Marcela Mar con un gran reto por delante


Sus profundos ojos claros y espontánea manera de hablar, muestran a una mujer muy segura de sí misma y analítica, que sin tapujos, expresa lo que siente. Así es Marcela Mar, una actriz versátil, con una mezcla entre belleza, sensualidad y madurez, que con cada personaje que interpreta, deja una huella indeleble que queda grabada en la memoria del público que sigue muy de cerca su profesión.

Su último personaje en el Canal RCN fue el de la dulce e ingenua Florencia Lagos en ‘Pura Sangre’, la novela que batió récords de audiencia en Colombia y que ha sido vendida a 35 países. Pero, quizás, uno de los papeles que la consagró como actriz y que le valió el premio a Mejor Actriz de Reparto, fue el de Brigitte, la prostituta irreverente de la novela ‘Todos quieren con Marylin’.

Ahora llega de nuevo a conquistar a los televidentes, en la nueva producción de FoxTelecolombia para el Canal RCN, ‘El Capo’, donde interpreta a Marcela Liévano, una ágil y sagaz periodista, que como ella misma dice “maneja una doble moral” y que será una pieza fundamental en la vida de Pedro Pablo. “Uno, como colombiano, ha crecido en medio del narcotráfico y llega un punto en el que suceden tantas cosas y tanta guerra, que de alguna manera nos insensibilizamos y para nosotros se convierte en el pan de cada día”. Menciona la actriz, a quien esta serie la ha llevado a cuestionarse su papel como mujer dentro de la sociedad. A continuación, la actriz colombiana cuenta cómo ha sido su experiencia con este nuevo y polémico personaje.

-¿Quién es Marcela Liévano?
Es una Periodista muy cercana a ‘El Capo’, una mujer compleja, con una doble moral, y está en busca de revelar su propia verdad y revelarle al mundo quién este narcotraficante.

-¿Cómo llegó esta propuesta a tus manos, después de verla con tu personaje de Florencia Lagos en ‘Pura Sangre’?
Después de ‘Pura Sangre’ me fui del país y estuve viviendo en Los Ángeles, mi Manager me contactó para este personaje, hice el casting y me lo gané. Ha sido un reto para mí, encontrarle la moral al personaje y encontrar razones para que ella haga todo lo que hace. Ha sido un proceso único como cada vez que uno se enfrenta a un nuevo personaje, con vida propia.

-Tuviste un cambio de look para este personaje, ¿te ha costado trabajo adaptarte?
Sí, hubo un cambio de look, me oscurecieron el pelo, y me lo cortaron, pero yo pienso que desde que el papel lo requiera, no tengo ningún problema en cambiar de look.

-¿Qué ha sido lo más complicado que te ha sucedido en las grabaciones?
Me impactó mucho cuando llegamos a la Hacienda Nápoles a grabar unas escenas. Sentí que estábamos en un lugar que era histórico para Colombia, tremendamente doloroso y bizarro, porque hoy por hoy es un parque temático. Saber que uno de los delincuentes más grandes del Siglo XX fue quien lo construyó y estar uno de alguna manera recorriendo esos pasos, me produjo un shock. Y esta historia, me ha llevado a replantear mucho de qué manera se ha lucrado nuestra sociedad del narcotráfico en todos los estamentos, desde lo político hasta lo más banal que es la estética femenina, es decir los parámetros de belleza que rigen a Colombia.

-¿Qué opinas de la temática que maneja esta historia?
Me parece muy grotesco y muy desagradable ver cómo el narcotráfico ha ido conduciendo el destino de Colombia y que cada vez va siendo más evidente. Paradójicamente, me tocó hacer una historia de narcotráfico, algo que yo detesto completamente, es como la antítesis absoluta, que me toque a mí ser parte de esta historia, pero me ha servido de reflexión para cuestionarme mi papel como mujer dentro de la sociedad.

-Ya habías tenido la oportunidad de trabajar con Marlon Moreno, ¿cómo ha sido el trabajo con él?
Ya había trabajado con él en ‘Sin Límites’ (en 1998), novela de la que fuimos protagonistas. El trabajo con Marlon es muy chévere, yo a él le quiero mucho, siento que es un amigo del alma, lo respeto mucho como actor y este reencuentro fue maravilloso. Hace mucho tiempo no nos hablábamos. Él es como esas personas que uno deja de ver y ese buen feeling y esa buena disposición para trabajar. Nos hemos divertido muchísimo.

-Y Con Katherine Vélez que, en este caso, vais a tener una gran rivalidad en la ficción, ¿cómo ha sido el trabajo?
Kathy ha sido increíble, es una actriz que yo siempre he admirado, nunca había interactuado con ella. Me encanta su trabajo por lo versátil que es, la fuerza y la seriedad que le imprime a sus personajes y nos tocó trabajar esta vez. Nos hemos divertido, hemos sufrido juntas, hemos tenido que hacer unas escenas muy fuertes y eso es un reto y es complicado porque uno como actor jamás puede juzgar su personaje, esa es como la regla número uno.

-¿Cómo han sido las grabaciones?
Hemos tenido un rodaje muy intenso, porque hay muchas escenas y secuencias de acción que hacen diferente esta producción de cualquier telenovela y, fuera de eso, por la intensidad que viven estos personajes en un momento que están encerrados al borde de la locura y el desespero. Eso fue una experiencia actoral muy interesante.