Más sabe el Diablo

La primera vez
de Manuela y Ángel

Ángel le dice a Manuela que está enamorado de ella

Aunque Cristian intenta ocultarle a todo el mundo, incluso a Horacio, que él no es homosexual, nadie cree en Cristian, quien le exige a Horacio que jamás vuelva a buscarle. Por otra parte, Ángel se pone celoso al enterarse de que el prometido de Manuela le preparó una fiesta a ella para reconciliarse. Y como cree que Manuela se ha reconciliado con su prometido; Ángel se pone furioso, y Manuela le explica a Ángel que ella no tiene nada con Martín. Y Ángel la dice a Manuela que él se enamoró de ella. Más tarde, Nina (la secretaria) le confiesa a su jefa Manuela que se interesó en Cristian y, aunque intenta quitarla las esperanzas, pero Nina le propone una cita a Cristian para salir juntos y, para acallar lenguas sobre su homosexualidad, Cristian acepta la cita de Nina. Cansado de que no le pague demasiado; León le pide a Martín (“El Hierro”) que la próxima vez le dé más comisión por los robos, pero Martín se opone, diciéndole que si le abandona, él mandaría que le matasen, y León le dice que él también le mataría. Como tienen poco dinero; Sandro decide hacer empanadas para vendarlas y sacarse un dinerito y, por esto, su esposa Susy se pone furiosa, ya que piensa que es otra estupidez de su marido porque no vana conseguir nada de dinero con eso. Poco después, El Topo le entrega a Perla una parte del dinero que consiguió robando para León. Por otra parte, Virginia va a buscar a Jimmy a su trabajo para proponerle una cita.

Ángel y Manuela hacen el amor
Ángel decide renunciar al trabajo de mensajero, al creer que Manuela sigue con su prometido; pero Manuela le explica que ella también se enamoró de él. Y al final, Manuela y Ángel acaban haciendo el amor por primera vez en la oficina de ésta. Luego de vivir un momento apasionado; Manuela y Ángel van al apartamento de ésta, donde no pueden parar de besarse demostrándose el amor que siente el uno por el otro. Y Manuela le confiesa a Ángel que con Martín no sintió lo que pudo sentir con él (Ángel) y, poco después, Manuela y Ángel vuelven a entregarse. Después de ir a un centro de belleza, para estar más hermosa y femenina; Virginia va a la cita que tenía en un restaurante con Jimmy, pero él no puede ir a esa cena porque está muy ocupado con su trabajo de detective. Y cansada de esperar; Virginia decide irse del restaurante, pero después de pedirla disculpas por no haber acudido en a la cita, ella le deja entrar de nuevo en su apartamento donde viven un momento apasionado. Estando en el bar; Cachorro se enfurece al enterarse de que todos sus amigos (El Topo, Caucho y Mocho) se acostaron con la mujer de la que siempre ha estado enamorado: la bailarina Marina. Y Cachorro se propone en hacer el amor con Marina en el fin de semana, aunque sus amigos apuestan a que él no logra llevársela a la cama.

Sandro echa a su hija Perla de la casa
Al despertar por la mañana; Manuela y Ángel se dicen que les gustaría pasar todas la noches juntos y amanecer abrazados todas la mañanas. Después, Ángel regresa a su casa para calmar a su madre Esperanza, quien estaba muy preocupada por el paradero de su hijo, y Ángel la dice a su madre que estuvo con la única mujer de la que se ha enamorado, y Esperanza sospecha que esa mujer es la Licenciada Manuela, pero Ángel no se lo confirma. Después de vivir una noche apasionada; Jimmy se disculpa a Virginia por estar tan ocupado en su trabajo y no haberla avisado que no podía cumplirle la cita en el restaurante, y ésta le perdona dándole un beso en los labios. Y después, Jimmy le confiesa a su amigo y compañero, Mike (un policía) que se enamoró de Virginia, a la que ve como una mujer hermosa, dulce y cariñosa, aunque ella trate de esconder esas cualidades. Cuando Perla llega por la mañana de haber estado con un hombre después de que éste la coquetease en el bar mientras ella bailaba; Sandro echa a su hija Perla de su casa por seguir trabajando en el bar de León y acostarse con los clientes. Por esto, El Topo le ofrece a Perla su casa, donde ella se va a vivir con su hijo, y éste la da hospedaje porque la ama. Y Perla está planeando dar en adopción a su hijo porque no tiene como cuidarle. Al ver tan ilusionada a su madre Arianna con su matrimonio con Martín; Manuela decide ocultarle a su madre que ella rompió con Martín porque se enamoró de otro hombre, a pesar de que estaba decidida a contárselo. Bromeando en que Cristian tiene una novia, Nina (la secretaria de Manuela); Martín le cuenta a su madre que Cristian tiene novia, alegrándose de la noticia porque ella rezó para que su hijo no fuese gay, sin saber que Cristian en realidad sí es homosexual. Para seguir trabajando con él; Ángel le pone la condición a León de que le suba el sueldo.

