Rafael Novoa


Rafael Novoa se metió en la piel del villano. Feliz anda por estos días el actor Rafael Novoa con el rol de antagonista en la nueva producción del Canal RCN, ‘Las Trampas del amor’.

Es uno de los actores con más talento en la televisión colombiana, que después de haber protagonizado la exitosa novela ‘Pura Sangre’, regresa a RCN convertido en el villano de ‘Las Trampas del amor’.

El galán de galanes que hace un año se llevó el galardón como Protagonista favorito en los ‘Premios TV y Novelas’, interpreta a Lorenzo Negret, un hombre que en público es el ser más bueno y agradable pero en privado es un ser maligno cuya ambición y afán de manipulación no parece tener límites. Sus movimientos físicos son controlados y jamás hace alarde de su fuerza física, lo suyo es pensar.

Para Alessandro Basile, productor ejecutivo de la novela, pensar en un actor que siempre se ha visto en las pantallas de la televisión colombiana como ‘el bueno del paseo’ es la oportunidad de innovar y de darle al televidente la posibilidad de ver a uno de sus actores favoritos en otra faceta. “Hay muchas respuestas obvias del porque Novoa pero la principal es la novedad de tener un antagonista totalmente colombiano, con una serie de matices que los protagonistas no poseen debido a que sufren mucho y eso en una novela de 240 capítulos se puede volver un poco predecible, pero no a un churro colombiano de malo, con facetas sicóticas que le exige mucho más actoralmente. Su personaje tiene una marcada dualidad, parece el más bacán de todos, el mejor amigo de su primo, el protagonista de la historia, pero alternamente tiene una agenda privada y secreta para destruirlo”.

De igual manera, el director de esta producción explica el porque escogieron a Novoa para esta faceta antagónica, un personaje con una fuerte carga de maldad y cinismo. “Rafael Novoa venía de hacer un protagónico, un personaje distinto y era bueno verlo en otra faceta. En ‘Las Trampas del amor’, inicialmente va a parecer como un hombre ideal, el que cualquier padre quisiera para su hija, pero lentamente resulta ser todo lo contrario. Rafael nos ha sorprendido bastante, pues desconocíamos esta capacidad de maldad que actoralmente puede manejar, es fantástico tanto en su faceta como galán seductor, como en la de malo impredecible”, menciona Barbosa.

-¿Cómo es el villano al que das vida en ‘Las Trampas del amor’?
Mi personaje se llama Lorenzo Negret y es el primo de Alejandro, el protagonista, es un personaje oscuro, muy misterioso y un poco indescifrable, evidente en lo que pueda hacer pero indescifrable ante lo que pueda pensar y lo que le pueda ocurrir. Es un personaje que he disfrutado muchísimo.

-¿Cómo fue la preparación para este personaje?
Fue muy claro, primero tuve una charla con Armando Barbosa, el director y después con los libretistas, Mauricio Miranda, con quienes buscamos lo que realmente ellos esperaban del personaje y lo que verdaderamente querían, el resultado fue positivo, quedaron contentos y parece que dimos en el punto.

-¿Qué significa para Rafael interpretar al malvado Lorenzo?
Para mí interpretar a Lorenzo Negret es una satisfacción muy grande porque es un personaje calculador, con mucho veneno en el corazón y yo no había hecho nunca un papel con estas cualidades, yo creo que por eso es que me gusta mucho, la verdad disfruto haciéndolo. Los personajes como Lorenzo son los más difíciles de interpretar porque son muy peligrosos pero lo estoy disfrutando mucho como cada uno de mis personajes.

-¿Qué tantos retos le representa como actor el rol de antagonista?
La verdad creo que es un proyecto que me representa muchas cosas buenas. Me permite mostrar la otra cara de la moneda, otra faceta de lo que venía haciendo, tras el éxito de ‘Pura sangre’. Era oportuno cambiar de rol y hacer un papel más fuerte, contundente y peligroso, por los mismos riesgos que como actor debo afrontar.

-¿Qué comentarios han surgido en la calle sobre el personaje?
No creí que mi faceta como villano fuera a tener tanta aceptación, la gente se me acerca y me habla muy bien de la novela y de Lorenzo, les gusta mucho esta nueva faceta.

-¿Qué te sedujo del proyecto?
Cuando me presentaron el proyecto yo estaba terminando ‘Pura sangre’ y yo no quería saber nada de nada, pero me dieron el tiempo suficiente para estudiar la propuesta. El proyecto me enamoró, al igual que el personaje. Hablé con el libretista y el director y me dijeron qué querían de este rol y ahí me encarreté de lleno con la historia.

-¿El cambio de look fue exigencia para el personaje?
Fue coincidencial. Al día siguiente de terminar las grabaciones de Pura sangre lo primero que hice fue quitarme el pelo. Era una forma de romper el vínculo con el personaje de Eduardo Montenegro y hacer un cambio radical en mi apariencia. El look lo adoptamos ahora para Las trampas del amor".

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Carolina Ramírez y Laura Ramos, dos talentosas y hermosísimas mujeres?
Carolina es una excelente actriz, yo no sé como hace para protagonizar una novela y hacer teatro al tiempo, es excelente. Laura es una cubana lindísima, muy talentosa, entregada a su trabajo. Puede sonar a frase de cajón pero el talento colombiano es excelente; siempre hemos contado con muy buenos, en esta producción existe una conexión entre todos, directores, equipo técnico, de producción y actores, entonces creo que hay un trabajo en equipo que es funcional.

