Más sabe el Diablo

Esperanza le cuenta a Martín
que tiene un hijo suyo

Ángel es interrogado por la policía
El Detective Jimmy interroga a Ángel, que la hace creer que él fue un simple mesero que fue víctima de unos ladrones. Y como Martín consiguió que apareciese el nombre de Ángel Salvador en la lista de meseros que contrataron; “El Hierro” (Martín) le paga menos dinero de lo que le había prometido a León Beltrán y, por eso, éste tiene que pagar menos dinero a los muchachos que participaron en el robo. Por su parte, Manuela no soporta a su futura suegra (Graciela), quien está muy pesada con los preparativos de su boda con Martín, además, Graciela es quien se está encargando de elegir todo, prescindiendo de la opinión de Manuela. En el barrio; Sandro la confiesa a Esperanza (la madre de Ángel) que él y su esposa Susy cada vez están más distanciados, y Esperanza le anima a seguir luchando por el amor de Susy. Y Sandro cree que su familia es un fracaso porque, además de que su esposa no le quiere, su hija Perla no estudió y ahora está a punto de ser madre siendo muy joven. Al salir de la comisaría; Ángel se encuentra con Manuela, quien le estaba esperando y después ésta le dice que se siente muy sola en algunas ocasiones.

El Detective Jimmy y Virginia tienen su primera cita
Ángel y Manuela coquetean en un parque, y éste la convence para que se suba a un árbol con él para conversar y, después, él dibuja un retrato de Manuela, a la que dice que la ve mucho más bella por dentro que por fuera y, por esto, ellos estuvieron a punto de besarse, pero ella se va en ese momento para evitar el beso que ambos están deseando. Por otra parte, el Detective Jimmy visita a Virginia para disculparse con ella por haber sido agresivo con ella cuando la interrogó y la inculpó injustamente del robo de las joyas del evento y, poco después, ambos se van a un bar, donde ella le confiesa que se siente infravalorada por su padre, por el hecho de es una mujer, aunque a veces se comporte como un hombre. Y cuando Virginia le dice a Jimmy que su madre siempre le ha reprochado que se comporte como un hombre porque así jamás podrá conquistar a un hombre; en cambio, Jimmy la dice a Virginia que esa dureza la hace una mujer muy atractiva. Mientras que, “El Perro” le da muy poco tiempo a Gregorio para que le entregue los 10 mil dólares de la droga que le prestó, pero gracias al dinero que cobraron por el robo, Ángel le presta a Gregorio el dinero que la falta para pagar la deuda que su amigo tiene con ese traficante de drogas. Para seducir a Martín Acero; Susy le corta el cabello a Esperanza para que se vea más juvenil y llame la atención del hombre que la dejó embarazada y del que sigue creyendo que él se enamoró de ella.

Ángel y Manuela discuten por primera vez
Al irse a reportar a la policía como debe hacerlo cada mes porque está en libertad provisional; el juez telefonea a Manuela para saber cómo está trabajando Ángel, y ésta habla con elogios del buen trabajo que está desempeñando Ángel. Más tarde, Manuela le confiesa a su amigo Horacio que salió al parque con Ángel y, al verla tan entusiasmada, Horacio cree que a su amiga le gusta Ángel, aunque ella no quiere reconocerlo. Y Ángel está muy defraudado de su abogada y discute con Manuela porque él se da cuenta de que ella no quiere reconocer que se divirtió con él subida a un árbol. Y Manuela va tras él para explicarle que a ella no le da vergüenza estar a su lado, pero que la parece un error haber pasado el día juntos y, defraudado de ella; Ángel le entrega a Manuela el retrato que la dibujó mientras estaban en el parque. Y Manuela se pone furiosa porque no soporta que Ángel crea que ella es una niña rica consentida. Acompañada por su amiga Susy; Esperanza va hasta la oficina de Martín Acero y, aunque éste no las recibe, Esperanza consigue hablar con el hermano de Martín (Cristian Acero), al que pide que quiere verse con Martín, pero Cristian no le proporciona ninguna cita, aunque Esperanza y Susy deciden esperar a las afueras de su empresa a Martín. Mientras tanto, Aníbal le pide a Martín que colabore con su hija Virginia para que demuestre que su empresa auditora es la mejor para ocupar el puesto de presidencia en su compañía, sustituyendo a Aníbal.