Martín comienza a sospechar que Manuela está con otro hombre
Después de que le pidiese prestada una moto a un amigo; Ángel lleva a su amada Manuela con la moto hasta la playa y, juntos, se meten en el mar vestidos y, después, recuerdan cómo fue la primera vez que se conocieron, que fue en la cárcel, donde él trató de intimidarla porque pensaba que una mujer joven jamás le defendería ante un juez, aunque finalmente ella consiguió que le dejaran en libertad. Y por la noche, Manuela y Ángel pasan la noche juntos, al lado de una hoguera que hicieron en la playa. Por otra parte, Martín está furioso porque no sabe dónde está Manuela y, por eso, él intenta sonsacárselo a Virginia, pero ella no le dice nada y, allí, Martín se da cuenta de que Virginia vive un romance con el Detective Cardona. Para que su familia piense que no es gay; Cristian decide salir con Nina, quien está entusiasmada con él. Más tarde, Cristian le dice a su hermano Martín que probablemente Manuela esté con otro hombre, pero Martín es incapaz de creer eso, aunque está furioso porque comienza a creer en las sospechas de su hermano.

Martín se consuela con Marina
Cachorro le compra un abrigo de piel a Marina para conquistarla, pero ella le rechaza porque tiene que irse a encontrar de nuevo con Martín. Y Marina se da cuenta que Martín la llamó para acostarse con ella y olvidarse de su novia, quien cree que le ha sido infiel. Después de hacer el amor en la playa; Manuela le confiesa a Ángel que, para verle, ella cortó el cable de su microondas para pedirle que lo arreglase, pues Manuela no quiere tener secretos con Ángel. Y al amanecer; Manuela le promete a Ángel que va a acabar definitivamente con Ángel. Por otra parte, Martín discute con León porque El Perro, un traficante de drogas, podría delatarles desde que le detuvieron, ya que él conoce que su banda se dedica al robo.

Manuela rompe su relación con Martín
Manuela, con temor a hacerle daño, le dice a Martín que ellos ya no pueden casarse, diciéndole que seguiría una relación con él por obligación, pero ella es incapaz de contarle que ella se enamoró de otro hombre. Por otra parte, Arianna llora desconsolada porque no soporta que su marido (Aníbal) esté condenado a morir. Por esto, Martín se pone furioso y, como cree que le dejó por otro, quiere averiguar quién es el hombre que enamoró a Manuela, pidiéndole a su hermano Cristian que se acueste con Nina para sonsacarla quién está con Manuela. Por su parte, Marina le deja muy claro a Cachorro que ella va a estar con él cuando ella quiera, rechazándole nuevamente cuando él la propone que hagan el amor y, por esto, él pierde su apuesta con sus amigos, a los que aseguró que Marina iba a ser suya antes del fin de semana, algo que no logró. Pero, Cachorro se pone furioso por la indiferencia de Marina y, en un callejón del barrio, Cachorro golpea a Marina y abusa sexualmente de ella. Por la noche, Manuela le confiesa a su hermana Virginia (quien considera que está cometiendo una locura) le confiesa que ella rompió con Martín porque se enamoró de Ángel. Y Virginia le advierte a Manuela de que tiene que tener cuidado con Ángel, porque podría hacerle daño, ya que Virginia cree que Ángel está con su hermana por su dinero.

Cristian le pide a Nina que le ayude a saber quién es el amante de Manuela
Cristian utiliza a Nina, la secretaria de Manuela, para poder espiar a Manuela y, después, contarle todo a su hermano Martín. Y Cristian invita a Nina a almorzar, para sorpresa de Manuela y Horacio, pues saben que él es gay. Y Cristian convence a Nina para que averigüen quién es el amante de Manuela. Al verse en la oficina; Ángel y Manuela intentan ocultar su noviazgo, pero Horacio sabe todo, al que Ángel dice que se enamoró de Manuela y que quiere luchar por ese amor, aunque todos crean que es una locura. Por otra parte; Jimmy comienza a sospechar que Virginia o que alguien allegado a la familia, al que ella le contó, es quien robó las joyas porque alguien actúa antes que ellos cuando empiezan sus investigaciones, pues un sicario que contrató Martín Acero, asesinó a El Perro, un hombre que sabía los negocios sucios de León Beltrán y su banda, para que así no les delatara.

