Niños ricos, pobres padres


Este verano preparate para ingresar al mundo de ‘Niños ricos, pobres padres’, un lugar donde los jóvenes guardan secretos de adultos. Protagonizada por Aylín Mujica, Fabiola Campomanes y la estrella de ‘Sin senos no hay paraíso’, Carmen Villalobos, la novela se estrenó el pasado martes 7 de julio, por Telemundo, a las 9:30pm/8:30c.

Al elenco de actrices Carmen Villalobos, Aylín Mujica y Fabiola Campomanes, les acompañan un gran elenco conformado por Aldemar Correa, Sebastián Caicedo, Margarita Muñoz, Juan Pablo Shuk, Geraldine Zivic, Javier Delguidici, Marcelo Cezan, Ángela Vergara, Didier Vander Hove, Johanna Bahamon, Monika Pardo, Gabriel Valenzuela, Majida Issa, Millie Ruperto, Conrado Osorio, Andrés Fierro, Paula Barreto, Javier Jattin, Carlos Arturo Buelvas, Tatiana Rentaría, Juan David Agudelo, Margarita Vega, Mónica Chávez, Alexander Gil, Álvaro García, Sebastián Eslava, Camilo Perdomo, Maleja Restrepo y Juliana Gómez.

Producida por RTI Colombia para Telemundo, escrita por Luis Felipe Salamanca, y bajo la dirección de Rodolfo Hoyos y Santiago Vargas. La producción ejecutiva está a cargo de Hugo León Ferrer.


SINOPSIS:

Carmen Villalobos regresa a las pantallas de Telemundo como Alejandra Paz, una joven tranquila y dulce, pero de carácter fuerte que se ha criado en un ambiente modesto pero muy feliz. Su vida cambia radicalmente cuando a su madre, Lucía Ríos (Fabiola Campomanes) la deportan y se ven obligadas a mudarse a la ciudad de México y vivir con su adinerada tía Verónica Ríos de la Torre (Aylín Mujica), quien las recibe a regañadientes en su lujosa residencia.

El abrupto cambio a una nueva ciudad y a un nuevo colegio, en donde los estudiantes están fuera de control, afectará la vida de Alejandra por completo. Ella se enfrentará a un mundo de excesos en el que corre el riesgo de perder el rumbo y dejarse llevar por la poderosa influencia de sus compañeros, en un círculo social hostil y muy peligroso por el tipo de tentaciones que ofrece.

Paralelo a la vida de los muchachos gira la vida de sus padres, algunos tan perversos e inmorales como ellos y otros en cambio luchadores incansables por sacar a sus hijos adelante. Las traiciones de sus mayores serán el ejemplo a seguir. En este medio crecerán y entraran a la edad adulta los jóvenes de este colegio quienes poseen historias de amor y dolor, soledad y abandono, con las difíciles definiciones acerca de la sexualidad y el futuro, pero siempre encontrando en el último momento la respuesta que les permitirá salir del engañoso mundo en el que viven.

Descubre un mundo de excesos y materialismo donde la juventud manda y se aprovecha al máximo de todo lo que está a su alcance. Una joven noble y humilde intenta rehacer su vida en este entorno oscuro luego de haberse repatriado al país de origen de su madre para poder mantenerse a su lado. ¿Será posible salir adelante en un lugar así?


PERSONAJES:

Carmen Villalobos es
Alejandra Paz
Alejandra estaba acostumbrada a vivir una vida modesta pero feliz y tranquila en Miami al lado de Lucía, su mamá. Desde muy pequeña cultivó una relación cálida y muy cercana con ella, que se afianzó con la trágica muerte de Emilio, su padre. La tragedia de Alejandra comenzó el día en que descubrió, de manera sorpresiva, que su mamá era inmigrante ilegal. A pesar del dolor que le causó el silencio que su madre guardó, Alejandra decidió acompañarla cuando ésta fue deportada de los Estados Unidos, dejando la vida que había construido en Miami. Fue así como supo que tenía familia en un país que desconocía por completo. La bienvenida que les da su tía Verónica, es, al parecer, cálida y amistosa, pero en realidad detrás de la máscara se esconde el profundo odio que la mujer siente por su hermana, Lucía. Alejandra se alegra de conocer a su tío político, Roberto, y a su primo Santiago, quienes se comportan sorprendentemente amables con ella. Santiago se alegra de conocer a su prima y Roberto le anuncia que entrará a la misma escuela en la que estudia su hijo. La misma noche de su llegada al país, Alejandra es invitada a una fiesta donde sus futuros compañeros celebran el fin de las vacaciones. Sin saberlo, al aceptar asistir, la muchacha está firmando su sentencia, pues esa noche comenzará la tragedia que marcará su vida.

Aldemar Correa es
David Robledo
David entró a estudiar en la preparatoria gracias a una beca. Proveniente de una familia pobre, él es muy diferente a los niños ricos. Desde el instante en que David pisó la escuela, él se convirtió en el blanco de las burlas y abusos de sus compañeros. Era obvio que no estaba al nivel económico del resto de la clase y eso, desafortunadamente para David, se notaba. Nunca antes había sentido que su condición económica fuera algo de lo que debía avergonzarse. Pero en el colegio se encargaron, diariamente de hacerlo sentir inferior por eso. Sin embargo, David nunca se sintió menos que ellos. A pesar de las burlas, David aprovechó sus habilidades con los sistemas de computación para hacerse notar entre la multitud. El único problema fue que sus compañeros, al enterarse de que tenían un “genio” entre ellos, decidieron que era hora de que las tareas fueran hechas por el que consideraban prácticamente su esclavo. En la prepa, David es el hazmerreír de sus compañeros y en la casa, la enfermedad de su padre, Rafael, avanza irremediablemente. La comida en la casa escasea y David decide tomar el problema en sus manos, es por eso que después de clases, sale a manejar el taxi de su padre. Es precisamente en una de sus rondas como taxista que le sucede algo que le cambia la vida: conoce a Alejandra Paz. Bonita, agradable y con muchos más sesos que sus odiosas compañeras, David la ve como una aparición, y por un momento, todos sus problemas desaparecen y mientras habla con ella en el taxi de su papá, decide que una mujer como ella es la que quiere para su vida.

Sebastián Caicedo es
Esteban Sanmiguel

A lo largo de su vida, Esteban se vio afectado por el comportamiento errático y distante de sus padres. Mientras la infancia del heredero Sanmiguel transcurría en soledad, éstos dedicaban la mayoría de su tiempo al trabajo y a las numerosas reuniones sociales a las que eran invitados y a las que, por supuesto, les encantaba asistir. Sólo al día siguiente se acordaban de preguntar con quién había quedado Esteban y si había comido o no.La falta de cariño de sus padres hizo que Esteban fuera un niño malcriado, rebelde y caprichoso. Con el transcurso de los años, el joven aprendió a ocultar sus sentimientos y a mostrar siempre una actitud agresiva y cínica hacia la vida. Su adolescencia siguió sin cambios por parte de sus padres. Ellos, ausentes aún de la vida de su hijo, ignoraban que los peores hábitos y vicios rondaban el entorno del joven y gracias a ese vacío afectivo, Esteban no demoró en comenzar a vivir experiencias poco sanas que, a toda vista, un joven de su edad no debería vivir. Primero fue el licor en abundancia y de todas las clases, sabores y marcas. Luego las drogas, desde las más "suaves" o "inofensivas" hasta las más duras y peligrosas. Esteban se vuelve en una pesadilla para Alejandra. Ella se convierte para Esteban en una especie de obsesión. A pesar de que él continúa en su relación sentimental con Isabela Domínguez, Alejandra se transforma en el objetivo que debe y tiene que alcanzar. El rechazo de la joven y la dificultad para conquistarla lo irrita y se lo tiene que cobrar de alguna forma. Su obsesión se multiplica cuando Alejandra se hace novia del pobretón y don nadie de la clase: David Robledo.