-¿Qué pueden esperar los televidentes de esta producción?
‘Las trampas del amor’ es una serie dentro del esquema de novela y esto la hace interesante, además la novela está muy bien hecha. Cuando los televidentes vean esta súper producción, serán ellos quienes tengan la última palabra.

-¿Cómo asumes que tengas que ser un personaje público que tengas que estar en boca de todos?
Siempre he procurado llevar una vida común y corriente, sin dejarme llevar por las cuestiones de la fama y el reconocimiento, pero es increíble que después de un año de ‘Pura sangre’, la gente se siga acercando a uno a preguntarle cosas de la televisión. Es algo muy agradable.

-¿Por qué decidiste ser actor?
Nadie de la familia me inculcó esta pasión. Soy el único de mis cuatro hermanos que se dedica a esto, me gustó desde pequeño. Mis padres siempre fueron muy cinéfilos, eso me marcó. Además, siempre me interesaron el teatro y el cine.

-¿Tu mayor apoyo es la familia?
Sin duda, mi madre es mi fan número uno. Al principio, en casa no me comprendían, pero…

-¿Qué te saca de la cotidianidad del trabajo?
Disfruto de la intimidad de mi casa, creo que es el espacio más agradable de todos. No soy muy callejero, procuro llevar una vida normal, no vivo en una burbuja. Llevo una vida tranquila, trato de no complicarme y no farandulear tanto.

-¿Te gusta salir de rumba en tu tiempo libre?
La rumbita es rica, pero creo que uno va quemando etapas y con el tiempo uno va disfrutando de otros ambientes. Salgo mucho a comer y de vez en cuando a una rumba.

-¿Cómo te fue en el debut en el cine, con la cinta ‘Poker’?
Genial, ya tenemos la certeza que a finales de este año vamos a tener a ‘Poker’ en cartelera. Siempre me ha antojado el cine, no tanto por hacer personajes por hacer, sino para interpretar roles más puntuales y en ‘Poker’ lo logramos, arrancamos con pie derecho.

-¿Y cómo fue tu participación en la versión mexicana de ‘Pura sangre’?
Al principio hubo una propuesta de México para protagonizar la versión de ese país de ‘Pura sangre’, pero no aguantaba. Creo que ya hice mi versión de Eduardo Montenegro, así que no me sedujo la propuesta. En cambio, sí viajé en abril para estar en la novela con otro personaje, en una participación especial, muy corta.

-Algunos compañeros han probado suerte como empresarios. ¿Te llama la atención ese campo?
Sí, hace un tiempo cerré un restaurante y acabo de abrir otro. Incluso estoy barajando la posibilidad de crear otros negocios. El medio en el que trabajo es inestable y esto no es Hollywood. Hoy vivo de la actuación, pero no sé lo que me deparará el futuro y uno tiene que estar respaldado.

-¿Cuáles son tus metas en la vida?
Llegaré hasta donde Dios y la vida me permitan. No lucho por marcharme a Hollywood. Si puedo, estupendo; aunque, si no es así, no me voy a frustrar.

-¿Eres feliz con lo que tienes?
Sí, mucho. La vida es como el agua, hay que dejarla correr y ella te guía por un camino.

-¿Te consideras exigente?
Sí, siempre me preocupo por analizar el resultado de lo que hago.

-¿Y aprendes de los errores?
Claro, es la mejor forma de crecer y evolucionar. Si sacas enseñanzas de lo bueno y lo malo que te ocurre a lo largo del día, siempre saldrás ganando.

-Cuando te acosan los problemas, ¿te derrumbas con facilidad?
Sufro, pero me repongo rápido.

-¿También eres riguroso a la hora de escoger a una mujer?
No, no soy de los que tiene un prototipo de chica. En lo primero que uno se fija es en el físico, pero lo que suele enamorarme es la esencia de la persona.

-¿Compartes tu vida con alguien?
No. Eso sí, cuando llegue, será la mujer que merezca gozar de mi corazón.

-¿Has estado enamorado en muchas ocasiones?
Siempre que he tenido pareja. Debo reconocer que soy muy pasional y enamoradizo. No obstante, la vida se compone de aciertos y desaciertos.

-¿Te asusta la soledad?
Para toda la vida, sí. Sin embargo, en este momento estoy bien y disfruto de ella.

-¿Cómo te ves de aquí a unos años?
Me encantaría tener hijos, una mujer que me quiera y, sobre todo, tranquilidad. A Dios nunca le he pedido riqueza ni grandes bienes materiales; sólo paz.

-¿Te gustaría formar una familia tan numerosa como la tuya?
Me planteo un mínimo de dos hijos y un máximo de tres.

-¿Prefieres las niñas a los niños?
Los niños inquietos son divinos, pero por las niñas siento una debilidad especial. Son más dulces; y es que, en general, me muero por todas las mujeres (risas).

-¿Te han abrumado tus fans en alguna situación?
Sí, las mujeres son muy lanzadas y me pongo rojo con facilidad. Un día, estando en un bar con unos amigos, se me acercó un grupo de chicas y me tocaron el trasero delante de sus maridos...

-¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?
Bueno pues por ahora estoy de lleno con ‘Las Trampas del amor’ y aún hay mucha tela por cortar en este momento. En ese orden la vida del actor es un poco incierta, uno siempre está viendo en el camino haber que va a pasar o que puede venir, por ahora estoy tratando de hacer mi trabajo lo mejor posible. Las grabaciones de ‘Las Trampas del amor’ van hasta mitad de año y ahí comenzaré a mirar otros proyectos en el cine. La clave está en saber escoger