Julián Gil interpretó a un gay en ‘Sortilegio’


Para Julián Gil, el actor argentino que se siente puertorriqueño, entrar al mercado de las telenovelas en México era un gran sueño. Finalmente éste se hizo realidad, pero vino de la mano de un gran reto. Convencer a los productores y, sobre todo al público mexicano, que podía interpretar el personaje de un gay.

Pocas veces, en las telenovelas mexicanas, se incluyen historias de homosexuales. La productora de Carla Estrada decidió hacerlo y también determinó que lo interpretaría Gil, un actor extranjero, que no era muy conocido en Televisa.

'Sortilego', protagonizada por Jacquie Bracamontes y William Levy, ha sido uno de los proyectos que no sólo permitió que el publico mexicano abrazara a Julián Gil, sino también que le ha abierto otros foros internacionales al actor.

El actor argentino Julián Gil también nos habló sobre su carrera artística, su vida y muchas cosas más.

-Comenzaste en el modelaje, ¿cómo fue que surgió en ti la inquietud de ser actor?
El modelaje fue un gran trampolín a lo que siempre fue mi sueño, actuar. Todo en la vida siempre lo he hecho con pasión y disciplina y el haberme destacado en el modelaje me fue abriendo puertas y oportunidades en la actuación, dando mis primeros pasos en el fascinante mundo del teatro y eso me fue brindando las herramientas para poderme abrir camino en cine y televisión.

-¿Qué experiencia te dejaron tus primeros proyectos?
Fueron mi base, todavía recuerdo con mucha felicidad mis primeras piezas teatrales como lo fueron ‘Nueve Semanas y Media’, ‘Sexo, Pudor y Lágrimas’ y ‘El Crimen del Padre Amaro’, entre otras de las cuales aprendí muchísimo, pero sobre todas las cosas el respeto al público y el amor al teatro. En cine y televisión tuve grandes oportunidades como lo fueron ‘Fuego en el alma’ (Puerto Rico), ‘El milagro de Coromoto’ (Ecuador) , la novela ‘Acorralada’ (Miami), ‘Por todo lo alto’ (Venezuela) y ‘Los Barriga’ (Perú), estos y otros proyectos me dieron la oportunidad de crecer internacionalmente y confirmar una vez más mi pasión por el mundo del entretenimiento.

-¿Qué fue para ti haber roto por segunda vez un récord Guiness al conducir por más de 37 horas seguidas un programa de televisión?
Una de las satisfacciones y logros de mi carrera. No sólo por haberlo logrado ni por haber estado 37 horas consecutivas, sino también por haber comprobado una vez más el cariño incondicional del público.

-¿Qué experiencia te dejó haber trabajado en la exitosa serie 'Gabriel', al lado de personalidades como el cantante y actor puertorriqueño Chayanne?
Me dejo mucho sueño (risas), por las largas jornadas de trabajo y en horarios inusuales, ya que los llamados eran a las seis de la tarde y terminábamos a las siete de la mañana, pero feliz de haber estado en un proyecto tan importante en el cual se rompieron esquemas por la calidad lograda en esta serie. Y de más está decir que me sentí honrado de haber compartido escenas con figuras tan importantes como Chayanne, El Puma y Sebastián Ligarde, entre otros.

-Protagonizaste la telenovela 'Los Barriga', ¿crees que hay algún parecido entre tu personaje y tú?
‘Los Barriga’ es una interesante historia escrita por Yesmer Uribe grabada en Lima, Perú. En la historia, mi personaje se enamora a través de una llamada telefónica de una gordita muy peculiar, llamada Teresa Barriga, que me enseña a mí y al mundo que todos los gordos e inclusive todas las personas tenemos derecho amar. Mi personaje se llama Francesco Cezan y como todos los personajes siempre tienen algo de uno, éste en especifico se parece bastante a mí en lo ambicioso y emprendedor.