Esperanza le confiesa a Martín que tiene un hijo suyo
Cuando se entera de que Aníbal quiere dar gusto a su hija Virginia y va a hacer una auditoria a las empresas asociadas para saber cuál es la mejor para ocuparse de la presidencia de ‘Dávila Enterprises, Inc’; Martín le pide a su hermano Cristian que organice todo para que los Dávila no descubran sus negocios sucios. Y más tarde, Cristian le hace recordar a su hermano Martín a Esperanza Salvador, una criada que tuvieron cuando vivían en México y, después de la insistencia de ésta para verle, Esperanza consigue entrar en la oficina de Martín, al que confiesa que ella no abortó y que tiene un hijo suyo. Pero, Martín le dice a Esperanza que él no cree que ese muchacho sea hijo suyo y la deja muy claro que no la importa ni ella, ni su hijo porque piensa que Esperanza le buscó para sacarle dinero, por esto, él la entrega 200 dólares, que ella rechaza. Y Esperanza se arrepiente de haber estado esperándole veinte tres años porque ella le amaba, aunque él no la merecía porque en la juventud la utilizó para acostarse con ella. Y a pesar de que Susy la aconseja a su amiga que se vengue de Martín contratando a un abogado y demostrando que Ángel es su hijo; Esperanza no quiere saber nada más de Martín. Después de la discusión que tuvieron; Manuela decide ignorar a Ángel, mientras que él intenta darla celos con Nina, la secretaria de su bufete de abogados.

Manuela no puede olvidarse de Ángel
Esperanza está entristecida porque Martín la rechazó y no la creyó que ella tuviera un hijo suyo. Aunque Manuela quiere hacer cosas románticas con su prometido; Martín no está por la labor de hacer esas cosas, que para él son unas tonterías. Y Martín y Manuela intentan hacer el amor, pero ella le acaba rechazando, con la excusa de que ella no puede concentrarse, sin decirle que en realidad ella se está empezando a sentir atraída por su mensajero, Ángel. Mientras tanto, Ángel tampoco puede acostarse con Mariana, una bailarina muy hermosa del barrio, pues él está pensando constantemente en Manuela. A pesar de que Martín no cree a Esperanza; Graciela (su madre) y Cristian (su hermano) piensan que Esperanza sí podría tener un hijo de Martín. Rompiendo su microondas para que la sirviese de excusa para pedirle a Ángel que se lo arreglase; Manuela consigue que Ángel vaya hasta su casa. Después de hablar con los padres de Manuela; Martín se da cuenta de que el Detective Jimmy Cardona descubrió a uno de los hombres que robó las joyas, que se hizo pasar por un trabajador que estaba arreglando una lámpara. Y Martín le exige a León que se deshaga de éste para que no le atrapen y así no pueda delatarlos, pero León es incapaz de matar a Gregorio.

Martín se acuesta con Mariana, una bailarina del bar de León
Martín ve en el barrio a la hermosa y sensual Mariana, de la que se encapricha y le pide a León que la envíe por la noche a su apartamento. Y poco después, León le pide a su hijo Cachorro que asesine a Gregorio porque la policía le descubrió y, aunque al principio no quería, Cachorro está dispuesto a matar a Gregorio. Mientras tanto, Gregorio le pide matrimonio a Perla, diciéndola que la ama y que quiere formar una gran familia su lado, y ésta acepta encantada. Aunque Doña Graciela piensa que Esperanza en realidad tiene un hijo de Martín; él la dice a su madre que no cree que ese muchacho sea hijo suyo, pero Graciela teme que Esperanza delate ante la sociedad que Martín la dejó embarazada siendo jóvenes y la rechazó. Cuando revisa el microondas de Manuela; Ángel se da cuenta de que alguien estropeo intencionadamente el aparato. Y allí, Manuela le pide disculpas a Ángel por haber discutido con él. Después, Manuela le pide a Ángel que se quede a cenar en su apartamento. Y conversando, Ángel le cuenta a Manuela que su padre no se ocupó de él y que su madre le contó que su padre se llamaba Martín. Por la noche, Mariana (cobrando) va hasta el apartamento de Martín, donde hacen el amor desenfrenadamente, y ella le hace un baile muy sensual a Martín.

