Niños ricos, pobres padres

Isabela se acuesta con Gabriel

Amelia se acuesta con Juan

Gabriel va hasta la clínica de estética donde operaron a Verónica, pero allí el Doctor le niega que ella se encuentre en urgencias, donde un enfermero le telefonea insistiéndole que corre peligro la vida de Verónica, al ser operada. Y para que la operen de urgencias; los doctores necesitan que un familiar autorice esa operación, pues los doctores de la otra clínica abandonaron a Verónica en el hospital, por eso, Marta (avisada por su hermano Gabriel) llama por teléfono a Santiago para que vaya hasta allí. Y en ese hospital, Santiago se pone furioso al encontrar a Gabriel, el amante de su madre Verónica. Y Verónica entra en estado de coma, por lo que Santiago se siente muy mal porque jamás tuvo una buena relación con su madre. Sin importarle que se acostó en esa misma cama con César (el padre de Juan); Amelia hace el amor con Juan durante toda la noche, mientras éste graba la escena sin que ella se entere para poder vengarse sin escrúpulos de su padre por haberle quitado a la joven que amaba y que ahora sólo utiliza como venganza. En su viaje de reconciliación; Isabela se burla de Esteban por ser un hombre impotente que no puede satisfacerla sexualmente. Al ir al médico; Dorotea descubre que fue drogada por sus alumnos para adormecerla y después violarla, pero favorablemente Laura se la llevó para que no abusaran de ella. Para vengarse de su esposo, Mónica envía a sus secuaces para que quemen la casa donde vive su esposo Guillermo con Lucía y Alejandra, quienes consiguen salir sanos y salvos de la casa. Y Guillermo acusa a Mónica ante la policía por haberles intentado quemar en su casa, pues él está convencido de que ella está detrás de todo eso.

Verónica se recupera de una mala operación de cirugía estética
Después del viaje que hicieron; Isabela decide terminar definitivamente con Esteban por ser impotente, pero Mónica le exige a su hijo que siga al lado de Isabela y que se case con ella, amenazándole nuevamente con internarle en una escuela militar si él no hace lo que ella desea. Después de que Mónica quemase su nueva casa, Guillermo tiene que irse a vivir con Lucía y Alejandra a la casa de su amigo Eduardo. Y Carina recibe muy amablemente esa noche a Lucía, al enterarse de que ella es enemiga de Isabela. Y al día siguiente, Guillermo se va con Lucía y Alejandra a vivir a un hotel. Pero, Isabela descubre que Alejandra estuvo en su casa y que se puso su ropa, poniéndose furiosa. Al llegar de su viaje, César descubre en su cama a su hijo Juan acostado con su amante Amelia, y César se pone muy celoso y les echa inmediatamente. Mientras tanto, Roberto va a la clínica donde tienen que operar a su esposa de urgencia por someterse a una operación de estética en una mala clínica. Estando en la sala de espera de la clínica donde Verónica se recupera; Roberto la ofrece a Lucía que se vaya nuevamente a vivir con ellos a su casa, a pesar de que su hermana Verónica no la soporte. Hablando con Eduardo sobre sus hijos; Mónica descubre que Esteban e Isabela están enfadados porque él es impotente.

David le confiesa a Dorotea su complicidad con los violadores del colegio
A pesar de estar horrible tras la mala operación de estética que la realizaron; Santiago se queda cuidándola en la clínica e intenta subirla el ánimo, diciéndola que está linda. Por otra parte, Dorotea les lee a sus alumnos la triste carta de una joven que se suicidó porque se sentía muy mal en ese colegio. Y sintiéndose culpable, David decide confesarle a Dorotea que él ha sido el encargado de publicar las fotos en la red de sus compañeras, en complicidad con los violadores de la escuela. Buscando nuevas experiencias; Isabela coquetea con el jardinero, Gabriel, quien siempre ha querido enredarse con ella. Más tarde, Alejandra intenta averiguar si Gabriel y su tía Verónica son amantes, pero éste se lo niega. Al enterarse de que la madre de Alejandra es la administradora de la cocina; Isabela arroja un plato al suelo e intenta humillarla.

Juan quiere acusar a su padre de pederasta
Alejandra se aleja de Esteban, dándole celos con David. Aprovechando que no hay nadie en la clínica; Gabriel va a ver a Verónica, que se está recuperando de la operación de estética, y ésta quiere volverse a operar para sentirse joven al lado de su amante y, al verle allí, Santiago le pide a Gabriel que se aleje de su madre. Pidiéndole disculpas, Amelia intenta hacer el amor nuevamente con César, pero éste la rechaza. Mientras que, Juan intenta vender a la prensa el video pornográfico de su padre César acostándose con Amelia, acusándole de ser un político pederasta, por haberse acostado con una menor, aunque él no sabía que Amelia aún tenía 17 años.

