Más sabe el Diablo

Aníbal es asesinado
por Martín

Esperanza le cuenta a Ángel que Martín Acero es su padre, mientras Martín se casa con Manuela

Jimmy pretende sonsacar a Mauricio Lineros si él está vendiendo droga a Virginia, pero éste lo niega, aunque le reconoce que está enamorado de Virginia y, por esto, Jimmy se pelea con Mauricio, cuando le hace creer que está saliendo con Virginia. En la casa de los Dávila, con un juez; Martín se casa con Manuela. Mientras tanto, Esperanza le cuenta a su hijo Ángel que su padre es Martín Acero, vomitando en ese mismo instante, al enterarse de que su padre es el hombre que le quitó a Manuela y que él le tendió una trampa para que la policía le agarrase. Y Ángel le cuenta a su madre que Martín Acero es “El Hierro” , con el que estuvo trabajando robando.

Ángel regresa a Los Ángeles para vengarse de su padre
Cruzando la frontera para regresar a México; Ángel decide regresar a Los Ángeles para enfrentar a Martín Acero por ser un desgraciado. Y Esperanza consigue adentrarse en México. Como Cristian no es capaz de contar públicamente que él es gay; Horacio estuvo a punto de dejarle, pero Cristian le convenció para seguir juntos clandestinamente, hasta que él se siente capaz de contárselo a su familia. En su noche de bodas; Manuela y Martín hacen el amor y planean tener hijos en cinco o seis años, pues él no quiere hijos por ahora. Y al día siguiente, Martín le es infiel a Manuela, acostándose con Marina. Además, Manuela no ha podido olvidar a Ángel, quien trabaja en lo que sea para conseguir un poco de dinero y regresar para vengarse de su padre, Martín Acero.

Martín le cuenta a Aníbal que Virginia es drogadicta
Virginia está muy arrepentida desde que Jimmy la confesó que el día que ellos terminaron, él la compró un anillo para pedirla matrimonio. Para que arrebate el puesto de presidenta de la empresa; Martín le cuenta a Aníbal que su hija Virginia estuvo detenida por la policía cuando se chocó con un coche, estando alcoholizada y después de haber consumido drogas. Y Aníbal le reprocha a su hija Virginia que sea una adicta a las drogas. Además, Martín se alía con Mauricio para ayudarse entre ellos, consiguiendo que Aníbal le entregue la presidencia a Martín, arrebatándole el puesto a Virginia. Viendo una cámara de vigilancia, a Jimmy le parece que Ángel está vivo, disfrazado como otro hombre por Los Ángeles. Mientras tanto, Manuela tiene náuseas, y su amigo Horacio sospecha que ella podría estar embarazada.

Manuela está esperando un hijo de Ángel
Celebrando el cumpleaños de Marina; Cachorro lleva a Marina a un parque temático, pasando una romántica noche y, después de divertirse juntos como dos enamorados, ambos hacen el amor nuevamente, y Marina rechaza una llamada de Martín por estar con El Cachorro, quien la preparó una cena romántica. Pero, Marina se pone furiosa cuando descubre que Cachorro revisó sus cosas sin su permiso para averiguar su fecha de cumpleaños. Y mientras se toma unas pastillas, Marina le dice a Cachorro que ella sabe que no la querría tanto si la conociera realmente. Por otra parte, Ángel se reencuentra con su amigo El Topo para decirle que regresó para vengarse de su padre, que resultó ser Martín Acero (alias “El Hierro”). Al hacerse una prueba de embarazo que da positivo; Manuela se da cuenta de que está esperando un hijo de Ángel.

Aníbal decide darle su puesto de presidente a Martín
Después de enterarse de que su hija Virginia es drogadicta; Aníbal toma la decisión de dejar su puesto de presidente a su yerno Martín Acero. Mientras tanto, Manuela está muy desilusionada al enterarse de que está esperando un hijo de Ángel. Aunque León intenta acostarse nuevamente con Susy, esta vez, ella se opone a hacer el amor con él. Por otra parte, Ángel regresa a la casa del pintor Lucas, donde se viste de otra forma para que nadie le reconozca, poniéndose lentillas de otro color de ojos, dejándose barba y recogiéndose el pelo.

