Más sabe el Diablo

El Caucho delata a Ángel
ante la policía

Esperanza chantajea a Martín y a Doña Graciela
Jimmy decide ir a buscar a Virginia a su apartamento, donde ellos se reconcilian porque no pueden estar separados porque se aman. Y Jimmy teme que le acaben separando de su amada Virginia por el enfrentamiento que ella tiene con su padre Aníbal, quien sigue enfadado con sus hijas por tener unas relaciones que él piensa que no las conviene. Aunque intenta concentrarse; Cristian es incapaz de acostarse con Nina, quien intenta excitarle sin ningún éxito. Y más tarde, Cristian se refugia en la casa de Horacio, al que culpa de sus sentimientos desde que se besaron en el cumpleaños de Manuela. Tras colarse en la fiesta; Esperanza se encuentra con Martín y Doña Graciela, a los que advierte que podría decir a todos sus invitados que él la abandonó con un hijo del que nunca quiso hacerse cargo. Y Esperanza le pide a Doña Graciela que la entregue 37 mil dólares para que la deje tranquila, prometiéndola que ella y su hijo no volverán a verles para no incomodarles. Y para librarse de ella, Graciela se cita un día con Esperanza para entregarle el dinero que la exige. Por otra parte, Ángel le propone a Manuela que se vayan juntos lejos del país para olvidarse de su pasado.

Aníbal sigue sin aceptar la relación de su hija Manuela con el mensajero
Cuando Ángel la ofrece que vaya lejos del país con él; Manuela comienza a sospechar que él quiere huir de algún problema. Mientras tanto, Cristian le confiesa a Horacio que está sospechando que es gay porque no puede mantener relaciones sexuales con mujeres, pero Cristian no es capaz de confirmárselo. Para que no vuelvan a distanciarse; Virginia y Jimmy deciden que por ahora cada uno debe de quedarse en su apartamento y que con el tiempo volverán a intentar: vivir juntos. Y Jimmy vuelve a ponerse muy celoso cuando Mauricio le contesta el teléfono de Virginia, pues éste le cogió el celular a Virginia, cuando ella se encontraba en otros asuntos del trabajo. Después de descubrirla en los brazos de León; Sandro decidió abandonar a Susy, yéndose de su casa. Al día siguiente, Nina se queda alucinada cuando ve a Manuela besándose con Ángel, dándose cuenta en ese momento que éstos son novios. Después de entregarla a Esperanza los 37 mil dólares; Graciela contrata a un investigador para que siga los pasos de Esperanza y la informe de todo. Mientras tanto, Manuela visita a su padre, aunque él no quiere verla porque ella no quiere dejar a Ángel, el deseo de su padre, quien la advierte de que un día se arrepentirá de no haberle hecho caso.

Martín quiere deshacerse de “El Diablo”
Esperanza le entrega a su hijo Ángel el dinero que martín le entregó, contándole que ese dinero se le dio su padre a cambio de que ellos se alejaran de él. Y Ángel, de inmediato, le entrega los 37 mil dólares que le debía a León, rechazando el último robo que le propuso. Por esto, Martín se pone furioso y quiere vengarse de Ángel a como dé lugar. Pero, El Topo escucha la conversación telefónica entre León y “El Hierro” (Martín), avisando a su amigo Ángel de que debe de huir rápidamente porque “El Hierro” le está buscando para matarle. Por la noche, Cristian se va con Horacio a un bar gay, donde ambos disfrutan bailando. Y Horacio le dice que no tiene por qué ocultar su homosexualidad y, al final, Cristian se va a casa de Horacio a dormir, aunque no pasa nada entre ellos porque Cristian estaba borracho y no quería abusar de su confianza. Después de esnifar cocaína nuevamente; Virginia va a ver a su padre Aníbal, que la pide que sea su sucesora en la compañía.

