El Fantasma del Gran Hotel

Irene recibe mensajes
del más allá

Irene (Ana Lucía Domínguez) y Miguel (Michel Brown) se conocerán en medio de sucesos paranormales, que los llevará a pensar que no están solos, pues al parecer seres del más allá son huéspedes del Hotel donde se desarrolla su idilio de amor.

Una tragedia se avecina
Después de ver a Don Américo (Gustavo Corredor) en el ascensor creyendo que está vivo, Irene (Ana Lucía Domínguez) decide renunciar a su trabajo en el hotel. Pero como no puede quedarse sin trabajo, su tío Roque (Luis Eduardo Arango) le dice que le tiene un trabajo como masajista de unos ejecutivos que viven súper estresados. Mientras busca los aceites para hacer los masajes, Irene y su tío oyen un golpe bastante fuerte. Ella observa que uno de los carros envueltos en el accidente es de Américo, situación que la estremece y huye del lugar, dejando plantados a sus clientes. Enrique (Edgardo Román) está alistando sus cosas cuando se da cuenta de que un perro le gruñe porque percibe la presencia de Américo. El animal lo va arrinconando hasta meterlo en un cuarto donde se cierra la puerta y se oye un disparo.

Desde el más allá, Américo empezará a cobrar venganza
Mientras Enrique (Edgardo Román) alista sus cosas, un perro que ladra porque percibe la presencia de Américo (Gustavo Corredor), lo amedrenta hasta hacerlo entrar a una habitación de donde instantes más tarde se escuchará un disparo. Mientras tanto, Irene (Ana Lucía Domínguez) habla con Otilia (Gloria Gómez) y le cuenta de su capacidad para ver seres del más allá. Por otra parte, Julieta (Andrea Gómez), Marco (Carlos Serrato), Adolfo (Luis Velazco) y Jorge (Jorge Marín), discutirán sobre su deben seguir buscando el tesoro o no, pues tienen la sensación de que una fuerza del más allá les está cobrando el crimen de Américo.

Irene invocará a seres del más allá, y Américo amedrenta a Marco
Justo cuando Marco (Carlos Serrato) está en el cuarto piso acomodando el bloque de pared que contiene el cuerpo de Américo (Gustavo Corredor), es sorprendido por el fantasma del difundo. Esta aparición, dejará al conserje del hotel al borde de un ataque de nervios e inexplicablemente terminará frente a una ventana sin vidrios. De otro lado, Irene (Ana Lucía Domínguez) decide hablar con Otilia (Gloria Gómez) para que le enseñe a invocar los muertos y así demostrarle a Miguel (Michel Brown) que ella no está loca. Otilia le advierte lo que puede suceder si decide empezar a llamar los espíritus del "más allá". Aún así, Irene busca por su cuenta la manera de realizar un rito y le pide a Salma (Mónica Gómez) que la acompañe al cementerio.

Irene sigue recibiendo mensajes del más allá
Miguel (Michel Brown) habla con Irene (Ana Lucía Domínguez) y le pide que vayan al cementerio y haga de nuevo el ritual para comunicarse con su padre. Sin embargo, el ritual fracasa y un nuevo espíritu comienza a rondar en la vida de Irene. Su nombre es Eloisa y resulta ser la novia de Salomón (Gustavo Angarita), a quien Irene debe transmitir el mensaje que ella le envía desde el “más allá”. De otro lado, Julieta (Andrea López) conversa con Adriana (Margarita Ortega) y le dice que ha mantenido a Miguel en el hotel porque les está ayudando a buscar el botín que está escondido para que puedan repartirse el dinero y así poder pagar las pólizas que necesitan.

Esperanza le confesará un gran secreto a Irene
Miguel (Michel Brown) habla con Rafael (Alejandro Martínez), su amigo, y le cuenta lo que pasó con Irene (Ana Lucía Domínguez) en el cementerio. Aunque un poco desilusionado por no haber encontrado lo que esperaba, Miguel descubre que en la caja que halló, hay una foto en la que reconoce a alguien muy cercano a su padre. Por otro lado, Roque (Luis Eduardo Arango) y Esperanza (María del Pilar Álvarez) preocupados por las cuentas que deben pagar, deciden hacer merengones y venderlos en las afueras de Bogotá. Roque recurre a Heriberto y le propone que se vuelvan socios y que le preste el carro para poder salir a vender. Sin embargo, Heriberto le hará una contraoferta que no dejará muy contento a Roque. Esperanza, al ver que ya no puede ocultarle a Irene la verdad sobre el ‘don’ que posee, decide contarle un capítulo no muy grato de su niñez y le confiesa quién es el verdadero padre de Benjamín (Mateo Rueda), el hijo de Otilia (Gloria Gómez).

Irene podría regresar al hotel, y Salomón tras nuevas pistas
Mientras Salomón (Gustavo Angarita) revisa el hotel piso por piso en busca de pistas que lo lleven al cuerpo de Américo (Gustavo Corredor), Marco (Carlos Serrato) y Adolfo (Luis Velasco) están preocupados porque no han podido deshacerse del cuerpo y el olor podría delatarlos. Al ver a Miguel (Michel Brown), Salma (Mónica Gómez) no puede esconder su rabia y le reclama el comportamiento que tuvo con Irene (Ana Lucía Domínguez), cuando lo único que ella pretendía era ayudarlo. Por esta razón ella decide contarle todo lo que le ha pasado a Irene haciendo que Miguel vaya a buscarla. Después de enterarse de su pasado y de lo que está viviendo, Irene decide ir a donde Fabio, el psicólogo que le dirá si es apta para continuar con sus labores de ascensorista en el hotel.


Del 8 al 19 de junio de 2009