Martín asesina a Aníbal
Marina les cuenta a sus amigas que está entusiasmada con Cachorro y, por eso, ellos comienzan una relación, aunque ella le pide que no la controle, pues ella pretende seguir de amante con Martín Acero, además, ella tiene que irse a hacer unas pruebas que se las realiza anualmente. Después de quitarle su sucesión en la presidencia; Virginia se pone furiosa y le desvela a su padre Aníbal que Martín tiene en su empresa a clientes ficticios, pero él lo niega. Al enterarse de que está embarazada, Manuela pretende abortar porque no quiere tener un hijo de Ángel, al que considera como un ladrón que se burló de ella. Y cansada de estas humillaciones; Virginia le dice a Aníbal que se olvide de que tiene una hija porque ella dará por hecho que está muerto por no haberla tratado como a una hija. Mientras tanto, Jimmy sospecha que Ángel está vivo y que podría haberse disfrazado para que no le reconozcan. Cuando Aníbal tiene una recaída; Martín Acero termina con su suegro Aníbal y, antes de que terminara su enfermedad con él, Martín le mata asfixiándole con su almohada, después de contarle que él robó las joyas del evento y que es cierto de lo que Virginia le acusó.

Virginia se siente culpable de la muerte de su padre
Sin saber que Martín asesinó a Aníbal; Arianna y Manuela creen que Aníbal murió por su enfermedad. Y Virginia está atormentada al enterarse de que su padre murió a las pocas horas de que ellos discutieran, además, Martín la recuerda a Virginia que Aníbal murió muy triste por esa discusión que tuvo con ella. Aunque Mike le preparó una cita a ciegas con una mujer; Jimmy no se siente bien y utiliza a la joven de paño de lágrimas, pues él aun no ha podido olvidar a Virginia. Por la noche, Ángel y El Topo se adentran en la guarida de León para robarle algún documento que inculpe a Martín Acero de los robos de la banda, pero ellos no encuentran nada.

Marina fue un hombre
El Topo les cuenta a Susy y a Perla que Martín Acero es “El Hierro” y que éste intentó matar a Ángel, tendiéndole una trampa, en complicidad de León. Y por esto, Susy aprovechará su “amistad” con León para conseguir pruebas en contra de Martín Acero. Por otra parte, Marina va a su clínica donde se operó como lo hace anualmente, pues hace seis años era un hombre llamado Mario Suárez, que se operó y que se volvió una atractiva mujer. En el funeral de Aníbal; Virginia culpa a Jimmy porque por estar con él, ella se enfrentó desde ese momento a su padre. Y para estar cerca de su amada Manuela en la despedida de su padre; Ángel va al funeral de Aníbal, pero favorablemente nadie le descubre. Allí, Cristian y Horacio no pueden resistirse y se agarran las manos, y Nina los descubre. Y Cristian le acaba contando a Nina que él es gay y que está saliendo con Horacio. Al darse cuenta de que fue utilizada por Cristian para ocultar su homosexualidad; Nina se siente muy herida.

Virginia se da cuenta de que martín es un farsante
Para recordarla a Manuela que siempre la amó; Ángel, con ayuda de su amigo El Topo, le pinta a Manuela un graffiti cerca de una pared de su oficina, en la que la escribe la frase: “¿Por qué dejaste de creer?”, con el dibujo de la pulsera que él la regaló. Y aunque Manuela ve el dibujo y cree que es un mensaje de Ángel para ella; Horacio no cree que eso pueda ser posible. Y Manuela estaba decidida a abortar, pero (por ese mensaje) ella decidió seguir con su embarazo. Al leer el testamento de Aníbal; Martín se pone furioso cuando su presidencia está vinculada a su matrimonio y, si se separase de Manuela; él perdería la presidencia en la empresa de los Dávila. Y en ese momento, Virginia se enfrenta a Martín por ser un manipulador, ya que ella piensa que él siempre quiso manejar los negocios de su padre. Y Martín quiere apoderarse de todo el capital de Aníbal en menos de un año. Mientras tanto, Ángel se reencuentra con Sandro, Susy y Perla, pidiéndole a Susy que revise los documentos de León para encontrar algo en contra de Martín Acero.

Martín abofetea a Marina por rechazarle
Cansado de las locuras de Martín; Cristian se enfrenta a su hermano, diciéndole que si quiere comprarle un apartamento a su amante, que lo busque él mismo. Haciéndola creer a Manuela que tiene mucho trabajo en la oficina; Martín se encuentra de nuevo con Mariana, quien está cansada de sus réplicas y le dice a Martín que no quiere seguir con él y, por este rechazo, Martín la abofetea. Por otra parte, Manuela va a ver la pintada que hizo Ángel en una pared, pero ya la estaban quitando y, allí, Ángel la vio y eso le dio esperanzas para seguir luchando por Manuela, aunque ella no se diese cuenta de que él estaba allí.


Del 14 al 25 de septiembre de 2009