Ángel y Esperanza huyen de “El Hierro”
Después de que le dijera a Manuela que tenía que rechazar su puesto de mensajero en su bufete; Ángel huye de Carmelo, el escolta de confianza de Martín, al enterarse de que le estaba buscando para matarle. Mientras, El Topo se lleva a Esperanza a un escondrijo para los secuaces de “El Hierro” (Martín) no la hagan daño. Y Ángel y Esperanza se esconden en el nuevo apartamento de Sandro, para que “El Hierro” (Martín) no les haga daño y, allí, Ángel les cuenta a Esperanza y a Sandro que “El Hierro” le está buscando para matarle porque él era el novio de Manuela. Al ver que su novio no se llevó la bicicleta y que huyó rechazando su puesto de trabajo de mensajero; Manuela comienza a preocuparse por Ángel, y él la dice que está en problemas muy graves y por eso se está escondiendo, prometiéndola que él tratará de verse con ella para contarla todo. Aunque una vez más, Aníbal le pide a su hija Virginia que sea sus sucesora en la compañía, a cambio de que ella deje a Jimmy; Virginia tiene muy claro que ama a Jimmy y que no va a abandonarle. Mientras tanto, Jimmy (con ayuda de su amigo Mike) le compra un anillo de compromiso a Virginia. Y el Detective que contrató Doña Graciela la informa del nuevo domicilio donde está viviendo Esperanza con su hijo, contándola también que Esperanza es ilegal en el país, pues no tiene papeles de residencia. Al día siguiente, Ángel va a la casa del pintor Lucas, contándole que el que fue prometido de Manuela le está buscando para matarle, pidiéndole el favor que le deje verse con Manuela en su casa.

Martín descubre que Ángel es su hijo
Gracias a Lucas; Ángel puede ver a su amada Manuela en casa del pintor, donde Ángel la pide que se vaya a vivir con él lejos del país, y ésta acepta, al que exige que no la siga ocultando nada, y éste la dice que se lo contará en su viaje. Hablando con León y con su madre Graciela sobre la investigación que le hizo a Esperanza; Martín se da cuenta de que Ángel (alias “El Diablo”), el novio mensajero de Manuela, es su hijo, a quien está buscando para matarle. Al dar en adopción a su hijo Junior; Perla se queda entristecida y desconsolada, pero le da en adopción porque cree que el niño tendrá una mejor vida con una buena familia. Además, El Topo está apenado por haber perdido al niño que trataba como si fuera su verdadero hijo. Al citarla para darla una decisión decisiva; Virginia cree que Jimmy va a romper su relación, por eso, ella se va con Mauricio a un bar, donde Virginia se emborracha, además, ellos se esnifan cocaína. Y después, Mauricio comienza a toquetear a Virginia, mientras ella conduce porque a él le gusta y, por esto, Virginia se choca contra otro coche, aunque favorablemente no las ocurre nada malo, pero la policía arresta a Virginia al descubrir que ella conducía borracha y drogada. Al descubrir el verdadero escondrijo de Esperanza; Carmelo (el escolta de Martín) va hasta la casa de Sandro, donde encuentra a Esperanza, quien es secuestrada.

Martín planea matar a su propio hijo
Al enterarse de que ella conducía borracha y drogada, acompañada por Mauricio; Jimmy se pone furioso con Virginia, quien ya no puede seguir negándole que ella sigue consumiendo cocaína y, por habérselo ocultado, Jimmy la deja encerrada en la cárcel hasta que su hermana Manuela vaya a buscarla. Además, Jimmy no quiere saber nada más de Virginia por haberle mentido. Y cuando Manuela va a la cárcel para sacar a su hermana; Virginia intenta ocultarla que ella consume cocaína, pero Manuela quiere ayudar a su hermana con esa adicción que ni siquiera sabía que padecía. Tras el secuestro de su madre Esperanza; Ángel se reúne con Carmelo (el escolta de Martín) para encontrarse con “El Diablo” y rescatar a su madre. Y al encontrarse, Martín le dice a Ángel que estuvo con Manuela solamente por su dinero, pues no la amaba, exigiéndole que vuelva a robar para él y así él dejará libre a su madre Esperanza, quien no sabe que su secuestrador es el propio Martín Acero. Después de darse cuenta de que realmente es homosexual; Cristian va hasta la casa de Horacio, donde ambos hacen el amor. A pesar de saber que él es su verdadero hijo; Martín quiere vengarse de Ángel, obligándole a que robe unos documentos, a cambio de la libertad de su madre, sin contarle que él quiere que realice ese atraco para que la policía le encuentre y le meta tras las rejas, delatándole ante Manuela, además Martín planea matarle.