Margarita Muñoz es
Isabela Domínguez
Isabela ha disfrutado la vida más que cualquier otra persona. Siendo la hija de uno de los hombres más ricos del país, los deseos y caprichos de la joven durante toda su vida, han estado a una palabra de distancia. Su riqueza está acompañada de una extraordinaria belleza ya que Isabela es una de las jóvenes más hermosas de su colegio. A temprana edad ella probó las drogas y conoce el secreto perfecto para mantenerse delgada: las anfetaminas. El licor no le es indiferente y como buena conocedora, es fanática de los Martinis, los cuales le sirven aún sin pedirlos en su bar preferido. Isabela creció caprichosa y rebelde y desde muy pequeña se acostumbró a callar sus pataletas y disgustos a cambio de carísimos regalos. Sin embargo, siempre pensó que a pesar de la locura de su vida, siempre iba a tener a sus padres a su lado. Por eso, cuando su mamá decidió que no iba a soportar más esa vida, Isabella montó en cólera. Jamás le perdonó a su mamá que los abandonara. La aparición de Carina, la nueva novia de su padre, acrecentó su antipatía y desde que la mujer pisó su casa, se dedicó a hacerle la vida imposible. No podía soportar que su papá saliera con una bandida que apenas es seis años mayor que ella. El colegio para ella, es un escape a su vida familiar. Ahí es conocida como la más popular, la más linda, la que mejor se viste y la que tiene el novio por el que todo el personal femenino literalmente delira. Esteban Sanmiguel es el único que tiene el nivel y el status que una joven como ella se merece. La llegada de Alejandra, despertará en Isabella los peores sentimientos de envidia y celos ya que la chica nueva se convierte en objeto de afecto de Esteban.

Carlos Buelvas es
Santiago de la Torre
Santiago es un joven que lo tiene todo menos la atención de su familia. Sus padres lo quieren, es un hecho, pero pasa más tiempo solo o con sus amigos que compartiendo momentos familiares. En su soledad, Santiago ha desarrollado un oscuro sentido del humor y una obsesión cada día más presente por acabar con su vida. Es muy inteligente, ácido y sarcástico. A pesar de ser un atleta consumado, algo en su apariencia física lo acerca más a la belleza femenina que a la imagen ruda de un deportista. Desde muy pequeño comenzó a practicar la natación y es precisamente este deporte el que ha evitado que se pierda en el mundo de las drogas. Él lo sabe y por eso, ninguna fiesta vale lo que valen unas horas de entrenamiento. La llegada de su prima Alejandra y su tía Lucía renueva el ambiente familiar en casa de la familia De la Torre. La ausencia de los padres de Santiago es llenada con la presencia de las recién llegadas, quienes no demoran en acoger a Santiago y darle el cariño que sus padres le han negado.

Monika Pardo es
Anaís Obregón

Anaís se convierte en la mejor amiga de Alejandra casi desde el mismo momento en que las dos se conocen. Ella es una niña diferente de las demás. Hace poco se descubrió que es bipolar, y por lo tanto su inestabilidad sentimental y emocional es el pan de cada día de sus compañeros de clase. Aunque se lleva bien con todos los chicos del colegio, la joven ha intentado suicidarse varias veces. Su relación con Alejandra es de solidaridad desde el comienzo. Anaís es la única que no tiene ningún prejuicio sobre Alejandra. Se acerca a ella y le muestra cómo es la vida en su nuevo país. Desde que descubrió que puede controlar sus depresiones con anfetaminas es adicta a ellas, por eso se las ofrece a Alejandra creyendo ayudarla a superar sus crisis.

