El Capo

El Capo se entrega
a la policía

El Capo y su esposa lloran a su hijo, mientras Guillermo rodea el sitio donde Pedro Pablo y sus hombres están escondidos
Pedro Pablo (Marlon Moreno) e Isabel Cristina (Katherine Vélez) vivirán el momento más amargo de sus vidas. Mientras Isabel Cristina grita y se descontrola al ver el cuerpo sin vida de su hijo, el Capo toma su arma y se la da a su esposa para que acabe definitivamente con él. Entre tanto, Guillermo (Diego Trujillo) y los militares logran ubicar la caverna donde el narcotraficante se esconde y aunque podrían entrar disparando para capturarlo, el ministro se niega a asesinar inocentes. Justo en ese instante, a uno de los soldados de la misión se le escapa un tiro y esto pone en alerta a León Jaramillo sobre el operativo. Tato (Óscar Borda) se siente enfermo al entrar a la caverna y aunque no quisiera hacerlo, no tiene otra opción, afortunadamente cuenta con los cuidados de Luz Dary (Estefanía Gómez)

Mientras El Capo le ordena a Nancho traer a Julieta para el entierro de su hermano, el ministro y sus militares esperan que amanezca para entrar a la caverna a capturar a León Jaramillo y a sus hombres
El Capo (Marlon Moreno) no piensa entregarse a las autoridades y a pesar de sospechar que el ejército está en la zona, le ordena a Nancho (Elkin Díaz) traer a Julieta (Natalia Jerez) para el entierro de su hermano, sin imaginarse que ella está privada de la libertad. Entre tanto, Isabel Cristina (Catherine Vélez) se entera que su marido y la Perrys (María Adelaida Puerta) tienen un romance y aunque éste le aclara que es ella ha sido la única mujer que le ha brindado tranquilidad, amor y odio al mismo tiempo, algo que ni ella ni Marcela pudieron darle. Isabel Cristina repudiará a la Perrys, pues traicionó su confianza. En la cárcel, el Sargento Rojas (Gastón Velandia) ordena el traslado de Julieta a una celda de castigo, ante la negativa de la joven de testificar que Guillermo (Diego Trujillo), su suegro, sabía desde hace tiempo que León Jaramillo era su padre.

Por su hija y su madre, El Capo decide entregarse a las autoridades; pero Marcela, su amante, intentará impedirlo
Después de la muerte de Chemo (Manuel Sarmiento), la Perrys (María Adelaida Puerta), Tato (Óscar Borda) y Nancho (Elkin Díaz) se despiden de su amigo y lo entierran, en medio de un desconsolador escenario. Entre lágrimas, la Perrys le jura a Chemo que cuidará de su madre y de los hijos del hombre que hizo explotar el carro bomba en frente del Congreso y a quienes ellos salvaron de la muerte ordenada por Nancho (Elkin Díaz). Entre tanto, Pedro Pablo (Marlon Moreno) cava la tumba de su hijo Juan Carlos (Manuel José Chaves) y junto a Isabel Cristina, su esposa, (Katherine Vélez) le da el último adiós. Instantes más tarde, cuando el Capo se entera de que su hija está en la cárcel injustamente y de la operación exterminio que el presidente ha decidió ejecutar para su captura, decide entregarse a la justicia. Sin embargo, Marcela (Marcela Mar), dolida porque no ha podido terminar de escribir el libro y no podrá ejecutar su venganza, decide matar a León Jaramillo de inmediato.

El Capo habla con el presidente para efectuar su entrega a la justicia
Después de quitarle el arma a Marcela (Marcela Mar), Guillermo (Diego Trujillo) consigue comunicarse con el presidente para exponerle las condiciones que el Capo exige para entregarse a la justicia. De inmediato, Pedro Pablo (Marlon Moreno) toma el teléfono y le asegura al mandatario que si quiere hacer efectiva su entrega, sus familiares deben salir de inmediato de la cárcel y él debe asegurarle que no permitirá su extradición. Aunque el presidente confía en las intenciones del narcotraficante, sus subalternos lo convencen de seguir adelante con un operativo para capturarlo. Instantes más tarde, Julieta (Natalia Jerez) habla con su padre y le informa que está en libertad, pero que no confía en las ‘buenas’ intenciones del gobierno.

Capturan al Capo más buscado de toda la historia, y el presidente y su gabinete festejan su triunfo
El presidente incumple su palabra y los planes de entrega del Capo se arruinan cuando un grupo de militares fuertemente armados llega a la zona donde se esconde el narcotraficante y lo capturan junto a sus hombres de confianza, esposa, amante y Ministro de Justicia. En cuestión de minutos, son trasladados a la capital para ser recluidos en cárceles de máxima seguridad. No obstante, León Jaramillo tiene una as bajo la manga que podría poner en el ojo del huracán al Presidente de la República y su posible reelección. La elegida para ayudarlo será Valentina (Connie Camelo), la periodista amiga de Marcela (Marcela Mar). Entre tanto, Julieta (Natalia Jerez) es llevada por su tío a la casa de Laura (María Lara) y sus hijos, la otra familia de Pedro Pablo. Julieta conocerá a sus otros dos hermanos y se enterará de algunas infidencias de la vida que el Capo les brindó.

