Las Trampas del amor

Sergio desconfía de Lorenzo

Alejandro y Lorenzo discuten, y Cañón se sale con la suya

Alejandro (Ezequiel Stremiz) se molesta con Lorenzo (Rafael Novoa) ya que no está de acuerdo con que Ágata (Laura Ramos) supervise la operación. No obstante, Lorenzo le aclarará que lo que está en juego es su nombre, su empresa y su dinero, por eso ella debe estar al tanto de todos sus movimientos. Entre tanto, Alejandro se entera que por orden de Cañón (Germán Quintero), deberá someterse al detector de mentiras. De otra parte, mientras Aurora (Nórida Rodríguez) le pide a Marilyn (Mónica Pardo) el número telefónico del almacén donde va a trabajar; Mariana (Carolina Ramírez) escucha una conversación telefónica de Marlon (Carlos Manuel Vesga) en donde el joven asegura que lo está haciendo es muy peligroso.

Alejandro intentará engañar al polígrafo
Los esfuerzos de Ágata (Laura Ramos) por evitar que el Comandante Cañón (Germán Quintero) someta a Alejandro (Ezequiel Stremiz) al detector de mentiras son inútiles, pues esta será una orden que el joven tendrá que acatar. No obstante, Alejandro recordará que su maestro de artes marciales en la cárcel española, le dijo que en muchas ocasiones logró engañara al detector poniendo en práctica milenarias técnicas de concentración. En casa de los Romano, Elvis (Variel Sánchez) discute con Marilyn (Mónica Pardo) por haber entrado a su habitación sin su autorización y le exige que le diga donde dejó la caja con el dinero que le estaba guardando a Yurani (Mónica Gómez). Mariana (Carolina Ramírez) encontrará a Alejandro y a Ágata en una situación bastante cariñosa.

Alejandro es detenido por la policía
Después de hablar con Mariana (Carolina Ramírez) y concretar la cita que tienen en la noche, Alejandro (Ezequiel Stremiz) es detenido por la policía cuando se dispone a encontrarse con Marlon (Carlos Manuel Vesga) para entregarle la piezas arqueológicas. De otra parte, Elvis (Variel Sánchez) le dice a Yurany (Mónica Gómez) que su mamá le mandó nueve millones de pesos y en medio de la celebración, la atracción vuelve a surgir entre los dos. Marilyn (Mónica pardo)queda en shock cuando Mariana se ofrece a llevarla a su casa.

Lorenzo tendrá a Lucrecia en sus manos
Lorenzo (Rafael Novoa) recibe unas fotos que dejan al descubierto el romance secreto que Lucrecia (Susana Torres) sostiene con el presidente de una multinacional de seguros muy importante. Entre tanto, Lucrecia habla con su madre y le asegura que días antes de la muerte de su padre, él le dijo que le dejaría la casa como parte de su herencia. Eugenia (Judy Enríquez) no dará crédito alguno a las palabras de su sobrina. Las andanzas de Alejandro (Ezequeil Stremiz), Marlon (Carlos Manuel Vesga) y Norma (Sandra Hernández) podrían quedar al descubierto, pues Mariana (Carolina Ramírez) llega de sorpresa al apartamento de su amiga.

Lorenzo y Lucrecia más cerca que nunca
Aunque Lucrecia (Susana Torres) está en manos de Lorenzo (Rafael Novoa), este le podría brindar todo lo que ella desea: poder, dinero y placer. No obstante, esto tendrá un precio. Entre tanto, Norma (Sandra Hernández) le dice a Alejandro (Ezequiel Stremiz) y a Marlon (Carlos Manuel Vesga), que tiene el anzuelo perfecto para que Palacio (Diego león Hoyos) caiga en su trampa, sin que el plan que han trazado falle. Lastimosamente se correrán demasiados peligros.

Lorenzo tomará medidas extremas para controlar a Alejandro, y Lucrecia le provoca un infarto a su mamá
Al ver que Ágata (Laura Ramos) no ha podido controlar a Alejandro (Ezequiel Stremiz) y él sigue actuando por sí sólo, Lorenzo (Rafael Novoa) habla con su asistente y le dice que de ser necesario tomará medidas extremas para mantener bajo control a su primo. Entre tanto, mientras Mariana (Carolina Ramírez) le pide a Alejandro que le cuente todo lo que ha sucedido durante estos últimos años, sin ocultarle nada; Lucrecia (Susana Torres) presiona tanto a Josefina (María Eugenia Penagos), su madre, que ésta débil mujer sufre un ataque al corazón.

Josefina muere
Sin decir el nombre del asesino de su esposo y del verdadero culpable de la desgracia de la familia Negret, Josefina (María Eugenia Penagos) muere. Sin imaginarse lo que ha sucedido, Mariana (Carolina Ramírez) llama a Alejandro (Ezequiel Stremiz) y como el joven no contesta el celular, le deja un mensaje de voz donde le dice que si no puede reunirse con ella por lo menos se tome el trabajo de avisarle. De otra parte, justo cuando Elvis (Variel Sánchez) y Yurani (Mónica Gómez) se alistan para celebrar, llega una visita inesperada.

Sergio desconfía de Lorenzo, y la avaricia de Lucrecia no tiene límites
En medio del velorio de su madre, Lucrecia (Susana Torres) le dice a Alejandro (Ezequiel Stremiz) que para evitar inconvenientes más adelante, le aclara que la casa en donde viven le pertenece a ella, pues él no tiene derecho a ninguno de los bienes de la familia. De otra parte, mientras Sergio (Gabriel Ochoa) intenta hablar con Lorenzo (Rafael Novoa) sobre lo que le dijo Josefina (María Eugenia Penagos) antes de morir, Ágata (Laura Ramos) recibe un ultimátum de su jefe. Susana no da crédito a las acusaciones que su esposo hace en contra de Lorenzo, su primo, pues ella está segura de que él único culpable de las desgracias de la familia es su hermano.

Sergio en el ojo del huracán
Sergio (Gabriel Ochoa) no se quedará callado y antes de buscar desesperadamente la carta que Alejandro (padre) le entregó a Josefina (María Eugenia Penagos), su esposa, antes de morir, le contará a Lucrecia (Susana Torres) sobre las sospechas que tiene de Lorenzo (Rafael Novoa). Entre tanto, Lorenzo planea entrar a la casa de los Negret a buscar la carta y Ágata (Laura Ramos) debe encargarse de que nadie se encuentre en la propiedad. Eugenia (Judy Henríquez) interroga a Sergio sobre lo que su cuñada le dijo antes de fallecer.

Del 25 de mayo al 5 de junio de 2009