Fabiola Campomanes es
Lucía Ríos

Lucía era muy joven cuando se enamoró de Guillermo Sanmiguel. Acababa de cumplir dieciocho años cuando éste le pidió que fuera su novia. Ni los ruegos de su madre ni las duras palabras de su padre convencieron a Lucía de dejar a Guillermo. La joven pareja jamás imaginó los alcances del padre de Lucía, quien actuando a espaldas de los jóvenes, logró alejar a Guillermo a punta de mentiras y amenazas. La pareja terminó con una agria y fuerte discusión y Lucía se alejó de su amor pensando las peores cosas de él, inocente de que su padre había sido el artífice del engaño. Sin darse cuenta, el mismo padre de Lucía se encargó de volver a alejar a su hija, pues fue precisamente en ese momento de vulnerabilidad que la joven conoció a Emilio, el hombre con quien más adelante se escaparía para los Estados Unidos y con quien tendría a Alejandra. Lucía pensó que con el tiempo su padre terminaría entendiéndola y la relación con su familia mejoraría, pero no fue así. Su hermana Verónica se encargó de convencer a sus padres de que el acto de Lucía no tenía perdón. Dolida, Lucía decidió que su familia era cosa del pasado, algo para olvidar, y nunca le reveló a Alejandra su existencia. Su vida en Miami fue tranquila, con pocas comodidades pero con el suficiente amor para que Alejandra creciera rodeada de mimos, comprensión y con unos padres que se quisieron bien hasta que Emilio falleció. Eso era lo que Alejandra veía, o mejor dicho, lo que sus padres querían que ella viera. A pesar de la tranquilidad en que vivían, Lucía nunca amó a Emilio. El fantasma de Guillermo la persiguió durante todos sus años de casada y esto generó muchos problemas en la pareja. Como si fuera poco, su condición de inmigrante ilegal le hizo la vida más difícil, pero como pudo se las arregló para mantener el secreto durante veinte años. Ahora, deportada y sin un peso, Lucía se ve obligada a empezar de nuevo. Pero de todos los problemas, ese es el menor, pues su llegada desempolva una cantidad de dilemas para esta mujer quien se enfrenta ahora con su hermana, que aún no la acepta, y con Guillermo, el amor de su vida, quien ahora está casado y tiene una familia.

Aylín Mujica es
Verónica Ríos

Verónica, a diferencia de su hermana, creció siendo una mujer ambiciosa. Consciente de que ni su belleza, ni su gracia superaban las de Lucía, se concentró en aprender lo que más pudo del negocio de su padre, en asistir a todos los cócteles y en fijarse bien quién sería su marido. Así, cuando el negocio de su padre ya no era tan próspero, Verónica no tuvo ninguna dificultad en seducir a Roberto de la Torre. Este exitoso empresario de una farmacéutica, quedó encantado con la decidida y ahora muy atractiva mujer, pues la mayor de las Ríos no tuvo ningún reparo en hacerse ciertos tratamientos estéticos que con la rapidez de la recuperación la convirtieron en una hermosa mujer. Verónica es ambiciosa, vanidosa, frívola y materialista, pero en el fondo, quiere a su familia aunque no sabe cómo demostrarlo o simplemente está muy ocupada en el salón de belleza o con su cirujano plástico. Es territorial y difícilmente olvida las ofensas, por eso, cuando llega su hermana deportada de los Estados Unidos, sus rencores reviven y no está dispuesta a hacerle la vida tan fácil a Lucía.

Juan Pablo Shuk es
Roberto de la Torre
Roberto de la Torre se casó enamorado de Verónica, pero el paso de los años enfrió su matrimonio y ahora la pareja a duras penas se saluda. Un día estaba en su luna de miel y al día siguiente esperando a que su mujer llegara de alguna de las tantas cenas benéficas a las que asiste mientras él había pasado todo el día solo al cuidado de su hijo. La llegada de su cuñada le hará ver con claridad cuánto ha cambiado su mujer. Lucía, para ser hermana de Verónica, dista mucho del carácter frívolo y materialista de su esposa. El valor de la familia para una y para la otra es completamente diferente, desafortunadamente para Roberto, él está casado con la que lo decepciona.