-¿Por qué el personaje de Ulises en 'Sortilegio' te provocaba ciertos temores cuando te lo ofrecieron?
Primero, ha sido uno de los retos más importantes de mi carrera. Cuando te toca un personaje controversial, polémico como Ulises, tienes que adueñarte de él y hacerlo que funcione. Esta oportunidad que me dio Carla Estrada se convirtió en una gran plataforma para que me conocieran en México. A mí no me conocían, entonces tenía dudas de cómo iba a entrar al mercado, tenía dudas de si me podían etiquetar. Puedo decir ahora que Ulises se ha convertido en uno de los personajes favoritos de mi carrera. He encontrado apoyo del público, de la prensa y de todos mis compañeros.

-¿Cuál fue la mayor satisfacción que te dejó este papel?
Una de las cosas más interesantes de este personaje es que pude llevar un mensaje a la comunidad gay, a la cual yo respeto y aprecio muchísimo. Creo que ya es hora de presentar las cosas como son, mostrar este tipo de historias y poder ver la realidad desde otra óptica. Es vital que la comuniad gay sea representada en el mundo de las telenovelas, que tienen su historia de amor y que también debemos abordarla.

-¿En qué se parecen Ulises y Julián?
Ambos son aventados, atrevidos y ambiciosos en la vida. Yo no le tengo miedo a nada, me gusta intentar cosas diferentes. Ulises es más aventado en el lado sexual. Yo soy más aventado en la forma de llevar la vida, de ser positivo. Ulises es un villano que no todos odian. Unos lo odian y otros lo aman.

-Naciste en Argentina, pero te sientes puertorriqueño, ¿por qué?
Yo nací en Argentina, pero me considero cien por ciento puertorriqueño, ahí tuve mi carrera, mis hijos, mi casa, todo. Realmente me siento puertorriqueño.

-¿Cuál crees que es tu mayor atractivo como actor?
Es una combinación de muchas cosas. No cabe duda que hay que verse bien para la televisión, pero yo aporto disciplina, pasión, entrega y perseverancia.

-Teniendo en cuenta que eres heterosexual, ¿cuál fue la escena como homosexual que más te costó?
Ninguna escena me costó trabajo. No me costó trabajo ser gay en la telenovela. La personalidad de Ulises era la de un hombre aventado, descarado y yo trabajé así. Hubo mucho profesionalismo, nada me costó.

-¿Qué de cierto hay que tuviste conflictos de trabajo con la productora de Carla Estrada y que hubo que repetir escenas por tu culpa?
Es totalmente falso. Son comentarios infundados por gente que quiere hacer daño. Aparte de que tengo una excelente relación con ella, la respeto muchísimo.

-¿Te gusta que las chicas te consideren un símbolo sexual?
Para nada, entiendo que eso es un título como cualquier otro. Más que un símbolo sexual, me considero un ser humano transparente y auténtico.

-Con una vida tan ocupada, ¿cómo haces para mantenerte en forma?
Corro tres, cuatro veces a la semana aproximadamente media hora al día y visito el gimnasio para así hacer mi rutina de pesas tres veces a la semana, acompañado de un estilo de vida saludable. Y por supuesto trato de reírme todos los días.

-¿Cuáles son tus pasatiempos favoritos?
Debido a mis intensas jornadas de trabajo en los últimos años los pocos momentos que tengo libre aprovecho para descansar y disfrutar de mi cama. Como pasatiempo siempre procuro ir 3 ó 4 veces a la semana al gimnasio ya que lo utilizo como terapia porque me relaja muchísimo. Hobbie como tal me fascina el soccer y los últimos años disfruto gran parte de mi tiempo jugando poker con mis amigos.

-Cine, televisión y teatro, ¿consideras que te falta algo por hacer?
Por hacer muchas cosas, creo que mientras más trabajas y disfrutas de este medio más cosas quieres hacer, he tenido la bendición de disfrutar de todas estas artes del mundo del espectáculo. Siempre he dicho que uno llega hasta donde el público quiera, él es el que manda, yo soy feliz con poder seguir interpretando buenos personajes en grandes proyectos, y como meta tengo en un futuro poder hacer cine en España.

-De todos los proyectos en los que has participado, ¿cuál ha sido el que hasta el momento te ha dejado más satisfacciones y por qué?
Todos me han dejado una huella especial en el transcurso de mi carrera artística, me han dejado amigos, recuerdos y sobre todo aplausos, que son el mejor regalo que podemos tener los actores.