El Caucho delata a Ángel ante la policía
Ángel se enfrenta a León por haberse aliado con “El Hierro”, advirtiéndole que jamás se tuvo que oponer a las órdenes de Martín Acero. Y para salvar a su madre, Ángel tendrá que robar los informes que Martín le ordenó y, después, él pretende entregarse a la policía y delatar a “El Hierro” ante la policía, pues él no quiere que Manuela caiga de nuevo en los brazos de Martín Acero porque sabe que éste aspira a apropiarse con la fortuna de los Dávila. En la cárcel donde sigue Virginia, cuando ésta se opone a entregar a las demás presas su ropa; ellas comienzan a golpear a Virginia para robarla la ropa, aunque favorablemente la policía las detiene para que no agredan a Virginia. En el juicio de Virginia; Horacio (como su abogado) defiende a Virginia y consigue sacarla de las rejas, pero la obligan a ir a los cursos de drogadicción para combatir su adicción a la cocaína. Tal y como lo tenían planeado con los Detectives que se aliaron con “El Hierro”; El Caucho se entrega a la policía y delata a Ángel (como León se lo pidió).

Jimmy descubre que Ángel sigue siendo un delincuente
Tal y como Martín y León lo planearon; El Caucho se entrega a la policía, contándoles que él robó con una banda capitaneada por Ángel Salvador (alias “El Diablo”). Y Jimmy se pone furioso por el engaño de Ángel, saliendo a buscarle de inmediato para meterle en la cárcel. Y mandado por Martín; Ángel va hasta la casa de los Dávila, donde les roba dinero y documentos de su caja fuerte. Mientras que, los secuaces de Martín dejan en libertad a Esperanza, quien se reúne con Sandro, pero Esperanza está muy preocupada por su hijo.

Ángel, herido gravemente, huye de la policía
Ángel huye cuando descubre que Martín le tendió una trampa. Mientras que, Horacio y Virginia le comunican a Manuela que Ángel sigue siendo un ladrón y que Jimmy le está buscando para atraparle, pero Manuela no puede creerlo. Y cuando Jimmy retiene a Ángel en un puente; los aliados de Martín disparan a Ángel, cayéndose en ese momento al mar y, en ese momento, el cuerpo de Ángel desaparece sin que los policías le encuentren, ya que Ángel consiguió escapar. Y Manuela llora desconsoladamente al enterarse de que su amado Ángel podría haber muerto, disparado por un oficial. Por otra parte, Martín es capaz de enfrentarse a su hermano Cristian, agarrándole por el cuello, exigiéndole que no vuelva a mencionar que Ángel es su hijo.

Ángel se recupera gracias al pintor Lucas

El Topo le lleva a Esperanza a la casa de su abuela Doña Concepción, quien pierde la cabeza por momentos, para que Esperanza y Sandro se escondan allí y no les encuentren. Y muy malherido por el disparo que recibió; Ángel consigue llegar hasta la casa del pintor Lucas, quien consigue un doctor chino para que salve la vida de Ángel. Mientras que, Manuela sigue llorando desconsoladamente en su cama, pensando en su amado Ángel, creyendo que él está muerto y que la engañó para quitarla todo su dinero. Y aprovechándose de eso; Martín va a consolar a Manuela, ya que éste planea reconquistarla para poder casarse con ella y quedarse con el dinero de su familia. Cuando ya está más recuperado de la operación que le hicieron para extraerle la bala; Ángel telefonea a su madre para avisarla de que se encuentra vivo y bien.


Del 17 al 28 de agosto de 2009