Valentina se entera que El Capo fue engañado por el gobierno, y La Perrys defiende a Isabel Cristina y a Luz Dary en la cárcel
Cuando Valentina (Connie Camelo), la periodista amiga de Marcela (Marcela Mar), escucha la grabación que el Capo (Marlon Moreno) le entregó clandestinamente, descubre que León Jaramillo tenía planes de entregarse y que fue engañado por el gobierno. De inmediato decide visitar a Marcela en la cárcel, allí no sólo se entera de que su amiga sostuvo un tórrido romance con el narcotraficante, sino que decide ayudarla presionando al presidente para que el Capo no sea extraditado. Entre tanto, la Perrys (María Adelaida Puerta) y Luz Dary se encuentran en el patio de la prisión, cuando Amanda, una de las reclusas, las aborda tratando de conquistarlas. Sin embargo Perrys la enfrenta y le aclara que ella y Luz Dary son pareja. Isabel Cristina (Katherine Vélez) se conoce con Ofelia (Florina Lemaitre), la esposa del Ministro (Diego Trujillo), y se solidarizan frente a la difícil situación que están atravesando.

Ante la inminente extradición de Pedro Pablo, Valentina presiona al presidente con la grabación que El Capo le entregó para que esto no suceda
Después de hablar con Marcela (Marcela Mar), Valentina (Connie Camelo) decide ayudar a su amiga y con la conversación que León Jaramillo le entregó, presionará al presidente para que ‘El Capo’ no sea extraditado. De no ser así, en cuestión de minutos el país entero sabrá que Pedro Pablo se iba a entregar a la justicia y que el Presidente le tendió una trampa. Cuando el mandatario escucha el CD que la periodista le entregó, Pedro Pablo (Marlon Moreno) ya ha abordado el avión de la DEA. Ante la noticia de extradición del Capo, Isabel Cristina (Katherine Vélez), la Perrys (María Adelaida Puerta), Ofelia (Florina Lemaitre) y Luz Dary (Estefanía Gómez) ruegan al cielo para que un milagro evite que esto suceda. A su vez, Nacho (Elkin Díaz) y Tato (Óscar Borda) buscan la manera de comunicarse con gente de su confianza para que organicen un operativo y eviten que su patrón salga del país.

El Capo será trasladado a la cárcel de máxima seguridad y sus enemigos esperan ansiosos para darle la bienvenida
Después de salvarse de ser extraditado, Pedro Pablo (Marlon Moreno) celebra su triunfo sin imaginarse que cuando sea trasladado a la cárcel de máxima seguridad, más de un enemigo estará esperándolo para darle la bienvenida. Entre tanto, la Perrys (María Adelaida Puerta), Isabel Cristina (Katherine Vélez), Marcela (Marcela Mar), Luz Dary (Estefanía Gómez) y Ofelia (Florina Lemaitre), deberán protegerse una a la otra, pues de lo contrario alguna perecerá. En medio de la noche, el grupo de mujeres tendrá que correr para salvar sus vidas. Sin embargo, serán acusadas de intento de fuga. De otra parte, al enterarse de que el Capo no fue extraditado y que posiblemente sea trasladado a la prisión donde se encuentran, Nancho (Elkin Díaz) y Tato (Óscar Borda) tendrán que idear un plan para protegerse. El Presidente se entera que el candidato de la oposición ganó las elecciones.

Una riña en la cárcel de hombres cobrará víctimas inocentes y El Capo llega a su nuevo hogar
Mientras el Capo (Marlon Moreno) es trasladado a la cárcel de máxima seguridad, Tato (Óscar Borda), Nancho (Elkin Díaz), Felipe (Felipe Calero) y Guillermo (Diego Trujillo) deberán enfrentarse a los hombres de Chicote, quien ha dado la orden de matarlos, para que cuando llegue León Jaramillo no haya nadie que lo proteja y evite que él cobre su venganza. Durante el enfrentamiento, Nancho y Felipe son apuñalados y sus vidas penderán de un hilo. Mientras Pedro Pablo atraviesa los pasillos de la cárcel, escucha de los otros presos frases halagadoras y aunque éste parece no prestar atención, al escuchar la amenaza que le dirige Chicote, el Capo se detiene y recuerda de donde lo conoce. Entre tanto, Valentina (Connie Camelo) es visitada por el abogado de Pedro Pablo y se niega a entregarle las copias de la grabación que el narcotraficante le entregó y con las cuales evitó que lo extraditaran.


Del 12 al 23 de octubre de 2009