Manuel es víctima de un atentado
Oponiéndose a su relación con Alejandra y obligándole a regresar con Isabela; Mónica le dice a su hijo que no le permite que siga con Alejandra, pero él está enamorado de ella y la dice que no volverá con Isabela porque a él no le gusta y, por eso, éste no puede hacer el amor con ella. Y Mónica amenaza a Esteban con matar a Alejandra si sigue viéndola. Al intentar escapar de unos malhechores que persiguen a su padre, los escoltas de Manuel (el hijo del narcotraficante Jorge Cervantes) sufren un atentado, comenzando un tiroteo, pero favorablemente Manuel y sus escoltas consiguen huir sanos y salvos. Y Manuel decide ir a la casa de Rocío para esconderse allí, aunque Gabriel no quería dejarle allí. Mientras tanto, Amelia se pone furiosa cuando ve a Vanesa en la casa des u amante, César y, allí, Amelia insulta a Vanesa llamándola zorra. Como Matías, Miguel y Juan van a la discoteca donde trabaja Alejandra para burlarse de ella; Pipe (el jefe del local) les prohíbe el paso en su discoteca.

Esteban le dice públicamente a Alejandra que la ama
Cuando Isabela intenta irse a burlar de ella por estar trabajando como mesera; Alejandra es quien se ríe de Isabela al ver en su célula (su carné de identificación) que tiene más años de los que aparenta y que debería de haber acabado el colegio hace varios años, aunque ella presuma ser menor de edad. Al ir a la clínica a cuidar de su hermana; Verónica le confiesa a Lucía que se intentó operar para verse más joven y porque está enamorada de un muchacho más joven que ella, contándola también que se casó con su marido Roberto por conveniencia y que jamás le quiso. Mientras que, Gabriel (vestido con un traje ridículo, que se puso cuando su hermana hizo la comunión) va hasta el bar donde trabaja Alejandra para encontrarse con Isabela, quien busca tener nuevas experiencias con el jardinero y, en aquel bar, Isabela disfruta bailando con Gabriel. Y Esteban coge el micrófono del bar y la dice a Alejandra que la ama, pidiéndola disculpas y, al ver esto, Isabela se pone furiosa. Por su parte, Vanesa está muy preocupada por el paradero de Manuel, al que no logra localizar y, como no sabe dónde está su hijo, Jorge Cervantes está furioso y quiere deshacerse de los hombres que intentaron matar a su hijo.

Isabela se acuesta con Gabriel
Gabriel se da cuenta de que Isabela le invitó a esa discoteca para darle celos a Esteban, pero a Gabriel no le importa y, aprovechándose de eso, él la besa apasionadamente. Para que Vanesa no se preocupe, Marta telefonea a Vanesa para comunicarla que Manuel está en su casa, refugiándose de los enemigos de su padre. Al ver a David bailando con Alejandra; Esteban se pone muy celoso. Borracho y dolido por el rechazo de Alejandra; Esteban amenazó a su chofer con dispararse y quitarse la vida, pero él logró recapacitar. Después de que Arturo le vendiera droga; Matías estuvo a punto de ser descubierto por la policía y, por esto, Arturo se pone furioso con Matías, pues él estuvo a punto de delatarle ante los agentes. Después de emborracharse y bailar en el bar de Pipe; Isabela lleva a su casa a Gabriel y, allí mismo, ella hace el amor con el jardinero, y el padre de ésta (Eduardo) se pone furioso al encontrarles juntos. Y Eduardo le deja muy claro a su hija Isabela que ella estará con Esteban hasta que él y Mónica lo decidan. Dándose cuenta de lo bien que se comporta con ella, Alejandra decide besarse con David.

Verónica descubre su rostro desfigurado
Cansada de las rebeldías de su hijo; Mónica echa de su casa a Esteban, enviándole a vivir con su padre Guillermo. Y aunque él no quería irse a vivir entre la pobreza de su padre; Esteban acaba acoplándose a su nueva vida, teniendo menos lujos. Como están seguras de que Matías violó a Alejandra; Isabela y Juliana le piden las fotos a Alejandra donde aparece desnuda la joven, pero él las dice que eso se lo deberían de pedir a Esteban, insinuándolas que Esteban es el violador de Alejandra. Por su parte, Amelia vuelve a buscar a César para acostarse con él, pero como César la rechaza, Amelia le cuenta que ella es menor de edad y que podría denunciarle por haberse acostado con ella y, sin importarle, César vuelve a acostarse con Amelia. Al verse con tantas cicatrices; Verónica se pone a llorar desesperadamente al verse espantosa, aunque el médico la dice que pronto la operará para que recupere su rostro.

Matías, anónimamente, amenaza con poner una bomba en el colegio
Anónimamente, distorsionando la voz; Matías (en complicidad con Miguel) telefonea al director del colegio para amenazarle con explotar una bomba allí y, por esto, los padres de los alumnos creen que Jorge Cervantes es el causante. Furioso porque no aparece su hijo Manuel; Jorge les advierte a Roberto y César que sus hijos correrían peligro si su hijo Manuel no aparece. Mientras que, Manuel se besa con Rocío, después de decirse que se aman mutuamente. Gastándose todo el dinero que consiguió de su trabajo de taxi gracias a su hijo y a Arturo; Rafael (el padre de David) va hasta la casa de un vidente para recuperarse de sus dolores, pero lo único que hacen es quitarle todo su dinero. Al ser abandonada por su novia; Laura busca a Anaís para que la proporcione droga y, así, olvidar el sufrimiento; pero Anaís no la da esas drogas porque no quiere eso para su amiga.



Del 31 de agosto al 11 de septiembre de 2009