medidas perfectas y sonrisa cautivadora, terminó su bachillerato en Ibagué (Colombia), para posteriormente radicarse en Bogotá, donde se ha preparado con actores de la talla de Jorge Cao y estudiando en el Círculo Colombiano de Artistas (Cica).

Poco a poco, la vida se ha encargado de brindarle gratas experiencias a esta talentosa mujer. Primero participó en el reality ‘La Isla de los famosos’, donde si bien no obtuvo los mejores resultados, para ella fue una experiencia única. Luego la llamaron para interpretar el personaje de Mónica, la secretaria y amante de Iriarte (Diego Trujillo), en la novela ‘Los Reyes’, del cual guarda los mejores recuerdos, pues fue un personaje que la ayudó a crecer profesionalmente.

En otras producciones como en ‘El auténtico Rodrigo Leal’, ‘Padres e hijos’, ‘En los tacones de Eva’, ‘Nuevo rico nuevo pobre’, ‘El Cartel’ y ‘Zona Rosa’, Nataly ha demostrado que tiene un talento y una versatilidad sin límites, que le dan la posibilidad de medírsele a cualquier personaje. Ahora, en la nueva producción de RCN, ‘Las Detectivas y El Víctor’, Umaña se metió en la piel de Jenny Rico, una detective que sabrá hacer muy buen uso de su belleza y sensualidad, no sólo para desviar las investigaciones encaminadas al desmonte de una organización criminal, sino que además pondrá en peligro la estabilidad emocional y profesional del Detective Víctor García (Gregorio Pernía).

Para este personaje, la hermosa colombiana tuvo una ardua preparación en manejo de armas, boxeo y defensa personal. Esta es una historia con la que los televidentes se van a sentir identificados, pues en el fondo todas las mujeres tienen algo de detectives.

-¿Quién es Jenny Rico, tu personaje en ‘Las Detectivas y El Víctor’?
Es una mujer fría, calculadora, doble pero al mismo tiempo inteligente, echada para adelante y dispuesta a todo con tal de conseguir lo que quiere. Jenny es una persona ávida de amor y tal vez eso justifica su comportamiento.

-Esta vez será la antagonista de la novela...
Jenny es muy inteligente y sabe mover muy bien las fichas. Pero no todo el tiempo la van a ver en su faceta de mala, porque ella juega muy bien con la psicología, sabe cómo comportarse y manipular a sus compañeros, siempre tiene una estrategia para ser la ganadora en cualquier situación.

-¿Cómo fue el proceso de construcción de tu personaje?
Fue algo muy enriquecedor para mí como actriz y como persona, pues los actores principales tuvimos un fuerte entrenamiento en manejo de armas, boxeo, defensa personal y yo en mi vida había tomado un arma en mis manos, para mí cada cosa era muy interesante. También trataba de trabajar sobre mi personaje, imaginando todo el tiempo como pensaría Jenny o como actuaría frente a determinadas situaciones.

-¿Qué representa este nuevo reto en su carrera?
Este es mi primer antagónico y le doy muchas gracias a Dios por haberme dado esta oportunidad. Este personaje está muy bien hecho, muy bien escrito y estoy trabajando fuertemente para no defraudar a toda la gente que confió en mí. Es un reto muy fuerte, pero a la vez muy interesante.

-¿Cómo ha sido trabajar bajo la dirección de Pepe Sánchez?

Es una bendición inmensa y además inspira un respeto y una paz total en el set. Pese a que lleva tantos años en esta profesión, siempre llega con una sonrisa amable. En el momento en el que debe hacerte algunas recomendaciones, lo hace de la mejor manera y buscando siempre lo mejor para el personaje. A su lado he aprendido muchísimo, es un excelente director y un impecable ser humano.

-¿Qué nuevos elementos de novela verán todos los televidentes?
En Colombia se ha explorado mucho a la hora de contar historias, cosa que me encanta, y esta producción no será la excepción, pues contará con fuertes ingredientes investigativos y de interés social, como por ejemplo, las personas que le compran seguros a indigentes para luego matarlos y cobrar el dinero, o el robo de carros o los casos de hombres que enamoran a las mujeres para sacarles dinero y después dejarlas solas. Es una historia increíble, estoy segura que los televidentes se identificarán con cada cosa que pase.

-¿Cómo mides tu trabajo?
Yo soy muy crítica conmigo misma, soy de las que grabo absolutamente todo para verlo después y corregir cosas, pero también sé escuchar y recibo de buena manera cada una de las críticas que me llegan. También siento que cuando estoy en la calle y la gente se acerca y me felicita, pues uno sabe que su trabajo no está pasando desapercibido y que está siendo valorado por el televidente.

-Participaste en la exitosa serie de ‘El Cartel’, ¿leíste el libro para entender toda esta historia de o simplemente te basaste en los libretos?
Me leí el libro, pero ya habíamos grabado la serie cuando salió a la venta el libro. Andrés López estaba todo el tiempo con nosotros. Opinaba durante el rodaje, pero no se metía con los actores. Nos dejaba libres para lo que quisiéramos hacer.

-¿Te inspiraste en Natalia París para dar vida a tu personaje de ‘El Cartel’?
Mucho. Es una niña que llevo viendo toda mi vida. Que triunfa, que siempre está al aire. Me metí a Internet, analizaba sus gestos. Ella es muy pausada, es tierna y muy sensual sin querer serlo.

-¿Pensaste que interpretar a esta mujer en la ficción podría encasillarte igual en la vida real?
No. Cuando en las escenas había comentarios muy tontos y yo le preguntaba al director si tenía que decirlos, y él me decía que si no quería no los dijera. Pero, si no se podían cambiar, pues los decía. No creo que caiga en eso y si es así, pues es que yo soy la actriz y estuve haciendo lo que me decían unos libretos.

-¿Y has conocido en persona a Natalia París?
No. De hecho he tenido muchas ganas de conocerla. Al comienzo, cuando íbamos al mismo gimnasio siempre quise decirle, “hola, mucho gusto, yo soy Nataly Umaña y voy a hacer un personaje tal”. Pero no, porque como esto se mantuvo tan en reserva. La analizaba mucho y siempre la vi muy femenina, delicada. Lo que he escuchado es que estaba preocupada por lo que se va a mostrar de ella en la serie, no por quién la iba a representar.