Manuela les comunica a sus padres que rompió con Martín
Aunque Cachorro sigue muy enamorado de Marina; ella ahora está furiosa con Cachorro y no quiere saber nada de él, desde que éste la violó. Aunque no se atreve a contarles que ella está con otro hombre; Manuela les acaba contando a sus padres (Aníbal y Arianna) que canceló su matrimonio con Martín porque no está enamorada de él. Y Aníbal se pone furioso y, como piensa que Martín es una buena persona que será el mejor marido para su hija; él exige a Manuela que recapacite para que se case con Martín. Y Arianna tampoco apoya la decisión de su hija Manuela, por haber roto con Martín. Tras esta decisión de su hija; Aníbal la advierte a Manuela que se va a arrepentir de haberse separado de Martín, además, Aníbal se culpa de eso por haberla consentido y no haber sido tan duro con ella, como lo fue con su otra hija: Virginia. Como Manuela no podía hablar con la policía porque estaba en ese momento visitando a sus padres; Horacio se encarga de hacer un reporte a la policía en su desempeño en el bufete, y Horacio le dice a la policía que Ángel es un excelente trabajador, cumplido y responsable, y Ángel le hace creer al policía que le visita que no ha vuelto a robar; ya que, de lo contrario, volverían a meterle tras las rejas. Como sus padres no la apoyaron en su decisión; Manuela está muy entristecida. Por todas las preguntas de Nina; Horacio se da cuenta de que Cristian, en complicidad con Martín, le pidió a Nina que averiguara quién es el amante de Manuela. Por su parte, Perla cada día soporta menos a su hijo, por esto, ella quiere darle en adopción; pero El Topo le quiere hacer desistir de la idea porque se encariñó con el niño, además, él es el único que cuida del bebé. Al enterarse de que su amada está baja de ánimo; Ángel visita a Manuela para consolarla.

Aníbal descubre a su hija Virginia besándose con Jimmy
Doña Graciela se pone furiosa con su hijo Martín por haber perdido a Manuela, ya que Graciela quería que su hijo se casara con ella para que volviesen a tener mucho dinero, apropiándose del dinero que Manuela heredaría de su padre Aníbal. Por su parte, Jimmy se disculpa con Virginia por haber desconfiado de ella, al creer que ella pudo contar a alguien sus investigaciones. En el barrio; Cachorro y El Topo se pelean, ya que El Topo está cansado de que Cachorro le insulte por estar cuidando a Júnior, el hijo de Perla. Sorpresivamente, Aníbal entra en la oficina de su hija Virginia y la descubre besándose con el Detective Jimmy, quedándose muy sorprendido y furioso porque ella no le ha comentado nada de esa relación.

Martín sospecha que el amante de Manuela es uno de sus clientes del bufete
Virginia le confirma a su padre Aníbal que ella está saliendo hace un tiempo con el Jimmy y, por ser un policía, Aníbal se pone furioso porque cree que él no merece a su hija. Y para ganarse la confianza de Virginia; Martín convence a Aníbal para que deje ser feliz a su hija Virginia con el policía. A pesar de que se oponga a su relación; Virginia está dispuesta a luchar con quien sea para defender su amor con Jimmy. Y Martín cree que debería de haberse enredado con Virginia porque habría sido más fácil casarse con ella, que con Manuela. Por otra parte, Nina le dice a Cristian que sospecha que un cliente del bufete, Alan Peterson, podría ser el amante de Manuela. Y al enterarse de que estaba hablando por teléfono con Cristian; Horacio le pide a Nina que no vuelva a hablar con Cristian sobre Manuela, pues Horacio está seguro de que Cristian quiere sonsacarla a Nina con quién está enredada Manuela. Y Martín contrata a un hombre para que persiga a Manuela y saber si ella está enredada con Alan Peterson, su cliente del bufete. Instantes más tarde, Horacio se encuentra con Cristian, al que pide que no siga engañando a Nina. Entre tanto, Perla decide ir a un centro de acogida para poder dar en adopción a su hijo. Ángel, por su parte, va a una casa de empeño para comprar una joya para su amada Manuela. Y Horacio le dice Manuela que debe de admitir que lo que realmente la importa es la opinión de sus padres porque teme que ellos descubran que está saliendo con su mensajero, que es ocho años menor que ella y que tiene un pasado judicial por haber robado.

Del 6 al 17 de julio de 2009