Manuela y Ángel estuvieron a punto de besarse
Cuando Ángel y Manuela estuvieron a punto de besarse en el apartamento de ésta; ella le acaba rechazando porque recuerda que se va a casar con otro hombre. Y al día siguiente, Manuela le cuenta a su amigo Horacio que estuvo a punto de besarse con Ángel. Y Horacio le aconseja a Manuela que despida a Ángel o que cancele su matrimonio con Martín, pero Manuela no quiere hacer nada de eso y pretende manejar la situación con Ángel. Desanimada por el rechazo de Martín; Esperanza quería regresar a su natal México, pero Ángel la convence para que no lo hagan porque él tiene que seguir yendo cada mes a reportarse a la policía, además, él consiguió un buen trabajo de mensajero en el bufete de abogados de Manuela. Después de enterarse de que la policía está siguiendo al joven del que sospechan que robó las joyas; Martín presiona de nuevo a León para que le mate, por eso, León le dice a su hijo Cachorro que asesine a Gregorio. Al desaparecerles un cheque con dinero de una empresa; Horacio y Manuela sospechan que Ángel podría haberles robado.

Gregorio muere, mientras Perla da a luz
Ángel se da cuenta de que Horacio y también Manuela están desconfiando de él, creyendo que él les robó veinte mil dólares. A pesar de que Ángel les jura que él no les robó; Manuela y Horacio no le creen y acaban despidiéndole. Por otra parte, Perla da a luz a su hijo, con ayuda de sus padres (Sandro y Susy), que la llevan de inmediato al hospital. Mientras que, Gregorio le compra ropita a su hijo y, después, él tiene que huir del Detective Jimmy, quien le seguía para detenerle y, al final, Cachorro (mandado por su padre León) encuentra a Gregorio y le mata a tiros, sin que la policía le vea. Y poco después, Ángel llora desconsolado al ver muerto a su amigo Gregorio, al que no se puede acercar para que no vea el Detective Jimmy Cardona.

Manuela sale de fiesta con Horacio para olvidarse de Ángel
Ángel se encarga de comunicarla a Perla que mataron a Gregorio, y ésta llora desconsolada por la muerte del padre de su hijo recién nacido y se niega a creer que su amado está muerto. Además, todos creen que Gregorio fue asesinado por la policía al intentar huir de ellos, aunque en realidad fue Cachorro, mandado por León, que a su vez fue enviado por Martín. Y León le convence a Ángel para que vuelva a su organización y volver a robar para “El Hierro” (Martín), pues Ángel quiere ayudar económicamente a Perla y a su hijo. Por la noche; Manuela se va con su amigo Horacio a disfrutar bailando en una discoteca para olvidarse de sus penas, ya que está defraudada con Ángel, creyendo que él le robó dinero. Pero, Ángel le confiesa a su amigo El Topo que él no robó nada de ese dinero, del que le acusó su abogada Manuela. Mientras que, Cristian le aconseja a su hermano Martín que debe de consentir en todo a Manuela para que ella no se arrepienta de casarse con él. Y más tarde, Martín va a la discoteca para sacar de allí a Manuela, aunque acaba bailando con ella.

Manuela quiere disculparse con Ángel por haber desconfiado de él
Como no quiere perder a su hijo, como Gregorio murió; Esperanza le pide a su hijo Ángel que cambie de vida, alejándose de León y no volviendo a robar, pero Ángel le dice a su madre que a él le despidieron del bufete de abogados y que no puede cambiar de vida porque necesitan dinero, por eso, Ángel y Esperanza están pensado en regresar a México. Después de bailar intensamente en la discoteca; Manuela hace el amor con Martín en el apartamento de ésta y, tras esto, Manuela decidió adelantar su matrimonio con Martín (después de que él así se lo propusiese) y, por esto, Horacio cree que su amiga hace eso por despecho con Ángel. Al día siguiente, para la sorpresa de Virginia, su padre Aníbal se interesa en su vida y la dice que necesita tener más a menudo conversaciones con ella para saber si es feliz, pues Aníbal ahora quiere recuperar el tiempo perdido con sus hijas, después de enterarse que le queda poco tiempo de vida por el cáncer que padece. Por su parte, Perla está destrozada desde que descubrió que su amado Gregorio murió. Mientras que, la alocada Nina (la secretaria de Manuela y Horacio) encuentra el sobre que creyeron que Ángel había robado con el dinero. Y Nina se siente culpable por ser tan desordenada y, por esto, ella renuncia a su empleo; pero Manuela y Horacio no la reciben la renuncia porque saben que ella no lo hizo con mala intención. Y para pedirle disculpas por haber desconfiado de él; Manuela va a buscar a Ángel. Además, Manuela va hasta el basurero para recuperar los dibujos que Ángel le regaló y que ella tiró porque pensaba que él la traicionó.


Del 8 al 19 de junio de 2009