Patricia Ércole en la piel de ‘Madame Rochy’


Por primera vez la actriz Patricia Ércole habla de su vida privada, de sus deseos de convertirse en mamá y hasta nos confesó que también suenan campanas de boda. Además manifestó que en la madurez de su carrera es importante hacer personajes como el de 'Madame Rochy': "Me encontré con Miguel Sierralta en Bogotá, empezó a contarme sobre el proyecto y me lo propuso".

Patricia Ércole y 'Madame Rochy' estarán inevitablemente unidas por una sola razón: la actriz fue escogida como protagonista de 'Las historias de Madame Rochy', una película basada en la vida de la 'jefa' más famosa de 'elegantes' prepagos y autora de un libro donde menciona a famosas que comerciaban sus favores sexuales. La historia contaría las peripecias de la Madame más famosa de Colombia y le permitiría a Patricia explotar su vena histriónica con un personaje muy exigente y diametralmente opuesto a lo que ella es en su cotidianidad.

-¿Conocías la historia de 'Madame Rochy'?
Para nada, yo estaba en París en ese momento. Miguel me envío una sinopsis de la historia y el perfil del personaje. Alguien me había comentado del libro y me había dicho que habían salido muchas niñas conocidas, pero yo nunca he sido de escarbar. Soy pésima para leer las revistas de farándula.

-¿Cuál fue tu primera impresión?
Quedé muy sorprendida de cómo empieza ella a incursionar en este mundo.

-¿Qué te convenció para aceptar este personaje?
Cuando se tiene madurez, uno como actriz busca retos, personajes que tenga que trabajar, que sean completamente lo opuesto a la vida que uno ha llevado. Como es un personaje vivo, lo que voy a hacer es un trabajo de campo.

-¿Cómo estás preparando tu personaje?
Ya hubo un primer encuentro con la verdadera protagonista: 'Madame Rochy', tenía mucha expectativa. Uno no alcanza a dimensionar cómo es una persona que se ha metido a este submundo.

-¿Qué te impactó?
Cuando ella me vio y me abrazó, me dijo: "Qué dicha que seas tú la que me va a interpretar porque antes que cualquier cosa, tú eres una mujer que está con Dios". Otra cosa que también me impactó es la forma como quiere reivindicarse con Dios y ante el mundo, quiere hacer un llamado con estas declaraciones.

-¿Has trabajado con alguna de las actrices mencionadas en el libro?
Sí, en ese punto para nada me voy a meter, tengo un respeto sobre cada una de las personas que ella nombra. He trabajado con dos de ellas en novelas.

-¿En esa época se oía que algunas colegas eran prepagos?
No.

-¿Alguna vez en tu carrera como actriz te hicieron una propuesta indecente?
No, para nada; la gente conoce quién eres.

-¿Algún escándalo?
Lo único sonado fue mi separación con Miguel Varoni.

-¿Ya perdonaste?
Ese tema es historia patria, éramos jóvenes; no es para nada juzgable. Cada uno ya tiene su vida, creo que todos somos felices en los caminos que escogimos.

-¿Estás enamorada?
Sí, llevo dos años con mi novio. Es francés y está al otro lado de la industria, no es actor, es distribuidor y está en la parte de producción de cine y televisión.

-¿Suenan campanas de boda?
Pues hemos hablado de eso, ahora estoy en proceso de definir muchas cosas.

-¿Te gustaría tener hijos?
Soy Mafalda, pero llevo una Susanita adentro, una Susanita que sueña con quedar embarazada pronto. Soñaría que fuera este año, quiero ser mamá y construir mi hogar.

-¿Por qué no te casaste antes, ni tuviste hijos?
De pronto no encontraba a la persona para decir: “quiero construir un hogar”.

-¿A qué estás dedicada ahora?
Voy a rodar en octubre una película que se llama 'El quemado', con Róbinson Díaz.