Edith González aprueba la adaptación de ‘Corazón salvaje’


Edith González aprueba refrito que prepara Televisa, de la telenovela que ella misma protagonizó, ‘Corazón salvaje’, quien también está de acuerdo en que Eduardo Yáñez y Aracely Arámbula sean los protagónicos: "Él está grandote, fuertote, ya lo vi en una revista con un look con pañoletita y todo, y ella es una cosa preciosa; entonces digo, ahí están dos guapísimos", declaró la protagonista de ‘Doña Bárbara’, que ya tiene 44 años.

Dieciséis años después de haber protagonizado junto a Eduardo Palomo la tercera versión de ‘Corazón salvaje’, la actriz mexicana le deseó suerte al nuevo proyecto del productor Salvador Mejía y, aunque dijo que habrá que esperar cómo resulta el refrito, mostró su simpatía por los protagonistas, Eduardo Yáñez y Aracely Arámbula.

Sobre el reto que tendrá Arámbula al interpretar a la buena y a la mala en la telenovela, González recordó que en su momento ella quiso darle vida tanto a Mónica como a Aimé, pero sus productores no estuvieron de acuerdo. "Yo pedí interpretarlos y Antulio Jiménez Pons, María Zarattini y Pepe Rendón me dijeron 'vamos a estudiarlo', lo estudiaron mucho y me dijeron '¿sabes qué?, está muy complicado'. Decía 'no, yo quiero los dos personajes porque los dos son fantásticos' y fue Antonio Jiménez Pons quien me hizo entrar en razón, me dijo: 'la sobrecarga es terrible'".

A pesar de considerar que la doble interpretación puede ser muy pesada para una actriz, la protagonista prefirió no emitir comentarios. "Ese fue mi caso, yo no tengo por qué decir si está bien o está mal que Aracely lo haga, ella ya sabrá, yo no me atrevo a juzgar".

Edith sabe que realizar una telenovela de época requiere de una inversión de tiempo mayor: "Yo llevaba los zapatos, las medias hasta aquí, los calzones, el corsé, las enaguas, el fondo, el vestido, yo llevaba todo como era, o sea, yo me lo tomé muy enserio. Tienes que hacer mucho trabajo".

Edith González, resalta otro aspecto por el que la tercera versión de 'Corazón salvaje', será muy especial: "Creo que hay un mito alrededor de la tercera versión; basta con recordar que tenemos ahí a un ser que ya no está con nosotros (refiriéndose a Eduardo Palomo) y yo creo que son elementos que son irrepetibles, porque cuando alguien se muere siempre será joven en la memoria del público".